jueves, 2 de octubre de 2008

Hard Boiled: John Woo y su "heroic bloodshed".

“Hard Boiled” (1992), es un film de acción del director John Woo, el cual está basado en una historia escrita por el mismo director. La cinta está protagonizada por Chow Yun-Fat y Tony Leung.

Hong Kong vive una oleada de violencia a causa del accionar de las triadas, a la que la policía apenas puede oponer resistencia. Tan sólo un duro inspector apodado “Tequila” (Chow Yun-Fat), se atreve a luchar con sus mismas armas y de manera muy personal, cuando su compañero es brutalmente asesinado en una espectacular masacre llevada a cabo al interior de una casa de té. La investigación lo llevará a enfrentarse con una peligrosa triada, liderada por Johnny Wong (Anthony Wong), que tiene entre sus filas a un atormentado asesino llamado Alan (Tony Leung), que pronto se convertirá en un aliado inesperado de este policía contra el crimen organizado.

“Entrégale un arma a este tipo y creerá que es Superman. Entrégale dos y creerá que es Dios”. Este pareciera ser el mantra de la masculinidad que predomina en las mejores cintas de John Woo. Esta, su última película en su China natal antes de iniciar su aventura por tierras norteamericanas, es considerada como una de sus mejores obras. “Hard Boiled” es la combinación perfecta entre el “bullet ballet” y el “heroic bloodshed” más brutal, espectacular, divertido y estilizado. El término “heroic bloodshed” generalmente se refiere a la saga de películas que durante la década de los ochenta y parte de los noventa, presentaban un excesivo uso de armas de fuego, subgénero que sin duda se encontraba liderado por este director.

La cinta fue filmada en una época en la cual Hong Kong estaba siendo golpeada por una oleada de crímenes, principalmente relacionados con el tráfico de armas que estaban llevando a cabo las triadas. John Woo, quien había sido criticado por su constante glorificación del mundo criminal en sus trabajos previos, en esta ocasión se encarga de situar al espectador en el bando opuesto, cuyo representante es un rudo e imprudente policía apodado “Tequila”, el cual se enrosca en una búsqueda frenética de justicia luego que su compañero es asesinado en una balacera al interior de una casa de té. En cierto modo se podría comparar este personaje con el mítico Harry Callahan (y es que precisamente esta película nació como una especie de tributo al personaje personificado por Clint Eastwood, y al de Bullit, interpretado por Steve McQueen, quienes son considerados como las dos figuras más icónicas del cine policial), especialmente en la relación que este mantiene con sus superiores. Sin embargo, Tequila se muestra más vulnerable y compasivo que su colega norteamericano, ya sea llorando la muerte de su querido compañero, o mediante la relación de amor/odio que mantiene con su novia, la detective Teresa (Teresa Mo).

Hay quien dice que en estas películas el argumento es lo de menos, lo que no es más que un error común que se comete al juzgar este tipo de cintas. Si bien es cierto que nos encontramos con un argumento simple, el cual presenta suficientes elementos dramáticos para no convertirse simplemente en una excusa para mostrar violencia, el guión descansa muy fuertemente en la relación entre los dos antagonistas y como estos sobrellevan su trabajo y sus consecuencias. Por un lado está Tequila, un tipo cuyos métodos lo han llevado a cometer más de un error durante su carrera, entre los que se incluye cierta responsabilidad en la muerte de su compañero, y cuya obsesión con su trabajo le ha acarreado problemas en la relación con su novia. Para él, el uso de la violencia se ha convertido en una válvula de escape para sus problemas, en la única forma que conoce de lidiar con la delincuencia existente en Hong Kong. Por otro lado, Alan es un personaje que se ha visto arrastrado a cometer actos violentos. Su labor como policía encubierto lo ha llevado a asesinar a un sinnúmero gente, lo que sublima a través de la elaboración de pequeñas gruyas de papel a modo de limpiar su alma. A diferencia de Tequila, su mayor deseo es alejarse lo más posible del oscuro mundo en el que se encuentra inmerso antes de que sea demasiado tarde.

Ahora es indudable que el gran protagonista de la cinta son las logradísimas y estilizadas escenas de acción. En esta ocasión, John Woo tuvo la posibilidad de contar con el actor y coordinador de escenas de acción, Philip Kwok, quien además personifica al implacable “Mad Dog” en la cinta. Kwok, quien no tenía experiencia alguna coordinando escenas que implicaran espectaculares balaceras, no tuvo problema alguno para adaptarse a la particular visión del director. Escenas como el ya mencionado asalto a la casa de té, o la frenética secuencia final al interior de un hospital (dentro de la cual nos encontramos con la mítica escena escena rodada en una sola toma de tres minutos, donde Tequila y Alan se abren camino a punta de pistola por los pasillos del hospital en dos pisos diferentes), son un verdadero lujo en lo que a acción se refiere. Explosiones, estupendas coreografías, plomo al por mayor, y un adecuado uso de la cámara lenta, son los elementos que constituyen el estilo tan personal y atrayente que nos ofrece el director.

Claramente la película es extremadamente violenta. Con alrededor de 250 muertos en algo más de dos horas de duración, “Hard Boiled” podría fácilmente estar considerada como una de las cintas más violentas de la historia. Esto se debe a que por ejemplo, el villano del relato es un tipo carente de toda conciencia o moral, por lo que no tendrá inconveniente alguno en tomar a todos los pacientes de un hospital de rehenes, con la consiguiente muerte de alguno de estos. Es tal vez la muerte de estos rehenes, asesinados a sangre fría, la única muestra de violencia que no parece tener una justificación lógica. Acá es donde cobra coherencia la teoría de que las hordas de matones que aparecen en las producciones de John Woo, parecieran actuar casi por instinto, cegados por una furia inexplicable, y por el placer que les otorga la destrucción de todo lo que les rodea y la muerte de sus semejantes.

Chow Yun-Fat y Tony Leung realizan un estupendo trabajo, demostrando ser dos actores sumamente carismáticos. Además del espectacular montaje de las escenas de acción, que es lo que le ha dado a John Woo fama internacional, y le ha valido la admiración por parte del público asiático, la película cuenta con una estupenda banda sonora, compuesta por Michael Gibbs, un reconocido músico de jazz. John Woo siempre ha sido un gran fanático del jazz, por lo que originalmente había planeado utilizar una banda sonora jazzística en el exitoso film “The Killer” (1989), pero los productores no se lo permitieron. Como ahora gozaba de una mayor libertad creativa, no solo el director utiliza composiciones jazzísticas para acompañar los distintos pasajes de la película, sino que además convierte al personaje de Chow Yun-Fat en un dotado saxofonista, quien descansa del trabajo policiaco tocando el saxofón en un club nocturno (donde el dueño del club es interpretado por el mismo Woo). Aunque “Hard Boiled” no contiene la misma carga dramática que poseen otros trabajos de Woo, la cantidad de adrenalina que fluye durante las estilizadas escenas de acción hace olvidar la carencia de otros elementos. En definitiva, se trata de una cinta prácticamente filmada para y por los fans del cine de acción, cumpliendo una de las leyes físicas de este tipo de películas: los cargadores de las armas de fuego tienen una capacidad ilimitada, lo que obviamente permite que la acción no tenga respiro alguno y eso se agradece.




por Fantomas.

11 comentarios:

Sam_Loomis dijo...

Tremenda película. "Hard Boiled" sin duda es una de las cintas de acción mejor filmadas y más emocionantes que hay, definitivamente de lo mejor que tiene el cineasta John Woo. Al igual que en "The Killer", Chow Yun Fat se posiciona como uno de los héroes/personajes de acción internacionales mas efectivos, creo yo. De vista oblidgada. Buena reseña Fantomas.

Muchos Saludos

tokig dijo...

- esta es de mis favoritas de accion, junto con The Killer, es una pelicula trepidante y muy bien hecha. Lastima que Woo se fuera para USA porque a pesar de que Face Off tambien está cargada de accion no es lo mismo....

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Mítica cinta de acción asiática. De lo mejorcito de John Woo.

Lástima que ahora Chow Yun Fat se dedique a hacer cosas como El Monje o chorradas similares.

Saludos ;)

Möbius el Crononauta dijo...

Nunca he tenido oportunidad de ver esta película, ojalá la espera valga la pena.

Saludos

Alejandro the Wyvern dijo...

JA MUY BUENA

EL WHOO DE ANTES DE LAS PELIS YANKEES ME ENCANTA

KITAno y johnny to tb son mis favoritos

BUEN post

yorgos dijo...

Sin duda muy buen trabajo de Kwob al lado de Woo, la película alcanza grandes cuotas de acción absolutamente trepidante.
un saludo!

FACU dijo...

Fantomas, soy yo, el que de vez en cuando te deja un comentario pero lee casi siempre tus grandes reseñas.
Ya te dije que gran parte de eso se debe a que la mayoria de las pelis que comentas no estan a mi alcance por mi corta e inservible edad.

En fín, yo se que para vos no es negocio, pero te puedo dejar una tarea?

Je!! Es una "Meme de la Felicidad" en la que tenes que escribir 6 cosas sin importancia que te hagan feliz y postearlo, delegando esa responabilidad a otros seis bloggers más.
Las instrucciones estan en mi blog, por si acaso.

Saludos terricola!!!!

Jorge - cinenovedades dijo...

Esta no la he visto, pero me encantan este tipo de películas. De hecho sí he visto "The Killer" y la considero un peliculón de cine de acción. La forma en que John Woo filma las escenas de acción (como bien dices, tremendas balaceras) es impresionante. Definitivamente me apunto "Hard Boiled" para un próximo visionado.
Impecable reseña, Saludos!

Álvaro dijo...

Pues la tengo pendiente aunque me han dado muchas ganas de verla,la voy a descargar.

darkerr dijo...

No la he visto, y eso que la tengo por ahi. Este jueves es feriado por aqui, asi que ahi la veo. Saludos¡¡¡

Igor Von Slaughterstein dijo...

Una auténtica gozada!! Admito que en mi adolescencia disfruté como un enano con las películas de John Woo y esta era de mis favoritas (aunque creo que siempre pondré por encima "The Killer"). COmo siempre una excelente reseña con la que coincido en todo.

Saludos!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...