martes, 26 de mayo de 2009

Jackie Chan: Estrella absoluta del cine de artes marciales.

Jackie Chan cuyo verdadero nombre es Chen Gang Shen, nació en Hong Kong el 7 de abril de 1954. Hijo de refugiados de la guerra civil china, estuvo a punto de ser vendido a un doctor británico por sus padres al nacer, debido a que no tenían los medios para alimentarlo. A los seis años se mudó a Australia con su padre, y según Jackie, fue uno de sus amigos el que le comenzaría a llamar Jack Chan. Mucho tiempo después, cuando ingresó al mundo del cine, Raymond Chow (fundador de la productora Golden Harvest) cambió su nombre a Jackie. Después de un año en Australia, Jackie fue enviado en solitario de vuelta a Hong Kong. Ahí firmaría un contrato por diez años con Yu Zhan Yuen para internarse en la Peking Opera School. En el lugar, además de estudiar actuación, aprendería artes marciales. A los ocho años, pese a las 17 horas de intenso entrenamiento, se las arreglaría para aparecer en algunas cintas musicales realizadas en Hong Kong.

Junto con esto, se integraría a “Seven Little Fortunes”, un grupo conformado por los mejores estudiantes de la escuela, en el cual también participaban Sammo Hung y Yuen Biao. El trío iniciaría una larga amistad, la que los llevaría tiempo después a filmar un par de películas donde se ganarían el apodo de “los tres dragones”. Desde 1962 a 1982, Jackie participaría en 28 films, sin incluir aquellos en los que trabajó como extra o su participación en la cinta de Bruce Lee, “Fist of Fury” (1972), donde oficiaría como doble del villano de turno. También aparecería como doble en “Enter the Dragon” (1973), la cual también estaba protagonizada por Bruce Lee. Pese a protagonizar la cinta, “Little Tiger of Canton” (1971), fue la participación en las producciones estelarizadas por Bruce Lee lo que le abriría las puertas de los grandes estudios de Hong Kong.


Antes de que esto sucediera, Jackie tuvo algunos problemas para encontrar trabajo, lo que lo llevó a trabajar en una comedia para adultos titulada, “All in the Family” (1975), la cual sería la única ocasión en toda su carrera donde no participaría en ninguna secuencia de acción durante todo el metraje del film. Al año siguiente, el actor recibiría un telegrama de Willie Chan, un productor que había quedado impresionado con el trabajo como doble de Jackie. El productor le ofreció un rol en una cinta dirigida por Lo Wei, que tras ver la participación del actor en el film de John Woo, “Hand of Death” (1976), tenía planeado convertir a Jackie en el próximo Bruce Lee con la secuela de “Fist of Fury” titulada, “New Fist of Fury” (1976). Esta película no tuvo mucho éxito debido a que Jackie no estaba muy familiarizado con el estilo de pelea de Lee. Pese al fracaso comercial del film, Lo Wei continuaría como productor de los siguientes proyectos de Jackie, los cuales obtendrían mejores resultados en la taquilla.

Dentro de dicho periodo, el actor obtendría su primer gran éxito con la cinta, “Snake in the Eagle´s Shadow” (1978). En dicha producción, el actor tendría total libertad para coordinar las escenas de luchas. Además, la película sirvió para establecer de manera definitiva la fusión entre la comedia y el kung fu, otorgándole una brisa de aire fresco al explotado género de los films de artes marciales. Ese mismo año, Jackie participaría en “Drunken Master”, obra que terminaría lanzándolo al estrellato. Todas la películas en las que participaría el actor realizadas entre 1976 y 1978, pese a presentar tramas más bien básicas, y modestas actuaciones, se caracterizaban por exhibir cuidadas escenas de lucha, lo que venía a poner evidencia la estricta formación de Jackie.

Tras un ciclo de exitosas películas, Lo Wei continuaría explotando el estilo impuesto por el actor y compañia en las cintas, “Half a Loaf of Kung Fu” (1978) y “Spiritual Kung Fu” (1980). Además le otorgó al actor la oportunidad de co-dirigir “The Fearless Hyena” (1979) con Kenneth Tsang. Durante la filmación de “Fearless Hyena Part 2” (1983), y tras la salida del productor Willie Chan, Jackie rompió su contrato con Lo y se integró a la productora Golden Harvest. Obviamente, esto no puso muy contento al productor, quien utilizó a las triadas para amenazar a Jackie, e impedir que este abandonara su productora. Finalmente fue gracias a la intervención del actor y director Jimmy Wang Yu, que Jackie pudo irse tranquilo a Golden Harvest.

Willie Chan por su parte, se convertiría en el manager del actor, y fue gracias a él que este pudo lanzar su carrera internacionalmente. El primer paso que Jackie daría en la industría norteamericana, sería en la cinta de Robert Clouse, “Battle Creek Brawl” (1980). Aunque la cinta fue un fracaso, el cual fue en gran medida causado por la noción que el público norteamericano tenía acerca de los films provenientes de Hong Kong (para ellos no se trataba más que de producciones precariamente realizadas), lo que se combinaba con el hecho de que fue Clouse quién se encargo de coreografiar las escenas de lucha, y el escaso dominio del inglés del actor, la participación de Chan en esta producción le valió un par de cameos en las cintas de Hal Needham, “The Cannoball Run” (1981) y su respectiva secuela, donde llamó mayormente la atención con las escenas no incluidas en el corte final. Finalmente, tras el fracaso del film, “The Protector” (1985), del director James Glickenhauss, el actor se olvidaría por un tiempo de su carrera en norteamérica para enfocarse en la industría hongkonesa.


De todas maneras, durante el periodo que intentó hacer carrera en los Estados Unidos, Jackie continuó trabajando en Hong Kong donde lanzaría las exitosas “The Young Master” (1980) y “Dragon Lord” (1982), cinta que marcaría el inicio de un largo alejamiento del cine de kung fu más “clásico”, alejamiento que solo romperia en dos ocasiones; la primera sería con el film, “Drunken Master 2” (1994), y la segunda sería con la reciente “The Forbidden Kingdom” (2008). Fue en este punto donde la fórmula tan explotada por el actor comenzó a resultar repetitiva y predecible. Fue entonces cuando dió con una nueva y atrayente fórmula que pasaría a llamarse “wu da pian” (cintas de acción en donde abunda el uso de artes marciales, acrobacias y las escenas de riesgo). Bajo este nuevo esquema, Jackie se uniría a sus antiguos compañeros de la escuela de artes dramáticas, Sammo Hung y Yuen Biao, para protagonizar una serie de exitosas comedias de acción que comenzaría con “Project A” (1983), y continuaría con “Wheels on Meals” (1984), la denominada trilogía “Lucky Stars”, y la cinta “Dragons Forever” (1988).

Las escenas de riesgo dirigidas por él con el tiempo fueron madurando, lo que dio como resultado que el actor comenzara a experimentar maniobras que desafiaban tanto a la muerte como a la ley de gravedad, las cuales ocasionalmente casi le cuestan su carrera y su vida. Fue por ese motivo que cuando muchos de los dobles que trabajaron en la influyente “Police Story” (1985), resultaron heridos, muchos de estos profesionales se negaron a volver a trabajar con él, pese a los suculentos sueldos que estos recibían. Fue entonces cuando el actor conformaría a su propio grupo de dobles de riesgo, y los pondría a prueba en la exitosa “The Armour of God” (1986). En dicha película, sería el mismo Jackie quien tras un fuerte golpe en la cabeza, pasaría hospitalizado por tres semanas con un considerable riesgo vital. Desde ese accidente, el actor comenzó a ser más cauto en lo referente a las escenas de riesgo, y muy ocasionalmente utiliza dobles para las escenas más peligrosas.

A estas alturas, Jackie Chan ya había comenzado a dirigir sus propias cintas. Aunque obviamente le da importancia a los guiones de sus proyectos, para él son las escenas de lucha y de riesgo las piezas centrales de sus films. Ante todo, Chan evita utilizar ángulos de cámara que distorsionen la credibilidad de los movimientos a través del tiempo y del espacio; es más, él posiciona la cámara de modo de que ayude a exhibir en detalle lo complejo del movimiento. Cada puñetazo, patada y giro que vemos en sus escenas de lucha, son editados de manera de que cada movimiento sea acentuado, y para que al mismo tiempo la escena mantenga un cierto ritmo. Y es que para Jackie las escenas de lucha son similares a las rutinas de baile, debido a que ellas acentúan las formas del cuerpo humano.

Al mismo tiempo que evolucionaban las escenas de acción de sus películas, el actor/director comenzó a desarrollar personajes modernos, los cuales situaba en atestadas zonas urbanas, rodeadas de edificios y objetos. De la misma forma, los enfrentamientos ya no se daban entre dos hombre, sino que eran combates grupales donde los callejones, los centros comerciales o las fábricas se transformaban en improvisados campos de batalla. Este esquema es el sigue primando en las películas del actor. Ya en la segunda mitad de los ochenta y principios de los noventa, Jackie filmaría un buen número de exitosas secuelas, entre las que se encuentran; “Project A 2” (1987), “Police Story 2” (1988), “Police Story 3” (1992) y “Armour of God 2” (1991), entre otras, e interpretaría su primer rol dramático en el film, “Crime Story” (1993), papel que ese año le valdría una nominación como mejor actor drámatico.

Junto con esto, el actor volvería a probar suerte en Hollywood, aunque su mayor preocupación seguían siendo las producciones locales. Prueba de esto es que rechazó los roles que se le ofrecieron en las cintas, “Black Rain” (1989) y “Demolition Man” (1993). Sería con el film, “Rumble in the Bronx” (1995), que Chan finalmente se haría conocido en los Estados Unidos, donde pronto se transformaría en un actor de culto. Y aunque con el tiempo ha cimentado su carrera en Hollywood participando en cintas como “Rush Hour” (1998) y sus secuelas; “Shanghai Noon” (2000); e incluso en el film animado, “Kung Fu Panda” (2008), para el actor continua siendo más importante la industria cinematográfica de su país. En 1998 filmaría su última película para la Golden Harvest, titulada “Who Am I?”, y en los años siguientes formaría su propia productora llamada, JCE Movies Limited, la que en sociedad con Emperor Multimedia Group, ha seguido lanzado éxitos de taquilla a nivel local entre los que se encuentran, “New Police Story” (2004), “The Myth” (2005), y “Robin-B-Hood” (2005), entre otras.

Como si no bastara con su carrera como actor, productor y director, Jackie Chan además es cantante, y la verdad es que goza de bastante popularidad en China, donde sus videos musicales son transmitidos con bastante regularidad. Además fundó dos organizaciones de caridad; “The Jackie Chan Charitable Foundation”, fue fundada en 1998 con el fin de ofrecer becas y oportunidades para los más jóvenes. Con el tiempo, la organización a ampliado su ayuda, consiguiéndo provisiones medicas, ayudando a las víctimas de desastres naturales, entre otras cosas. Por otra parte, “The Dragon´Heart Foundation”, fundada en el 2005, se dedica a ayudar a niños y ancianos de escasos recursos en las áreas más remotas de China. A través de los años, la organización a construido una docena de escuelas, y recaudado millones de dólares con el fin de otorgarles educación a los más pobres. Además ayuda con la donación de sillas de ruedas, vestuario y otros elementos a diversos grupos de ancianos.

Quién comenzara como extra y doble de riesgo en el mundo del cine, hoy en día es sinónimo de éxito seguro en una industría tan competitiva como la cinematográfica. Puede que sus películas funcionen por el sentido del humor que maneja el actor, donde la mayoría de sus personajes son contradicciones ambulantes (un policía bromista o un serio director de orquesta que no duda en demostrar sus habilidades como luchador), y además son extensiones de su propia personalidad, lo que ayuda a que el espectador se identifique con ellos; o probablemente sea por las creativas, cuidadas y espectaculares escenas de acción que presentan sus trabajos, o tal vez por el carisma sin límites del actor. Jackie Chan sacrifíca su cuerpo y su alma para lograr entretener al espectador, donde sus arriesgadas escenas están pensadas con el solo fin de impresionarnos, demostrando el compromiso que el actor tiene con su audiencia. Como bien dijera un crítico, “Cada película de Jackie Chan es también un documental acerca del actor”.





por Fantomas.

1 comentario:

tokig dijo...

Genial Jackie Chan, es un actor muy arriesgado quien nos ha entregado clásicos inolvidables. Muy bueno el articulo, no conocia a fondo su vida....La ultima que he visto es The Myth que me pareció buena..

saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...