viernes, 25 de septiembre de 2009

Otto Preminger: La eficiencia de un dictador en el set-

Otto Preminger nació el 5 de diciembre de 1905, en el pueblo de Wiznitz, el cual actualmente pertenece a Ucrania. Markus, el padre de Otto, trabajaba como fiscal general del Imperio Austro-Húngaro, y junto a su esposa Josefa, se encargaron de construir un ambiente familiar estable para el pequeño Otto y su hermano Ingo. En 1914 tras el asesinato del Archiduque Franz Ferdinand, lo que detonó el estallido de la Primera Guerra Mundial, Markus Preminger buscó refugio en Graz, Austria, donde encontró trabajo como fiscal público. Luego de un año en Graz, la familia Preminger se mudó a Viena, donde Otto descubriría su verdadera pasión. Acompañado por su abuelo materno, Otto de tan solo diez años, visitaría de manera regular durante la semana el Burgtheater, donde vería una amplia variedad de obras teatrales tanto clásicas como contemporáneas. Debido a esto, pronto Otto comenzaría a soñar con desarrollar una carrera como actor. Durante su adolescencia, a raíz de que él era capaz de recitar de memoria muchos de los grandes monólogos del repertorio internacional clásico, decidió que era hora de presentarse en público.

Su actuación más exitosa en la National Library sería en la obra, “Julius Caesar”. Su interés en el teatro provocó que Preminger comenzara a faltar gradualmente a clases. Durante los años que duró la Primera Guerra Mundial, Preminger continuó asistiendo a diversas obras de teatro y conciertos, a museos, y a la National Library, al mismo tiempo que su asistencia a clases era más que irregular. A medida que pasaba el tiempo, mayor era el deseo de Preminger de convertirse en un actor. A los 16 años, él interpretaría a Lysander en la producción, “A Midsummer Night´s Dream”, y tan solo dos años después se uniría a la compañia de Max Reinhardt, un reconocido director teatral. Con el fin de que su padre aceptara su carrera como actor, Otto estudió leyes en la Universidad de Viena. Con Reinhardt, Preminger desarrolló una relación de mentor y protegido, donde existiría una gran confianza mutua. El primero de abril de 1924, Preminger debutaría como hombre de las mudanzas en la obra, “The Servant of Two Masters”. Luego de pasar un tiempo junto a Reinhardt, cansado de recibir órdenes, Preminger dejó la compañia con la intención de convertirse en director (en gran medida porque estaba perdiendo gran parte de su cabello).

Su primera obra como director sería la sexualmente provocativa, “Lulu”. En 1930, un empresario de Graz le ofreció al joven director teatral la realización de un film llamado, “Die Grosse Liebe” (1931). Un inexperimentado y ansioso Preminger, no sentía la misma pasión por el cine que la que sentía por el teatro, aunque de todas formas aceptó el ofrecimiento. Al momento de su estreno, “Die Grosse Liebe” fue recibida con buenas críticas. En la primavera de ese mismo año, Preminger conocería a la húngara Marion Mill, quien visitaría su oficina debido a unos problemas legales. Ese sería el principio del fin de la vida de soltero de Preminger; la atracción entre ambos fue inmediata, por lo que terminaron contrayendo matrimonio en el verano de 1932, solo treinta minutos después que ella se divorciara de su primer esposo.

Entre 1931 y 1935, Preminger dirigiría alrededor de 26 obras de teatro, con bastante éxito. En 1935, mientras el director estaba ensayando la obra, “The King with an Umbrella”, recibiría una invitación por parte del productor norteamericano Joseph Schenck. En 1924, Schenck se había convertido en presidente de la United Artist, y en 1934 él había fundado una nueva compañia llamada Twentieth Century. Dos años después, Schenck junto a su socio Darryl F. Zanuck, se apropiarían del estudio de William Fox, tras lo cual nacería una nueva entidad llamada, Twentieth Century-Fox. En este nuevo estudio, Zanuck manejaba la producción de las cintas, mientras que Schenck se encargaba de las finanzas. Buscando un nuevo talento para su estudio, Schenck dió con Preminger, quien tras solo media hora de reunión con el ejecutivo, aceptó irse a trabajar para su estudio en Los Ángeles.

El primer trabajo de Preminger consistió en una comedia musical protagonizada por Lawrence Tibbett, un renombrado cantante de ópera el cual había alcanzado cierta popularidad a principios de los treinta gracias a su participación en cintas realizadas por la MGM. “Under Your Spell” (1936), se llamaría el film, el cual sería completado por el director antes de la fecha estipulada, lo que le agradaría a Zanuck quien pensaba que Preminger era el clásico director rebelde europeo. Por esta razón, Zanuck pronto promocionaría al director a la lista A del estudio, asignándole la realización de una historia llamada, “Nancy Steele Is Missing”, la cual sería protagonizada por Wallace Beery, quien reciéntemente había ganado un premio Oscar. Sin embargo, Beery se negaría a participar en el film esgrimiendo que, “no voy a realizar una película con un director cuyo nombre no puedo pronunciar”. A raíz de esto, Zanuck le entregaría a Preminger la dirección de otra comedia serie B llamada, “Danger – Love at Work” (1937). La historia acerca de un abogado que debe persuadir a ocho miembros de una excéntrica familia para que cedieran un terreno propiedad de su abuelo a una corporación en desarrollo, recibió buenas críticas para sorpresa de todos los involucrados.

En noviembre de 1937, el emisario de Zanuck, Gregory Ratoff, se encargaría de comunicarle a Preminger que el ejecutivo lo había seleccionado para dirigir “Kidnapped” (1938), la cinta más cara del estudio hasta el momento. La historia era una adaptación realizada por Zanuck, de la novela del mismo nombre del escritor Robert Louis Stevenson. Luego de leer el guión de Zanuck, Preminger sabía que estaba en problemas. Durante la filmación de “Kidnapped”, el director tendría el primero de sus famosos berrinches. Durante la presentación de cierta parte del film a Zanuck, este acusó a Preminger de realizarle importantes cambios a una escena la cual involucraba al niño actor Freddie Bartholomew, y un perro. El director, bastante tranquilo en un principio, le explicó que él había filmado la escena exactamente como se había escrito. Zanuck insistió que él conocía su propio guión, por lo que no aceptó los dichos del director. La discusión no tardó en subir de tono, y terminó con Preminger abandonando la oficina con un fuerte portazo. Días después, la cerradura de la oficina del director fue cambiada, y su nombre fue removido de la puerta. Luego de que su lugar de estacionamiento fuera reubicado en un punto remoto, Preminger dejó de ir al estudio.

A estas alturas, Zanuck le ofreció un trato al director para que abandonara el estudio. Sin embargo, Preminger terminó rechazándolo debido a que deseaba que le fueran pagados los once meses de contrato restantes de su contrato inicial por dos años. El director comenzó a buscar trabajo en otros estudios, pero no recibió ninguna oferta. Tras solo dos años de su llegada a Hollywood, Preminger se encontraba desempleado. El director terminó inscribiéndose en algunos cursos de historia americana en la UCLA. Más temprano que tarde, Preminger se dió cuenta de que la única forma de revivir su carrera, sería volviendo al medio que lo lanzó a la fama, el teatro. Preminger pronto se reencontraría con el éxito en Broadway, con obras como “Outward Bound”, protagonizada por Laurette Taylor y Vincent Price; “My Dead Children”, protagonizada por John y Elaine Barrymore; y “Margin for Error”, en la cual Preminger interpretaría a un malvado nazi. Tan solo una semana después del estreno de “Margin for Error”, Preminger obtuvo un puesto como profesor de en la Yale School of Drama.

Nunnally Johnson, un guionista hollywoodense quedó tan impresionado con la actuación de Preminger en “Margin for Error”, que le ofreció un rol en la cinta de nazis, “The Pied Piper” (1942). Necesitado de dinero, Preminger aceptó la oferta. El film iba a ser producido por la 20th Century Fox, el mismo estudio de donde había sido despedido. Aún sabiendo que Zanuck no se encontraba en el lugar, ya que se había enlistado en el ejército tras Pearl Harbor, Preminger no esperaba que su carrera en Hollywood despegara nuevamente. Después de recibir un salario considerable por su trabajo, cuando Preminger comenzó a prepararse para su regreso a Nueva York, su agente le informó que la Fox quería que interpretara el rol del nazi de “Margin for Error” en su futura adaptación cinematográfica. Ernst Lubitsch iba a ser el encargado de dirigir la adaptación protagonizada por Preminger, Joan Bennett, y Milton Berle. Sin embargo, el director dejó su puesto al poco tiempo después que la producción comenzó. Preminger, quien deseaba volver a dirigir una cinta, logró convencer a William Goetz, quien se encontraba reemplazando a Zanuck, para que lo dejara ocupar el asiento del director.

Cuando Preminger se dió cuenta de lo deficiente que era el guión del film, contrató al entonces novato Samuel Fuller para que reescribiera por completo la historia. Goetz, impresionado por la dedicación del director, le ofreció un nuevo contrato por siete años con el estudio, como director y como actor. Preminger no tardó en aceptar el trato, y en noviembre de 1942 terminó las filmaciones de “Margin For Error” (1943). Antes de filmar un nuevo proyecto para el estudio, el director fue contactado por Samuel Goldwyn quien deseaba que él actuara en la comedia, “They Got Me Covered” (1943), protagonizada por Bob Hope. Tras participar en el film, Preminger, quien era un ávido lector, comenzó a buscar algunos proyectos que pudiera filmar antes del regreso de Zanuck, entre los cuales se encontraba la novela de Vera Caspary, “Laura”. Antes de que la producción de “Laura” (1944) comenzara, a Preminger se le dió la oportunidad de producir y dirigir una cinta bélica serie B llamada, “Army Wives”.

La cinta sería protagonizada por Jeanne Crain, una de las estrellas de la Fox la cual había sido degradada a la unidad B del estudio, y por el veterano actor Eugene Pallette. Lamentablemente, Preminger comenzaría a chocar con Pallete, quien clamó que el director era “un admirador de Hitler y que estaba convencido de que Alemania ganaría la guerra”. Además, Pallete se rehusó a sentarse en la misma mesa con un actor negro que participaba en la cinta. “Estás totalmente loco. No me sentaré junto a un negro”, diría el actor en aquel entonces. Preminger, furioso por la situación, fue a informarle la situación a Zanuck, quien terminó despidiendo al actor pese a que algunas escenas ya había sido filmadas. El título de la cinta fue cambiado de “Army Wives” a “In the Meantime, Darling” (1944), y fue estrenada sin mayores problemas.


A su regreso de la guerra, Zanuck seguía sintiendo una gran cuota de resintimiento hacia Preminger. Por la misma razón, Zanuck le diría al director con respecto a “Laura”; “Tú puedes encargarte de la producción de la cinta, pero mientras yo esté aquí tu nunca podrás dirigirla”. Finalmente sería contratado como director Rouben Mamoulian, quien junto al director de fotografía Lucien Ballard, alcanzó a filmar gran parte del guión antes de ser reemplazado por Preminger. El mismo Preminger más tarde declararía que Zanuck estaba insatisfecho con el trabajo de Mamoulian. Sin embargo, hay otras fuentes que afirman que Preminger minó a propósito el trabajo de Mamoulian para asegurarse el rol de director. “Laura” se convertía en el más grande éxito del director, siendo bien recibida tanto por la crítica como el público. Preminger esperaba que el éxito obtenido con su más reciente cinta le ayuda a trabajar en mejores película, pero lamentablemente su destino profesional estaba en las manos de Darryl Zanuck.

El próximo trabajo de Preminger sería la dirección de la cinta “A Royal Scandal” (1945), luego de que Ernst Lubitsch abandonara la producción tras sufrir un infarto cardíaco. La cinta protagonizada por Tallulah Bankhead y Anne Baxter sería mal recibida por la crítica. La siguiente película del director sería “Fallen Angel” (1945), la cual esperaba que lograra el mismo éxito de “Laura”. En dicha cinta, Zanuck le asignaría a Preminger la misión de convencer a Alice Faye, una de las estrellas del estudio durante fines de los treinta y principios de los cuarenta, para que interpretara uno de los roles protagónicos. Pese a la excelente factura de la cinta, “Fallen Angel” no logró igualar lo conseguido por “Laura”. “Centennial Summer” (1946) por su parte, sería el primer film de Preminger en ser filmado completamente a color. El musical protagonizado por Cornel Wilde y Walter Brennan, lograría que Preminger fuera uno de los directores mejores pagados del estudio, recibiendo alrededor de $7.500 dólares a la semana.

El próximo trabajo del director sería la adaptación de la novela “Forever Amber” (1947), de la escritora Kathleen Winsor. Curiosamente, a Preminger le desagradaba bastante la novela. Lo que él tenía en mente era filmar la adaptación de otra novela titulada, “Daisy Kenyon”. Zanuck le propuso a Preminger que si él filmaba “Forever Amber”, posteriormente podría realizar la adaptación de “Daisy Kenyon” (1947). Finalmente. luego de dos semanas de filmación, Preminger reemplazaría al director John Stahl, realizando una serie de cambios que aumentarían considerablemente los gastos de la producción. “Forever Amber” pese a recibir buenas críticas, sería considerada por el director como, “la película más cara en la que participó y también la más mala”. Tras esto, Preminger pudo filmar el celebrado melodrama “Daisy Kenyon”, protagonizado por Joan Crawford, Dana Andrews, y Henry Fonda.

Luego del modesto éxito de “Daisy Kenyon”, Preminger nuevamente reemplazaría a Lubitsch en el drama, “That Lady in Ermine” (1948). La siguiente cinta del director sería una adaptación de la obra de Oscar Wilde, “Lady Windermere´s Fan”, la cual sería titulada como “The Fan” (1949). La cinta fue estrenada con un éxito considerable, y hoy es considerada como la obra más oscura del director, y la más subvalorada de su filmografía. Durante sus últimos años al interior de la Fox, Preminger filmaría cuatro cintas de cine negro, las cuales pese a ser hoy consideradas como grandes clásicos del género, son usualmente vistas como obras menores en la filmografía del director. Dichas películas serían; “Whirlpool” (1949), “Where the Sidewalk Ends” (1950), “The 13th Letter” (1951), y “Angel Face” (1952).

Tras su salida de la Fox, Preminger lanzaría su carrera como productor y director independiente con la comedia, “The Moon is Blue” (1953), la cual fue lanzada sin el Sello de Aprobación del Código de Producción. Su segunda cinta independiente sería la también comedia, “The Girl on the Roof” (1953). Posteriormente volvería brevemente a la Fox para filmar la cinta de aventuras, “River of No Return” (1954), protagonizada por Marilyn Monroe y Robert Mitchum. Esta última cinta no dejó particularmente satisfecho al director, en gran medida por el desempeño de Marilyn Monroe, quien según Preminger: “trabajar con ella era como trabajar con Lassie”. El éxito de su trabajo como director le dió la oportunidad de seleccionar proyectos que parecían ser riesgosos, pero que terminaron dando buenos frutos como por ejemplo la peculiar adaptación que realizó de la ópera “Carmen”, títulada “Carmen Jones” (1954), la cual recibió un Globo de Oro al mejor musical.

También se arriesgó muchísimo con “The Man With the Golden Arm” (1955), un drama protagonizado por Frank Sinatra el cual tocaba el tema en aquel entonces tabú de la drogadicción. Para “Saint Joan” (1957), su particular versión de la historia de Juana de Arco, Preminger le dió el papel principal a la debutante Jean Seberg tras entrevistar a 18.000 candidatas. Durante una de las secuencias clave del film, se desató un incendio en el set que aterrorizó a la actriz, pero Preminger insistió despóticamente en continuar rodadando sin apagar las llamas, hasta que obtuvo el plano que quería. Sería la misma Seberg la encargada de protagonizar la próxima cinta del director, “Bonjour Tristesse” (1958). Durante la filmaciones de la película, Preminger se mostró como un tipo absolutamente dictatorial con los miembros del reparto. “Preminger insultaba sin parar todo el día. Todo el mundo estaba aterrado”, dijo la actriz Mylène Demongeot, que interpretaba a la joven amante del padre de la protagonista. “Es el único director que he conocido que salía de la sala de proyecciones loco de rabia e insultando a todo el mundo”. Según la actriz, la furia de Preminger “ponía nervioso hasta a David Niven, el más perfecto caballero que haya conocido, incapaz de decir jamás una palabra más alta que otra". Divorciado de sus dos primeras parejas (Marion Mill y Mary Gardner), Preminger se casó con una de las actricez de “Bonjour Tristesse”, Hope Bryce, quien lo acompañaria hasta el día de su muerte y con quien tuvo dos hijos.

Uno de sus filmes más recordados sería “Anatomy of a Murder” (1959), protagonizada por James Stewart. Preminger logró saltarse las férreas normas del código Hays, en su descripción sutil, pero bastante explícita, de la violación. Fue el único film por el que Preminger obtuvo una nominación al Oscar como productor, en la categoría de mejor película. Aunque no se hizo jamás con la estatuilla, también fue nominado otras dos veces, por la citada “Laura”, y posteriormente por “The Cardinal” (1963), protagonizada por Tom Tryon. La ambiciosa superproducción “Éxodo” (1960) por su parte, trataba el tema de la fundación del estado de Israel, y seria protagonizada por Paul Newman. En esta película, Preminger se atrevió a meter en los títulos de crédito al guionista Dalton Trumbo, que tras ser incluido en las listas negras, llevaba mucho tiempo trabajando bajo un pseudónimo.

Durante las décadas del sesenta y setenta, Preminger filmaría alrededor de once películas donde las más recordadas son el drama político “Advise & Consent” (1962), la cual marcaría la última actuación de Charles Laughton; el film bélico “In Harm´s Way” (1965), protagonizada por John Wayne y Kirk Douglas; y el angustiante thriller “Bunny Lake is Missing” (1965), la última gran cinta del director quien se retiraría del cine con el film, “The Human Factor” (1979), la cual era una adaptación de la novela del mismo nombre del escritor Graham Greene. Gran parte de la responsabilidad del declive de la carrera del director lo tendría la cinta “Hurry Sundown” (1967), un drama que intentaba romper algunos tabúes sexuales y raciales. Lamentablemente, la cinta sería criticada y ridiculizada por la elección de Michael Caine como una patriarca sureño. Esto daño gravemente la reputación de Preminger, lo que se acrecentó aún más con los lanzamientos de las poco exitosas “Skidoo” (1968), y “Rosebud” (1975).

Otto Preminger fallecería el 28 de abril de 1986, debido al cáncer al pulmón y a la enfermedad del Alzheimer que le afectada. Además de su carrera como director, Preminger participó como actor en distintas cintas y series de televisión, donde destacan su papel en la cinta “Stalag 17” (1953), y su interpretación de Mr. Freeze en la serie de televisión “Batman” (1966-68). Como director, revolucionó el cine de Hollywood porque se atrevió a tocar temas considerados tabú hasta el momento, como la drogadicción o las agresiones sexuales. Su mal genio, y su legendario carácter dictatorial, convertían los rodajes en un infierno para los actores, que sin embargo lograban grandes interpretaciones a sus órdenes. Cuando todo el mundo contrataba actores blancos, él daba papeles a los negros. No había lista de McCarthy que impidiera que fichara a un guionista determinado. El hecho de que a Otto Preminger nadie le decía cómo dirigir sus películas es lo que explica que tenga una impecable filmografía, compuesta por pequeñas joyas y alguna que otra superproducción, donde son especialmente memorables son sus incursiones en el cine negro.


por Fantomas.

3 comentarios:

Cinemagnificus dijo...

Uno de los grandes más grandes. Excelente reseña.

Dialoguista dijo...

Como siempre, se aprende mucho viniendo por aquí!!!
Que dificil trabajar a las ordenes de alguien tan severo!!!
De todas, ¿cual recomendas para ver? Como buena, buenisima!!!???
Saludos!!!

Fantomas dijo...

- Cinemagnificus: Me alegro que te haya gustado el artículo.

- Dialoguista: Preminger tiene varias joyitas en su filmografía, pero te recomendaría comenzar con "Laura", "Anatomy of a Murder", y "Bunny Lake is Missing".
Me cuentas tu opinión cuando hayas visto alguna de sus cintas.

Saludos y gracias por los comentarios.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...