jueves, 9 de abril de 2009

The Curse of the Cat People: Un ensayo acerca de la psicología infantil.

“The Curse of the Cat People” (1944), es un film de terror de los directores Gunther von Fritsch y Robert Wise, el cual está protagonizado por Simone Simon, Kent Smith, Ann Carter y Jane Randolph.

La pequeña Amy Reed (Ann Carter) se siente aislada y diferente a sus amigos, quienes la dejan de lado en sus juegos. A pesar de los esfuerzos de sus padres, Oliver (Kent Smith) y Alice (Jane Randolph), por intentar que la niña encaje, esta prefiere pasar las horas jugando sola haciendo uso de su imaginación. Cuando un peculiar anillo cae en sus manos, el cual es propiedad de Julia Farren (Julia Dean), una extraña anciana que parece vivir aislada en su mansión, Amy entabla contacto con el fantasma de Irena Dubrovna (Simone Simon), la antigua mujer de su padre, la cual falleció hace algunos años y que aparentemente parecía llevar consigo una terrible maldición.


Tras el inesperado éxito de “Cat People” (1942), los ejecutivos del estudio RKO comenzaron a presionar al productor Val Lewton para que realizara una secuela lo más rápido posible. Para Lewton, “The Curse of the Cat People” se convertiría en un proyecto sumamente personal. Y es que el guión escrito por DeWitt Bodeen contendría una serie de detalles autobiográficos del productor, como por ejemplo la forma en como le fueron enseñados los números durante su niñez, y su afición por las historias de fantasmas como “The Headless Horseman”. Lamentablemente para Lewton, el hecho de que ciertos aspectos del film le resultaran familiares, no impidió que la realización del mismo se convirtiera en un verdadero dolor de cabeza. En esta ocasión, la dirección de la cinta recaería en las manos de Gunther von Fritsch, mientras que el proceso de edición estaría a cargo de Robert Wise, quien eventualmente se vería obligado a asumir ciertas obligaciones para las que no había sido contratado. En un principio, el estudio había acordado un plazo de 18 días para la realización del film. Sin embargo, los nervios terminaron traicionando al director, quien al no ser capaz de acelerar el proceso de rodaje, fue despedido tras haber filmado aproximadamente la mitad de guión. Fue así como finalmente Wise fue ascendido a director, debiendo cumplir con el estricto calendario de rodaje en tiempo récord.

Cuando Lewton les mostró la cinta terminada a los ejecutivos de la RKO, estos se sintieron extremadamente decepcionados con el producto final, básicamente porque ellos esperaban encontrarse con un thriller de tintes sobrenaturales. Aún cuando “The Curse of the Cat People” conserva gran parte de los personajes del primer film, su tono fantástico y su peculiar temática contribuyeron al hecho de que la cinta fuese considerada como un verdadero ensayo sobre la psicología infantil. Temiendo que este inesperado giro narrativo afectara el atractivo comercial del film, los ejecutivos del estudio tomaron una serie de medidas dirigidas a resguardar la inversión. De esta forma, no solo exigieron la reformulación de algunas escenas, sino que además le encargaron a Lewton que rodara algunas secuencias nuevas. Pese a que Lewton insistió en reiteradas ocasiones que lo mejor sería cambiar el título de la producción a “Amy and Her Friend”, el estudio se rehusó a escuchar al productor y dio inicio a una particular campaña publicitaria que buscaba engañar a los potenciales espectadores. Fue así como la RKO lanzó carteles publicitarios con frases como: “¡La mujer bestia acecha la noche otra vez!” y “¡La Amenaza negra aterroriza nuevamente!”. No contentos con esto, el departamento de publicidad del estudio le sugirió a los dueños de las salas de cine que pintaran garras de pantera en el piso de sus teatros, y que enviaran a un pequeño grupo de personas a la calle con máscaras de gato y con carteles en sus espaldas con la frase: “¿Son personas gato?”


En “The Curse of the Cat People”, varios años después del fallecimiento de la trastornada Irena Dubrovna, el matrimonio conformado por Alice y Oliver Reed se muda a un idílico pueblo ubicado en Nueva Inglaterra, para así conformar una familia lejos del mundanal ruido de la ciudad. En el lugar viven junto a su hija de ocho años Amy, quien debido a que tiene algunos problemas para sociabilizar con los niños de su edad, ha optado por retraerse en el mundo de la fantasía. Eventualmente, la pequeña Amy establece una relación de amistad con Julia Farren, una vieja actriz que vive en una tenebrosa mansión que queda a pocos pasos del hogar de los Reed. Durante una de las visitas de la niña a la casa de la anciana, esta recibe un anillo que en teoría es capaz de cumplir los deseos de su dueño, lo que incentiva aún más la vívida imaginación de Amy. Todo se complica más cuando tras descubrir una foto de Irena escondida dentro de un cajón, la niña le pide al anillo que le dé una amiga. Es entonces cuando el fantasma de Irena aparece, amenazando la aparente tranquilidad de la familia Reed.

Tal y como sucede con Irena y su temor de convertirse en pantera en “Cat People”, en esta ocasión se sugiere que la relación que existe entre el fantasma de la mujer y Amy, solo es un producto de la imaginación de la niña. Esta ambigüedad no solo se hace patente en la relación entre la niña y su nueva amiga, sino que también se refleja en la relación entre Julia Farren y su hija Bárbara (Elizabeth Russell), ya que según la anciana, Bárbara es simplemente una impostora que ocupó el lugar de su hija quien falleció varios años atrás. Es precisamente la delgada línea divisora que existe entre la realidad y la fantasía, lo que dota de un encanto especial a la cinta. Según el mismo Wise: “El film presenta dos grandes fuerzas que amenazan a los protagonistas. La más obvia, es el misterio que encierra la vieja casa de los Farren y la extraña relación de la anciana con su hija, incluyendo al fantasmagórico entorno del lugar. La otra amenaza, claramente más sutil, es la falta de entendimiento del padre acerca de la vida de fantasía de la pequeña niña, y su incapacidad para lidiar con ella o reconocerla como tal”.


En gran medida, es la incomprensión y la constante represión que Oliver ejerce sobre su hija, lo que genera gran parte de los conflictos y los acontecimientos que se ven durante el transcurso del film. Oliver no solo se niega a aceptar el hecho de que a su hija le cuesta hacer amigos, sino que además no comprende como ella puede vivir de ensoñaciones y de aspiraciones mágicas, o que tenga la necesidad de tener una amiga “imaginaria”. Es a causa de esta imposición de poder que intenta ejercer un padre que no es capaz de aceptar que su hija vive fuera de la norma, que las fantasías de Amy se funden con la realidad. Esta fusión de lo real y lo imaginario trasciende el núcleo familiar de los Reed, y se expresa incluso al interior del hogar de Julia Ferrin. La anciana al igual que la niña, vive en un mundo que colinda con lo fantástico, aunque en su caso su realidad presenta evidentes tintes siniestros. No solo su casa resulta ser un lugar lúgubre que encierra múltiples misterios y oscuros secretos, sino que además su hija es retratada como un personaje de apariencia felina que deambula por la casa de manera sigilosa, lo que de inmediato le otorga una naturaleza completamente fantasmal.

En lo que a las actuaciones se refiere, Simone Simon realiza un estupendo trabajo interpretando al fantasma de Irena Dubrovna, quien a diferencia del primer film donde se caracterizaba por ser una mujer neurótica, manipuladora y reprimida, en esta ocasión se alza como la benevolente y bien intencionada amiga de Amy. También resulta destacable la labor de la pequeña Ann Carter, quien se lleva gran parte del peso dramático de la cinta. En cuanto al aspecto técnico de la producción, esta cuenta con la efectiva banda sonora del compositor Roy Webb, el magnífico trabajo de fotografía de Nicholas Musuraca, y la correctísima dirección de arte de Albert S. D´Agostino y Walter E. Keller. Pese a que “The Curse of Cat People” no obtendría el mismo éxito comercial que su predecesora, de todas formas logró impresionar a la crítica especializada, particularmente por la conexión que tenía la historia con el poema de Robert Louis Stevenson, “The Unseen Playmate”. De hecho, el film que según muchos logró capturar la poesía y el peligro de la niñez, hasta el día de hoy sigue siendo exhibido en algunas escuelas de psicología que buscan enseñarles a sus alumnos ciertas pautas en el tratamiento de niños con problemas emocionales. Todo lo antes mencionado demuestra que en ocasiones, las secuelas logran despegarse con éxito de los esquemas propuestos por las producciones originales, creando un mundo igualmente atractivo el cual es visto desde una perspectiva completamente distinta.

por Fantomas.

7 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Pues no ví ni la original ni su secuela. La verdad es que no me llama mucho la atención.

Saludos ;)

Davo Valdés dijo...

Fantomas. Un honor estar enlazado a tu blog. Ya te hemos añadido en The Redrum Blog. Excelente portal el que tienes. Nos leemos por acá.

¡Saludos desde México!

ATXEIN dijo...

Pues tengo que revisarlas porque no las tengo anda frescas..Aunque creo que vistas a dia de hoy pueden resultar algo lentitas..

Un saludo¡¡

Álvaro dijo...

Según la pintas igual merece la pena visionarla,a ver si soy capaz de encontrarla!

Bipolar dijo...

Muy interesante blog. Hay alguna que otra peliculita que me ha descubierto.

Recominedo descubrir tambien esta otra web de similar tematica: www.theweirdworldof.com

Beatrice dijo...

¡Esta es una de mi peliculas preferidas en absoluto! El blog es muy interesante... he leido el argumento original y effectivamente habia algunas escenas fantasticas que han sido cortadas (una entre Irena y Amy con un cervato, unas entre Miss Farren y su hija que explicavan porque la primera se habia vuelto loca)... y el final tambien cambiado... pero no he entendido si estas escenas han sido rodadas o no... si fuese asì, serìa muy interessante ver el material cortado

¡Saludos de Italia!

jb dijo...

Amo esta pelicula desde que era chico. En la tele la dieorn mas d euna vez en esa epoca y siempre la veía (esta y la anterior) Claro que esta no daba "miedo" pero era hermosa. Y cuando uno crece tiene ocasión d enotar cuan hermosa era. Val Lewton era un genio y su dupla con Torneur un gran momento en la historia del cine y que debut para robret wise!! Bueno, andaba con ganas d eescribir algo sobre Lewton
Una gran peli, como siempre :) :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...