miércoles, 28 de noviembre de 2007

Life of Brian: Las desventuras de un aspirante a Mesías.

“Life of Brian” (1979), es la tercera película del grupo humorístico inglés Monty Python, conformado por John Cleese, Eric Idle, Terry Gilliam, Terry Jones, Michael Palin y Graham Chapman, quienes en conjunto se encargaron de escribir el guión del film. La dirección en esta ocasión recayó en Terry Jones.

En Judea, Brian (Graham Chapman) nace el mismo día que Jesús en un pesebre contiguo. Desde el momento en que los Reyes Magos luego de confundirlo con el Mesías, le quitan los regalos que cargaban consigo, la vida de Brian es una sucesión de desencuentros y desgracias. La verdad es que él no es más que un pobre infeliz sin trabajo, que es constantemente abochornado por su madre. Brian vive en una época en que reina la pobreza y el caos, donde cientos de hombres aseguran ser el verdadero Mesías, y donde un número no menor de feligreses está dispuesto a seguir a quien sea. Es así como Brian no podrá evitar ser proclamado Mesías, lo que le supondrá más de algún inconveniente.


Tras realizar “Monty Phyton and the Holy Grial” (1975), Eric Idle sugirió que el titulo de su próximo film debería ser “Jesucristo, ansias de gloria”. Sin embargo, esta era una de las tantas ideas que surgían en las reuniones creativas de aclamado grupo cómico británico, por lo que se terminó desechando debido a que la sola idea de realizar una parodia de Jesús resultaba algo complejo, no solo porque no era un personaje particularmente gracioso, sino que además consideraban que su discurso no era algo de lo que debían mofarse. Tras esto pensaron varias ideas más relacionadas con temas religiosos, como por ejemplo realizar un film sobre Judas Iscariote, un tipo que siempre llegaba tarde. Otra idea fue filmar la vida de San Brian, el discípulo número trece. Finalmente y luego de documentarse leyendo la Biblia, decidieron realizar una cinta acerca de un tipo contemporáneo de Jesús, cuya historia se asemejaría vagamente a la vida del verdadero Mesías.

Sin embargo, filmar una trama con tintes religiosos no les iba a resultar nada fácil. Una vez que ciertas personas ligadas a la EMI, productora encargada de financiar el film, leyeron el guión, consideraron que el tratamiento del tema caía en la blasfemia por lo que convencieron a Lord Delfont, cabeza de la EMI, que era mejor cancelar el proyecto. Al ver la situación en que se encontraban los Python, salió al rescate su amigo George Harrison. Esta no era la primera vez que el ex Beatle intentaba involucrarse en un proyecto cinematográfico ajeno a la mítica banda; algunos años antes había conversado con el director chileno Alejandro Jodorowsky sobre la posibilidad de participar en el film, “The Holy Mountain” (1973). Sin embargo, debido a que algunas de las peticiones de Jodorowsky le parecieron algo incómodas, terminó desechando su participación en la cinta. En esta ocasión, junto con su amigo, el banquero Denis O´Brien, formaron la productora Handmade Films, la que finalmente financió el film de los Python. Como agradecimiento, Harrison tiene un pequeño cameo en la película.


Como era de esperarse, luego de su estreno el film rápidamente fue tratado de blasfemo por diversos grupos de católicos en los Estados Unidos, mientras que en Inglaterra una organización llamada “Festival de la luz”, persuadió a varios países para que calificaran la cinta para mayores de 18 años. Según estos grupos, en la película existía un exceso de sátira religiosa, a la vez se trataba a los creyentes como hipócritas y fanáticos. También pensaban que durante el transcurso de la trama, se da a entender de una manera sutil que muchos de los milagros realizados por Jesús no eran más que bizarros accidentes que la gente interpretaba como milagros. Lejos la escena que más controversia causó fue la escena final, donde se muestra la crucifixión de Brian. Los cristianos criticaron el hecho de que el film se mofara de este hito donde se supone que Cristo sufrió por nosotros, buscando que nuestras culpas fueran perdonadas por Dios. En la cinta en cambio, todos los condenados a la crucifixión se ponen a cantar la canción “Always look on the bright side of life”, la cual tiene tintes humorísticos, desechando por completo la solemnidad de la situación. El director Terry Jones dijo en una entrevista en la que le preguntaron acerca de esta escena: “Cualquier religión que haga de una forma de tortura un icono al que luego adoren, honestamente me hace sentir bastante asqueado de la misma”.

Sin embargo, el que mejor explica el error que comenten todos aquellos que critican el film es John Cleese. Para él, todo radica en un error de perspectiva. Según sus propias palabras, lo verdaderamente gracioso recae en que alguien haya predicado de forma tan apasionada acerca del amor y la paz, para que luego sus seguidores se pasaran dos mil años matándose y torturándose los unos a los otros, debido a que no se pueden poner de acuerdo sobre la forma en que plasmó su mensaje. El absurdo no tiene que ver con las enseñanzas de los fundadores de la religión, sino con lo que hicieron de ellas aquellos que posteriormente se encargaron de la Iglesia Católica. Lo irónico de todo esto, es que Jesús sale solo dos veces en el film, como si se tratara de un simple cameo, por lo que nunca llega a ser el centro de las bromas. Teniendo esto en cuenta, resulta difícil entender como el film se pudo haber interpretado como una burla a la religión o a la figura de Jesús.

Como en todos los trabajos de los Python, todos los integrantes interpretan numerosos roles. En este caso personifican a centuriones romanos, feligreses en busca de algún Mesías a quien seguir, e integrantes del “Frente de la gente de Judea”, que es una especie de organización terrorista que busca derrocar a los romanos. El papel de Brian recayó en Graham Chapman, quien venia saliendo de una serie de problemas causados por su alcoholismo, lo que lo llevó incluso a internarse en una clínica escocesa debido a que sufría diariamente accesos de “delirius tremens”. Pese a esto, al igual que el resto del elenco, Chapman realiza un estupendo trabajo como este proyecto de mesías. Para la filmación de la cinta, se aprovecharon algunos de los sets construidos en Monastir, Túnez, los cuales fueron utilizados anteriormente por el director Franco Zeffirelli en su miniserie “Jesús de Nazareth” (1977).

Por su parte, el director Terry Jones se encarga de que el film tenga un ritmo narrativo dinámico por lo que este jamás se torna tedioso. Si bien gran parte de los gags que aparecen a lo largo de la película son realmente memorables, existen un par de excepciones como por ejemplo la escena en que aparecen unos extraterrestres, la cual fue incluida únicamente como guiño a la exitosa película de George Lucas, “Star Wars” (1977). El trabajo de fotografía es correcto, al igual que los créditos iniciales los que estuvieron a cargo de Terry Gilliam. Por otro lado, algunas de las canciones compuestas para el film son bastante memorables. Los Python consideran a esta película como la mejor de su filmografía, y creo que es una apreciación sumamente acertada. A pesar de que el humor británico no es del gusto de todos, este es un film que definitivamente hará reír incluso al espectador más exigente. Por este mismo motivo, “Life of Brian” aparece en gran parte de las listas que incluyen a las mejores comedias de la historia del cine, lo que sin duda la alza como una obra imperdible para todos los fanáticos del género.




* Como dato curioso, en el funeral de Graham Chapman, quien murió a los 48 años debido a complicaciones con su cáncer de garganta, su compañero de elenco Eric Idle cantó un fragmento de la canción “Always look on the bright side of life”, que había compuesto para este film.


por Fantomas.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Libertad o Crucifixión?
Libertad
¿Como?
Si libertad un romano me ha dicho que estoy en libertad y que me vaya a una isla a vivir la vida.
Ah bueno, entonces siga hasta el fondo y gire a la derecha.
¡Que no! ¿Que es broma! ¡Que me ha tocado crucifixión!
Ah jaja, muy buena. Entonces siga todo recto segunda puerta a la derecha.
Una cruz por persona.
Descaharrante y delirante y de lo mejor de los Monty Python. Buen trabajo, amigo mio. Saludos. Pablo.

Ramón Ramos dijo...

Sin duda la mejor película de los Monty Python. Genial el personaje de la madre de Brian.
Saludos

8soviet8 dijo...

Posiblemente, una de las mejores comedias de la historia del cine, para no decir la mejor.

BUDOKAN dijo...

Qué divertidos que son los Monthy! Muy buen post sobre una de las mejores comedias de este grupo. Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Sencillamente imprescindible. ¡No se puede vivir sin haber visto "La vida de Brian"!

J.A. Pérez dijo...

Me encanta esta película. No me cansaría de verla. De hecho (y a riesgo de que se excomulgue), tengo por costumbre poner el DVD siempre en Semana Santa, por aquello de contrarrestar tanto "Ben-Hur","La túnica sagrada" o "La historia más grande jamás contada".
Personalmente me quedo con Pijus Magníficus y con la escena del centurión corrigiéndole a Brian la pintada que ha hecho en latín.

Enhorabuena por el blog. Saludos desde el otro lado del "charco" donde tengo "La última sesión". Un abrazo amigo.

Anónimo dijo...

tengo mañana un pequeño examen sobre la pelicula y la e visto pero aun m quedan preguntas en el aiire que no se como sacarlass me pued ayudar alguien

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...