domingo, 21 de septiembre de 2008

The Cat o´Nine Tails: La segunda aventura cinematográfica de Dario Argento.

“Il Gatto a Nove Code” (1971), es un giallo del director Dario Argento, el cual está protagonizado por Karl Malden y James Franciscus.

Franco Arno (Karl Malden), un no vidente que trabaja diseñando crucigramas, y su sobrina Lori (Cinzia De Carolis), accidentalmente escuchan una extraña conversación entre un ladrón y un chantajista. Sin previo aviso, la discusión termina en asesinato. Consternado por no haber podido evitar el crimen, Franco decide unir fuerzas con un periodista llamado Carlo Giordani (James Franciscus), quien también desea resolver el asesinato cuyo trasfondo parece tener relación con una enrevesada trama de espionaje industrial, y con un estudio genético que dice poder demostrar las tendencias psicopáticas de las personas.


Tras el éxito de "L'uccello dalle piume di cristallo" (1970), el director italiano Dario Argento se percató de su habilidad para crear historias de suspenso y terror, lo que lo motivó a intentar establecer nuevas tendencias cinematográficas con su próximo trabajo. Sin embargo, cuando la empresa distribuidora Titanus le exigió filmar una producción de características similares a su primer trabajo, Argento se vio atrapado en sus propias pretensiones. Fue así como sin más remedio, se puso a trabajar en su segundo proyecto en compañía de los guionistas Luigi Collo y Dardano Sacchetti, el cual estaría fuertemente influenciado por dos producciones anglosajonas; el clásico de Robert Siodmak, “The Spiral Staircase” (1945), y el thriller “Twisted Nerve” (1968), del director Roy Boulting. En ambas cintas se hace referencia al concepto de que los impulsos criminales están determinados por una predisposición genética, idea que rápidamente fascinó a Argento, quien quiso explorar la inevitabilidad del mal en el ser humano.

Por otro lado, Argento retoma el tema del voyerismo, el cual había explorado en profundidad en "L'uccello dalle piume di cristallo". Durante el transcurso del film, numerosos close-ups a un omnipresente ojo humano marcan la presencia del asesino genéticamente discapacitado, quien acecha pacientemente a sus víctimas antes de quitarles la vida de la forma más violenta posible. El placer voyerista que experimenta el asesino es en parte compartido por el espectador, gracias a la utilización de ángulos de cámara que reflejan el punto de vista del criminal, quien irónicamente asesina sistemáticamente a todas aquellas personas que han visto demasiado. Al mismo tiempo, en un arranque de genialidad, Argento distorsiona el concepto del voyerismo incluyendo a un protagonista ciego, que fácilmente se alza como uno de los personajes más interesantes del universo cinematográfico creado por el director. A diferencia del resto de los personajes, quienes por momentos voluntariamente escogen no ver el entorno que los rodea y su propia realidad, Franco Arno utiliza su curiosidad natural y sus sentidos remanentes para percibir lo que los demás han decidido ignorar, convirtiéndose por derecho propio en el encargado de resolver el misterio que se esconde tras los crímenes que ha escogido investigar.

Otro de los puntos de interés que presenta el film, es la relación existente entre Franco Arno y su sobrina Lori. La interacción entre ambos no solo reviste a la producción de una consciencia moral, sino que además sirve para contrastar la inocencia de la pequeña Lori, con el a veces sórdido mundo en el que se desarrolla la trama, la cual no está ajena a temas como el adulterio, el incesto y la violencia infantil. Si bien para Arno la investigación de los crímenes comienza como un juego algo más complejo que los crucigramas que desarrolla a diario, eventualmente tanto él como su sobrina son arrastrados sin remedio hacia la red de intriga que rodea a los asesinatos, amenazando con acabar con sus vidas. Sin embargo, como se menciona anteriormente, Arno no emprende solo su improvisada labor de detective, sino que es asistido por el periodista Carlo Giordani, lo que se presenta como una ligera innovación dentro de los parámetros del giallo. En vez de centrarse en un solo personaje que oficia voluntariamente de detective amateur, como suele suceder en el thriller a la italiana, Argento opta por reunir a dos civiles que motivados por su curiosidad, se lanzan a la tarea de resolver una seguidilla de crímenes, aún a expensas de su propio bienestar.

En términos generales, la película sigue la misma estructura básica de los relatos de misterio; algunas pistas son reveladas de manera gradual, ciertas lealtades son puestas a prueba, existe una inclinación hacia la implantación de pistas falsas, y la identidad del asesino recién es revelada durante el clímax del film. Lamentablemente, el guión invierte tan poco tiempo en profundizar en las personalidades de los personajes secundarios, que eventualmente poco importa descubrir la identidad del criminal. Pese a esto, Argento se las arregla para elevar los niveles de suspenso de la trama, transformando lo rutinario en algo cautivante e interesante. La utilización de las laberínticas calles de Roma como escenario de una intensa persecución automovilística, la estilización constante de la violencia, y algunos toques de humor negro, son parte de los elementos que el director incluye en la trama con el objetivo de otorgarle diversos matices al film, y así capturar la atención del espectador.

Cabe mencionar que en “Il Gatto a Nove Code” no hay grandes dosis de gore, ni los asesinatos se destacan por su original puesta en escena, con la excepción de la muerte del corrupto Dr. Calabresi (Carlo Alighiero), quien conoce su mortal destino en una congestionada estación de tren. En lo que lo que a las actuaciones se refiere, James Franciscus no solo dota a su personaje de un carisma innegable, sino que además se complementa de buena manera con el experimentado Karl Malden, quien se destaca como el ingenioso y receptivo Franco Arno. En la vereda contraria está Catherine Spaak y la gran mayoría de los actores encargados de interpretar a los personajes secundarios, quienes lamentablemente realizan una labor bastante olvidable. Por otro lado, la cinta cuenta con el estupendo trabajo de fotografía de Erico Menczer, y la jazzística banda sonora del compositor Ennio Morricone, quienes en conjunto logran dotar al film de una atmósfera ciertamente inquietante que se mantiene durante gran parte del metraje.

La historia no ha sido amable con la segunda película de Dario Argento. Tampoco ayudó demasiado que el mismo director se encargara de tildar a “Il Gatto a Nove Code” como su obra menos querida. El verdadero problema del film es que jamás ha podido escapar de la sombra de la exitosa "L'uccello dalle piume di cristallo". Y es que el debut cinematográfico de Argento no solo se presentaba como un producto fresco e innovador, sino que además cumplía con documentar algunas de las obsesiones personales del realizador, y se alzaba como un brillante ejercicio de suspenso cinematográfico. Más allá de las comparaciones odiosas, “Il Gatto a Nove Code” se destaca por ser un producto único dentro de la filmografía del director, el cual ha soportado de buena manera el paso del tiempo, y que más allá de sus falencias, finalmente se presenta como una cinta entretenida cuyo final abierto le otorga un encanto especial.




por Fantomas.

12 comentarios:

Sam_Loomis dijo...

Como bien dices, aunque las historias de las películas de Argento sepan familiares de vez en cuando, él se las ingenia para mantener un estilo que se siente original y llamativo. Espero con ansias su nuevo proyecto, "Giallo". Bien escrito Fantomas.

¡Un saludo!

Pablo dijo...

Una buena película, si señor.
No he visto mucho cine de Argento, creo que esta y "El pájaro de las plumas de cristal" (y no se porqué).
Pero tengo que decir que es un director con mucho talento.
Muy buena reseña amigo Fantomas (vamos, como siempre). Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No conocía ésta película y creo que de Argento tan sólo he visto Suspiria (que ha envejecido bastante mal, dicho sea de paso)

No soy muy fan del giallo, pero tendré en cuenta tu reseña ;)

Saludos :)

Cinéfilo7 dijo...

esta pendiente ver esta trilogia de animales de argento. La tengo que ver ya.

saludos!!!!!!!

tokig dijo...

- la trilogia animal es bastante buena, yo soy un fan de Argento, y para mi esos inicios son realmente interesantes...

buena resena..

saludos

bones dijo...

buen director, me parece muyyyyy bueno.


chaoo.

Horror dijo...

Personalmente mi gusto de la trilogia va escalonado por orden, desde la fascinante El Pajaro, pasando por El Gato y por ultimo y de lo que menos me convencio 4 Moscas.
Excelente reseña, no hay nada mas por agregar, ya lo dijiste todo vos.

Saludos!

Jorge - cinenovedades dijo...

A decir verdad, no estoy muy familiarizado con la filmografía de Dario Argento. El guión de esta cinta luce de muy buena manera, parece que es una cinta que mantiene muy bien el suspenso, sobre todo en la identidad de el asesino y con un muy buen manejo de cámaras por Argento, así que la agendo para un próximo visionado. Por cierto, Karl Malden, un actorazo!
Impecable reseña, Saludos!

H dijo...

Siempre le tube ganas y ayer la vi en dvd a un precio muy economico asi q le voy a entrar y verla

salutes desde SCI TERROR
H

Ariel Luque dijo...

Bueno estoy muy familiarizado con el cine del maestro Argento, he visto mucho de él y en lo personal "Rojo Profundo" es hasta ahora la que más me gusto. Pero esta fantastica trilogía no se queda atrás, Argento es sin lugar dudar un maestro que popularizó este subgenero (Cine Giallo) del terror (iniciado por Mario Bava). Argento fue el gran referente de la mayoria de los directores correspondientes a la corriente norteamericana que nace en los 70´ pero muy popular en la decada de los 80´ llamada Cine Slasher (Carpenter, Paul Lynch, Craven, Cunningham, entre otros), en cada una de esas películas, hay un poco de Argento. Un gran y visionario director del cuál hasta el día de hoy se siguen viendo sus enseñanzas en varias peliculas de terror, al margen de que no sean buenas como las de antes jajaja. Muy buena reseña Fantomas. Un abrazo.

Ariel.

darkerr dijo...

A mi me gustó mucho, incluso más que "Tenebre", a pesar de andar escasa de sangre y mayor violencia, y por eso la pongo por debajo de "Rojo profundo" y "El pajaro de las plumas de cristal". Pero de todos modos la encuentro muy bien. Su toque de pelicula detectivesca y las buenas actuaciones sobretodo de Karl Malden hacen que la disfrute. Muy buena critica, diria que estupenda. Muchos saludos.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Solo vi la primera de esta trilogía y tengo ganas de hincarle el diente al resto. Aunque Argento no es del todo santo de mi devoción -le va lo de perderse en aburrimientos estéticos-, todo lo que hace tiene siempre interes.

Saludos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...