domingo, 12 de julio de 2009

For A Few Dollars More: El hombre sin nombre ha vuelto por más.

“For a Few Dollars More” (1965), es un spaghetti western del director Sergio Leone, el cual está protagonizado por Clint Eastwood, Lee Van Cleef y Gian María Volontè.

Dos cazadores de recompensas, "El Manco" (Clint Eastwood) y el Coronel Mortimer (Lee Van Cleef), rivales entre sí al principio, acaban por unirse para atrapar a "El Indio" (Gian Maria Volonté), un peligroso y sanguinario bandido por el que se ofrece una altísima recompensa.

Luego del éxito de “A Fistful of Dollars” (1964), Sergio Leone comenzó rápidamente a trabajar en una secuela protagonizada por el pistolero interpretado por Clint Eastwood. El director junto a Fulvio Morsella, habían escrito una historia titulada “Two Magnificent Strangers”. Dicha historia, sería transformada en el guión de “For a Few Dollars More” por el mismo Leone junto a Luciano Vincenzoni, quien también se haría cargo de los diálogos del film (con la ayuda del guionista Sergio Donati, quien no aparece acreditado). Los guiones de los westerns en los que participó Vincenzoni durante su carrera, por lo general solían incluir una relación triangular entre dos personajes relativamente “buenos”, los que se unían contra uno “malo”, lo que eventualmente los llevaba a definir su altercado en una arena circular. En esta ocasión, Vincenzoni nuevamente establece este triángulo de manera bastante simple; dos cazadores de recompensas, un pistolero solitario apodado “Manco", y un ex-coronel confederado de nombre Douglas Mortimer, se asocian para capturar a un peligroso asesino conocido como El Indio.

No todo sería tan sencillo. Luego del estreno de “A Fistful of Dollars”, la productora Jolly Film se rehusó a pagarle a Leone el porcentaje que le correspondía por las ganancias de la cinta, a menos de que este se comprometiera a realizar una secuela con la compañía. Por este motivo, Leone decidió asociarse con Alberto Grimaldi, quien era dueño de la productora PEA (Produzioni Europee Associate), quien a su vez se asoció con el productor español Arturo Gonzáles, y con la productora alemana Constantin Film. Con un presupuesto de 600.000 dólares, Leone dejaba atrás el remake de “Yojimbo” (1961), el cual confinaba a los protagonistas en un pueblo sin futuro, para dar paso a una revisión de la mecanización y la brutalidad del oeste norteamericano tras la Guerra Civil.

Con el fin de preparar un guión creíble, Vincenzoni se dedicó a estudiar algunos periódicos de la época, en los cuales descubrió que los pistoleros, los bandidos y los representantes de la ley, estaban lejos de ser hombres honorables. Además de acentuar la personalidad de estos rudos antihéroes, la violencia súbita y los parajes desolados tan propios de la época, Vincenzoni incorporó algunos sitios históricos como escenarios de la cinta, entre los cuales podemos mencionar El Paso, Tucumcari y Aguas Calientes. También incluyó una serie de referencias religiosas en la historia; Mortimer aparece como una suerte de predicador aficionado a leer la Biblia; la caja fuerte del banco está escondida en un gabinete en el cual reposan cuatro candeleros, como si se tratara de una especie de altar; los bandidos utilizan una iglesia como escondite; y El Indio relata la parábola del carpintero desde un púlpito a sus "discípulos".

Al igual que en su primer western, donde Leone había mostrado cierta influencia de los exponentes más clásicos del género, en “For a Few Dollars More” nuevamente existen evidencias de dicha influencia, en especial de la cinta de Robert Aldrich, “Vera Cruz” (1954), donde el ex-mayor confederado Benjamin Trane (Gary Cooper), y el antihéroe interpretado por Burt Lancaster, son una suerte de precursores de la pareja de cazarecompensas de Leone. A su vez, el director también se preocupa de realizar la distinción entre los pueblos habitados mayormente por norteamericanos, y aquellos habitados por mexicanos. Mientras que El Paso es un pueblo próspero, que posee su propio teatro, una lavandería e incluso un periódico local, Aguas Calientes es un pueblo similar al pueblo de San Miguel de “A Fistful of Dollars”; un lugar donde reina la pobreza, que está prácticamente desierto y que sus únicos habitantes parecieran ser criminales de la peor calaña.

Gracias al mayor presupuesto con el que contaba Leone, tuvo la oportunidad de contratar a otro actor de renombre (por lo menos en lo que a westerns se refiere). Si bien en una primera instancia intentó contratar a Henry Fonda, Charles Bronson (ambos se negaron a participar en el proyecto), y a Lee Marvin (se había comprometido a filmar, “Cat Ballou”), finalmente terminó contratando al norteamericano descendiente de holandeses, Lee Van Cleef, a quien conocía por los numerosos papeles de villano que interpretó en varios westerns de los cincuenta (“Rails Into Laramie” y “Gunfight at The OK Corral”, entre otros). Van Cleef había debutado como actor en el film “High Noon” (1952). Cuando Leone vio dicha película, quedó asombrado por el parecido del actor con el pintor Vincent Van Gogh. Según el director: “ambos emitían la misma sensación de desesperanza, tenían una intensa mirada, una nariz aguileña y una frente marcada”. El actor en ese tiempo estaba trabajando mayormente en algunas series de televisión, por lo que se sorprendió bastante cuando supo que Leone quería que fuera la coestrella de su próxima película.

En cuanto a Eastwood, tras su primera colaboración con Leone volvió a la serie de televisión “Rawhide”, pero se dio cuenta que algo había cambiado. Eastwood tenía 34 años en ese entonces, lo que lo convertía en alguien un poco viejo para estar encarnando a un pistolero bastante más joven, cuya interpretación requería de grandes dosis de energía. Además, a la serie le comenzó a ir cada vez peor, lo que llevó a que la cancelaran en 1965. La primavera antes de que eso sucediera, un receloso Eastwood retornaba a Italia para retomar el papel del pistolero sin nombre por $50.000 dólares y un porcentaje de las ganancias. Gian María Volonté también retomó el papel del villano de turno, El Indio, un pistolero drogadicto y despiadado mucho más temible que el villano que interpretó en la cinta anterior, Ramón Rojo. De los personajes secundarios, quizás el más memorable sea el jorobado secuaz de El Indio, interpretado por Klaus Kinski (principalmente por la escena donde el Coronel Mortimer enciende un fósforo utilizando su joroba).

Si bien el personaje de Lee Van Cleef es lo más cercano a un héroe dentro la historia, el actor en una entrevista definió al Coronel Mortimer como “un personaje nada de angelical, que se mantenía en el lado de ley”. Mortimer podría identificarse como la versión más madura del personaje de Eastwood; lleva un librito donde anota todas sus "transacciones", tiene conocimientos de química, y lleva consigo un variado arsenal de armas, el cual Leone utiliza como un símbolo del progreso. El personaje de Eastwood por su parte, aunque su apariencia es la misma que en “A Fistful of Dollars”, ahora se ha convertido en un cazador de recompensas y ha sido apodado como Manco por los guionistas (la controversia respecto a su nombre es ya casi legendaria, ya que en la primera cinta es conocido como Joe). Aunque no es lo más característico de su vestimenta, su reputación parece estar asociada con el protector que utiliza en una de sus muñecas (eventualmente es esa la prenda que lo delata).

Por otro lado, las actuaciones son estupendas. Sin duda este es uno de los mejores papeles de Eastwood, quien interpreta de manera perfecta a un hombre en esencia egoísta, motivado solo por el dinero, que por momentos muestra algunos vestigios de humanidad. Van Cleef por su parte, también realiza un soberbio trabajo interpretando a un pistolero maduro e inteligente, que a diferencia de su socio eventual, es motivado nada más que por la venganza. La relación entre los protagonistas está cargada de un marcado humor negro y diálogos interesantes, lo que se debió en gran medida a que Vincenzoni a diferencia de Leone, si sabía hablar inglés por lo que pudo aprovechar de mejor manera el potencial de los personajes. Por último, Gian María Volonté se supera a sí mismo con respecto a su participación en “A Fistful of Dollars”, interpretando a uno de los villanos más sádicos y trastornados de la historia del western.

“For a Few Dollars More” es sin duda un producto bastante superior con respecto a la anterior cinta de Leone, tanto en términos estilísticos (pese a que Leone utilizó al mismo director de fotografía, Massimo Dallamano), como en lo referente a las actuaciones, al contenido de la historia, e incluso con respecto a la banda sonora, una vez más compuesta por el maestro Ennio Morricone. La mezcla de violencia y humor desarrollada por Leone probó ser una fórmula exitosa, que se iría perfeccionando en cada nueva producción del director. Filmada casi en su totalidad en los estudios Cinecittà, “For a Few Dollars More” obtuvo mejores resultados de taquilla que la primera entrada de la trilogía (en Italia fue su película más exitosa), y terminó sirviendo de inspiración para un sinnúmero de otros directores.



por Fantomas.

9 comentarios:

Santi dijo...

"La Muerte Tenía un Precio" supera ampliamente a su predecesora "Por un Puñado de Dólares", tiene una serie de escenas míticas como la que comentas del jorobado y la cerilla, pero si me quedo con alguna es con dos: primero la escena de los sombreros, esa especie de duelo de habilidades y segundo la sublime escena final con los dos relojes mientras suena "La Resa Dei Conti" de Morricone, una escena de piel de gallina.

El papelón de Volonté es absolutamente impresionante, quizá el mejor de los tres, un villano memorable que resultó el más malo de toda la trilogía. Van Cleef está supremo pero es que luego en "El Bueno, el Feo y el Malo" aún se superaría más.

"La Muerte Tenía un Precio" es una película que va más allá de su antecesora, amplía el universo del western y explora nuevas sendas que en "El Bueno, el Feo y el Malo" aún se ampliarían más y completarían la progresiva y genial Trilogía del Dólar.

Gran artículo Fantomas, un saludo.

Carlos dijo...

BUahhhhhhh,

qué grande.

La muerte tenía un precio es superior a Por un puñado de dólares, aunque inferior a El bueno, el feo y el malo.

El duelo al compás del reloj es sencillamente sublime.

Grande Leone. Sí señor.

Dr. Quatermass dijo...

Muy buena reseña, Leone es un maestro en casi todo lo que hizo. Aunque tuvo que hacer "Erase una vez en America" y salir del Western para tener reconocimiento.

Saludos!

Jorge - cinenovedades dijo...

Gran película, sin lugar a dudas. Tuve oportunidad de verla hará unos meses y es realmente un excelente western. Geniales interpretaciones, con una muy buena narración y una espectacular banda sonora de Ennio Morricone.
Excelente reseña, Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Poc que decir que no dijer aya en el post de "A fistful of Dollars".

Cada secuela supera a la anterior.

Saludos ;)

Quimerico Inquilino dijo...

Maravilloso western, auqneu yo no estoy tan seguro que sea tan superior a la primera entrega. Gran acierto del guionista mantener la continuidad delpersonaje de Eastwood a través de la muñequera que a la postre lo delata (en la primera, si recordamos, le rompen la mano de un taconazo. Personalmente creo que Van Cleef le roba todos losplanos en los que aparecen juntos.
Voloté, sencillamente, está a otro nivel.

Estupenda reseña. Y ahora a esperar la tercera.

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Como siempre, tu documentación supera los más exigentes niveles de calidad. Me encanta.
Por la peli, poco más. Grande entre los grandes, como Érase una vez el Oeste, para mi la obra suprema del género.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Vaya, vaya... tu utilizas el nombre y yo el rostro de este genio del mal... Curioso.
He encontrado tu blog (que he visto reseñado en otro) muy interesante. Cuenta con un seguidor más.
Saludos
Nos leemos

Möbius el Crononauta dijo...

Otra clásico del wester y una muesca más en el recio bastón del gran Sergio Leone.

Imprescindible, claro.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...