domingo, 30 de agosto de 2009

Topaz: Thriller de espías en Cuba.

“Topaz” (1969), es un film de suspenso del director Alfred Hitchcock, el cual está protagonizado por Frederick Stafford, Dany Robin, Karin Dor, John Vernon y John Forsythe.

Durante la Guerra Fría, un oficial ruso pide asilo en los Estados Unidos y le informa a sus anfitriones que un doble agente francés ha estado entregando secretos de la OTAN a los rusos. Michael Nordstrom (John Forsythe), el agente de la CIA a cargo de la investigación, decide llamar a un viejo amigo, el agente francés Andre Devereaux (Frederick Stafford), quien tendrá que ir a Cuba para desentrañar una compleja red de contraespionaje.

Todavía deprimido por el fracaso de “Marnie” (1964) y “Torn Curtain” (1966), Alfred Hitchcock se encontraba trabajando en un guión que posteriormente se convertiría en la aclamada “Frenzy” (1972). Sin embargo, en ese momento nadie al interior de la Universal se encontraba interesado en filmar dicha historia. La cabeza del estudio, Lew Wasserman, que durante algún tiempo había sido el agente de Hitchcock, quería que el director escogiera de un puñado de relatos que estaban en posesión del estudio, el que se convertiría en la historia de su próxima cinta. Fue así como Hitchcock escogió la novela de Leon Uris, “Topaz”. Lo que llamó la atención del director, fue la descripción realista que se realizaba en la novela del espionaje moderno, donde un agente francés que trabaja para la CIA debe investigar cierta información referente a unos misiles soviéticos escondidos en Cuba, durante la época previa a la Crisis de los Misilies en Cuba. Esto encajaba con el interés de Hitchcock por realizar un film realista "a la James Bond”, para demostrarle al público de que él podía adaptarse a los nuevos tiempos.

Los problemas de la producción comenzarían con la confección del guión. Inicialmente, el estudio contrató a Uris para adaptar su propia novela, pero el escritor pronto comenzó a tener problemas con Hitchcock. A Uris poco le importaba el excéntrico sentido del humor del director, y tampoco apreciaba la costumbre que este tenía de monopolizar todo su tiempo mientras escribían el guión. El escritor además estaba algo confundido por las indicaciones del director, quien le pidió escribir una historia de espionaje moderno que fuese realista, y que al mismo tiempo estuviese inspirada en la glamorosa cinta de espías, “Notorious” (1946). Por otro lado, Hitchcock se sentía algo desilusionado con Uris porque este parecía ignorar su solicitud de humanizar a los villanos de la historia. Cansado de los problemas que le estaba significando escribir el guión, Uris dejó la cinta.

Como la filmación de la cinta estaba a punto de empezar en las locaciones escogidas en Copenhague y Paris, los ayudantes de Hitchcock al interior de la Universal comenzaron a buscar desesperadamente al reemplazante de Uris. La asistente del director, Peggy Robertson, propuso a John Michael Hayes, quien había escrito los guiones de “Rear Window” (1954) y “To Catch a Thief” (1955), pero el director rechazó la idea. El estudio por su parte, se acercó a Arthur Laurents, quién había escrito “Rope” (1948), pero este rechazó la propuesta. Finalmente, sería Samuel Taylor (uno de los guionistas de “Vértigo”) el que se encargaría del guión de la cinta. Por primera vez en su carrera, Hitchcock comenzó el proceso de producción sin tener el guión terminado. Por esta razón, Taylor tuvo que terminar el guión a las apuradas, escribiendo algunas escenas el mismo día que serían filmadas.

Hitchcock también tendría algunos problemas para escoger al reparto de la cinta. Después de la mala experiencia vivida con Paul Newman en “Torn Curtain”, el director optó por seleccionar un reparto sin grandes estrellas, rechazando nombres como Sean Connery y Yves Montand para interpretar al espía francés. El actor suizo Frederick Stafford, al cual Hitchcock había visto en un film francés de espías, sería el seleccionado para interpretar el rol protagónico. Aunque el director pretendía convertir a Stafford en el próximo Cary Grant, pronto se daría cuenta que el actor tenía un talento algo limitado. Para el rol femenino protagónico, Hitchcock contrataría a Karin Dor, quien recientemente había obtenido un rol en la cinta “You Only Live Twice” (1967), lo que le permitió convertirse en la primera actriz alemana en ser una chica Bond. Aunque ella no respondía al prototipo de mujer que tanto le gustaba a Hitchcock, el director estaba empecinado en convertirla en una gran estrella. Cuando la actriz se rehusó a adoptar una pose sexy durante una sesión fotográfica, y no quiso filmar una escena en topless debido a unas cicatrices quirúrgicas que esta tenía en su cuerpo, el director perdería todo el interés en ella.

Mientras el proceso de filmación se estaba acercando a su final, surgieron otros problemas. En el guión original, la cinta terminaba con un espectacular duelo de pistolas entre Stafford y el doble agente en un estadio de fútbol. Mientras se encontraban filmando la escena, Hitchcock tuvo que regresar rápidamente a Los Ángeles debido a que su esposa cayó sorpresivamente enferma. Su productor asociado, Herbert Coleman, se quedaría a terminar la escena. Durante algunas proyecciones de prueba, las espectadores se burlarían del anticuado duelo. Debido a la presión del estudio, Hitchcock debió filmar un final que en lo personal no lo convencía demasiado; una cínica escena en un aeropuerto donde Stafford ve como el agente doble escapa sin castigo alguno. Sin embargo, Hitchcock crearía un tercer final, en el cual el doble agente comete suicidio. Eventualmente, el estudio decidió lanzar los distintos finales en distintos países. La escena del duelo se perdió hasta después de la muerte del director, tras lo cual su hija Patricia la encontró en el garaje de su padre, y eventualmente terminó donándola a la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas.

El punto más alto de la película, es sin duda su diseño de producción. Hitchcock trabajó junto a Henry Bumstead en la construcción de un esquema visual que trabajara con colores llamativos y múltiples referencias a las flores, buscando realizar un paralelo con el desarrollo de la historia. Esto es complementado con la espectacular fotografía de Jack Hildyard. Las actuaciones por su parte son bastante correctas, pero claramente Karin Dor no es Ingrid Bergman, ni Frederick Stafford es Cary Grant. La historia está repleta de buenos momentos, y pese a ser una de las cintas de más larga duración del director, no se torna en ningún momento aburrida. En cuanto a los finales, en lo personal el que me parece más interesante es el del duelo, aunque de todas formas ninguno de los tres finales resulta destacable. Por último, la banda sonora compuesta por Maurice Jarre cumple a cabalidad su cometido, complementando de buena manera a las imágenes e imprimiéndole un mayor grado de tensión a las mismas.

“Topaz” es uno de los trabajos menos valorados del director. Al momento de su estreno recibió tanto críticas positivas como negativas, lo que no ayudó a que la cinta obtuviera buenos resultados de taquilla. Hitchcock en su momento mencionaría: “Topaz ha sido uno de los films más desgraciados que he hecho. Todos aquellos franceses y cubanos y rusos hablando en inglés... no podía funcionar a ningún nivel”. Sin embargo, es sabido que Hitchcock era un director perfeccionista, y lo que para él es malo, para los demás es algo que se encuentra sobre la media. En su búsqueda por realizar un film realista, Hitchcock llegó a incluir algunas imágenes de un discurso real de Fidel Castro durante un acto oficial. Pese a todas las falencias que pueda presentar, “Topaz” es una cinta que ha sido injustamente olvidada, la cual presenta un buen número de interesantes vueltas de tuerca, momentos de verdadera tensión, una historia de amor algo accidentada, y un mundo complejo, oscuro y por sobre todo tremendamente pesimista.



por Fantomas.

7 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

No es el mejor de Hitch, pero sigue teniendo grandes momentos, por ejemplo la escena del maletín me sigue poniendo de los nervios...

Dialoguista dijo...

Sorprendes en cada post!!! Yo no sé donde conseguis estas pelis, me vuelvo loca buscando las pelis que reseñas!!! ;-) Y de donde sacás tanta información sobre el detrás de escena!! Genial!!
Parece que nuestro maestro del suspenso además de perfeccionista tenia su carácter difícil eh, ja!
Voy a ver si esta la encuentro!!
Saludos!!

Fantomas dijo...

- Möbius: Es cierto. No es la mejor cinta de Hitch pero está plagada de buenos momentos como el que mencionas del maletin en el hotel de Harlem.

-Dialoguista: Gracias por los cumplidos. Cuando veas la película me comentas que te pareció.

Saludos!

Sam_Loomis dijo...

Hace algunas semanas estaba revisando los DVD's en venta en cierta tienda, y encuentro a ésta película en un DVD-Double-Feature de Hitchcock junto con "Psycho" creo y me quedé pensando "creo que no he oído nunca de éste título..." y parece que como dices no tiene mal merecido un visionado curioso.
Algún día.

¡Saludos!

Quimerico Inquilino dijo...

Buas! Esta peli me encanta! No es de las mejores de Hitch que es como decir que es la mejor de la mayoría del resto de directores. Muy entretenida. He disfrutado mucho con tu artículo ya que hace unos días, no recuerdo porqué, me vino a la mente después de mucho tiempo.
Tu reseña es lo que me faltaba para irme a buscarla y revisarla pero ya!

Saludos!

Fantomas dijo...

- Sam_Loomis: A mi gusto, todas las obras de Hitchcock por menores que sean merecen un visionado. Esta puede no ser la mejor de sus películas, pero sigue siendo una cinta completamente recomendable.

- Quimérico Inquilino: Me alegro que mi reseña te haya dado dado el impulso que necesitabas para volver a ver esta peli.

Gracias a todos por los comentarios.

Saludos!

Zeitzler dijo...

Uno se pregunta si esta tan olvidada por la manera en que pone a parir a los cubanos con las escenas de el asesinato de Juanita de Córdoba (que para mí es la única memorable del film)o porque la obra de Uris no daba para más. El protagonista parece un tipo apático, sin fuerza, no muy semejante al Deveraux de Uris. Por lo demás, las críticas contra De Gaulle (que en la novela eran mayores que contra los cubanos, aunque Uris le cambiaba el nombre al presidente de Francia) se obvian inexplicablemente...¿Por qué?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...