domingo, 18 de mayo de 2008

L´uomo senza memoria: Un giallo algo "inusual".

“L´Uomo senza memoria” (1974), es un giallo del director italiano Duccio Tessari, el cual está protagonizado por Senta Berger y Luc Merenda.

Tras sufrir un accidente automovilístico, Peter Smith (Luc Merenda) olvida por completo quien es realmente. Si bien esto no le preocupa mayormente, cuando un extraño aparece en su residencia en Londres y amenaza con asesinarlo, todo su mundo se cae a pedazos. Sin embargo, eventualmente el extraño es asesinado por un tirador misterioso, lo que convierte a Peter en el principal sospechoso. Es entonces cuando recibe un telegrama de Sara (Senta Berger), una mujer que asegura ser su esposa, quien lo invita a visitarla en su residencia en Italia. Motivado por su espíritu de supervivencia, Peter decide viajar al encuentro de su supuesta esposa, convencido de que ahí podrá unir los pedazos de su fragmentada memoria, y resolver el misterio que se esconde tras su verdadera identidad.


Tras haberse hecho un nombre dentro del mítico género del péplum, y posteriormente haber saltado con confianza al cínico, polvoriento y violento mundo del spaghetti western, era inevitable que el director italiano Duccio Tessari intentara probar suerte en los sórdidos terrenos del giallo. Sin embargo, a diferencia de otros realizadores como Dario Argento, Mario Bava o Sergio Martino, el acercamiento de Tessari con el giallo fue breve, lo que no impidió que el director dejara su huella en el género. Tres años más tarde de realizar la memorable “Una farfalla con le ali insanguinate” (1971), el cineasta se despediría del llamado thriller a la italiana con “L´Uomo senza memoria”, cinta cuyo guión estuvo a cargo del siempre interesante Ernesto Gastaldi, quien realizaría una importante pero silenciosa labor estableciendo ciertos parámetros del giallo en compañía de diversos realizadores como Luciano Ercoli, Aldo Lado y el ya mencionado Sergio Martino, entre otros.

El protagonista de este film es Peter Smith, un hombre que ocho meses después de sufrir un grave accidente automovilístico en Londres, aún no logra recordar su verdadera identidad. Es entonces cuando conoce a Philip (Manfred Freyberger), un hombre que le asegura que su verdadero nombre es Ted Walden, y que es un reconocido estafador. Al no tener pruebas de la veracidad de los dichos de Philip, Peter/Ted decide reunirse con él para hablar del asunto. Sin embargo, en plena discusión, Philip es asesinado por un misterioso tirador estratégicamente ubicado en el edificio que queda frente al departamento del protagonista. Asustado y confundido, Peter/Ted esconde el cuerpo y emprende rumbo hacia un pequeño pueblo costero italiano, donde supuestamente vive su esposa Sara, quien luego de estar prácticamente un año soportando la ausencia de su amado esposo, misteriosamente ha decidido enviarle un telegrama para invitarlo a regresar a su hogar. Aún cuando Peter/Ted no está seguro de que lo que dice Sara sea cierto, junto a ella emprende la tarea de reunir las piezas de su fragmentada memoria, para así descubrir el secreto que se esconde en su subconsciente, y la razón por la cual un matón llamado George (Bruno Corazzazi) ha comenzado a acosarlo tanto a él como a Sara.


Durante una gran cantidad de años, el tema de la pérdida de memoria ha ocupado un lugar de privilegio dentro del cine de suspenso. Mientras que directores como Alfred Hitchcock con su film “Spellbound” (1945), decidieron explorar el alcance de la psiquiatría y la importancia del subconsciente en el afloramiento de recuerdos reprimidos, otros realizadores como Mario Bava con la cinta “La ragazza che sapeva troppo” (1963), obra seminal del giallo, optaron por exponer que los recuerdos no siempre son un reflejo fiel de lo acontecido en un momento determinado, por lo que es imposible confiar ciegamente en nuestra percepción de las cosas. Esta idea de la fragilidad de los recuerdos, fue utilizada frecuentemente por los directores que se aventuraron en el mundo del giallo, como una herramienta generadora de suspenso, y como pieza clave del misterio central de cada uno de los sórdidos relatos que abundan en el llamado thriller a la italiana. Sin embargo, en esta ocasión la amnesia adquiere un rol protagónico en la trama, lo que provoca que todo gire en torno a los recuerdos olvidados de un protagonista que a medida que comienza a descubrir la verdad sobre su pasado, se torna más ansioso por sumergirse en el dulce olvido que le provocó su infortunado accidente.

Por otro lado, en un destello de genialidad, Duccio Tessari por momentos opta por ir más allá de la problemática del protagonista, y centrarse en la figura de su esposa Sara, y la subjetiva paranoia que esta sufre a causa de la peculiar situación de su marido, y las consecuencias que esto les ha traído a ambos. Sara no solo se alza como una figura femenina atractiva e ingeniosa, sino que además el proceso de adaptación que ella debe vivir luego del regreso de su esposo, se convierte en uno de los generadores de tensión más importantes del relato. Más allá de los aspectos temáticos del film, es necesario mencionar que “L´Uomo senza memoria” es un giallo atípico, ya que no presenta asesinos maníacos de guante negro, personajes marcados por algún trauma infantil, ni existe un elevado conteo de cadáveres. Sin embargo, lo que Tessari si se preocupa de mantener, es la marcada estilización de la violencia, la cual es una de las características más reconocibles del género.

En lo que a las actuaciones se refiere, el elenco realiza un trabajo bastante irregular. Si bien Luc Merenda resulta ser un actor bastante inexpresivo, hay que reconocer que logra con éxito proyectar la ambigüedad de su personaje, quien por momentos pareciera estar mintiendo con respecto a su amnesia. Santa Berger en cambio, realiza un estupendo trabajo interpretando a una mujer independiente e inteligente, que escapa al típico arquetipo de la mujer existente en el giallo. En relación al aspecto técnico de la película, esta cuenta con el magnífico trabajo de fotografía de Giulio Albonico, quien logra que los apacibles escenarios del pueblo costero donde se desarrolla la historia, reflejen la claustrofóbica paranoia experimentada por la dupla protagónica. En esta labor es asistido por la soberbia banda sonora del compositor Gianni Ferrio, quien durante su carrera se destacó como uno de los colaboradores habituales de Duccio Tessari.

Como se menciona anteriormente, “L´Uomo senza memoria” es un giallo atípico que durante gran parte del metraje presenta un suspenso bastante hitchcockiano, el cual solo se quiebra durante el poco convencional tramo final, en el cual una atemorizada pero decidida Sara, opta por utilizar una motosierra como elemento de defensa ante el inminente ataque del villano de turno. Si bien la cinta presenta un ritmo narrativo más bien pausado, la historia en ningún momento se torna tediosa gracias al hecho de que gran parte de los personajes resultan ser bastante interesantes, con la excepción de Luca (Duilio Crucieni), un molesto e insoportable niño que está encaprichado con Sara. En conclusión, la obra que marcaría la despedida de Duccio Tessari del giallo merece más reconocimiento del que tiene actualmente, ya que se presenta como un buen ejemplo de la habilidad tanto del director como del guionista Ernesto Gastaldi, para construir un giallo fascinante sin la necesidad de incluir violencia gráfica innecesaria o rebuscados giros de tuerca.



por Fantomas.

8 comentarios:

Kimono dijo...

Veo que tienes un don para recuperar films que realmente son conocidos por pocos. Te dejo un saludo

darkerr dijo...

Que maravilla recuperar tan buenas peliculas como los giallos, muy interesante tu crítica, tomaré nota de este director. Saludos¡¡¡

Jefe Dreyfus dijo...

esta se la paso directamente mi compañero sr. Demente que es un fan declarado del género..

Psicodeliazombie dijo...

Correcta cinta setentera que tal como dice no abusa de los excesos para generar una atmosfera de suspenso...!!! gran recuerdo amigo...!!!

Pliskeen dijo...

No estoy muy puesto en Giallo, pero lo poco que conozco y he vuelto a revisionar comodamente en el sillón de mi casa me hecho ver que alguans no han soportado muy bien el paso de tiempo.

Me sirvo de "Suspiria" de Dario Argento como ejemplo, puesto que la recordaba como una grata película de terror, y al volver a verla me resultó exasperantemente aburrida.

No digo que sea este el caso, pero casi prefiero dejar el giallo y muchas otras cintas de terror setenteras para el recuerdo, no vaya a ser que me vuelva a llevar otro chasco xD

Saludos ;)

Jorge - cinenovedades dijo...

La verdad que no la he visto, pero el argumento ya de por sí resulta muy interesante.

Son bastantes las películas de ésta época y de éste estilo que tengo que ver, y sin dudas que ésta es una de ellas.

Excelente reseña. Saludos, Jorge.

Anónimo dijo...

Me encantan las peliculas de suspenso.Como siempre tu critica interesante,entretenida . fantomas,espero leer pronto tu nuevo comentario.

MarioBava dijo...

Este como te podras imaginar es mi género predilecto...Ademas tengo dos vhs originales rarisimas de esta joyita...A continuar asi con estas joyitas que hay que recuperar con urgencia para saborear sus oscuras tramas...

SALUDOS

Related Posts with Thumbnails