lunes, 2 de noviembre de 2009

Escape to Victory: Fútbol, pasión de multitudes.

“Escape to Victory” (1981), es un drama bélico/deportivo del director John Huston, el cual está protagonizado por Michael Caine, Sylvester Stallone, Max Von Sydow, y Pelé.

Segunda Guerra Mundial, año 1943. Un oficial alemán visita el campo de concentración de Gensdorff. Un grupo de prisioneros se encuentra jugando al fútbol, cuando al Mayor Karl Von Steiner (Max Von Sydow), que fue jugador antes de la guerra, se le ocurre organizar un encuentro entre una selección alemana y un grupo de los prisioneros. Los aliados en un principio se niegan, pero comprenden que puede ser una ocasión única para escapar del lugar, por lo que terminan aceptando el reto


Tras la invasión alemana de la URSS en 1942, algunos jugadores del entonces recientemente disuelto Dynamo de Kiev formaron una pequeña liguilla con la intención de intentar olvidar las penurias que atravesaba la población soviética bajo el control de los nazis. Durante un tiempo se dedicaron a jugar entre ellos, hasta que los alemanes comenzaron a interesarse en la liga, al punto de que formaron equipos compuestos por soldados destinados en las bases de Kiev para enfrentarse con los equipos locales. Tras ganar varios partidos, en agosto de 1942, el nuevo Dynamo se enfrentó a un plantel de pilotos de la Luffwaffe. Pese a las amenazas de las autoridades alemanas de tomar represalias si no se dejaban ganar, el combinado del Dynamo venció por 5-3 al equipo germano, sin imaginar nunca las consecuencias que esto les traería. Debido a la humillación sufrida, los alemanes además de prohibir la liga, detuvieron a nueve de los jugadores, de los cuales cuatro serían fusilados por las tropas nazis mientras que el resto sería enviado a campos de concentración.

Este episodio real sería la base de “Escape to Victory”, cuyo guión sería escrito por Evan Jones y Yabo Yablonsky. Los acontecimientos se ordenarían de la siguiente manera: Un grupo de prisioneros aliados es escogido para jugar un partido contra una selección nazi. Dicho evento, sería utilizado por los alemanes como propaganda en honor al Führer. Para asegurar un resultado favorable, los alemanes propondrían un pacto difícil de rechazar; si los aliados se dejaban ganar, serían puestos en libertad en la frontera Suiza, pero si por el contrario se les ocurría ganar el encuentro, serían inmediatamente fusilados. La historia se cerraba con la victoria de los aliados y el consecuente final trágico. Sin embargo, la productora Lorimar estaba más interesada en filmar una cinta de aventuras con un final feliz, que un drama deportivo como el propuesto inicialmente. Por esta razón, el guión tuvo que ser reescrito por Jones y Yablonsky, quienes incluyeron un intento de fuga por parte de los prisioneros involucrados en el partido de fútbol, el cual estaría respaldado por la resistencia francesa, y además le otorgaron un tono más optimista a la historia.

Era evidente que los productores no deseaban tomar más riesgos con una cinta que ya presentaba una historia riesgosa, en el sentido que se centraba en un deporte que tenía un reducido número de seguidores en Norteamérica. Con la intención de que el público se identificara un poco más con el relato, los productores contrataron a Sylvester Stallone para interpretar a Robert Hatch, un soldado norteamericano que por circunstancias del destino, terminaría convirtiéndose en el guardameta de la selección aliada. Más allá de esta pequeña imposición, el director John Huston tuvo total libertad para seleccionar al resto del elenco, el cual contó con actores profesionales entre los que se encontraban Michael Caine y Max Von Sydow, y un gran número de futbolistas profesionales como Pelé y Bobby Moore, entre otros, con lo que se buscaba darle más realismo a las escenas del partido de fútbol. Dentro de esta línea realista, se sumaba el hecho de que gran parte de los jugadores que participó en la producción se encontraban retirados en aquella época, por lo que sus físicos eran más acordes a los de un grupo de prisioneros que a los de un grupo de deportistas profesionales.

Por otra parte, los guionistas hicieron lo posible por trazar algunos paralelos entre esta historia y clásicos como “The Great Escape” (1963), por lo que incluyeron elementos tales como el plan de fuga de rigor, personajes con el rango de oficiales cuya misión es liderar dicho intento, y personajes carismáticos como el interpretado por Stallone, cuyo objetivo es evocar al soldado interpretado por Steve McQueen en la ya mencionada cinta del director John Sturges. Sin embargo, la historia claramente se centra en el proceso de selección de los prisioneros que formarán parte del equipo de fútbol, y el posterior desarrollo del partido donde los jugadores tendrán que decidir entre fugarse, o intentar exaltar los valores de la resistencia, el honor, y la lucha por la libertad, revirtiendo un resultado desfavorable. También se plantea la idea del deporte como un instrumento de control de masas, más que como una actividad recreativa y gratificante. Para los nazis, este partido no tiene otro objetivo más que intentar transmitirle al mundo el supuesto apoyo de todos aquellos que están bajo su dominio, y el poderío que la maquinaria alemana ejerce sobre ellos.

En el ámbito de las actuaciones, tanto Michael Caine como Max Von Sydow realizan un buen trabajo interpretando al capitán y entrenador de la selección aliada, y al Mayor Karl Von Steiner respectivamente. Sin embargo, me parece pertinente mencionar que la reacción del Mayor con el famoso gol del personaje de Pelé resulta bastante irrisoria, lo que sin duda no estaba en los planes del director. De los jugadores profesionales que participan en el film, el que más protagonismo tiene es Pelé, y la verdad es que su actuación deja bastante que desear. No solo no es creíble, sino que sus diálogos tampoco son demasiado memorables. En lo que a Stallone se refiere, su personaje resulta ser realmente molesto y además está mediocremente interpretado. Es sabido que el ego del actor significó más de un dolor de cabeza para gran parte del equipo de filmación. Durante un buen tiempo insistió que debía ser su personaje quien marcara el gol del triunfo, debido a que según él, era el actor más importante del film. Tras convencerlo de lo absurdo que era que el guardameta (que durante el transcurso de la cinta constantemente confunde las reglas del fútbol con las del fútbol americano) fuese quien marcara el gol que definiría el pleito, el director con el objetivo de aplacar el ego del actor, agregó la famosa escena en la cual ataja un tiro penal.

Pese a las dificultades que supone filmar un partido de fútbol, Huston realiza un buen trabajo, entregando un par de escenas que de seguro han quedado grabadas en la retina de muchos cinéfilos, como por ejemplo aquella del gol de “chilena” de Pelé, y la ya mencionada escena del penal que tiene al personaje de Stallone como protagonista. Por otra parte, la película presenta el correcto trabajo de fotografía de Gerry Fisher, y la adecuada pero no demasiado memorable banda sonora de Bill Conty. Lo que si resulta destacable es la selección de locaciones para el film, el cual se rodó en las modestas calles del Budapest de principios de los ochenta, las cuales conservaban una estética muy similar al Paris ocupado por los nazis. Además, en la capital húngara se encontraba el estadio del MTK, el cual era una vetusta construcción que imitó a la perfección al recinto de Colombes, en donde se disputa el partido en cuestión. “Escape to Victory”, no es una cinta perfecta, pero sin duda es una entrada curiosa dentro del cine ambientado en la Segunda Guerra Mundial, la cual cubre sus falencias con momentos de verdadero suspenso y una historia realmente entretenida.




por Fantomas.

13 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

No, perfecta no es, pero cada vez que la veo me lo paso como la mar de bien. Disfruto como un niño y hasta Stallone consigue agradarme, que ya es...
Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Me encanta. La he visto tantas veces como The Great Escape (aunque me gusta más la de McQueen, claro)

En lo que no coincido es en el papel de Stallone. Su ego es de sobras conocido (más antes que ahora), pero su interpretación no la encuentro tan horrible. Aceptable, sin más.

Michael Caine genial, como siempre.

Saludos ;)

Cinemagnificus dijo...

Gran peli. Stallone empezo bien. Creo que tenia mas capacidad actoral de la que finalmente ha demostrado.

Fantomas dijo...

- Crowley: Es cierto. Por sobretodo esta cinta es bastante entretenida. Pero en lo personal el personaje de Stallone me supera.

- Pliskeen: Yo creo que mi apreciación de la actuación de Stallone esta gatillada por lo desagradable que me resultó su personaje. En todo caso, comparado a Pelé, Stallone es un actorazo.

- Cinemagnificus: Existen algunas películas en las que Stallone saca a relucir los escasos dotes actorales que posee, pero no estoy seguro de que esta sea una de esas ocasiones.

Gracias por sus comentarios,
Saludos.

Pablo Martinez dijo...

Jeje, buena película... gran elenco.

Saludos!

Pablo Martinez dijo...

"comparado a Pelé, Stallone es un actorazo." jajaja que graaande!

JLO dijo...

ya viendo el cast no se puede esperar mucho de una peli asi je... siendo futbolero, recuerdo el penal de Stallone pero no el gol de Pele jaja...

sera q le tengo cariño a Sly...

salu2

Quimerico Inquilino dijo...

Una película que revisito una y otra vez con cariño. Ignoraba el final que estaba pensado de antemano. Desde luego le hubiera dado una entidad épica que, con este final feliz forzadísimo (coincido en lo de la reacción de Max Von sydow)no logra convirtíendose en un simpático divertimento, eso sí de calidad.

Lástima que esté Stallone en el reparto. Por lo menos el gran Michael Caine equilibra la balanza

Un saludo!

Fantomas dijo...

- Pablo Martinez: Ese comentario me salio del alma...jajaja

- JLO: Pese a la mezcla de actores profesionales con jugadores de fútbol, considero que Huston realiza un buen trabajo. En cuanto al gol de Pelé, es mítico, en especial porque lo repiten al menos tres veces.

- Quimerico Inquilino: Creo que a mi también me hubiese gustado ver el final original. De todas formas, creo que todos coincidimos que se trata de una peli sumamente entretenida.

Gracias por sus comentarios,
Saludos!

francisco Acuña dijo...

jaja...esa es una de las peliculas que siempre que voy al videoclub veo la portada y nunca la alquilo...supongo que un dia de estos me animare a verla

saludos!!

Sam_Loomis dijo...

Recuerdo que una vez me preguntaron acerca de una película de futbol soccer "con Stallone y Pelé" y contesté "no creo que exista...", jeje. Ya veo que estaba equivocado. Sigues publicando acerca de títulos interesantes Fantomas, aunque confieso que el cine de deportes no es de mi predilección.

Saludos

jb dijo...

muy bueno muy bueno. Una película muy loca que no será genial pero entretiene. Si houston hace un buen trabjao y Caine y Vion sidow contienen a un lenco d eactores no profesionales (incluyendo a stallone;) ;)) No hayq ue dejar de lado el excelente trabajo del relator parcial. Y el gol de Ardiles jajaja mucho antes del de maradona ;)
En realidad, había antes de esta una peli de l bloque oriental "match en el infierno" inspirada en los jugadores del dynamo en el campo de concentración donde las alternativas dle encuentro no eran tan exageradas como un 0-4
Saludos

A Quick One dijo...

muy buena pelicula, muy entretenida y atrapante
Caine exelente, por supuesto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...