jueves, 4 de septiembre de 2008

The Thing From Another World: ¿De dónde viene?, ¿Como llegó a este lugar?, y lo más importante ¿Qué es?.

“The Thing From Another World” (1951), es un film de ciencia ficción/horror del director Christian Nyby, el cual está protagonizado por Margaret Sheridan, Kenneth Tobey y Robert Cornthwaite.

Una misteriosa explosión atrae a un grupo de militares cuya base se encuentra en el Ártico. Al dirigirse al lugar de los hechos, descubren una nave espacial enterrada en el hielo, y en su interior, un misterioso cuerpo, el cual es llevado con ellos hasta su refugio con el fin de estudiarlo. Una vez en el lugar, comenzará una férrea discusión entre los científicos y los militares con respecto a lo que deben hacer con su descubrimiento. Mientras que los militares proponen destruirlo, los científicos desean protegerlo y estudiarlo. Sin embargo, cuando la criatura despierte de su letargo, tendrán que unir fuerzas si es que quieren salir con vida del lugar.

El temor a la amenaza nuclear y al comienzo de la Guerra Fría entre los Estados Unidos y la URSS, se materializó en toda una generación de películas, generalmente pertenecientes a la serie B de los estudios, las cuales mezclaron sin pudores elementos ligados del género al horror con planteamientos relacionados con la ciencia ficción. Dentro de esta seguidilla de películas se encuentra “The Thing From Another World”, la cual fue producida por Howard Hawks bajo el alero de los estudios RKO, y cuya historia está basada en una novela del escritor John W. Campbell Jr., quien es considerado como una de las figuras claves en el desarrollo de la ciencia ficción moderna. La novela en cuestión se titula “Who Goes There?”, y fue el primer trabajo del escritor que en aquel entonces utilizaba el seudónimo de Don Stuart. El encargado de adaptar dicho relato sería el guionista Charles Lederer, quien en un arranque de originalidad solo mantuvo la premisa básica del escrito, descartando entre otras cosas la naturaleza física de la criatura descrita por Campbell, la cual en la novela era capaz de cambiar de forma a placer, dificultando con esto su captura.

Si bien la confección del guión suele serle atribuida a Lederer, existen una serie de rumores que indicarían que otros hombres intervinieron en el proceso de creación del relato, entre los cuales se encuentran Ben Hetch, William Faulker, y el mismo Howard Hawks, quienes en conjunto trabajaron en varias producciones. Otro rumor que ha circulado durante años pero que probablemente es falso, es que Orson Welles fue el encargado de escribir algunos de los diálogos del guión, lo que le otorgaría un cariz especial al mismo. Independientemente de quien haya participado en la construcción del guión, este tuvo que ser intervenido con el fin de quitar algunas escenas las cuales eran demasiado cruentas para la época, como por ejemplo una que describía con lujo de detalles la decapitación de uno de los personajes a manos de la misteriosa criatura alienígena. Hay que recordar que en aquellos años, los organismos de censura vigilaban de cerca las producciones hollywoodenses con el objetivo de que estás no contuvieran nada que pudiese alterar a una sociedad cada vez más paranoica e insatisfecha con la situación que estaban viviendo.


Otra de las controversias que ronda a esta producción, tiene relación con la dirección de la misma. Tras el excelente trabajo de edición que Christian Nyby realizó en la cinta “Red River” (1948), Howard Hawks le ofreció el puesto de director en “The Thing From Another World”. Sin embargo, la inexperiencia de Nyby terminó hartando a Hawks, quien finalmente se encargaría de dirigir gran parte de las escenas que conforman el film. Aunque el productor desmintió este hecho en una entrevista, la cinta presenta una serie de elementos que conformaban el sello personal de Hawks, entre los que se encuentran su predilección por las historias que estudian las dinámicas de grupo, en especial cuando los integrantes de dicho grupo están sometidos a una gran presión, la cual eventualmente desencadenará una serie de conflictos que expondrán la verdadera naturaleza del ser humano.

En relación lo antes mencionado, el descubrimiento de la criatura (James Arness) de inmediato polariza a los dos grupos presentes al interior de la base militar ubicada en el Ártico; mientras que los militares liderados por el Capitán Patrick Hendry (Kenneth Tobey) prefieren abogar por el bien común y el compañerismo, el grupo de científicos encabezados por el doctor Carrington (Robert Cornthwaite) sitúan su curiosidad profesional por sobre la sobrevivencia de sus compañeros, lo que inevitablemente causará una serie de conflictos entre ambos bandos. Dentro de esta lucha de intereses, el doctor Carrington se alza como el verdadero villano de la historia, ya que su sed de conocimiento no solo termina poniendo en peligro a sus compañeros, sino que además se trata de un hombre dispuesto a cualquier cosa con tal de lograr sus objetivos. Si bien en gran medida Carrington responde al arquetipo del científico loco, figura habitual del cine de ciencia ficción de los cincuenta, este logra escapar de la unidimensionalidad a la que estaba destinado gracias a un par de escenas en las cuales se le ofrece la oportunidad de redimir sus errores antes de que sea demasiado tarde.


Por otro lado, Howard Hawks fue lo suficientemente inteligente como para reconocer las falencias que presentaba la producción y utilizarlas a su favor. A sabiendas de que la apariencia del extraterrestre distaba de ser amenazante, Hawks limitó sus apariciones imprimiéndole un halo de misterio a su figura, con lo cual lo convirtió casi en un ser omnipresente el cual puede atacar en cualquier momento a los residentes de la base militar. Claramente con esto el director no solo construye una atmósfera de paranoia constante que pasa a dominar la historia, sino que además logra que la criatura provoque miedo y no risas en las pocas apariciones que tiene. En relación a las actuaciones, resulta destacable la labor de Robert Cornthwaite y Kenneth Tobey, así como también la interpretación de Margaret Sheridan, quien personifica a Nikki, una mujer que se ve obligada a buscar un lugar en un mundo dominado por los hombres. Curiosamente, James Arness, quien es más conocido por su rol en el film “Them!” (1954) y que en esta ocasión se encargó de interpretar al extraterrestre, declaró en variadas ocasiones que se sentía avergonzado de su rol en esta cinta, razón por la cual ni siquiera asistió al estreno de la misma.

En cuanto al aspecto técnico, resulta destacable el trabajo de fotografía de Russell Harlan, y la banda sonora compuesta por Dimitri Tiomkin. Estos elementos en conjunto ayudan a aumentar la sensación de claustrofobia y la tensión de ciertos pasajes del film, especialmente aquellos en los que participa el extraterrestre. “The Thing From Another World” no es una cinta perfecta, pero de todas formas es una de las obras más importantes del cine de ciencia ficción. Mientras que por un lado es criticable el hecho de que un buen número de los personajes secundarios carezcan de rasgos distintivos, y lo mediocre que resultan ser algunos efectos especiales, por otra parte resulta destacable el ritmo narrativo que Hawks le imprime al relato, la calidad de los diálogos, y la atmósfera que presenta la producción. Tres décadas más tarde, el director John Carpenter filmaría un espléndido remake el cual a diferencia de la cinta de Hawks, presentaría dosis más altas de gore y se acercaría más a la novela de Campbell, lo que lo llevaría a convertirse en un clásico por méritos propios.


por Fantomas.

10 comentarios:

H dijo...

Espectacular como siempre la data y todo lo del blog
esta no la vi pero la de carpenter si y me volo la bocha!
salutes desde SCI-TERROR
H

Sam_Loomis dijo...

En lo personal no la he visto, pero el remake de Carpenter es uno de mis filmes favoritos! Estoy seguro que eso la hace valer al menos un visionado.

Muchos saludos

Pliskeen dijo...

Yo me quedo con el remake de Carpenter (su obra maestra), tb quizás porque el recuerdo del a original lo tengo bastante difuso.

Eso no quita que sea un clásico indiscutible de la ci-fi. Eso sí, tanto la original como el remake presentan suficientes diferencias como para que te puedan gustar ambas por igual.

Saludos ;)

Lulita dijo...

Esta peli la vi hace un tiempo ya,, me hizo alusinar cuando aparece la mmm .."la cosa" al final,cuando le estan haciendo una trampa vestido con un traje por queeee!!!! de dodne salio el traje!! jjajaja, mas alla de tenerle un cierto respeto tambien me hacen reir un poco.. por ejemplo plan 9 from de other espace... que es un fiasco malll aunq la verdad no se por que la catalogaron como la peor pelicula de la historia, por q la verdad verdad , si bueno es mala, pero tampoco se aleja tanto de las historias que enrealidad algunas peliculas mostraban... no quiero herir sensibilidades pero sino miren la venganza del monstruo de la laguna negra (1955) Dir.Jack arnold,no es q sean pesimas , pero no son maravillas.

bones dijo...

esta peli si es un CLASICO con todas las letras y en mayusculas.

buen post.
chaooooooooooooo.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Película magnífica de gran desarrollo y conseguidísima atmósfera. Para mi uno de los mejores exponentes de la Sci-Fi macabra de la época.

El remake de Carpenter también es una maravilla.

Saludos!!

Jorge - cinenovedades dijo...

Esta no la he visto, pero por cierto que el remake de Carpenter es una excelente cinta, por lo que no dudaré en darle un visionado a la obra de Hawks a la primera oportunidad.
Excelente reseña, Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Un clásico de la ciencia ficción con un remake realmente bueno, lo que ocurre raramente.

Saludos

Ariel Luque dijo...

Excelente clásico de ciencia-ficcion/terror y Carpenter hizo algo maravilloso con su remake. Muy pocas veces las remake resultan agradables para uno que ya conoce la versión original. Carpenter logró lo espeluznante que le faltaba a la original. En lo personal también me resulta la obra maestra de Carpenter. Un abrazo y muy buena información sobre la intimdad del film la que das en el post.

Ariel.

darkerr dijo...

Un clasicazo sin duda, nunca me cansaré de verla, muy buenos personajes, dialogos interesantes, suspenso del bueno, y acción logradisima, como señalas, el momento en que prenden fuego al alienigena es intenso, y de lo mejor en la historia del cine de ciencia ficcion¡¡¡¡¡ me encanta. Muy buena critica. Saludos¡¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...