jueves, 12 de marzo de 2009

Richard Matheson: Maestro de la fantasía.

Incluso si nunca hubiese escrito un solo guión para la televisión o para el cine, Richard Matheson seguiría siendo considerado como un gigante en lo que se refiere al mundo de la fantasía y lo macabro. Desde su aparición en 1950 con la historia corta, “Born of Man and Woman”, publicada en la revista de “Fantasía y Ciencia Ficción”, hasta su más reciente novela “Woman” (2006), la contribución de Matheson a la literatura fantástica y de ciencia ficción, ha sido bien recibida por los lectores y por la crítica. Sin embargo, es en el ámbito de la televisión y el cine donde Matheson ha obtenido un mayor reconocimiento, incluso cuando paralelamente continuaba con su carrera literaria.

Richard Matheson nació el 20 de febrero de 1926 en Allendale, New Jersey. Hijo de padre noruegos, el escritor en más de alguna ocasión ha mencionado que su historia familiar no influyo en su interés por la fantasía y la ciencia ficción. Según Matheson: “Creo que tus intereses no están ligados a la influencia del medio. Yo creo que uno nace con una cierta predilección hacia las cosas que uno presenta interés. Por ejemplo, cuando me inscribí en la biblioteca a los siete años de edad, el primer libro que pedí prestado fue “Pinocho en Africa”. Desde ahí, automáticamente fue arrastrado hacia la gran cantidad de cuentos de hadas que habían en el lugar. Ese mismo año comenzé a escribir pequeños poemas y historias para un periódico local llamado The Brooklyn Eagle. Ellos me daban pequeñas estrellas doradas como pago, las cuales luego podia cambiar por un juguete u otra
cosa.”

Con el fin de perfeccionar su oficio, Matheson ingresó al Brooklyn Technical School en 1939, se graduó en 1943 y luego se enlistó en el ejército. Participó en la última etapa de la Segunda Guerra Mundial, y luego fue liberado de sus funciones debido a una herida sufrida en combate. Tras esto, Matheson ingresaría a la Universidad de Missouri, donde se licenciaria en periodismo en 1949. Sería al año siguiente con su primer historia corta a nivel profesional que comenzaría una exitosa carrera. “Born of Man and Woman”, cuenta la historia de un monstruoso niño que es encadenado en un sótano por sus padres. Esta historia le significó un reconocimiento inmediato, lo que lo llevó en los años venideros, a contribuir en las revistas más prestigiosas de ciencia ficción de la época. Durante los años cincuenta, Matheson también escribió dos de sus más conocidas novelas de ciencia ficción, las cuales poseian ciertas características más propias del género del horror, y que más tarde se convertirian en films.

La primera, “I Am Legend”, relata las consecuencias de una epidemia de vampirismo que ha azotado a el mundo entero. Esta novela ha sido adaptada en tres ocasiones: “The Last Man On Earth” (1963) de Sidney Salkow, “The Omega Man” (1971), de Boris Sagal, y la reciente “I Am Legend” (2007), de Francis Lawrence. Es sabido que este libro fue la principal fuente de inspiración de George Romero al momento de realizar las cintas “Night of the Living Dead” (1968), y “Dawn of the Dead” (1978). La segunda novela de Matheson, “The Incredible Shrinking Man”, lo lanzó un peldaño más arriba en su carrera. Cuando la Universal Pictures se mostró interesada en llevar la historia al cine, Matheson vió como se le presentaba la oportunidad de comenzar a escribir guiones.

Antes de que esta novela fuera publicada, el escritor se mudó a Los Angeles con la intención de vender algunos guiones para la televisión, sin que este tuviera mucho éxito. Es por este motivo al momento de vender los derechos de su novela, Matheson exigió de que él debia ser quien se hiciera cargo del guión de la cinta. Y así fue. “The Incredible Shrinking Man” (1957), se convirtió en un clásico inmediato del género, y logró recaudar millones de dólares cuando fue estrenada (solo contaba con un presupuesto de $800.000 dólares). Sin embargo, Matheson no quedó para nada satisfecho con el resultado. Luego de que él terminara su guión, el productor de la cinta le pidió a un guionista que realizara algunos cambios. El resultado de esto, sería que a los ojos del escritor, la historia se manejo de mala manera, dejando de lado gran parte de los efectos nefastos en la vida personal el protagonista, sufridos a causa de su curioso mal.

Sería en la década de los sesenta que la carrera cinematográfica de Matheson tendría su punto más alto. En 1961, junto a su amigo Charles Beaumont (ambos escritores son también responsables de una buena cantidad de los guiones de la serie de televisión “The Twilight Zone”), escribió el guión de la cinta “Burn, Witch, Burn”, la cual estaba basada en la novela de Fritz Leiber llamada, “Conjure Wife”. Este guión, un clásico moderno del mundo sobrenatural, sirvió para que por primera vez los críticos tomaran en serio el trabajo de Matheson como guionista. Sin embargo, el gran hito del escritor vendría con la serie de adaptaciones de la obra de Edgar Allan Poe, realizadas por la American International Pictures. Dirigidas por Roger Corman, la serie comenzó con la sólida “The Fall of the House of Usher” (1960). El éxito de esta película (que incluso obtuvo el beneplácito de la crítica, algo totalmente inaudito para una película lanzada por la AIP), dio pasó a una serie de producciones, cada una tan exitosa como la anterior. Las otras colaboraciones entre Matheson, Corman y Poe, serian: “Pit and the Pendulum” (1961), “Tales of Terror” (1962) y “The Raven” (1963).

Paralelamente, Matheson comenzaría su carrera en la televisión en 1959, cuando fue invitado a una función privada de una cinta de media hora de duración llamada “Where is Everybody?”. El film era el episodio piloto de “The Twilight Zone”, una serie que reunía historias del género fantástico y de la ciencia ficción. Matheson y su amigo, Charles Beaumont fueron invitados a escribir guiones para esta particular serie. Los episidios escritos por Matheson y Beaumont, se encuentran entre lo mejor de la serie, no tan solo por la calidad de sus historias, sino que además gozaban de ciertos beneficios que el resto de los guionistas no tenían. Los guiones de Matheson eran frecuentemente dirigidos por hombres que que se destacarían en la dirección, como por ejemplo Richard Donner, o por los ya veteranos Norman Z. McLeod y Jacques Tourneur. El éxito de “The Twilight Zone”, la abrió a Matheson las puertas del mundo de la televisión, recibiendo pedidos incluso de series no ligadas al género fantástico.

El primer telefilm de Matheson fue concebido en 1963, pero fue llevado a la pantalla recién en el año 1971, por el director Steven Spielberg. “Duel”, cuenta la historia de un hombre que es perseguido por un camión sin ninguna razón aparente. La historia se le ocurrió a Matheson el mismo día que fue asesinado el presidente Kennedy. El escritor se encontraba jugando golf cuando escuchó la noticia. Deprimido, comenzó a dirigirse a su casa para saber más acerca del suceso. En el camino, un camión comenzó a acercarse a su automóvil. Debido a las circunstancias de aquel día, Matheson comenzó a gritarle furioso al conductor del camión. El telefilme, que sirvió para lanzar la exitosa carrera de Spielberg, pronto sería superada por el primer producto de la larga sociedad entre Matheson y Dan Curtis, un director y productor de televisión, conocido por crear la míticac serie, “Dark Shadows”. Curtis había adquirido los derechos de un manuscrito aún no publicado, acerca de Kolchak, un periodista que le sigue la pista a un vampiro en la ciudad de Las Vegas. La adaptación de Matheson, titulada “The Night Stalker”, fue transmitida el año 1972, siendo vista por más de 75 millones de espectadores, convirtiéndose en el telefilme más visto hasta la fecha.

En 1973, se filmaría la secuela de este telefilme llamado, “The Night Strangler”. Matheson junto a William F. Nolan, escribiría el guión de la tercera aventura de Kolchak, titulada “The Night Killer”, la cual nunca fue filmada. Aunque Matheson en reiteradas ocasiones se ha quejado por el encasillamento que sufrió en el género fantástico, fue gracias a su reputación que en el año 1980 le fue asignada la adaptación de “The Martian Chronicles”, del escritor Ray Bradbury. Aunque el resultado fue estupendo, el escritor lamentó los cambios que tuvo que realizar para adaptar la novela al formato televisivo, problema que tuvo con un gran número de sus adaptaciones. Matheson ha probado con creces ser un buen novelista, y un exitoso guionista de televisión y cine. Luego de participar en la cinta “Somewhere in Time” (1980), gracias a la reputación que logró construir con los años, se dió el lujo de escoger los proyectos en lo que quería trabajar, los cuales en su gran mayoría fueron en el mundo de la televisión. Aunque en la actualidad está semiretirado, su obra continua siendo adaptada. Richard Matheson tiene razones de sobra como para ser considerado uno de los escritores más influyentes del género fantástico, cuyo aporte para el mundo del cine y la televisión ha sido inconmensurable.


por Fantomas.

2 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Enhorabuena por tu nuevo blog, compañero.
Muy didáctico para todo buen cinéfilo que se precie.

Te aviso, eso sí, que llevar dos blogs no siempre es una tarea fácil. Así que desde aquí, te doy mi todo apoyo. Para empezar, agrego este nuevo blog a mis enlaces ;)

Saludos :)

P.D.: Excelente repaso a la obra de Matheson. Como guionista, es una lástima que algunas veces sus guiones fueran llevados a cabo por directores torpes.

darkerr dijo...

Este blog es una maravilla, que grandes contenidos, me lo voy a leer todo con calma. Saludos y felicitaciones por el nuevo lugar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...