lunes, 10 de agosto de 2009

Murders in the Rue Morgue: Una de las adaptaciones más "oníricas" de la obra de Poe.

“Murders in the Rue Morgue” (1971), es un film de terror del director Gordon Hessler, el cual está protagonizado por Jason Robards, Herbert Lom y Christine Kauffman.

Cesar Charron (Jason Robards) es el director de una compañía de teatro que se encuentra presentando en París la obra “Murders in the Rue Morgue”, basada en el relato del mismo nombre del escritor Edgar Allan Poe. Al mismo tiempo que Madeleine, quien es la esposa de Charron y la estrella de la compañía, comienza a tener una serie de pesadillas protagonizadas por un asesino enmascarado, algunos de sus colegas empiezan a ser asesinados sin razón aparente. A raíz de esto Cesar deberá responder la siguiente interrogante: ¿Cuál será el motivo de los asesinatos y qué conexión tienen con las pesadillas de Madeleine?

“Murders in the Rue Morgue” sería el último film de la serie de adaptaciones de la obra del escritor Edgar Allan Poe, que realizó la productora American International Pictures durante un poco más de una década. Para el director Gordon Hessler, quien había estado a cargo de las dos adaptaciones más recientes de la obra de Poe, no sería sencillo adaptar el afamado relato del escritor norteamericano. Según el mismo Hessler: “El problema con la historia de Poe, la cual es un relato de misterio donde un mono es el responsable, es que no era el tipo de historia a la cual se le podían agregar nuevos elementos. Por lo tanto, nosotros usamos ´Murders in the Rue Morgue´ como si se tratara de una obra dentro de otra obra; la historia de Poe sería interpretada sobre un escenario, y nosotros desarrollaríamos una trama de misterio alrededor de la presentación de la obra”. En gran medida, la decisión de Hessler también se vio influenciada por la existencia de dos adaptaciones previas, donde la más famosa era la realizada en el año 1932 por el director Robert Florey, la cual estaba protagonizada por Bela Lugosi. Christopher Wicking, quien era un colaborador habitual de Hessler, estaría a cargo de la confección del intricado guión que le daría vida al film, el cual sería rodado en España con un presupuesto de aproximadamente $700.000 dólares.

En el film de Hessler, Cesar Charron es el actor principal y el director de una compañía parisina de teatro granguiñolesca, cuyo más reciente proyecto es la adaptación teatral del afamado relato de Edgar Allan Poe, “Murders in the Rue Morgue”. Su esposa Madeleine, quien participa como actriz en la compañía, últimamente ha tenido una serie de pesadillas que presentan ciertas similitudes con la obra que están interpretando. Mientras que en sus sueños ella es perseguida por un hombre enmascarado que carga un hacha en una de sus manos, en la obra el personaje de su esposo es decapitado por un simio. Como si se tratara de una macabra coincidencia, el actor encargado de interpretar a Erik el Simio es asesinado tras ser atacado con un potente ácido. Pese a que el sagaz Inspector Vidocq (Adolfo Celi) no tarda en tomar el caso entre sus manos, Genevre (Maria Perschy), una empleada de la compañía, también es encontrada muerta y desfigurada por ácido. Toda la evidencia indica que el asesino es un hombre llamado Rene Marot (Herbert Lom), quien trabajó hace algunos años junto con Charron. Sin embargo, Marot supuestamente falleció doce años atrás cuando la madre de Madeleine, quien también trabajaba como actriz en la compañía de Charron, accidentalmente le arrojó ácido en el rostro durante la presentación de una obra. En entonces cuando entre Charron y Marot comienza a desarrollarse un juego del gato y el ratón, cuyo objetivo principal será develar la verdad de lo ocurrido doce años atrás, lo cual podría resultar devastador para todos los involucrados en el asunto.

Tal y como lo hizo Roger Corman en las adaptaciones de la obra de Poe que realizó bajo el alero de la American International Pictures, Hessler se preocupa de agregar ciertos elementos que rememoren determinados pasajes de la obra del escritor. Por ejemplo, Hessler revisita el tema del entierro prematuro a lo menos en tres ocasiones durante el transcurso del film; primero cuando Marot se levanta de la tumba, luego cuando Luigi Orsini (Marshall Jones) es enterrado vivo durante tres días, y finalmente cuando Marot logra salir vivo del mausoleo donde es encerrado. Además de esto, el director incluye una escena en donde un personaje es hipnotizado, lo cual puede ser visto como un pequeño guiño al relato “The Facts in the Case of M. Valdemar”, a lo que se suma el hecho de que en un determinado momento del film, el personaje interpretado por Herbert Lom vocifera “¡La voluntad… la voluntad no muere!”, lo que claramente es un guiño a “Ligeia”. Al mismo tiempo, resulta destacable el hecho de que Hessler decida rendirle homenaje a las dos adaptaciones cinematográficas previas de “Murders in the Rue Morgue”. Mientras que las escenas iniciales evocan ciertos pasajes presentes en la versión de 1932, en los cuales el personaje de Bela Lugosi está por iniciar sus experimentos junto al personaje interpretado por Sydney Fox, la colorida ambientación parisina de la cinta se asemeja bastante a la presente en el film “Phantom of the Rue Morgue” (1954), del director Roy Del Ruth.

Una de las grandes fortalezas del film es la exploración que realiza sobre los alcances de los sueños y como estos en ocasiones se mezclan con la realidad. De hecho, “Murders in the Rue Morgue” temáticamente se asemeja bastante a las últimas líneas del poema de Poe, “A Dream within a Dream”: “Todo lo que vemos o parecemos, es solo un sueño dentro de un sueño”. Las pesadillas freudianas que experimenta Madeleine simbolizan una realidad que ella no es capaz de comprender; ¿Qué es más real, lo que ella ve o lo que ella sueña? Y es que en gran medida el film está marcado por las falsas apariencias, el engaño y la traición, por lo que por momentos inevitablemente la realidad se funde con la fantasía. Por ejemplo, en las escenas iniciales se puede apreciar como un simio decapita a un hombre, acción que rápidamente es revelada como parte de una peculiar obra teatral. Al mismo tiempo, Marot quien se creía muerto hace años, sorpresivamente parece haberse levantado de la tumba para vengarse de sus enemigos. Por último, Charron quien en un principio es descrito como el protagonista de la cinta, eventualmente se convierte en un personaje secundario. Es a raíz de todo esto que no solo los protagonistas presentan ciertas dificultades para distinguir lo real de lo imaginario, sino que el espectador también se ve enfrentado al mismo dilema durante el transcurso del film.

En cuanto a las actuaciones, el elenco realiza una labor bastante irregular. Jason Robards, quien obtuvo cierta notoriedad por su papel en la cinta de Sergio Leone, “Once Upon a Time in the West” (1968), realiza una labor correcta aún cuando su interpretación carece del entusiasmo que requería su rol. Esto en gran medida se debe a que una vez que comenzó el rodaje del film, Robards expresó abiertamente su desinterés en el papel. Según Hessler, “Jason eventualmente se percató de que había escogido el rol equivocado, y que debió haber interpretado el papel de Herbert Lom. Lamentablemente, se dio cuenta demasiado tarde”. Herbert Lom por su parte, aunque básicamente se limitó a replicar su rol en la cinta de la Hammer, “The Phantom of the Opera” (1962), realiza un estupendo trabajo interpretando al vengativo y atormentado Rene Marot. Por último es necesario destacar la actuación de Michael Dunn, quien interpreta a un sádico enano llamado Pierre Triboulet, el cual oficia como ayudante de Marot. Este no solo resulta ser igual de aterrador y despiadado que su compañero, sino que además posee un pasado y un presente completamente misterioso, el cual lamentablemente no es revelado durante el transcurso del metraje, lo que le otorga un carácter claramente onírico al personaje.

En lo que al aspecto técnico de la producción se refiere, esta cuenta con la efectiva banda sonora del compositor Waldo de los Ríos, el maravilloso trabajo de fotografía de Manuel Berenguer, y el atractivo diseño de producción de José Luis Galicia. Probablemente el mayor problema de “Murders in the Rue Morgue” es su fragmentada narrativa, la cual en esta ocasión es responsabilidad exclusiva de los ejecutivos de la AIP. De acuerdo con Hessler: “Ellos retiraron una de las secuencias finales de la cinta y convirtieron al film en algo absolutamente incomprensible. Yo prácticamente les rogué que reinsertaran la secuencia final, pero ellos nunca me escucharon. Nuestro final original presentaba una maravillosa vuelta de tuerca, pero ellos decidieron removerlo lo que obviamente me molestó bastante”. Para colmo, los ejecutivos de la AIP no contentos con esto, decidieron remover la gran mayoría de las escenas en las que participaba la actriz Lili Palmer. Con respecto a esto, Hessler declararía: “Lili Palmer tenía un rol maravilloso en la película. Ella era el catalizador que el film necesitaba para avanzar, y su rol permitía que la historia tuviera sentido, pero ellos prácticamente la sacaron de la cinta. Editaron sus escenas hasta convertirla en prácticamente un extra. No sé qué habrá pensado ella cuando vio el film”. Pese a sus problemas, “Murders in the Rue Morgue” es una cinta injustamente subvalorada, que cerró de forma digna el ciclo de adaptaciones de la obra de Poe realizado por la AIP, el cual hoy en día es recordado con aprecio por todos los fanáticos del género.




por Fantomas.

4 comentarios:

Don_fofo - Cinediondo dijo...

Solo de nombre me suena esta película.

Oye te robe la idea del LinkWithin jeje, es que justo andaba en busca de algo que me muestre entradas aleatorias y eso estaba muy bueno.

Saludos!

Sam_Loomis dijo...

Muy famosa ésta historia de Poe. Cualquier adaptación al cine vale la pena verla, creo yo. Aunque lo que comentas del desinterés de Robards suena a decepción.

¡Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No conocía esta adaptación, aunque por tu reseña parece que tampoco me pierdo ninguna joya.

Saludos ;)

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Yo es que este director ya estoy un poco decepcionado, así que después de leer tu crítica creo que no la veré.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...