sábado, 24 de noviembre de 2007

From Russia With Love: El regreso de James Bond.

“From Russia With Love” (1963), es un film del director Terence Young, el cual está protagonizado por Sean Connery, Daniela Bianchi, y Pedro Armendáriz.

La organización criminal SPECTRE elabora un siniestro plan el cuál tiene por objetivos enemistar a Inglaterra con Rusia, apoderarse de un decodificador Lector propiedad de los rusos, y de paso eliminar a James Bond (Sean Connery), responsable de la muerte de un agente conocido como el Dr. No. Para lograr todo esto, Rosa Klebb (Lotte Lenya), ex jefa de operaciones de la inteligencia soviética (SMERSH) y actual agente de SPECTRE, convence a la agente rusa Tatiana Romanota (Daniela Bianchi) para que sirva de cebo y atraiga a Bond a Estambúl, con el fin de ayudarle a conseguir el preciado decodificador. A pesar de que Bond sospecha que es una trampa, la oferta es demasiado tentadora como para dejarla de lado.


Luego del éxito obtenido con “Dr. No” (1962), los productores Harry Saltzman y Albert R. Broccoli se lanzaron a la tarea de ver cual de las novelas de Ian Fleming adaptarían esta vez. La escogida fue “From Russia With Love”, la cual era la quinta novela del escritor, y la verdad es que más allá del hecho de que esta contara con personajes interesantes y una trama envolvente, terminó siendo seleccionada por un motivo bastante especial. El presidente John F. Kennedy en una revista nombró a la novela como uno de los mejores diez libros del año. Esto significó que aumentaran de manera considerable las ventas de la edición de bolsillo de esta, alzando a Bond como un fenómeno literario. Debido al súbito éxito de la novela, esta terminó convirtiéndose en la elección más obvia para llevarla a la pantalla grande.

El elenco nuevamente estaría encabezado por Sean Connery en el papel de James Bond. Aunque Connery solo había firmado para actuar en el primer film, tras el éxito del “Dr. No” fue contratado para filmar las tres siguientes películas de la saga. En cuanto al resto del elenco, la elegida para interpretar a la chica Bond de turno fue la italiana Daniela Bianchi, quien había sido finalista del concurso Miss Universo de 1960, y cuya experiencia actoral se limitaba a solo tres películas filmadas en su país. De hecho, su voz tuvo que ser doblada por la actriz británica Barbara Jefford, debido a la dificultad que tuvo Bianchi para hablar inglés. Para el papel de Kerim Bey, el contacto de Bond en Turquía, fue contratado el actor mexicano Pedro Armendáriz, el cual era un colaborador habitual del director John Ford, quien recomendó al actor para el papel. Lamentablemente, Armendáriz estaba luchando contra un cáncer terminal por lo que cuando la enfermedad se hizo evidente, se tuvo que cambiar el plan de rodaje para así terminar sus escenas de la forma más rápida posible. Para las pocas tomas que no pudieron ser realizadas por el actor, fue utilizado un doble y en ocasiones las realizó el mismo Terence Young. Un mes después de terminadas las escenas, Armendáriz se suicidó, tal y como lo hiciera su amigo
Ernest Hemingway.

Por el lado de los villanos del film, para el papel de la coronel Rosa Klebb se escogió a la actriz/cantante austriaca Lotte Lenya, más conocida por su papel en “La ópera de tres peñiques”. Debido a su aspecto poco agraciado y algo masculino, era la opción perfecta para personificar a la sádica oficial soviética que presenta algunas tendencias lésbicas. En cuanto a Robert Shaw, el actor que personifico a Red Grant, el asesino seleccionado por SPECTRE para eliminar a 007, era más conocido como dramaturgo que como actor, pero debido a su físico fue llamado finalmente a participar en el film. Con el fin lograr que este proyectara la imagen de ser una persona físicamente imponente, se preparó durante meses realizando un curso de culturismo acelerado y algunas clases de lucha greco-turca. Además de todo eso, pasaba horas ensayando las escenas de lucha junto a Connery en un gimnasio de Estambul.

Este film sería el que marcaría algunas pautas para el resto de las entradas de la saga de Bond. Por ejemplo, es el primer film donde aparece Q (por ende, marca el inicio de la utilización de artefactos especiales que en algún momento de la historia terminan ayudando a 007) interpretado por Desmond Llewelyn, quien fuera llamado luego que el actor Peter Burton, quien interpretara al mayor Boothroyd en “Dr. No” (era quien le entregaba la Walter PPK a Bond), no pudiera trabajar en el film debido a otras obligaciones que tenía en ese momento. El personaje de Q posteriormente aparecería en la gran mayoría de los films de Bond con las excepciones de “Live and Let Die” (1973), y las últimas tres entradas de la serie. Además, esta cinta inauguraría la tradición de las escenas de acción que sirven como introducción de la historia. La secuencia en donde Grant acecha al falso Bond en el laberinto, estaba pensada para ser ubicada luego de los créditos iniciales. Sin embargo, el editor Peter Hunt junto con Terence Young, decidieron utilizar esa escena como la introducción del film, sentando un precedente que luego sería imitado por el resto de los directores que se encargaron de realizar las distintas películas de la saga.

Además de estos nuevos elementos, es la primera vez que aparece el líder de SPECTRE, Ernst Stavro Blofeld, aunque su rostro recién será revelado en el film “You Only Live Twice” (1967). Las manos de este amante de los gatos eran las manos de Anthony Dawson, quien interpreto al profesor Dent en “Dr. No”, mientras que su voz era del actor vienés Eric Pohlmann. Acá también nació la idea de ponerle número a los agentes de SPECTRE, según su posición dentro de la organización, siendo obviamente Blofeld el número uno y Klebb en este caso la número tres. En cuanto a la banda sonora, esta vez estuvo a cargo de John Barry, quien estableció el tono musical de la serie, y que además compuso “007”, tema que posteriormente seria utilizado en otros films como “Thunderball” (1965), “Diamonds are Forever” (1971) y “Moonraker” (1979). Finalmente, es en esta película donde se instauraría la idea de utilizar distintos cantantes de moda para que interpretaran la canción principal del film. En esta ocasión, el tema interpretado por Matt Monro y compuesto por Lionel Bart, terminaría recibiendo una nominación a los Globos de Oro.

La producción comenzó en los estudios Pinewood en Londres, y posteriormente el elenco y el equipo de filmación se trasladó a Turquía por tres semanas para filmar los exteriores utilizados en el film. La mayoría de las escenas de persecución que transcurren en la ex Yugoslavia y el Golfo de Venecia, fueron filmadas en Escocia. Aunque las escenas que transcurren dentro del Expreso Oriente fueron rodadas en los estudios Pinewood, el tren había vuelto a funcionar en aquella época luego de un receso de diez años. Este film goza de una mayor cantidad de escenas de acción que su predecesora, destacándose la pelea en el campamento gitano y la persecución donde es utilizado un helicóptero. Esta escena es un tributo a la famosa escena del campo de maíz del film de Alfred Hitchcock, “North by Northwest” (1959). Cabe destacar que la lucha dentro del tren entre Bond y Grant, a pesar de su corta duración (no más de dos minutos), tomó tres semanas para poder completarla. La lucha fue coreografiada por Young y por Peter Perkins, quien era el coordinador de dobles de riesgo. La escena fue filmada con tres cámaras, y fue realizada casi por completo por los mismos actores.


Sin duda en este film se arreglaron muchos de los pequeños defectos mostrados por la primera entrega, así como también se agregaron muchos elementos que serian parte del sello de la saga del agente secreto. Acá Connery ya se posesiona por completo del personaje, y al verlo es fácil entender porque es considerado como el mejor de los Bond. El film cuenta con buenas actuaciones, con la excepción de Daniela Bianchi cuyo desempeño es bastante flojo. Sin embargo, la actriz exhibe una gran química con Connery, y logra deslumbrar al espectador con su belleza. Terence Young nuevamente demuestra ser un excelente director, quien maneja los tiempos de forma eficiente al igual que el nivel de tensión del film. Las escenas de acción están bien logradas, pero al espectador actual pueden parecerles algo simplonas. Por todo lo antes mencionado, esta producción se alza como uno de los mejores films de la saga (también es el preferido de Connery), y como uno de los grandes clásicos del llamado cine de espías.



por Fantomas.

4 comentarios:

Claudia dijo...

Que buena peli.....

Me encanto todos los datos que diste en tu post, desde informacion referente a la publicidad alcanzada hasta los datos personales de los actores de esta pelicula.

Debo reconocer que no la he visto, pero despues de lo leido tengo mas ganas de disfrutar de esta peli.

Ojala que sigas escribiendo del resto de la saga.

Ramón Ramos dijo...

No conocía la anécdota de que el presidente JFK fuese el detonante para adaptar esta novela. Muy interesante.
Saludos

Möbius el Crononauta dijo...

james Bond ha quedado tan atrás en mi vida que ni siquiera recuerdo si he visto este film o no, pero de todas formas resulta interesante conocer todos esos datos. Algún día tendré que volver a seguir al espía de los Martinis.

filomeno2006 dijo...

Daniela Bianchi tuvo problemas con la lengua de Shakespeare, como también Virna Lisi

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...