lunes, 5 de octubre de 2009

Lisa and the Devil/The House of Exorcism: Las dos versiones de la producción más problemática de Mario Bava.

“Lisa and the Devil” (1972), es una cinta de terror del director Mario Bava, la cual está protagonizada por Telly Savalas, Elke Sommer, Sylva Koscina y Alessio Orano.

Lisa Reiner (Elke Sommer) es una turista que mientras se encuentra de vacaciones en Toledo, ve un fresco medieval que retrata como el Diablo se lleva a los muertos. Poco después, ella visita una pequeña tienda donde se encuentra con un hombre calvo (Telly Savalas) que se asemeja bastante al Diablo del fresco. Aterrada, se termina perdiendo en las laberínticas calles de la ciudad. Eventualmente, ella se encuentra con una pareja de aristócratas cuyo auto tiene problemas, y juntos se terminan refugiando en una oscura y tenebrosa mansión donde vive una Condesa ciega (Alida Valli), su hijo Maximilliam (Alessio Orano), y su mayordomo Leandro, quien resulta ser el mismo hombre calvo de la tienda. Durante el transcurso de la noche, en la vieja mansión reinará el horror y la muerte, lo que cambiará para siempre la vida de Lisa.


Tras finalizar el rodaje de “Gli orrori del castello di Norimberga” (1971), el director Mario Bava se asoció nuevamente con el productor Alfredo Leone, quien le ofrecería un presupuesto de un millón de dólares y completa libertad creativa al realizador, cuyo próximo proyecto tenía como título tentativo “Lisa and the Devil”. Pese a las garantías con las que contó al momento de filmar la cinta, y aún cuando esta fue exhibida con éxito en el Festival de Cannes de 1972, Bava no pudo asegurar un contrato de distribución para la producción. Eventualmente, Leone pensó que era necesario realizarle algunos cambios al film para convertirlo en un producto comercialmente atractivo, y así poder recuperar la inversión realizada. Tras leer las reacciones del público que había tenido la oportunidad de ver “The Exorcist” (1973), Leone comenzó a presionar a Bava para que este viajara a Londres y viera la película. Y es que el productor deseaba sacar provecho de esta reciente fascinación por las posesiones demoniacas, razón por la cual escribió un par de secuencias nuevas en las cuales el personaje interpretado por Elke Sommer debía someterse a un exorcismo. Aunque inicialmente Bava no estuvo de acuerdo con el plan de Leone, ya que argumentaba que la cinta original era demasiado hermosa para someterla a un minucioso proceso de edición, eventualmente se percató de que no tenía demasiadas opciones, por lo que accedió a los deseos del productor. De esta forma nació una nueva versión del film titulada “The House of Exorcism”, la cual contaría con el actor Robert Alda en el papel del sacerdote llamado a exorcizar a la protagonista.

Para colmo, el proceso de rodaje de las nuevas escenas no resultaría para nada sencillo; Bava se rehusó tajantemente a participar en las escenas de carácter más morboso, como por ejemplo aquellas en las que la protagonista vomitaba de manera descontrolada sapos y otras sustancias, y aquellas que implicaban desnudos innecesarios. Leone por su parte, aseguró que Bava organizó y supervisó los ensayos de los actores encargados de protagonizar las nuevas escenas antes de abandonar la producción, tras lo cual él se vio obligado a asumir la dirección del film. Para comprender que fue lo que tanto le molestó a Bava, es necesario analizar ciertos elementos de la producción original. En “Lisa and the Devil”, el director opta por utilizar un estilo narrativo no lineal, en el cual pasado, presente y futuro se fusionan indiscriminadamente, otorgándole al relato un carácter claramente onírico. Por ejemplo, en varios pasajes del film se sugiere que Lisa es la reencarnación de una mujer llamada Elena. Sin embargo, en un determinado momento del relato se especifica que Elena tenía la misma edad de Lisa cuando falleció, y que todos aquellos que la conocieron no han envejecido un ápice desde el fatal hecho. Por lo tanto, si la historia estuviera ligada a una cronología lógica, Elena habría estado viva cuando Lisa nació, descartando de plano la teoría de la reencarnación.


Más adelante en la historia, mediante una serie de flashbacks el director plantea varias interrogantes que tienden a confundir aún más al espectador, como por ejemplo: ¿En qué época se desarrolla el relato? Si algunos de los personajes han estado muertos por más de cien años, ¿cómo es que estos saben utilizar aparatos electrónicos? En gran medida, al eliminar por completo la lógica, Bava permite que la locura y el caos dominen cada centímetro del mundo que ha creado con minuciosa perversidad. Es en este contexto que no resulta extraño encontrarse con escenas en las que un chorro de sangre tiñe por completo de rojo el lente de la cámara, u otra en la que una violación se convierte en una situación irónica en la que los restos de la víctima se burlan de la evidente disfunción sexual del victimario. Evidentemente, una producción de estas características no puede estar sino plagada de simbolismos, los que en su mayoría hacen referencia a la inexistencia de la ya mencionada lógica temporo-espacial, la cual se refleja en la gran cantidad de relojes descompuestos que aparecen a lo largo del metraje. Es a raíz de todo lo antes mencionado, que bien se podría asegurar que “Lisa and the Devil” es una historia donde confluyen una serie de personajes atormentados por los espíritus de aquellos que alguna vez amaron, lo que los ha arrastrado a una suerte de purgatorio cuya única salida es la aceptación del horror que en un determinado momento dominó sus vidas.

Lamentablemente, toda la mística lograda por Bava en “Lisa and the Devil”, es destruida por Leone en “The House of Exorcism”. Para empezar, en vez de perderse en las calles de Toledo tras su visita a la peculiar tienda de antigüedades, Lisa comienza a actuar de manera errática y a tener convulsiones en la vía pública un poco antes de ser auxiliada por una ambulancia. En el mismo lugar de los hechos, la muchacha es asistida por un sacerdote (Robert Alda), quien preocupado por lo ocurrido decide acompañarla al hospital. A partir de ese momento, diversas escenas de la cinta original son insertadas como si fueran parte de una vívida pesadilla experimentada por la protagonista, quien a juicio del sacerdote ha sido poseída por el Diablo. Como es de esperarse, las escenas filmadas por Leone están plagadas de clichés propios de las cintas de posesiones demoniacas; vómitos, patadas, gritos, lenguaje obsceno y objetos voladores, son parte del repertorio demoníaco de Lisa. Para colmo, Leone agrega un par de escenas de sexo totalmente innecesarias, las cuales terminan de sepultar el trabajo inicialmente realizado por Bava, quien varios años más tarde no dudaría en señalar a “The House of Exorcism” como el mayor agravio que sufrió durante su carrera.


En cuanto a las actuaciones, el elenco en general realiza un trabajo bastante correcto. Elke Sommer se destaca interpretando a una mujer que involuntariamente se ve sumergida en un mundo reinado por el más completo caos, en el cual fuerzas desconocidas ejercen una fuerte influencia sobre su persona. Telly Savalas por su parte, también realiza una labor encomiable interpretando a Leandro, un verdadero lobo con piel de oveja. Su personaje, quien supuestamente es la siniestra encarnación del Diablo, no solo maneja el accionar del resto de los personajes escondido entre las sombras, sino que además es el encargado de darle ciertas pistas al espectador para que este descubra lo que realmente está sucediendo en la historia. En cuanto al aspecto técnico de la producción, resulta destacable el inquietante trabajo de fotografía de Cecilio Paniagua, quien en gran medida es el responsable de la atmósfera opresiva que domina al relato. La cinta además cuenta con el maravilloso diseño de producción de Nedo Azzini, y con la efectiva banda sonora del compositor Carlo Savina, cuyas melodías complementan de manera perfecta el horror reflejado en las imágenes que le dan vida a este peculiar relato de tintes surrealistas.

“Lisa and the Devil” es probablemente la película más personal de Mario Bava. El director claramente aprovechó a cabalidad la libertad creativa que le fue otorgada en un principio, para realizar una cinta de corte experimental enmascarada como un film de terror. Quizás la mayor virtud de la producción es que fusiona diversos elementos tales como la violencia gráfica, el humor negro, y las historias de fantasmas, y los sitúa en un contexto poseedor una lógica propia, como si fueran parte de una vívida pesadilla. El final de la cinta, el cual es tan críptico como el resto del film, queda a libre interpretación del espectador, lo que reafirma la naturaleza fragmentada del relato. En definitiva, “Lisa and the Devil” resulta ser una pequeña joya del cine de terror, la cual con el correr de los años lamentablemente ha sido injustamente opacada por las obras más famosas y celebradas del siempre interesante Mario Bava. En cuanto a “The House of Exorcism”, hoy en día solo tiene cierto encanto como curiosidad, y aun cuando posee algunos pasajes bastante efectivos, en términos generales resulta ser un bodrio insufrible que se alza como uno de los mejores ejemplos de la carencia de creatividad en función del a veces tan ansiado éxito comercial.



*Advertencia: Ambos trailers presentan una gran cantidad de Spoilers.



por Fantomas.



6 comentarios:

Dialoguista dijo...

A decir verdad, a mi me dan miedito ambas, ja. No sé si me animaría a ver las escenas que mencionas. Pero algo de verdad me provoca rareza, esto de incluir escenas cambiando el sentido, a toda una peli ya hecha ¿no se nota en la cinta que son "praches" argumentales? Leone sinceramente, me parece que se desubico, ja. Hubiera hecha otra peli sobre un exorcismo, pero manipular una ya hecha... vamos!!! ;-)
Y cambiando de tema, ayer me acordé de vos, en un canal de Argentina, pasan durante toda la semana un especial de cine dedicado a películas sherloch holmes!!!! Por supuesto las estoy grabando!!! Y las reseñas, van a ir como regalo de cumpleblogs para vos!!!! ;-)))

Fantomas dijo...

- Dialoguista: En verdad lo de Leone no tiene nombre. Convirtió una película interesante en un bodrio sin proporciones. Que mejor ejemplo del mal que le hacen los productores codiciosos a la industria cinematográfica. Mención aparte, muchas gracias por el futuro regalo de cumpleblog!! Es un verdadero halago que me dediques un posteo, en especial si se trata de pelis de Sherlock Holmes :))

Saludos!

Pablo Martinez dijo...

Dialoguista, en que canal lo pasan???? bah, capaz ni me responda jeje...

En cuanto a Leone, coincido con vos Fantomas... AGUANTE "EL EXORCISTA"!! jejeje ;P

Saludos!! Te espero en mi blog para que comentes en la nueva crítica ;)

Un abrazoo!!

PM

Darkerr dijo...

Sólo he visto "House of exorcism" y la verdad es que se nota mucho que "Lisa and the devil" es una pelicula inquietante, porque sus momentos son de lo mejor, y los añadidos cantan bastante y se ven muy mal. De todos modos es un caso muy raro de un film que en realidad son dos. Aun asi Bava sigue siendo muy grande. Saludos¡¡¡

Dialoguista dijo...

Pablo Martinez:
Por canal 7. El programa se llama "Filmoteca", lo conducen dos tipos que saben muchísimo y siempre hacen especiales dedicados a un personaje o director de cine, la mayoria películas antiquísimas!!! No es siempre al mismo al mismo horario, pero entre las 24 hs mas o menos, puede que algún día empiecen alrededor de la 1 de la madrugada. Espero vuelvas leer el coments!!! Saludos!!!

Möbius el Crononauta dijo...

Creo que sólo por Telly Savalas y el plano del cura tendré que echarles un ojo.

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...