miércoles, 30 de septiembre de 2009

Scanners: Cuando los pensamientos matan.

“Scanners” (1981), es una película de ciencia ficción del director David Cronenberg, la cual está protagonizada por Jennifer O´Neill, Stephen Lack, Michael Ironside, y Patrick McGoohan.

Los scanners son un grupo de individuos con increíbles poderes psíquicos, gracias a los cuales pueden leer la mente de las demás personas e incluso llegar a matarlas. Cuando una misteriosa compañía llamada ConSec se entera de que un scanner rebelde llamado Darryl Revok (Michael Ironside) está formando una organización que busca dominar el mundo, el doctor Paul Ruth (Patrick McGoohan) recluta a un scanner marginal llamado Cameron Vale (Stephen Lack) para que localice a Revok y ponga fin a su plan antes de que sea demasiado tarde.


Luego de filmar tres películas donde los protagonistas son personas comunes y corrientes que se ven involucrados en mundos de pesadilla que se manifiestan a través de mutaciones físicas (“Shivers”, “Rabid”, y “The Brood”), David Cronenberg cambiaría su fórmula temática y centraría la historia de esta película en hombres especiales cuya mutación es a nivel mental, los cuales tienen dificultades para vivir en sociedad. Ambientada en un futuro indeterminado, “Scanners” es considerada como una cinta de ciencia ficción con algunos toques de horror, combinación de géneros que no resulta extraña si revisamos la filmografía de este director. De hecho, el mismo Cronenberg declaró en una ocasión: “Todos mis films de horror poseen elementos de ciencia ficción, por lo tanto es inevitable que mis films de ciencia ficción tengan algunos elementos del cine de terror”.

Esta no sería la primera vez que Cronenberg abordaría una historia en la que se toca el tema de los poderes mentales; en 1969, el director filmó un corto experimental llamado “Stereo”, que también lidiaba con el tema de la telepatía. Según el director, “ambas cintas usan la telepatía como metáfora de una cierta sensibilidad especial, además de ejemplificar la complejidad de las relaciones humanas. Además Scanners agrega la idea del telépata como un extraño, un hombre alejado del resto de la sociedad no por su poder, sino por la imposibilidad de lidiar con las consecuencias de este”. Pese a contar con alrededor de cinco millones de dólares de presupuesto, Cronenberg solo tuvo dos semanas para coordinar el proceso de pre-producción. Por este motivo, el director solo pudo escribir un borrador del guión, el cual tuvo que ir modificando a medida que filmaba la cinta, razón por la cual se explica que la historia presente algunas falencias.

“Scanners” establece una intrigante teoría conspirativa que involucra al Doctor Ruth, a la oscura compañía ConSec, y a una extraña droga llamada Ephemerol, cuyo efecto es suprimir los poderes de los llamados scanners. Existe un halo de misterio que envuelve las investigaciones del Doctor Ruth y su curiosa cercanía con su más nuevo discípulo. Cameron Vale es un scanner cuyo desconocimiento de su poder lo ha llevado a creer que en un hombre con problemas mentales. Por ese motivo ha decidido aislarse del mundo que lo rodea, lo que lo ha llevado a vivir en la calle lejos de la civilización que tanto le atormenta. Esa es la realidad de Vale cuando el Doctor Ruth lo convoca para detener a la creciente amenaza encarnada en la figura del poderoso scanner Darryl Revok. Sin embargo, a medida que avanza la historia nos daremos cuenta que las intenciones del científico y de la compañía ConSec distan de ser tan nobles como aparentan.

Como ya había mencionado anteriormente, las inmensas facultades psíquicas de estos fenómenos de la ciencia, los terminan arrastrando a situaciones de marginalidad social, siendo incapaces de llevar una vida normal. Este don o maldición depende de cómo se quiera ver, los lleva a ocultarse del resto de la sociedad, e incluso de sus pares. Son seres incomprendidos, amargados y angustiados por la noción de saberse diferentes y saber que jamás podrán encajar en los parámetros de normalidad establecidos por la sociedad. Por otra parte, mientras algunos intentan aunar sus esfuerzos pacíficamente, otros pretender utilizar su posición privilegiada para someter a la sociedad a su dictado, motivados por sus ansias de venganza, sus delirios de grandeza, o por su simple afán de obtener un total control de lo que los rodea, destruyendo a todo aquel que se interponga en su camino. Con respecto a esto, en una entrevista el actor Stephen Lack menciono que cuando leyó el guión, inmediatamente pensó en el comic de la Marvel, “X-men”, debido a que en el fondo, la temática del cómic con la de la cinta es bastante similar.
En ambas obras se presenta a un grupo de personas diferentes al común de la gente, las cuales deben decidir entre trabajar para lograr vivir en armonía con el resto, o luchar contra aquellos que desde su punto de vista, son nada más que seres inferiores.

Como es habitual en el trabajo del realizador, nos vemos involucrados en un mundo extraño y enfermizo, en el que ocurren sucesos inquietantes, fantásticos y terroríficos, y del cual los protagonistas parecen no poder escapar. Cronenberg se encarga de crear una serie de escenarios que producen una sensación de constante amenaza, entre los que se encuentran los escalofriantes laboratorios de ConSec, y el extravagante taller de uno de los scanners. La cruzada de Cameron Vale será dominada por la paranoia de saber que ha ingresado a un mundo en el que nada es lo que parece, y donde no se puede confiar en nadie. Sin saberlo, se ha situado en medio de dos poderosas organizaciones rivales dirigidas por siniestros personajes ocultos en las sombras. Por muy inverosímil que parezca la enrevesada trama, Cronenberg logra imprimirle cierto grado de credibilidad a la historia, ayudando a que de esta forma el espectador se involucre más fácilmente en el relato.

Al mismo tiempo, Cronenberg evita catalogar a sus personajes como buenos o malos, sino que más bien maneja a personajes impredecibles y perfectamente corrompibles. Lamentablemente, la película sufre por un protagonista que no alcanza a capturar por completo la atención del espectador, en gran medida por la mediocre actuación de Stephen Lack. Lo mismo sucede con el interés amoroso del protagonista, interpretado por Jennifer O´Neill, quien no aporta demasiado a la trama. Esto es compensado por el "mad doctor" de turno, interpretado por Patrick McGoohan, y el demente Darryl Revok, interpretado por Michael Ironside. Son estos personajes los que generan los momentos de mayor tensión de la cinta, convirtiendo a los protagonistas en meros títeres de una lucha de poderes. Por otro lado, la inquietante atmósfera construida a través de los escenarios en los que se desarrolla la historia, es complementada por la estupenda banda sonora de Howard Shore. Otro de los puntos altos de la cinta son los estupendos efectos especiales, los cuales son utilizados de manera brillante en la escena en la que uno de los personajes provoca que a otro le explote la cabeza utilizando sus poderes mentales.

Con “Scanners” el director David Cronenberg nuevamente diserta acerca de las metamorfosis tanto físicas como mentales, que el ser humano está llamado a sufrir durante el transcurso de su vida, y las consecuencias que estas acarrean. A ratos la cinta sufre algunas lagunas narrativas que pueden llegar a minar la atmósfera construida por el director, o el grado de interés del espectador en la historia, pero estas son compensadas con algunos momentos de acción explosiva. La cinta además presenta un final abierto y ambiguo que da pie a múltiples interpretaciones. Ciertamente “Scanners” no es una de las mejores cintas de Cronenberg, pero sin duda es un film disfrutable, provocador por momentos, y cuya temática generó una serie de secuelas que lamentablemente no alcanzaron el nivel de la producción original.



por Fantomas.

10 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Qué grande Cronenberg y qué gra película. Yo la vi de pequeño, casi a escondidas en casa, en Antena 3 en un programa del inigualable Joan Goas. No se me olvidará nunca la fascinación que me produjo. Desde ese día, soy incondicional de Cronenberg.
Larga vida a la Nueva Carne!
SAaludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

De las más conocidas y míticas de Cronenberg, aunque hace tiempo que no la reviso y no sé si habrá envejecido bien.

Ahora que Hollywood planea un remake, puede ser un buen momento para recuperarla.

Saludos ;)

Don_fofo - Cinediondo dijo...

Siempre e pensado que Scanners es una película donde David Cronemberg demuestra su inmenso talento más que en ninguna otra, imagina esta misma idea desarrollada por otro director menos talentoso, sin duda hubiese terminado como un completo chiste.

Lograr un buen suspenso mientras que en la pantalla hay dos tipos que lo único que hacen es mirarse fijamente y retorcer sus caras debe ser algo súper difícil de hacer creíble, y cronemberg lo hizo al sin problemas.

Saludos

videodromo dijo...

Y también diserta sobre los conflictos de personalidad, así como la drogas y la muerte. Parace un film muy simple, ppero bajo la trama conspirativa se esconde una magnifica amalgama de problemas, que se pueden ver en otros largoemtrajes de su filmografía.

Fantomas dijo...

- Crowley: al igual que tu, para mi Cronenberg es uno de mis directores favoritos, el cual a mi gusto, ha sabido adaptarse bastante bien a los cambios de temáticas en el cine durante su carrera.

-Pliskeen: A mi gusto, gran parte del encanto de las películas de Cronenberg, es que han envejecido bastante bien. Esperemos que el remake le haga justicia al film original.

- Don fofo: Estoy de acuerdo contigo, en manos de cualquier otro director esta película hubiese sido un desastre.

- videodromo: No lo había visto de esa forma. Es que como dices, Cronenberg es conocido por realizar películas más profundas de lo que parecen ser, lo que sin duda es todo un mérito.

Gracias a todos por los comentarios,
Saludos.

mge dijo...

Como dice Crowley: Long live the new flesh!

Esta no la vi, pero justo ayer me topé con Dead Ringers (que acá en Argentina se llama Pacto de Amor) y confirmé que Cronenberg es uno de los directores contemporáneos más interesante.

Recuerdo que de chico ver la tapa de Scanners me daba miedo. Nunca me animé a verla. Será cuestión de hacerle frente y alquilarla.

Saludos.

Claudia dijo...

Se nota que es una muy buena pelicula, aunque algo extraña tambien.
Muy buena la reseña.
Felicitaciones

Rick dijo...

Peliculón. Una de mis favoritas de ese Cronenberg genio del cine de ciencia ficción de su tiempo. De esa época han salido algunas de las mejores películas del género que han hecho del canadiense un director de culto que ha tardado demasiados años en ser reconocido.

Darkerr dijo...

Uf, que mal me caia Michael Ironside, me parecía una copia de Jack Nicholson en plan de loco, pero con los años se ha vuelto un actor respetable, además que tendría que ver este film nuevamente. Las secuelas eran friki peliculas de videoclub, qué tiempos aquellos. Saludos¡¡¡

Anónimo dijo...

Atención Spoiler: en el texto entre parentésis.



(El final le llamó mucho la atención a mi padre cuando la vio. Parece que el malo le revienta todo al bueno pero cuando ya esta cansado...el bueno le invade la mente al malo quendandose con su cuerpo. O por lo menos esa era la interpretación que el le dio. Yo no la ví pero me la contaron)


Es cierto que en manos de cualquier otro director esta película hubiera quedao mal. Especialemente por el poco tiempo para rodarla. De todos modos más que a X men me recordo a Philip K. Dick. El mayor mérito es precisamente que los enemigos del malo no son hermanitas de la caridad. Y la sensación de paranoia que siente el protagonista. Allí esta la vuelta de tuerca que le da todo mérito al film.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...