lunes, 6 de abril de 2009

Cat People: La primera entrada del ciclo de cine de terror de Val Lewton.

“Cat People” (1942), es un film de terror del director Jacques Tourneur, el cual está protagonizado por Simone Simon, Kent Smith, Tom Conway y Jane Randolph.

Durante una visita al zoológico, Oliver Reed (Kent Smith) conoce a Irena Dubrovna (Simone Simon), una deslumbrante mujer serbia que está realizando unos dibujos junto a la jaula de las panteras, con el fin de inspirarse al momento de hacer diseños de moda. Poco tiempo después, Oliver termina contrayendo matrimonio con ella. Todo va bien hasta que una enigmática mujer de aspecto felino, que afirma ser pariente de la chica, gatilla en ella una ansiedad que lentamente se va convirtiendo en neurosis. Y es que ella sospecha que es una mujer pantera, como las que aparecen en una vieja leyenda de su país, las cuales se transforman en animales cuando sienten celos o sienten la pulsión del amor.


A fines de la década del treinta, Val Lewton se encontraba sumamente cómodo con su trabajo como consultor de guiones del productor David O. Selznick, cuando el jefe de producción de los estudios RKO, Charles Koerner, le encomendó la misión de trabajar como productor de la unidad B del estudio. Lo que Koerner realmente deseaba era realizar una serie de thrillers provocadores que aprovecharan la popularidad alcanzada por las cintas de horror de la Universal, para así poder pagar las deudas generadas por los filmes de Orson Welles, “Citizen Kane” (1941) y “The Magnificent Ambersons” (1942). Cuando Lewton se enteró que su primera película se llamaría “Cat People”, se sintió tan avergonzado que le ofreció al guionista DeWitt Bodeen que abandonara el proyecto. Sin embargo, cuando Lewton vio que el guión escrito por Bodeen se presentaba como un perturbador y ambiguo thriller psicológico acerca de una mujer que teme entregarse a sus pasiones debido a que eso la convertiría en una pantera asesina, el productor decidió seguir adelante con el proyecto. “Cat People” fue rodada de manera rápida con un presupuesto de aproximadamente 150.000 dólares. Para crear la ilusión de que se trataba de una cinta de mayor presupuesto, Lewton contrató a los directores de arte Albert S. D´Agostino y Walter E. Keller para que refaccionaran algunos sets utilizados en cintas más costosas. A raíz de esto, los sets de los films “Shall We Dance” (1937) y de la ya mencionada “The Magnificent Ambersons”, fueron utilizados en la realización de “Cat People”. Cuando los sets no estaban disponibles, el director de fotografía Nicholas Musuraca intentaba cubrir con sombras el hecho de que estaban trabajando con el mínimo de decorados.

Esta no sería la única complicación que Lewton tendría que enfrentar durante la realización del film. Durante la primera etapa del rodaje, el productor en jefe de la unidad B del estudio, Lew Ostrow, intentó despedir al director Jacques Tourneur. A raíz de esto, a Lewton no le quedó más opción que dirigirse a Koerner para intentar retener al ofendido director. Una vez que la película estuvo terminada, Koerner y el resto de los ejecutivos de la RKO asistieron a una proyección de prueba. Lamentablemente, quedaron tan horrorizados con el resultado que no pudieron evitar temer lo peor. Sin embargo, la cinta resultó ser un éxito que duró trece semanas en cartelera, logrando una recaudación de cuatro millones de dólares a nivel mundial, con lo que el estudio se salvó de la bancarrota. Como muestra de gratitud, el estudio renovó el contrato de Bodeen con un alza de sueldo; a Tourneur, director que habían intentado despedir, le entregaron un bono de 5.000 dólares y le prometieron que le entregarían proyectos más importantes tan pronto terminaran sus obligaciones con Lewton; y finalmente al productor le aseguraron una mayor libertad artística en sus próximos proyectos. Con todo esto en consideración cabe preguntarse: ¿Cuáles son las razones por las que esta cinta horrorizó a los ejecutivos, y al mismo tiempo conquistó a los espectadores?


Si hay algo por lo que se caracteriza “Cat People”, es por lo marcadamente freudiana que resulta ser la trama. Desde prácticamente el principio del film, resulta evidente que este encierra un gran número de simbolismos de carácter psicosexual. Y es que Irena es básicamente una mujer que le teme a sus propias pasiones, razón por la cual la mayor parte del tiempo se caracteriza por ser una persona contenida y controlada. No solo le aterra expresar sus emociones en público porque piensa que al hacerlo rompería ciertas normas del comportamiento social, sino que además cree que eso disolvería por completo la imagen de mujer educada y gentil que a diario intenta proyectarle a quienes la rodean. Es el extraño comportamiento de la protagonista lo que lleva al director a plantearle la siguiente interrogante al espectador: ¿Es Irena capaz de convertirse en un gato, o todo es producto de su vívida imaginación? La trama se complica aún más con la aparición de Alice Moore (Jane Randolph), quien a diferencia de la protagonista, es una mujer moderna e independiente, fiel representante del movimiento feminista reinante en la Norteamérica de la década del cuarenta. Lamentablemente para Irena, cuando su relación matrimonial comienza a fragmentarse, esta debe ver con impotencia como Alice gradualmente empieza a acercarse a un cada vez más contrariado Oliver.

Tan pronto como Alice le proclama su amor a Oliver, Irena comienza a alejarse cada vez más de la cotidianidad a la que estaba acostumbrada, al mismo tiempo que ve aumentada su fijación con la pantera del zoológico. Es en este momento cuando los contrastes existentes entre la protagonista y Alice se hacen más evidentes, y cuando la ira de Irena se convierte en algo absolutamente aterrador. Cabe mencionar que tanto “Cat People” como el resto de los films producidos por Lewton, se caracterizaron por desarrollarse en escenarios familiares, los cuales son dominados por una sensación de terror y peligro inminente. Para lograr dicho efecto, Lewton y los directores con los cuales trabajó, se encargaron de insertar una serie de escenas que tras jugar con la sugestión, desembocaban en un inesperado e intenso clímax que extrañamente marcaba el retorno a la normalidad. Por ejemplo, en una determinada escena de “Cat People”, la cada vez más neurótica Irena comienza a perseguir a su rival amorosa a través de Central Park. Justo cuando la figura de un gato se prepara para atacar a la mujer, un bus se detiene bruscamente provocando un sonido que inevitablemente sobresalta al espectador. A raíz de dicha escena, Lewton bautizaría como “buses” a aquellos momentos cinematográficos cuyo único fin es asustar al espectador mediante la inclusión de una acción inesperada.


En lo que a las actuaciones se refiere, la actriz francesa Simone Simon interpreta de buena manera a una mujer contenida, atormentada y herida, la cual está envuelta en un halo de inocente sexualidad que resulta casi irresistible. Jane Rudolph por su parte, realiza un estupendo trabajo interpretando a la extrovertida Alice, la cual por momentos se presenta como una sutil manipuladora de los eventos que gatillan la transformación de la protagonista. Mención especial merece Tom Conway, quien interpreta al lascivo y maquiavélico psiquiatra que intenta controlar las pulsiones ocultas de Irena, con la intención de que la mujer eventualmente se sienta atraída hacia él. En cuanto al aspecto técnico de la producción, esta cuenta con la efectiva banda sonora de Roy Webb, la espléndida dirección de arte de los ya mencionados Albert S. D´Agostino y Walter E. Keller, y con el maravilloso trabajo de fotografía de Nicholas Musuraca, cuyo uso de la luz y la sombra es en gran medida responsable de la peculiar atmósfera que presenta el film.

Con “Cat People”, Lewton establecería una fórmula que repetiría en el resto de las cintas que realizó para la RKO, como por ejemplo “I Walked With a Zombie” (1943) y “The Body Snatcher” (1945), entre otras. Sin embargo, ninguno de los otros films que Lewton produjo para el estudio tendría el mismo impacto que su primera incursión en el género del horror, ni siquiera su secuela titulada “Curse of the Cat People” (1944). Si bien en la superficie “Cat People” es una cinta de terror que presenta una premisa original y compleja, una dirección innovadora, un grado de erotismo inusual para la época, y un puñado de escenas realmente escalofriantes, el film de Tourneur también un drama que se centra en una mujer que busca por todos los medios combatir los aspectos menos atractivos de su naturaleza. Es a raíz de todo lo antes mencionado que no resulta extraño que cincuenta años después de su estreno, la película se haya ganado un puesto en el Registro Nacional de Cine de los Estados Unidos, lo que de inmediato le otorgó un estatus de verdadero tesoro nacional.



por Fantomas.

8 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No recuerdo haberla visto ni tampoco su remake.

Apuntada queda.

Saludos ;)

Carlos dijo...

Obra maestra.

Tendré que verla de nuevo después de 9 años.

Cómo pasa el tiempo.

Plumas de Caballo dijo...

No es mi preferida de Tourneur, pero lo pasé muy bien viéndola, casi tan bien como leyendo este post. Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Que gran película y que gran análisis que te has currado. Personalmente he visto esta película tres o cuatro veces y siempre encuentro fascinante como te atrapa con unos mínimos elementos fantásticos.

Saludos!

Claudia dijo...

Se ve que es una muy buena pelicula con una trama original.

Muy buen aporte como siempre

yorgos dijo...

una buena película sin duda. en general, todo lo que tocó Val Lewton es destacable, y los trabajos con Tourneur, más.
un saludo

Igor Von Slaughterstein dijo...

Excelente recordatorio de los procesos que llevaron al rodaje de este clasico. Realmente lo de serie B nunca pasa por la cabeza de nadie mientras se visiona, pues luce como una A total.

En fin, poco se puede añadir a lo dicho sobre una de las obras maestras que nos ha dado el cine. Un film absolutamente perfecto de principio a fin.

Saludos!!

Criss Cross dijo...

Es un a película indudablemente maravillosa y certeramente, como bien lo has dicho ... Na ha habido película con tan poco prsupuesto que se haya alcanzado tan bien como CAT PEOPLE. Es una obra maestra.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...