domingo, 21 de junio de 2009

Rope: El complejo experimento de Hitchcock.

“Rope” (1948), es un film de suspenso del director Alfred Hitchcock, el cual está protagonizado por James Stewart, John Dall y Farley Granger.

Brandon (John Dall) y Philip (Farley Granger), son dos jóvenes que comparten un departamento en Nueva York. Ellos se consideran intelectualmente superiores a su amigo David Kentley, y para probarlo deciden estrangularlo con una soga y esconder su cuerpo en un baúl para luego hacer una fiesta. Entre los invitados se encuentran el padre de David (Cedric Hardwicke), su novia Janet (Joan Chandler), y el antiguo profesor de ambos asesinos, Rupert Cadell (James Stewart). Mientras todos se preguntan por qué David no ha llegado, Cadell decide investigar lo que realmente sucedió con el ahora desaparecido joven.


Tras terminar el rodaje de la cinta “The Paradine Case” (1947), Alfred Hitchcock comenzó a trabajar en lo que sería el guión de su primer film independiente, el cual llevaría por título “Under Capricorn” (1949). Sin embargo, la filmación de esta producción tuvo que ser pospuesta debido a que la actriz Ingrid Bergman, no se encontraba disponible para participar en el proyecto. Por este motivo, Hitchcock y el productor Sidney Bernstein no tuvieron más opción que comenzar a trabajar en una versión cinematográfica de la obra de Patrick Hamilton, “Rope” (1929), la cual estaba levemente basada en el macabro asesinato cometido por Nathan Leopold y Richard Loeb, durante la década del veinte en la ciudad de Chicago. El director vio en este proyecto la oportunidad perfecta para poner a prueba un nuevo y riesgoso sistema de rodaje, el cual consistía en la filmación de una serie de tomas ininterrumpidas de diez minutos de duración cada una, las cuales una vez unidas darían como resultado el primer y único film rodado en tiempo real del famoso cineasta británico.

Además de emplear el complejo sistema de rodaje, en el cual utilizaría una cámara que estaría en constante movimiento, Hitchcock decidió filmar la cinta a color, debido a que pensaba que de esa forma podría demostrarle al mundo lo moderno que era. La verdad es que el desafío técnico del film le resultaba sumamente interesante al director, quien no había renovado su contrato con el productor David O. Selznick, precisamente por lo aburrida que le había resultado la realización de “The Paradine Case”. Para escribir el guión, Hitchcock primero convocaría al actor Hume Cronyn, y luego contrataría al dramaturgo Arthur Laurents, quien sería el responsable del guión final. Aunque el director jamás mencionó nada acerca de la homosexualidad latente de la dupla protagónica, este si se sentía intrigado por las distintas conductas sexuales existentes. De hecho, la idea original de Hitchcock era abandonar por completo la sutileza de la obra original, para así poder abarcar la relación de los protagonistas y el crimen que estos cometen desde el prisma del humor negro.

Una vez que el guión estuvo prácticamente terminado, y que el set sonoro de los estudios Warner estaba listo para ser utilizado, Hitchcock comenzó a afinar las últimas piezas del reparto. Si bien en un principio el director había pensado en Cary Grant para interpretar al antisocial y misántropo maestro de escuela de los asesinos, una vez que se enteró que el actor estaba bajo contrato con los estudios RKO, se decantó por los servicios de James Stewart. Sin embargo, debido a que el rol no concordaba con la imagen que venía construyendo el actor luego de su regreso de la Segunda Guerra Mundial, este tuvo que ser sometido a algunos cambios. Afortunadamente esto no afectaría la relación entre Stewart y Hitchcock, quienes en el futuro volverían a trabajar juntos en otras tres ocasiones. Por otro lado, luego de que Montgomery Cliff se negara a interpretar al sicopático y dominante Brandon, el cineasta contrataría al relativamente inexperto John Dall, quien terminaría realizando un estupendo trabajo como uno de los retorcidos villanos del relato.

Si bien este no es uno de los mejores trabajos del afamado director británico, principalmente por lo predecible de la trama, las circunstancias en las que se llevó a cabo el rodaje se encargaron de proporcionar dosis de suspenso en abundancia, puesto que el desafío de trabajar en un plató móvil se convirtió en una verdadera pesadilla. Para empezar, la totalidad del elenco y el equipo de filmación estuvieron alrededor de dos semanas ensayando cada una de las secuencias de la película. Cada movimiento, tanto de los actores como de las cámaras, fue estudiado con detenimiento en sesiones previas al rodaje, al punto que en el suelo del set se dibujaron círculos numerados para indicar los movimientos de cámara que conformaban las tomas ininterrumpidas de diez minutos de duración. Para permitir todo esto, tanto los muebles como las paredes utilizadas en el film eran móviles, lo que inevitablemente provocó que de vez en cuando, los actores o los operarios chocaran con uno de los tantos objetos en movimientos que se encontraban en el set, lo que obviamente dificultó la realización de la producción.

Sin embargo, lo que causó más problemas fue el ciclorama, una reproducción en miniatura de los techos de Nueva York, iluminada por 8.000 bombillas y 200 rótulos de neón. Hitchcock deseaba capturar la transición del día a la noche sin tener que recurrir al proceso de edición, lo cual implicaba una compleja manipulación eléctrica del ciclorama. Aunque las exigencias del realizador terminarían por exasperar al director de fotografía Joseph Valentine, este finalmente terminaría logrando el efecto deseado por el británico. Como era de esperarse, ninguna de las largas secuencias ininterrumpidas diseñadas por el director, sería rodada correctamente a la primera oportunidad. Algunas incluso debieron ser filmadas alrededor de quince veces, ya que la gran mayoría era arruinada por una equivocación de los actores, un movimiento equívoco de cámara, o por uno de los tantos ruidos que se provocaban al interior del set sonoro utilizado por Hitchcock.

Aunque el experimento llevado a cabo por Hitchcock sin lugar a dudas resulta ser interesante, este no resultó como él esperaba. No solo el proceso demostró no ser costo-efectivo, sino que además la cinta obtuvo pobres resultados de taquilla, aún cuando esta fue ampliamente publicitada. Lo que es aún peor, después de ser exhibida durante un corto periodo de tiempo en diversas salas de cine, el mismo Hitchcock se encargaría de retirar el film de circulación, debido a que se sentía terriblemente avergonzado por el resultado obtenido. Pese a que claramente no se trata de la mejor película del realizador, esta de todas formas presenta buenas actuaciones, diálogos brillantes cargados de cinismo, un estupendo trabajo de fotografía, y una atmósfera opresiva que domina al relato de principio a fin. Hoy en día, “Rope” es vista como un interesante experimento cinematográfico, cuyo desafío técnico autoimpuesto terminó relegando a la cinta a un segundo plano dentro de la filmografía del gran Alfred Hitchcock.




por Fantomas.

11 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Una de las cintas de Hitchcock que aún pendientes de ver.

La trama me resulta muy prometedora, aunque espero que no sea otro de esos trabajos un tanto sobrevalorados del director. Precisamente, el otro día revisionaba "To Catch a Thief" (Atrapa a un ladrón), y me pareció simplemente correcta. Del mismo mod qu esiempre he creído que "Psicosis" está algo inchada (tiene películas muchísimo mejores que aquella)

Saludos ;)

Charly Ramone dijo...

De lo mejorcito del tito Hitchcock. Una auténtica joya.

redrum dijo...

Totalmente de acuerdo. Como rareza no tiene precio, como ejercicio de estilo es genial y como film es más que interesante.

¡1 saludo!

Dr. Quatermass dijo...

Creo que las restricciones técnicas de la propuesta le dan un aire excesivamente teatral, pero ya podría ser así todo el teatro. No es de mis favoritas del maestro, pero es un pedazo de "flim".

Saludos!

Sam_Loomis dijo...

Nunca he visto ésta. Pero recuerdo haber visto hace años cuando la encontré en DVD,una especie de cuasi-remake de ésta película. Se llama "R.S.V.P." y es del 2002. Está interesante, aunque me imagino que "Rope" siendo de Hitchcock es la que hay que ver.

Saludos

Cecil B. Demente dijo...

Un crítica muy instructiva, la verdad.

Esta peli la tenía totalmente olvidada, pero esa premisa tan prometedora me ha hecho recordar y creo haberla visto de peque.

Igor Von Slaughterstein dijo...

No estoy de acuerdo con Hitchcock, porque a mi me encanta!! Me parece un experimento nada fallido, y algunas escenas son inolvidables.

Saludos!!

Criss Cross dijo...

Es una película maravillosa y un gran experimento filmico tal y como dices. Sin embargo y contra las ideas del mismo Hitchcock, esta es una de sus mejores películas para mi ... y de hecho, no estoy tan de acuerdo en su hecho de ser "previsible". Hay grandes momentos de tensión que superan a obras que si son, ademas de sobrevaloradas, previsibles como lo es VERTIGO.

ROPE supo traducir la intimidad de sus dos, descarados personjaes en un ambiente y exhaustivo trabajo teatral. Ademas James Stewrat estuvo ahí y es uno de los grandes ejemplos del plano secuencia. ¿Como no amarlo?

A porposito, te agradezco por eol contexto histroico que siempre agregas a tus reseñas, lo poen a uno el tanto de todo.

PD: Recomiendo dos otras películas basadas en el mismo polemico caso de Leopold y Loeb. Una es COMPULSION de Richard Fleischer y el otro es SWOON de Tom Kalin.

¡Saludos!

babel dijo...

Es una de las películas que más me gustan de Hitchcock, a la que añadiría "Encadenados" y quizás "Rebeca". Muy bien documentado tu post, con muchos detalles que desconocía. Yo tampoco estoy de acuerdo con Hitchcock, y creo que es uno de sus mejores logros, aunque se pueda calificar en su momento de cine experimental. Y es verdad que da la sensación de estar rodada como si de una obra de teatro se tratase, pero no es así en absoluto, ya que el trabajo de cámara es más que claro, tras todos y cada uno de los actores y las secuencias. Imprescindible.

Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Experimento o fallido o no, es una buena película llena de grandes momentos, y una gran muestra del poder técnico del gran Hitch.

Buen trabajo como siempre.

Saludos

Santi dijo...

Alfred Hitchcock es uno de los grandes directores del cine que tengo pendiente de ver gran parte de su obra. Si no recuerdo mal solo he visto cuatro cintas: "Psicosis", "La Ventana Indiscreta", "La Soga" y "Los Pájaros". Y "La Soga" es una de las mejores sin duda, su originalidad y teatralidad me satisfacieron enormemente. Los imperceptibles cortes en los tramos de 10 minutos están realizados con elegancia y maestría, y las interpretaciones son supremas. Precisamente por la sencillez de la premisa, tanto artísticamente como argumentalmente, fueron las que me enamoraron de "La Soga". ¿Predecible? Sí, pero no por ello menos magistral.

Además todo el transfondo moral-filosófico de la superioridad intelectual tiene un jugo estupendo, se pueden sacar muchas lecturas de él y sin duda es una obra a estudiar.

Genial artículo, un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...