jueves, 21 de mayo de 2009

Thunderball: Bond bajo el agua.

“Thunderball” (1965), es un film del director Terence Young, el cual está protagonizado por Sean Connery, Claudine Auger y Adolfo Celi.

La organización secreta SPECTRE se propone infiltrar en la base inglesa de la OTAN a un impostor para que ocupe el lugar de un piloto llamado Angelo, para apoderarse de un bombardero Vulcan Vindicator equipado con dos bombas nucleares. Cuando logra su propósito, la organización amenaza con destruir una ciudad de Estados Unidos o Inglaterra, si no le pagan 100 millones de libras esterlinas. A raíz de esto James Bond (Sean Connery) tendrá que viajar a Nassau para encontrar a la hermana del piloto (Claudine Auger), y así intentar detener una amenaza que podría costarle la vida a miles de personas.

En 1963, un año antes de su muerte, el escritor Ian Fleming logró llegar a un acuerdo fuera de tribunales con el productor y guionista Kevin McClory, y su colaborador Jack Whittingham, el cual le ponía fin a una larga litigación que involucraba a la novela de Fleming, “Thunderball” (la cual escribió basándose en una historia escrita por él, McClory y Whittingham), y que se arrastraba incluso desde antes de la realización del film “Dr. No” (1962). McClory inmediatamente comenzó a trabajar en la versión fílmica de la historia, la cual en un principio no formaría parte de la serie “oficial” del agente británico. El productor incluso comenzó a buscar al actor que interpretaría a Bond, siendo sus preferidos Laurence Harvey y Richard Burton. Al mismo tiempo, McClory formó la compañía Bramwell Film Productions, y comenzó a reescribir el guión escrito por Jack Whittingham, el cual había sido preparado en 1959, además de buscar las locaciones que necesitaría para rodar la cinta. Sin embargo, durante ese periodo McClory tuvo un repentino cambio de idea; en vez de competir con la empresa de Saltzman y Broccoli (Eon), decidió colaborar con ellos como co-productor, ofreciéndoles “Thunderball” como parte de la serie oficial.

Aunque la Eon pretendía producir “On Her Majesty´s Secret Service”, rápidamente aceptaron el trato ofrecido por McClory, y se comenzó a mover el engranaje necesario para llevar a cabo el proyecto. Broccoli le pediría al director Guy Hamilton que nuevamente se hiciera cargo de la dirección de un film de la saga, pero el realizador rechazó la oferta debido a que tenía la sensación de que no se podía hacer mucho más con el personaje. Afortunadamente, Terence Young se encontraba disponible, y tras superar sus disputas con la Eon, aceptó el trabajo. Richard Maibaum sería el encargado de reescribir el guión, el cual a su vez sería revisado por el veterano escritor John Hopkins. Una vez terminado el guión, la Eon puso en marcha las filmaciones, las cuales contarían con un presupuesto de 5.6 millones de dólares.

Connery volvería a interpretar al sofisticado agente británico, mientras que Claudine Auger se transformaría en la nueva chica Bond tras un duro proceso de selección. La primera opción de Broccoli para interpretar a Domino era la actriz Julie Christie, la cual había logrado impresionarlo con su actuación en “Billy Liar” (1963). Sin embargo, cuando él la conoció en persona se sintió algo decepcionado, por lo que volcó su interés en Raquel Welch, a quien vio en la portada de la revista “Life”. Lamentablemente para el productor, Richard Zanuck se le adelantó, llevándose a Welch a la 20th Century Fox para protagonizar la cinta “Fantastic Voyage” (1965). Otras candidatas fueron Faye Dunaway, la alguna vez miss Italia María Grazia Buccella, y Yvonne Monlaur, co-estrella de un buen número de cintas de la productora británica Hammer Films. Finalmente sería la entonces miss Francia, Claudine Auger, quien se quedaría con el papel, obligando a reescribir parcialmente el guión con el fin de transformar a Domino de italiana a francesa.

El mayor reto al que se vio enfrentada la producción fueron las múltiples tomas acuáticas que debieron filmarse, ya que gran parte de la historia sucede bajo el agua. Los productores debieron contratar a Lamar Boren, el camarógrafo submarino con más experiencia en el mundo, para que supervisara al equipo responsable de la fotografía. Famosas son las escenas que implican la piscina de tiburones de Emilo Largo, el villano de turno, en las cuales participaron tiburones reales, una buena cantidad de dobles, e incluso el mismo Sean Connery que debió armarse de valor para nadar en medio de los peces. Además, está la recordada secuencia final donde somos testigos de una verdadera batalla submarina, donde tampoco faltan las explosiones. Gran parte del crédito de dichas escenas se lo llevaría el diseñador de sets Ken Adams, quién tuvo que construir una serie de sets bajo el agua (algo completamente inédito en aquella época), creó gran parte de los objetos de utilería, y además es el responsable del diseño del yate de lujo de Largo, el Disco Volante, el cual tiene gran importancia en la historia.

También resulta destacable la secuencia de acción previa a los títulos, la que a estas alturas ya se había convertido en un sello de la saga. La escena introductoria de “Thunderball” resulta ser un verdadero clásico; tras asesinar a un criminal, Bond escapa del lugar utilizando un propulsor portátil. Dicha imagen no solo quedaría grabada a fuego en la memoria de los fanáticos de la saga, sino que además pasaría a formar parte de la iconografía de la misma. La cinta cuenta con gran parte del elenco que participó en las anteriores entregas, entre los que se encuentran Bernard Lee que interpreta a M, Desmond Llewellyn como Q, y Lois Maxwell como Miss Moneypenny. De la misma forma, volvió gran parte del equipo técnico que había trabajado en las cintas anteriores, como por ejemplo el editor Peter Hunt, el compositor John Barry, y el coordinador de escenas de riesgo Bob Simmons, entre otros. La distintiva secuencia de créditos estaría una vez más a cargo de Maurice Binder, quien marcaría la pauta para el resto de la serie. Por último, es Tom Jones quien se encarga de componer el tema principal (uno de los más recordados de la saga), aunque la verdad es que su participación se trató de una inclusión de último minuto, debido a que originalmente la canción principal seria “Mr. Kiss Kiss Bang Bang”, de la cantante Dionne Warwick, la cual sería descartada debido a la necesidad de los productores de contar con una canción que mencionara el título de la cinta en algún punto.

“Thunderball” ha sido objeto de controversia entre los fanáticos de la serie. Algunos opinan que es demasiado larga, e incluso se dice que el director Terence Young se quejó de la enorme cantidad de escenas acuáticas que presentaba el film, las cuales terminaban ralentizando la trama, lo que lo llevó a dejar en las manos del editor Peter Hunt gran parte del proceso del postproducción, y la dirección de algunas de las escenas finales. Hunt por su parte, ha reconocido los numerosos errores de continuidad que presenta la cinta, los cuales de todas maneras no son demasiado evidentes. Por último, algunos se han quejado del excesivo uso de tecnología por parte de Bond en este film. Incluso Connery se quejó de esto, argumentando que el personaje estaba comenzando a ser en cierta medida menos importante que los gadgets que utilizaba (muchas de la futuras entradas de la serie terminarían dándole la razón). Pese a todo, “Thunderball” es una película entretenida, que presenta mujeres exóticas, una estupenda fotografía, un villano memorable, una buena banda sonora, y cuidados efectos especiales. Al momento de su estreno, la cinta se erigió como una de las más rentables de la década, obtuvo un premio Oscar por sus efectos visuales, y gatilló un creciente merchandising de la figura de 007.




por Fantomas.

7 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Siempre me quedaré con las de Connery y con la última Casino Royale.

De todas maneras, tengo que volver a vermelas todas porque las tengo bastante olvidadas.

Saludos ;)

Igor Von Slaughterstein dijo...

No es mi favorita de Connery, pero como todas las de Bond es una auténtica gozada.

Lei una vez que Tom Jones por lo visto sufrió un desvanecimiento en el estudio cuando vociferó el grito final del tema "Thunderball". Eso es entrega!!

Saludos.

Sam_Loomis dijo...

Tengo un largo tiempo que no veo películas de Bond pre-Pierce Brosnan. Pero recuerdo ésta un poco... genial tema musical de Tom Jones.

¡Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

La saga Bond es mi eterna asignatura pendiente, he visto las recientes que no estan nada mal pero las primeras son otra onda, ni mejor ni peor, sino diferente.

Saludos!

Pablo dijo...

Otro clásico del cine de acción. Aunque hay que reconocer que no está entre las mejores de Connery. Pero si hay que destacar varias escenas que ya forman parte de la historia del cine de este género.
Extraordinaria reseña amigo mio.
Saludos!!!
http://pablocine.blogia.com

tokig dijo...

- muy buena película, hace rato que no revisito esta saga pero esta esta entre las buenas...

saludos

Darkerr dijo...

No la he visto, al menos no completa. Aun asi lo poco que vi fue de mi agrado, esa acción bajo el agua y el final clàsico de Bond. La veré completa de todas maneras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...