domingo, 13 de septiembre de 2009

The Earth Dies Screaming: La primera entrada en la "trilogía alienígena" de Terence Fisher.

“The Earth Dies Screaming” (1964), es una cinta de ciencia ficción del director Terence Fisher, la cual está protagonizada por Willard Parker, Virginia Field, Dennis Price, Thorley Walters, y David Spencer.

Su blanco: la humanidad. Su misión: aniquilación total. El mundo está siendo atacado por un ejército de despiadados e imparables robots, los cuales le han quitado la vida a millones de inocentes. Solo un puñado de sobrevivientes han logrado escapar del apocalipsis alienígena, y ahora deberán ingeniárselas para encontrar la forma de detener a estas máquinas antes de que acaben con toda la raza humana.


“The Earth Dies Screaming” sería la primera entrada en la llamada “trilogía alienígena” que el director Terence Fisher filmaría fuera de la Hammer luego del fracaso de “The Phantom of the Opera” (1962). Esta es la única de las tres cintas que sería producida por la Lippert Films, (“Island of Terror” y “The Night of the Big Heat” serían producidas por la modesta Planet Films), además de ser la única en ser filmada en glorioso blanco y negro. El film desde un inicio intenta capturar la atención del espectador mostrando una serie de misteriosos accidentes, en los cuales las personas involucradas parecen haber perdido el conocimiento sin razón aparente. Es así como somos testigos de un descarrilamiento de un tren, un accidente automovilístico, y la caída de un aeroplano, entre otras cosas, tras lo cual la historia pasa a centrarse en una pequeña villa que parece completamente desierta.

Es en esta pequeña villa donde se reunirá un grupo de sobrevivientes de distinta procedencia y de personalidades bastante diversas. Entre los sobrevivientes está quien se convertirá en el líder de esta suerte de resistencia, el norteamericano Jeff Nolan (Willard Parker); un hombre de oscuras intenciones llamado Quinn Taggart (Dennis Price); Peggy (Virgina Field), una atractiva mujer que se convertirá en el interés amoroso del protagonista; Edgar Otis (Thorley Walters), un hombre que tendrá problemas para mantenerse sobrio; su novia Violet (Vanda Godsell); y un joven matrimonio (David Spencer y Anna Palk), donde la mujer está a punto de dar a luz. Algo que llama poderosamente la atención de las tres producciones que conforman la “trilogía alienígena” de Fisher, es que el punto de reunión de los protagonistas es por lo general un pub, además del hecho de que aunque teóricamente la amenaza es a nivel mundial, las historias suelen ambientarse en pequeños poblados o islas.


No pasará mucho tiempo antes de que el grupo comience a sacar conjeturas acerca de lo que realmente pasó con el resto de las personas. Cuando se dan cuenta que lo único que tienen en común es que todos se encontraban en lugares donde no estaban directamente expuestos al aire, llegan a la conclusión que los misteriosos atacantes han utilizado una especie de gas tóxico para asesinar a los habitantes de la Tierra. La verdad es ni ellos ni nosotros tenemos claridad acerca de lo que está sucediendo. Durante todo el transcurso de la cinta, Fisher juega con esa sensación de incertidumbre, escondiéndonos deliberadamente algunas respuestas para inquietar al espectador. Es ese tal vez el punto más criticable de esta cinta. Si bien esta dinámica sirve para mantener al espectador intrigado, una vez finalizada la película nos encontramos con que muchas de las interrogantes no han sido contestadas, como por ejemplo: ¿Quienes han atacado a la Tierra?, ¿Qué es lo que pretende en realidad Taggart?, o ¿Cómo sobrevivió Taggart al ataque de gas?, entre otras. Aunque esto puede molestar a algunos espectadores, la verdad es que no influye demasiado en la calidad del producto final.

Los extraterrestres (o los enviados de estos) son una especie de robots vestidos con unos trajes espaciales, que la verdad difícilmente pueden llegar a producir miedo. Estos robots se mueven lentamente y solo detectan la presencia de humanos si estos se acercan demasiado. Esto obviamente está ligado al bajo presupuesto que tuvo que manejar Fisher, lo que también puede explicar el hecho de que nunca aparecen más de dos de estos robots al mismo tiempo. Además, la cinta presenta la particularidad de que los extraterrestres tienen la capacidad de despertar a los muertos y utilizarlos como esclavos contra los sobrevivientes. Esto se anticipa en parte a la historia relatada por George Romero en el clásico “The Night of the Living Dead” (1968), donde los personajes también se ven atrapados en una casa ante el ataque inminente de un grupo de muertos vivientes. La apariencia de estos zombies es realmente aterradora, y dejan una impresión mucho más duradera que los mismos robots. Sus ojos blancos sin vida ayudan a construir una atmósfera inquietante, que bien podría corresponder a la de una cinta de terror.

Por supuesto que entre los problemas que tiene que enfrentar el grupo de sobrevivientes se encuentra el tema de las relaciones interpersonales. Quinn Taggart es un tipo despreciable, el cual solo busca su propio beneficio sin importarle lo que le suceda a los demás. Durante todo el transcurso de la cinta, Taggart parece tener un objetivo particular, aunque este nunca es revelado. Por otra parte, Edgar Otis tras la muerte de su pareja, opta por ahogar sus penas en alcohol poniendo en riesgo su seguridad y la del resto de los integrantes del grupo. Por último, el joven matrimonio compuesto por Mel y Lorna, están más preocupados por el inminente nacimiento de su primer hijo, que por la seguridad de los demás. En este ambiente adverso, es el piloto norteamericano Jeff Nolan quien asume el rol de líder a falta de un mejor candidato. La tensión entre los protagonistas es evidente, pero pese a eso logran organizarse contra los invasores de manera relativamente efectiva.

Las actuaciones en general son correctas. Willard Parker es un héroe creíble, mientras que Dennis Price construye un villano realmente detestable. El diseño de producción de George Provis no es para nada despreciable, teniendo en cuenta el escaso presupuesto de la cinta. De la misma forma, la fotografía de Arthur Lavis cumple con lo esperado, y la banda sonora de Elisabeth Lutyens es sumamente atmosférica. Terence Fisher maneja de buena manera la historia escrita por Harry Spalding, logrando crear una atmósfera claustrofóbica en que pese a que los sobrevivientes tienen cierta libertad de acción en un mundo totalmente desolado, se ven obligados a confinarse en espacios cerrados para protegerse del ataque de los invasores. La cinta dura un poco más de una hora y llama la atención la poca cantidad de diálogos que presenta. Los personajes hablan solo lo necesario, lo cual en este caso se agradece ya que de esta forma el director evita perder minutos de metraje en conversaciones sin sentido. “The Earth Dies Screaming” es una cinta prácticamente desconocida de Terence Fisher, director que se destacó por su trabajo al interior de la Hammer. Con un ritmo narrativo adecuado, momentos de verdadera tensión, y una historia entretenida, esta cinta bien podría ser considerada como una de las buenas entradas del cine de ciencia ficción serie B de la década de los sesenta, lo que la convierte en una película absolutamente recomendable.




por Fantomas.

8 comentarios:

Möbius el Crononauta dijo...

Tiene buena pinta. ¡Me la apunto!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Desconocía por completo que Fisher tuviera una trilogía de ci-fi de este tipo (lo más cercano a dicho género que recuerdo, es Island of Terror)

Apuntada queda.

Saludos ;)

Dr. Quatermass dijo...

Soy bastante desconocedor de la etapa pre-Hammer de Fisher, y esto tiene muy buena pinta!

Fantomas dijo...

- Möbius y Dr Quatermass: Es una cinta bastante humilde pero sumamente entretenida. Espero que puedan ver esta recomendable cinta de ciencia ficción serie B.

- Pliskeen: Bueno, precisamente "Island of Terror" es la segunda entrada en la trilogía de Fisher. La última entrada, "The Night of the Big Heat", es tal vez la menos recomendable de las tres.

Gracias por sus comentarios,
Saludos!

Sam_Loomis dijo...

Pues de ésta no había oído, como muchas veces pasa con los interesantes títulos que rescatas aquí en tu blog, Fantomas.

Esa referencia que apuntas a "Night of the Living Dead" me antoja la película.

¡Saludos!

Don_fofo - Cinediondo dijo...

Últimamente e estado viendo mucho sci-fi de los 50's, que mejor que eso!! por lo mismo se agradece este tipo de aportes,

saludos!

Dialoguista dijo...

Que interesante, parece un mezcla de tres géneros: terror, ciencia ficcion y drama.
No me cuadra mucho la mezcla de zombies con robots, pero bue... jajajaja
Lo que si parece bueno es el clima creado por personalidades tan diversas!!!
Buena esa observacion que solo aparecen dos robots!!! jajajajajaja Esos son ojos atentos!!! ;-)))

Darkerr dijo...

La tengo por ahi aun sin verla, me has hecho recordarla. Aunque no sabía que habia una trilogia de Fisher. Apenas la vea me leo completo tu critica.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...