domingo, 3 de agosto de 2008

The Killers: Hay más de una forma de matar a un hombre.

“The Killers” (1964), es un thriller del director Don Siegel, el cual está basado en la historia corta del mismo nombre, del escritor Ernest Hemingway. La cinta está protagonizada por Lee Marvin, Angie Dickinson, John Cassavetes y Ronald Reagan.

Dos asesinos reciben el encargo de acabar con la vida de un antiguo piloto de carreras llamado Johnny North (John Cassavetes). Tras terminar su trabajo, a uno de los asesinos, llamado Charlie Strom (Lee Marvin), le llama mucho la atención que su víctima no intentó defenderse ni huir, cuando todos los hacen. Por esta razón, los asesinos investigarán el pasado de su víctima, para averiguar el porqué de la indiferencia de éste ante la muerte, lo que los llevará hasta un peligroso criminal.


“Los Asesinos” es un cuento muy corto de apenas 12 páginas, el cual fue publicado en 1927 dentro del libro de relatos “Hombres sin mujeres”, años antes de que Hemingway fuera un escritor de prestigio. El texto contenía una serie de diálogos y connotaciones implícitas, donde el lector debía imaginar el pasado de los protagonistas, tanto de la víctima como el de los verdugos, lo que lo hacía ideal para ser adaptado al cine. Años más tarde, la Universal compró los derechos cinematográficos, hasta que en 1946, Anthony Veiller consiguió que su guión adaptado fuese llevado a la pantalla grande de la mano del director Robert Siodmak. “The Killers” (1946) es considerada por muchos como una de las piezas fundamentales del cine negro.

Cabe mencionar que el guión escrito por Veiller antes de ser rodado por Siodmak fue revisado y reescrito en algunos puntos por el novelista y cineasta Richard Brooks y también por John Huston. Algunas fuentes incluso aseguran que Veiller apenas firmó el guión, llevándose todo el crédito. Dieciocho años más tarde, la Universal decidió recuperar los derechos de la historia para filmar un telefilme, que sería producido y dirigido por Don Siegel. El guión estaría a cargo de Gene L. Coon, quien fusionaría elementos tanto del relato de Hemingway como del film de Siodmak. El resultado sería una cinta de tan alta calidad, que sería estrenada en las salas de cine como una película más de los grandes estudios, lo que no deja de ser curioso.

El paso de la cinta de la televisión al cine fue posible fundamentalmente gracias al talento narrativo de Don Siegel, un director algo menospreciado por la “crítica especializada”. Sin duda, el género que el realizador siempre dominó fue el thriller, y eso se aprecia en este film. Siegel era poseedor de una habilidad especial que consistía en describir actos individuales con mecánica precisión. En este caso, los actos individuales son por lo general violentos: existe una violencia explícita en el caso de los criminales, e implícita en el caso de la relación entre Johnny North y Sheila Farr (Angie Dickinson), más aún cuando Johnny se entera de la relación que esta mantiene con el mafioso Jack Browning (Ronald Reagan). Y es que gran parte de la tensión de las escenas viene dado por el contenido violento de las mismas. La bofetada que Jack Browning le propina a Sheila, ya forma parte de las escenas inolvidables del cine post-noir.

La precisión descriptiva de Siegel está dada por la facilidad del director para formar el carácter de sus personajes con apenas un detalle, un movimiento, un gesto, como también por la descripción física de sus acciones. Sin conocer el pasado de los asesinos, no resulta complicado formarse una idea de la personalidad de ellos y lo que es más, de las motivaciones que los han llevado a escoger esta profesión. Son hombres violentos que disfrutan cada momento de su trabajo, y eso se hace sentir en cada una de sus expresiones y sus acciones. La investigación que ellos dirigen no da tiempo para sutilezas, por lo que apenas atrapan a sus “fuentes”, ellos inmediatamente exigen información de la manera más brutal posible, ya sea colgando a una mujer de una ventana de un edificio, o amenazando con asesinar a una mujer ciega si es que no les dice el paradero de su víctima.

El director mantiene un ritmo bastante frenético durante todo el transcurso de la cinta, donde las acciones se suceden con rapidez, presentando los saltos temporales sin emplear ningún tipo de elementos de transición entre las escenas. Este ritmo posiblemente es atribuible al hecho de que los tiempos del formato televisivo no son los tiempos de las películas que son realizadas directamente para la pantalla grande, y aunque eso es en parte la razón del tipo de narrativa seleccionada, también cabe señalar que este ejercicio narrativo le permitía al director jugar con los tiempos de la acción, cosa muy común en las producciones de los sesenta. Esto se complementa con la frenética música de John Williams y con la canción principal del film, compuesta por Henry Mancini y Don Raye. La suma de estos elementos da como resultado que el espectador se enganche con la historia desde el primer minuto hasta el inesperado y glorioso final.

La cinta cuenta con actuaciones bastante buenas. La pareja de asesinos conformada por Lee Marvin y Clu Gulager, probablemente sirvieron de modelo para el director Quentin Tarantino cuando este creó a la pareja de asesinos a sueldo de su film “Pulp Fiction” (1994). Ambos realizan un estupendo trabajo personificando a estos asesinos poco amistosos y bastante violentos. Angie Dickinson por su parte, también realiza un estupendo trabajo interpretando a Sheila Farr, la mujer fatal de esta cinta, personaje de suma importancia para la historia. Completando el elenco está el actor y director John Cassavetes, que pese a que aceptó el papel solo para juntar dinero para invertirlo en sus películas independientes, contribuye con una interpretación confiable e intensa. Finalmente tenemos a Ronald Reagan en su último rol cinematográfico como el inescrupuloso Jack Browning, un personaje algo unidimensional que no presenta ningún dejo de arrepentimiento por sus actos. Obviamente que resulta curioso ver a un ex presidente en un papel en el que hace de un mafioso que no tiene reparos en matar a alguien o en golpear a su pareja.

Con esta cinta, Don Siegel demuestra con creces su habilidad para narrar thrillers, con una historia donde la mayor víctima es Johnny North; un personaje corrompido por una pasión irrefrenable que terminará por completo con su espíritu y con su vida. Al mismo tiempo, no tiene problemas para explorar las personalidades de una serie de personajes completamente motivados por sus obsesiones, las cuales tienen relación con el dinero, con una mujer, o con las razones por las cuales un hombre desea su muerte. "The Killers" es un excelente remake, que si bien no supera a la obra original, forma parte del selecto grupo de cintas que ha envejecido de buena forma, presentando altas dosis de tensión, violencia gratuita y un excelente final.



por Fantomas.

10 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Ésta aun no la he visto, pero lo de Ronald Reagan haciendo de mafioso es alucinógeno.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Yo tampoco la he visto pero me voy a poner a buscarla como loco. Me encanta Don Siegel.

Saludos!!

Cinéfilo7 dijo...

desconocia esta pelicula por completo, y he leido el comentario que le haces y estoy con ganas de verla.
saludos!!!!!!!

BUDOKAN dijo...

Qué buena película que posee especialmente una de mis secuencias favoritas y es la del inicio. Saludos!

ZesTT dijo...

Sobre la película - No la he visto

Sobre el blog - Extraordinario

Ariel Luque dijo...

Excelente película. Hay films que logran quedar en la memoria por sus imágenes mas que por su historia, y este film es uno de esos casos, hablo de muy buenas imágenes. Budokan hablo de las secuencias del inicio y estoy de acuerdo con el.

Un abrazo y muy bueno el blog. Cuádo quieras pegate una vuelta por el mío.

Ariel.

Pablo dijo...

Extraordinaria película, si señor, y de una factura impecable, de lo mejor de Siegel, junto con "Harry el sucio". Lo que pasa, al igual que la mayoría de las veces, es a la hora de colocarle el titulo, y a esta la pusieron "Código del hampa", con lo fácil que hubiese sido dejarlev el original. Estupendo post. saludos!!!
http://pablocine.blogia.com

darkerr dijo...

No la he visto, pero tiene muy buena pinta, además es de Don Siegel y tiene un reparto espectacular. Es imperdible.

Jorge - cinenovedades dijo...

No la he visto, pero por lo que comentas es un thriller bastante sólido y el argumento ya de por si es atrayente. Reagan haciendo de mafioso, realmente increible!
Excelente reseña, Saludos!

Monica dijo...

Hola Fantomas, no la conocia,pero tu comentario la hace ver muy entretenida.Lee Marvin es un actor que me gusta. Felicitaciones,como siempre es un agrado leer tus notas.Monica

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...