domingo, 2 de diciembre de 2007

I Stand Alone: Un hombre y su oscura visión de la vida.

“Seul contre tous” (1998), es un drama del director Gaspar Noé, el cual está protagonizado por Philippe Nahon y Blandine Lenoir.

Tras una serie de situaciones que han terminado de pésima forma, un carnicero (Philippe Nahon) se propone comenzar de cero sin imaginarse que no le será tan fácil escapar del espiral de violencia en el que ha caído su vida.

Antes de sorprender y perturbar al público por partes iguales con la polémica “Irreversible” (2002), el director argentino radicado en Francia, Gaspar Noé, lanzó su primer largometraje titulado "Seul contre tous”, cuyo contenido es igualmente controversial que el de su obra más conocida. A principios de los noventa, Noé realizaría un mediometraje titulado “Carne” (1991), el cual relataba la vida de un violento carnicero después de que este fuese liberado de prisión. Siete años más tarde, el realizador retomaría la historia del desequilibrado personaje y escribiría el guión de lo que se convertiría en su primer proyecto importante. Con el fin de centrarse en la vida del carnicero después de su estadía en prisión, y no en las razones por las cuales este fue encerrado tras las rejas, Noé explica la seguidilla de hechos que llevaron al protagonista a prisión mediante el uso de fotografías y la narración en off del mismo, cuya violencia intrínseca es uno de los elementos centrales de una trama cruda y potente.

Al principio de "Seul contre tous”, el protagonista vive solo con su hija luego de ser abandonado por la madre de esta. Cierto día, la niña tiene su primera regla, tras lo cual corre hasta la carnicería de su padre, quien al ver la sangre, cree que la pequeña ha sido violada. Casi sin pensarlo, el hombre sale enfurecido de su tienda y termina agrediendo a un inocente. Al poco tiempo después, la niña es internada y él es encerrado en prisión. Varios años más tarde, el otrora carnicero intenta empezar una nueva vida junto a una mujer que queda embarazada. Sin embargo su situación no mejorará mucho más. Harto de su nueva situación familiar, su actual trabajo, y agitado por pensamientos violentos y destructivos, el hombre termina agrediendo brutalmente a su mujer. Esa misma noche decide a retornar a Paris, donde se propone empezar de nuevo. Sin embargo, el mundo con el que se encuentra mientras recorre la ciudad en busca de trabajo, nuevamente lo predispondrá a la violencia.

Basta ver esta cinta o la ya mencionada “Irreversible” para darse cuenta que Gaspar Noé es un director al que le gusta provocar. Ambas producciones se caracterizan por presentar una marcada violencia física y psicológica, la que en ocasiones alcanza niveles prácticamente intolerables. Además, ambos relatos presentan personajes fraccionados, los cuales han visto como ciertos hechos no solo han destruido su vida, sino que también han afectado a todos quienes los rodean. En este caso, nos encontramos a un protagonista cuyo nombre no es mencionado durante el transcurso del film, el cual se caracteriza por ser un hombre prejuicioso, violento, y por sobretodo inestable. No solo es homofóbico, racista, y misógino, sino que además no tiene empacho alguno en golpear a las mujeres si este considera que son merecedoras de un castigo físico (esto queda ampliamente demostrado en una de las escenas más crudas de la cinta). Si bien todas estas actitudes son absolutamente criticables, lo que es aún más censurable es la atracción que siente el carnicero por su hija autista, lo que lo convierte de plano en un personaje completamente detestable.

Claramente nos encontramos ante una historia cuyo centro de interés son las motivaciones del protagonista, y no necesariamente la interacción de este con las personas que pueblan el mundo que lo rodea. Por este mismo motivo, gran parte de los diálogos que presenta el film comprenden el proceso de introspección del carnicero, quien paradojalmente no hace mucho por cambiar su cruento destino. No solo es un hombre incapaz de solucionar sus problemas, sino que muy por el contrario, tiende a hundirse aún más en un espiral de autodestrucción del que parece no poder escapar. Cada situación a la que se enfrenta es un paso más hacia su perdición, no porque se trate de situaciones imposibles, sino por su propia incapacidad de lidiar con la cotidianidad. Y es que el carnicero odia todo y a todos, e inclusive se odia sí mismo. Para él ni la familia, ni los amigos, ni la sociedad están dispuestos a ayudarlo. Según su oscura visión de la vida, todo el mundo actúa por interés propio, razón por la cual solo le queda valerse por sí mismo izando la única bandera que conoce, la bandera de la violencia.

En cuanto al esquema narrativo de la cinta, nos encontramos con un relato que no es exactamente lineal, sino que más bien es un repaso de algunos fragmentos de la vida del protagonista, los que van acompañados por las reflexiones del mismo. Demás está decir que las conclusiones a las que llega el carnicero distan de ser políticamente correctas, por lo que al espectador le resulta imposible permanecer impávido ante las declaraciones que este emite, lo que no impide que en muy contadas ocasiones uno logre entender lo que lo motiva a emitir ciertos comentarios. Resaltando su estampa de personaje patético, el protagonista se presenta a sí mismo como una víctima de las circunstancias, con lo que intenta justificar cada una de sus acciones, las cuales van aumentado en crudeza a medida que transcurre el film. Por otro lado, pese a que gran parte de la acción transcurre en París, los escenarios escogidos por el director se correlacionan directamente con el estado anímico del protagonista, por lo que los típicos escenarios parisinos se encuentran completamente ausentes en la película. Noé selecciona parajes deprimentes, de características monocromáticas, que conforman la atmósfera angustiante y melancólica que caracteriza al relato, la que se resalta aún más con la ausencia de una banda sonora, lo que curiosamente le da un toque cuasi documental a la producción.

La decadencia humana pareciera ser el centro temático de la filmografía de Gaspar Noé, lo que convierte a sus obras en productos alejados del consumo masivo. Es tal la crudeza exhibida en "Seul contre tous”, que el director incluso incluye una advertencia al principio de la cinta en la cual nos da 30 segundos para abandonar la sala (o en este caso para apagar la televisión), en caso de que no queramos ser testigos de una serie de escenas cuya crudeza es difícil de soportar. Y es que el realizador juega con el morbo del espectador y con los límites del mismo, razón por la cual su obra es amada y odiada por partes iguales. Más allá de la críticas que se le puedan hacer al director a su obra, “Seul contre tous" es un film por sobretodo interesante, que cuenta con la excelente actuación de Philippe Nahon, una historia fuerte pero atrayente, y una gran cantidad de escenas que difícilmente podrán ser olvidadas una vez vista la película.



por Fantomas.

4 comentarios:

alejandro dijo...

EXELENTE NARRATIVA Y MUY BUENA FORMA DE COMENTAR UNA PELICULA SIN CONTARLA.A PESAR QUE NO ME GUSTAN LAS TEMATICAS PESIMISTAS , CREO QUE NO PUEDOP DEJAR DE VER "SOLO CONTRA TODOS"
TE FELICITO
ALEJANDRO

Katy dijo...

pasa algo con los carniceros! he visto varias películas en las q les gusta cortar algo mas q la carne de las vacas...
bueno el comentario oye, igual la vería...

te cuento algo! hoy leí en el mercurio q tim burton hará otra peli con johnny deep, de miedo!, se llama "Sweeney Todd: The Demon Barber of Fleet Street" y se estrenara el 21 de diciembre, me tinca buena tb :P

ya besis!
estamos hablando!!!
cuidese!
chauuu
=)

Cecile B. Demente dijo...

Oye, qué alegría de película, parece la némesis de Amélie...

faraway dijo...

Muy fuerte esta peli. A mí me hizo acordar al libro American Psycho, en el sentido en que se intenta llevar al espectador a que conozca la psiquis del tipo, a que la contemple desde dentro, y si fuera posible, a que piense como él. En American Psycho se repetían sin cesar las marcas, la música y otras triviales obsesiones del psicópata, y en ésta no deja de estar ese imparable monólogo interno del protagonista.
El final doble está buenísimo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...