domingo, 14 de diciembre de 2008

Don´t Look Now: El lado más oscuro de Venecia.

“Don´t Look Now” (1973), es un film de terror del director Nicolas Roeg, el cual está protagonizado por Julie Christie y Donald Sutherland.

Laura (Julie Christie) y John Baxter (Donald Sutherland), son un matrimonio que tras el fallecimiento de su hija Christine, se traslada a Venecia a causa de las obligaciones laborales de John. Una vez allí, Laura entra en contacto con unas extrañas mujeres que dicen traer un mensaje de la niña, y John comienza a ver signos inquietantes por toda la ciudad, incluyendo a una figura que se asemeja a la de su hija fallecida. Para colmo, Venecia está siendo aterrorizada por un misterioso asesino serial, lo que enturbia aún más la difícil situación de la atormentada pareja.


A fines de la década del cincuenta, el británico Nicolas Roeg dio sus primeros pasos al interior de la industria cinematográfica como director de fotografía. No pasaría mucho tiempo antes de que Roeg comenzara a ser reconocido como uno de los profesionales más destacados en su campo, razón por la cual sus servicios comenzaron a ser requeridos por directores tales como Roger Corman, John Schlesinger y David Lean, entre otros. Eventualmente, Roeg debutaría como director con la cinta “Performance” (1970), para luego filmar la aclamada “Walkabout” (1971) y la atmosférica “Don´t Look Now”, en la cual también oficiaría de director de fotografía junto a Anthony B. Richmond. El guión de esta última, el cual estaba basado en la historia corta del mismo nombre de la escritora Daphne du Maurier, estuvo a cargo de los guionistas Allan Scott y Chris Bryant, quienes además se encargaron de presentarle el proyecto a Roeg. Aunque originalmente el productor Peter Katz había pensado en Natalie Wood y Robert Wagner para interpretar los roles protagónicos del film, finalmente Roeg se inclinó por Julie Christie y Donald Sutherland, quienes de inmediato aceptaron integrarse a la producción.

“Don´t Look Now” se centra en las vivencias y las dificultades de la pareja conformada por John y Laura Baxter, quienes tras el trágico fallecimiento de su hija, quien se ahogó accidentalmente en un estanque, deben viajar a Venecia para restaurar una vieja iglesia. Mientras que John ha superado el trauma emocional que le ha provocado la tragedia, Laura se ve nuevamente enfrentada a la muerte de su hija cuando dos ancianas hermanas con supuestos poderes psíquicos, se acercan a ella para relatarle extrañas premoniciones que guardan cierta relación con la pequeña. A raíz de los recientes hechos, la relación de los Baxter inevitablemente comienza a fracturarse, al mismo tiempo que el matrimonio se ve envuelto en un extraño misterio. Mientras John y Laura navegan por los laberínticos canales de Venecia y los de su propia mente, un asesino serial comienza a sembrar el terror en la hermosa ciudad italiana, lo que obliga a la pareja a enfrentar un predicamento completamente surreal.

Suele decirse que dentro del espectro cinematográfico, aquellas amenazas que no son del todo tangibles por el espectador o por los protagonistas de una determinada historia, producen una sensación de inquietud más potente que aquellas que son presentadas de forma explícita. Esa máxima es la que en cierta medida sigue Roeg en este film, quien utiliza una serie de flashbacks y flashfowards con la intención de reconfigurar totalmente la cronología del relato, y desorientar por completo al espectador. Además de esto, cabe mencionar que en “Don´t Look Now” abundan diversos tipos de yuxtaposiciones: el color rojo intenso y el vidrio roto; los maravillosos y fluidos canales de Venecia y las estructuras geométricas presentes en gran parte de la arquitectura de la ciudad; las respectivas pistas que entrega la trama y los clásicos distractores; las reacciones predecibles de los Baxter y sus respuestas absolutamente impredecibles; y por último sus cada vez más extrañas percepciones que crean un mundo imaginario donde el sueño es realidad y la realidad es sueño. Para complementar todos estos contrastes, Roeg hace hincapié en el complejo espectro emocional que comparte la pareja, la cual pasa del amor, la lujuria y la pasión, a la ira, la indiferencia, el temor y la desolación.

La disonancia psicológica que existe en el film, en gran medida dota al mismo de una marcada atmósfera sobrenatural. Pese a que durante el transcurso de la trama se desarrollan una serie de hechos que carecen de toda lógica, el espectador no puede evitar seguir involucrándose en la convulsionada historia. Tal y como lo asegura John Baxter en un momento del relato, nada es lo que parece en la hipnótica Venecia, cuyas estrechas callejuelas encierran el peligro y el desconcierto en cada uno de sus rincones. Con la intención de realzar la naturaleza onírica y pesadillesca de la cinta, Roeg inserta una serie de imágenes que exhiben un poderío visual innegable, como por ejemplo una secuencia consistente en un extraño encuentro al interior de un baño; una catártica y provocativa escena de sexo; un primer plano a los ojos sin vida de una mujer ciega; ratas arrastrándose por las orillas de los canales venecianos; y un cuerpo descompuesto flotando sobre el agua, entre otras cosas. Al mismo tiempo, la errática actitud de quienes interactúan con los Baxter, tensa aún más la sombría atmósfera que domina a un relato marcado por la muerte, las emociones y el terror psicológico.

En lo que a las actuaciones se refiere, Julie Christie realiza un espléndido trabajo interpretando a una mujer que debido al dolor provocado por la reciente muerte de su hija, está dispuesta a creer en las absurdas premoniciones de un par de mujeres cuyas motivaciones permanecen entre las sombras. Donald Sutherland por su parte, realiza un trabajo igual de encomiable interpretando a un hombre que hace todo lo posible por no sucumbir ante sus turbulentas emociones. Cabe mencionar que las personalidades de ambos protagonistas también forman parte de las numerosas yuxtaposiciones que presenta el film; mientras Laura es apasionada, reflexiva e instintiva, John es mesurado, prudente y completamente racional. En cuanto al aspecto técnico de la cinta, resulta destacable el maravilloso trabajo de fotografía del antes mencionado Anthony B. Richmond, y la atmosférica banda sonora del siempre interesante Pino Donaggio. Por otro lado, la elección de Venecia como escenario de esta peculiar historia de terror psicológico, sin duda influye enormemente en el resultado del film. Y es que Roeg en gran medida utiliza las claustrofóbicas, impersonales y peculiares calles y canales de la ciudad, para ejemplificar y amplificar los miedos y las falencias psicológicas de la pareja de protagonistas, logrando con esto acercar su drama personal al espectador.

Nominada en 1974 por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y la Televisión (BAFTA) en siete categorías, “Don´t Look Now” para muchos se alza como la obra maestra de Nicolas Roeg. Pese a presentar ciertos paralelos con la entonces popular corriente del giallo italiano, el director evitar caer en la explotación banal de la violencia para centrarse de manera elegante en los siempre interesantes matices de la condición humana. Dominados por un dolor inimaginable, los Baxter no solo ven con resignación como su personalidad comienza a mutar, sino que además son empujados a creer en una fantasía de rasgos paranoides, la cual inevitablemente los llevará a cometer una serie de errores pueriles y censurables que pondrán en riesgo su sanidad mental y su propia vida. Es a raíz de todo lo anteriormente mencionado, que hoy en día “Don´t Look Now” es considerada como una verdadera gema del género del terror psicológico; es elusiva, excéntrica, elegante, compleja, invaluable y encierra un poder hipnótico que resulta difícil de describir.



por Fantomas.

7 comentarios:

MarioBava dijo...

Me encanto esta pelicula...Ademas la tengo original de una antigua edicion de VHS...Magnifica...

darkerr dijo...

Tengo que verla, un amigo la tiene y yo sin pedirsela. Ya la considero de vision obligada.

Igor Von Slaughterstein dijo...

Interesantísima película que desconocía totalmente. Tendremos que investigar.

Muchísimas gracias por el premio!! Ya estoy haciendo la lista de los otros galardonados.

Saludos!!

Ariel Luque dijo...

Te agradezco Fantomas por el premio que me haz dado y por el comentario. Ando un poco a las apuradas pero quería dejarte mi agradecimiento. Ahora mismo lo coloco en mi blog. Un abrazo gigante!

Ariel.

Lucksaw dijo...

Querido amigo blogger: has sido galardonado con el premio Symbelmine. Pasá por el blog y averiguá de que se trata!

Un abrazo grande desde Planet Rodriguez!

Cinéfilo7 dijo...

excelente reseña para un film muy interesante para mi gusto, aunque no la he visto.
slaudos!!!!!
nos vemos en cinefilo7 y bones inc.

Ariel Luque dijo...

Que tal amigo, paso para desearte una feliz navidad y todo lo mejor para el proximo año! Mis mejores deseos. Un abrazo enorme!!!

Ariel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...