martes, 27 de noviembre de 2007

Shoot The Piano Player: Truffaut y su particular versión del cine negro.

“Tirez sur le Pianiste” (1960), es un film del director francés François Truffaut, el cual está protagonizado por Charles Aznavour y Marie Dubois.

Charlie Koler (Charles Aznavour) trabaja como pianista en un bar de mala muerte. Un día, su hermano Chico (Albert Rémy) acude a pedirle ayuda. Este es perseguido por dos hombres, y termina escapando sin darle una explicación clara acerca de lo que le ha ocurrido. Ahora estos dos hombres están tras Charlie y Lena (Marie Dubois), quien es una camarera del bar que siente una atracción por el pianista. Todo esto provocará que Charlie revele su verdadera identidad; en realidad él es Edouard Saroyan, un virtuoso pianista de fama internacional que comenzó como profesor de piano mientras su mujer Teresa (Nicole Berger), trabajaba como camarera. Sin embargo, luego de que su esposa realizara un sacrificio con el objetivo de que un empresario lo ayudara a alcanzar el tan esquivo éxito, su vida cambio por completo, lo que lo confinó al agujero en el cual se encuentra actualmente.


“Tirez sur le Pianiste” está basada en la novela “Down There”, del escritor David Goodis. Dicha historia se centra en la vida de un pianista, quien utiliza su trabajo como vía de escape para intentar olvidar las heridas de su pasado. Tras leer la novela, François Truffaut decidió adaptar la historia con el objetivo de realizar un film que funcionara como tributo al cine negro norteamericano que tanto lo apasionaba. Junto con esto, el director aprovechó de agregar algunos elementos de la novela policíaca, que en ese entonces era conocida en Francia bajo el nombre de Serie Noire. En relación a esto, Truffaut en variadas entrevistas declaró que el tratamiento que le dio a las figuras gangsteriles en la cinta, responde a su desprecio por el mundo criminal, algo que descubrió mientras se encontraba rodando este film. Por otro lado, el relato está plagado de personajes algo atípicos, comenzando por el protagonista quien dista de ser el típico personaje que habitualmente reside en el cine negro. Charlie es un tipo tímido y cobarde, el cual prefiere huir de los problemas en vez de hacerles frente, lo cual lo ha sentenciado a una existencia miserable.

En lo que se refiere al resto de los personajes, muchos de estos presentan curiosas dualidades, como por ejemplo Clarisse, la vecina prostituta de Charlie, quien no solo presenta un sentido maternal bastante desarrollado, sino que además por momentos da la impresión de ser una mujer pura a pesar de la profesión que ejerce. Por otro lado, tenemos a la pareja de criminales los cuales se caracterizan por ser bastante torpes y extrañamente cordiales. En conjunto, estos personajes escapan a los estereotipos existentes en el cine negro, lo que facilita que el espectador se identifique con ellos. Al mismo tiempo, estos personajes algo fragmentados funcionan de mejor manera en un mundo repleto de personas solitarias y sin futuro, en el cual las relaciones interpersonales cobran una importancia especial. En ese sentido, Lena se alza como la encargada de darle una luz de esperanza a Charlie, quien solo con ella puede mostrarse como realmente es, sin la necesidad de utilizar caretas que oculten sus heridas y sus miedos.

Como en muchos de los films de Truffaut, en esta ocasión las mujeres son retratadas como seres fuertes, mientras que los hombres exhiben una evidente debilidad. De hecho, Charlie es incapaz de salir adelante por su propia cuenta, siendo Lena la que termina persuadiéndolo para que este renuncie a su actual empleo, y retome la prometedora carrera que abandonó hace ya algún tiempo a causa de su cobardía. Este retrato de los hombres como seres débiles, prácticamente dependientes de la mujer que tienen al lado, no era más que la visión de Truffaut con respecto al género masculino. Según el director, los hombres son seres cobardes y débiles por naturaleza, los cuales son incapaces de subsistir por sí solos, y que en cierta forma sufren a causa de una carencia de amor materno. Obviamente esto le valió innumerables críticas por parte de sus congéneres, lo que la verdad poco le importaba.

Es importante mencionar que la película posee un estilo narrativo un poco caótico, debido a que el director prefirió no seguir la línea narrativa habitual del género policíaco. En adición a esto, Truffaut incluye una serie de escenas que poco y nada tienen que ver con la trama, lo que por momentos complica la comprensión de la misma. Esta inconsistencia narrativa queda explicitada al poco tiempo de comenzada la película. Cuando los dos criminales llegan al bar donde trabaja Charlie en busca de su hermano, este rápidamente sale corriendo. Al verlo, los hombres no dudan en perseguirlo. Aunque lo lógico sería incluir el desenlace de dicha persecución, Truffaut no solo nos oculta lo que sucede con el hermano de Charlie, sino que además decide continuar la escena mostrando como los integrantes de la banda interpretan una canción, la cual está acompañada por la letra de la misma como si se tratara de un karaoke. A pesar del aparente caos narrativo que presenta la historia, el director logra imprimirle cierto dinamismo a la misma, capturando de esta forma la atención de espectador durante gran parte del metraje.

Algo que sin duda llama la atención, es que la situación que desencadena gran parte de los acontecimientos en los que se centra la cinta, eventualmente se convierte en algo que no tiene demasiada importancia en la trama. Y es que la historia se enfoca en el sufrimiento del protagonista, y en su imposibilidad de salir adelante. Su falta de carácter, su pesimismo y sus pésimas decisiones lo han convertido en un hombre temeroso, incapaz de lidiar con las distintas situaciones que se presentan en su diario vivir. En cierta medida, Charlie es un ente acostumbrado a una existencia miserable, que con la aparición de Lena tendrá que intentar retomar la vida que alguna vez dejó atrás.

En el ámbito de las actuaciones, en general el elenco realiza un buen trabajo, destacándose la labor de Charles Aznavour, quien fue llamado por Truffaut luego de que este viera su actuación en el film “La tête contre les murs” (1959), del director George Franju. Por otro lado, la banda sonora compuesta por George Delerue complementa de manera perfecta cada una de las situaciones que nos presenta el film, otorgándole una atmósfera melancólica a ciertos pasajes del film. Truffaut se atrevió a realizar un híbrido entre varios géneros, que en su tiempo fue mal recibido por el público y la crítica, básicamente porque rompía con los esquemas narrativos clásicos, cosa que incomodó a los espectadores. Sin embargo, es esa característica lo que ayudó a que el film envejeciera de buena manera, razón por la cual ahora es visto como una de los mejoras obras del director francés. En definitiva, “Tirez sur le Pianiste” es una cinta absolutamente recomendable, la cual se presenta como un buen punto de partida para empezar a conocer la obra del aclamado François Truffaut.



por Fantomas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífico tu blog, espero mandarte algún comentario a menudo. Yo también te he agregado a mi lista de enlaces. Saludos. Y hasta pronto. Pablo.

faraway dijo...

Mi película favorita de la llamada Nouvelle vague. Después de que la crítica le cayó a Truffaut por está película, él se midió mucho más a la hora de filmar, y terminó haciendo obras mucho menos lúdicas y más lineales.
Georges Delerue era condenadamente genial.

Alfredo dijo...

Truffaut, tuvo a hitchcock como maestro, influencia absoluta,

un imperdible para aquellos que amamos el cine es el libro "el cine segun hitchcock", en donde truffaut recopila una serie de entrevista con el maestro britanico y claramente es una demostracion de su influencia, en mi blog subi hace algun tiempo una reseña a su obra "la novia viste de negro", dale una mirada.

http://cine-xpresion.blogspot.com/2007/03/la-viuda-viste-de-negro.html

Criss Cross dijo...

Esta fue mi primera experiencia de Truffaut, WASHHH! Me gusto muchisimo. Es preciosa, y ese final del Aznavour ... Hermoso!.

Ya quisiera verme "Una Chica tan Decente como yo", se genial tambn. Ahi tengo "Jules et Jim", pero se ve un poquillo aburrida, pero es mejor que no la vea con ese animo, y no lo hare.

Saludos desde Colombia.

Criss Cross

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...