sábado, 19 de septiembre de 2009

Bullitt: La mejor escena de persecución de la historia del cine.

“Bullitt” (1968), es un thriller policiaco del director Peter Yates, el cual está protagonizado por Steve McQueen, Robert Vaughn y Jacqueline Bisset.

El senador Walter Chalmers (Robert Vaughn) consigue que el mafioso Johnny Ross (Pat Renella) declare en contra del Sindicato del Crimen, y al teniente Frank Bullitt (Steve McQueen) le es asignada su custodia. Pero las cosas van terriblemente mal, por lo que Ross y un compañero de Bullitt son baleados salvajemente en el cuarto de hotel donde se refugiaban. Investigando sobre el mafioso, Bullitt descubre que este se había ofrecido al programa federal de protección de testigos después de robar dos millones de dólares en Chicago, por lo que comienza a sospechar que todo se trata de una compleja conspiración.


Para fines de los sesenta, Steve McQueen se había convertido en una de las grandes estrellas hollywoodenses gracias a su participación en cintas como “The Magnificent Seven” (1960), “The Great Escape” (1963), y “The Sand Pebbles” (1966), entre otras. En tan solo una década, él pasó de ser un simple actor de televisión, a ser una estrella internacionalmente conocida con la capacidad de formar su propia compañía de producción. Por otro lado, el productor Philip D´Antoni había seleccionado la novela “Mute Witness” del escritor Robert Pike , esperando que el veterano actor Spencer Tracy estuviera dispuesto a interpretar el rol de Clancy, un desafortunado policía de Nueva York. Cuando McQueen mostró cierto interés en el proyecto, los ejecutivos de la Warner Brothers vieron que la cinta se podía convertir en un potencial éxito de taquilla, por lo que ordenaron que el guión se reescribiera, cambiando el nombre del protagonista, su edad, y la ciudad donde se desarrollaba la historia.

Fue así como nació Bullitt, un rudo policía de San Francisco que bien podría considerarse como un predecesor del protagonista de “Dirty Harry” (1971), Harry Calahan, interpretado por Clint Eastwood. Buscando imprimirle un mayor realismo a la cinta, McQueen no solo exigió que en las escenas del hospital aparecieran médicos y enfermeras auténticos (cuya misión era conferirle más veracidad a aquellas escenas, en especial a las tomas en la ambulancia), sino que también luchó para que la historia se filmara casi en su totalidad en locaciones, y no en el estudio como lo deseaban los ejecutivos de la Warner. Pese a los problemas que significaba rodar una cinta casi en su totalidad en locaciones, los ejecutivos terminaron cediendo ante las exigencias del actor, por lo que “Bullitt” se convirtió en la primera película filmada completamente fuera de un estudio. Para llevar a cabo dicha tarea, el equipo de filmación tuvo que utilizar una serie de cámaras livianas llamadas Arriflex, que les permitieron moverse con más libertad por la hermosa ciudad de San Francisco.

Pese al realismo que presenta la cinta, la verdad es que “Bullitt” es más conocida por sentar cátedra de lo que debe ser una persecución en coche, con una salvaje escena de casi once minutos de duración por las calles de San Francisco, donde la única banda sonora son los rugidos de los motores de los automóviles. Dicha escena, sigue siendo considerada por muchos como la mejor escena de persecución de la historia. McQueen, demostrando que era un tipo rudo tanto frente como tras las cámaras, insistió en que él quería realizar todas las escenas de riesgo, incluyendo la escena de la persecución a más de 180 kph. Sin embargo, si bien el director Peter Yates ha mencionado que fue el actor quien filmó dicha secuencia, otras fuentes mencionan que McQueen estalló en ira cuando una mañana despertó y se enteró que gran parte de la secuencia ya había sido filmada. Más allá de este dato anecdótico, esta famosa escena fue la primera de este tipo que no se rodó en cámara rápida para simular una velocidad más elevada. Aunque la secuencia está perfectamente lograda, si uno se fija bien, durante la persecución el protagonista adelanta al mismo escarabajo verde cuatro veces.

Frank Bullitt es un policía bastante poco convencional. No solo se viste a la moda, sino que también maneja un Mustang y tiene a un hermosa novia (Jacqueline Bisset) cuyo mayor interés es el arte moderno. En cuanto a su personalidad, es un tipo solitario que fuerza los límites de la legalidad con tal de capturar a los delincuentes, sin nunca traspasar la delgada línea que lo separa de aquellos a los que persigue. Para él, lo principal es cumplir con su trabajo sin esperar nada a cambio. Esto choca con las ambiciones del político Walter Chalmers. Y es que precisamente el tema principal de la cinta es el enfrentamiento entre la ambición política y el olfato policíaco. Mientras que Chalmers espera impulsar su carrera gracias a la declaración de un gánster, Bullitt solo desea encontrar al culpable de atacar a su compañero. Por otra parte, el personaje interpretado por Jacqueline Bisset además de adornar la pantalla con su belleza, tiene como objetivo humanizar a este hombre en apariencia frío, y contrastar el violento mundo en el que se desenvuelve Bullitt, con la vida más familiar y tranquila que tiene el ciudadano promedio.

La cinta en general presenta pocos diálogos, y los que presenta son bastante breves. Bullitt es un personaje más bien silencioso que solo habla cuando es estrictamente necesario, comunicándose mayormente mediante gestos y miradas. La historia es bastante lineal, lo que impide que esta se vuelva demasiado complicada, presentando una serie de interrogantes que logran capturar la atención del espectador. Más allá de la escena de la persecución y un par de escenas puntuales, “Bullitt” es un thriller policial inteligente donde los personajes utilizan más sus cerebros que sus pistolas. Tal vez por esta razón para algunos espectadores habituados al ritmo de las cintas actuales de acción donde las persecuciones automovilísticas, las explosiones, y las escenas de riesgo están a la orden del día, esta película pueda parecerles algo lenta, aunque esto de ninguna manera lo convierte en un mal film. En gran medida, es uno de los precursores del cine de acción actual, y la verdad es que ha envejecido de buena manera.

Al igual que Eastwood, McQueen es lo que podría llamarse como un actor minimalista; con su sola presencia llena la pantalla, y su mirada transmite más que sus palabras. El actor hace un estupendo trabajo en esta cinta, personificando a quien se convertiría en el personaje más icónico de su carrera. Robert Vaughn por su parte, realiza un trabajo correcto interpretando a un político de oscuras intenciones, mientras que Jacqueline Bisset aunque no deja una gran impresión, si cumple con humanizar al personaje de McQueen. Por otro lado, la fotografía de William A. Fraker es sencillamente espectacular, mientras que la jazzística banda sonora compuesta por Lalo Schifrin es una de las más recordadas del compositor. En cuanto aPeter Yates, este utiliza las relaciones interpersonales, el diálogo, y las expresiones para establecer la atmósfera de constante peligro que posee la cinta. En general, el film parece tener un mensaje pesimista, donde más allá del resultado uno queda con la sensación de que los criminales siempre van un paso más adelante que la ley. En definitiva, “Bullitt” es un verdadero clásico que ha servido de modelo para muchos directores, y que aparece como una excelente opción para descansar de la pirotecnia sin contenido que caracteriza a muchos de los thrillers policiales actuales.




por Fantomas.

8 comentarios:

Carlos dijo...

La peli es flojita,

pero esa persecución con el Ford Mustang verde por parte del gran Steve McQueen es sencillamente mítica.

Yo quiero ese bólido cuando sea mayor.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Uno de mis actores preferidos, pero eso no quita que considere que esta película está muy sobrevalorada (interesante pero algo pesada). Y la persecución está muy bien orquestrada y filmada, pero no es, ni de lejos, la mejor de la historia (al menos no para mí)

Saludos ;)

Davo Valdés dijo...

Cuando leí el titulo pensé que era una exageración pero has escrito tan excelente artículo que me has convencido. Gracias por compartir. Un saludo desde The Redrum Blog.

Möbius el Crononauta dijo...

No hay duda. Gran clásico con, sí, la mejor persecución de coches de la historia.

Grande Steve.

Y gran reseña. Saludos

Fantomas dijo...

- Carlos: para los estándares actuales probablemente la película pueda parecerle algo floja a más de algún espectador. Y sí, no estaría nada de mal tener ese Ford Mustang como medio de transporte.

- Pliskeen: la verdad es que existe un buen número de persecuciones cinematográficas bastante memorables y esta por lo general ocupa el primer lugar de las listas, pero obviamente es una cosa de gustos.

- Davo Valdés: Me alegro que te haya gustado el artículo y que haya despertado tu interés por esta cinta.

- Möbius: Además es la cinta con el personaje más icónico de McQueen (donde obviamente el de "El Gran Escape" vendría después).

Gracias a todos por los comentarios,

Saludos.

Darkerr dijo...

Buena pelicula, aunque para mi si ha envejecido un poco, toda esa secuencia del tiroteo al interior del edificio en busca del testigo queda algo floja, pero la persecución en coches es espectacular. Steve McQueen es quien le da el mayor peso a la pelicula, sin él quizas no se recordaría tanto.

Lucas dijo...

Como estas? Soy Lucas Robledo... tenia el blog LucasRobledoCine, y despues YakuzaHorror, pero me decidi y encare un proyecto un poco mas ostentoso. Estoy comenzando con el blogroll, pero queria poner solo sitios que realmente leo y me gustan, y el tuyo es uno.
Te gustaria intercambiar links?
Mi sitio es celuloidemutante.com.ar.

Si es asi, y no te molesta, mandame un ok a lucasrobledocine@hotmail.com, y pasame tu url, asi hago todo de una.

Mil gracias, y suerte!

Sabato dijo...

Pues para ser un político interesado a mí me parece que el personaje de Vaughn se arriesga lo suyo en vez de quedarse tras bambalinas como se supone que debería.

Por cierto, tengo una duda; Oí decir que Steve había sido piloto de carreras en la vida real antes de ser actor. ¿Es verdad?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...