viernes, 27 de noviembre de 2009

Im Banne des Unheimlichen: El letal veneno del escorpión.

“Im Banne des Unheimlichen” (1967), es una cinta de misterio del director Alfred Vohrer, la cual está protagonizada por Joachim Fuschsberger, Siw Mattson y Wolfgang Kieling.

Sir Oliver Ramsey fallece en un accidente aéreo. Si bien sus familiares proceden a enterrar su cuerpo, estos no logran encontrar su anillo con forma de escorpión entre los restos del avión. Durante su funeral, una carcajada que parece provenir del féretro resuena en toda la iglesia, anunciando el regreso del espíritu de Sir Oliver. Coincidentemente, poco después de este curioso incidente, comienzan a ser asesinados algunos conocidos de la familia Ramsey. Será responsabilidad del Inspector Higgins (Joachim Fuschsberger) y de la joven periodista Peggy Ward (Siw Mattson), averiguar quién está detrás de los asesinatos antes de que sea demasiado tarde.

“Im Banne des Unheimlichen” es una de las tantas adaptaciones cinematográficas de la obra del escritor británico Edgar Wallace, que el productor alemán Horst Wendlandt y su compañía Rialto Films, rodarían entre 1959 1972. Por lo general, las adaptaciones de Edgar Wallace se caracterizaron por mezclar la narrativa de misterio con la comedia, lo que provocó que estas producciones adquirieran una identidad distintiva, y que eventualmente estas sirvieran como inspiración para algunos de los directores italianos que se aventuraron en el mundo del giallo. En esta ocasión, Joachim Fuschsberger interpretaría por tercera y última vez el papel del Inspector Higgins de Scotland Yard, mientras que su jefe habitual, Sir John (Siegfried Schuerenberg), sería reemplazado por Sir Arthur (Hubert von Meyenrink), quien se caracteriza por ser igual de torpe y libidinoso que su predecesor.

La historia se ambienta en un pequeño pueblo rural ubicado a las afueras de Londres, en el cual vivía Sir Oliver Ramsey, un hombre acaudalado quien era sumamente querido por la comunidad hasta el momento que falleció en un terrible accidente aéreo. Tras una particular ceremonia fúnebre, donde todos los asistentes escucharon una carcajada proveniente del interior del ataúd de Sir Oliver, varios de los conocidos de la respetada familia Ramsey comienzan a ser asesinados. Para Sir Cecil Ramsey (Wolfgang Kieling), resulta evidente que su hermano a regresado del más allá para vengarse de quienes pudieron estar involucrados en su fallecimiento. Temeroso de la fantasmal venganza de Sir Oliver, Sir Cecil decide llamar a Scotland Yard para que investiguen los curiosos crímenes que están ocurriendo a su alrededor. Eventualmente, el Inspector Higgins es asignado al caso, y en compañía de la ambiciosa reportera Peggy Ward, ambos intentarán resolver el misterio que se esconde tras el criminal al cual la prensa ha apodado “el asesino que ríe”.

Básicamente, “Im Banne des Unheimlichen” funciona como un relato de misterio en toda su regla. A los numerosos asesinatos cometidos por un criminal de identidad desconocida, se le suma una larga lista de sospechosos que irá disminuyendo drásticamente a medida que avanza la historia, y una improvisada dupla de detectives quien a base de ingenio, tendrán que resolver el caso que tienen entre manos. Aunque en teoría resulta evidente que los asesinatos están motivados por un fuerte deseo de venganza, no es hasta el clímax de la película que son revelados los verdaderos motivos del asesino. Por otro lado, la cinta es fiel a los preceptos tácitos del thriller policial alemán, también llamado krimi, en lo que respecta a la inclusión de ciertas dosis de comedia dentro de la trama. Mientras que por un lado la relación existente entre el Inspector Higgins y Peggy Ward es uno de los grandes generadores de comedia del film, por otro las múltiples intervenciones del torpe y libidinoso Sir Arthur, sirven para distender la por momentos compleja trama.

Así como “Im Banne des Unheimlichen” funciona como un relato de misterio, por momentos también funciona como una cinta de horror gótico ambientada en un escenario moderno. En gran medida, la presencia de tenebrosos castillos, lúgubres funerarias, oscuras criptas y un asesino que parece tener un origen sobrenatural, ayudan a crear este efecto. Al mismo tiempo, el film de Alfred Vohrer bien podría ser considerado como uno de los krimis que más se acercan a la corriente del giallo, la cual gozó de bastante popularidad durante la década del setenta en Italia. Y es que no solo el asesino de turno viste por completo de negro, sino que además la estética que posee la cinta se acerca bastante a lo realizado por el director Mario Bava en la película "Sei donne per l'assassino" (1964). En relación a esto último, cabe mencionar que resultan curiosas las similitudes que presenta esta producción con “La Coda Dello Scorpione” (1971), del director Sergio Martino, quien parece haberse inspirado en algunos aspectos de la cinta de Vohrer al momento de rodar su film.

En lo que a las actuaciones se refiere, mientras que Joachim Fuschsberger realiza un buen trabajo interpretando al astuto y seductor Inspector Higgins, Siw Mattson interpreta de buena manera a una mujer carismática que se caracteriza por una ambición a toda prueba, que la lleva a proseguir con la investigación aún cuando se vida está en franco peligro. Sin embargo, es Hubert von Meyenrink quien realmente se roba el protagonismo. Y es que interpreta de manera brillante a Sir Arthur, un personaje con una veta cómica indiscutible, quien no solo pone en peligro la captura del criminal en múltiples ocasiones, sino que además exhibe una personalidad realmente extravagante. Por otro lado, la cinta cuenta con el magnífico trabajo de fotografía de Karl Löb, cuyo excelso uso del color se alza como uno de los puntos altos del film. Por último, cabe destacar la estrambótica banda sonora del compositor Peter Thomas, la cual en gran medida refleja el misterioso y a veces extraño mundo en el cual suelen desenvolverse los personajes del krimi.

Por todos los motivos antes mencionados, “Im Banne des Unheimlichen” califica como una de las mejores adaptaciones de la obra de Edgar Wallace realizadas por la productora Rialto durante la década del sesenta. La historia no solo resulta ser interesante, sino que además Alfred Vohrer le imprime un ritmo narrativo dinámico que evita que el relato caiga en lagunas argumentales, aún cuando el guión presenta ciertas falencias que en manos menos expertas, bien podrían haber malogrado por completo la producción. Por otro lado, se agradece que la solución del misterio que se plantea no resulte evidente, y la curiosa mezcla de elementos dramáticos que realiza el director, contribuyendo a la construcción de un producto por sobre todo atractivo. En definitiva, “Im Banne des Unheimlichen” es una cinta entretenida, que no solo se alza como un buen exponente de la corriente del krimi alemán, sino que además como un ejemplo concreto de la calidad como director de Alfred Vohrer, cuya carrera lamentablemente no es demasiado conocida fuera de Alemania.

por Fantomas.

6 comentarios:

Dialoguista dijo...

Yo me la paso reseñando pelis más lentas y dramáticas, y vos con ritmo acelerado y terroríficas, jajajaja. Pero pelis como están nos unen el gusto cinéfilo, jajajaja. Suspenso, misterio, pero con la violencia justa. El personaje del detective, multiples sosperchosos, vamos!!! ésta me la re anoto para verla ;-)
Saludos!!!

Fantomas dijo...

- Dialoguista: En esto coincidimos por completo. Yo también soy un fanático de las cintas de misterio, y esta sin duda es una bastante peculiar. Creo que es tan peculiar que no llama demasiado la atención :). Aunque no tengo muchas en carpeta, más adelante intentaré reseñar algunas películas dramáticas para cumplir con la variedad temática del blog.

Saludos.

astor dijo...

Veo que tiene usted muchos conocimientos de cine, señor Fantomas. Aquí le dejo una interrogante. (es que he hecho una apuesta con amigo mío)

¿conoce usted 5 GRANDES películas que tengan una calificación inferior a 6.7 en la IMDB?

Tengo una lista, pero si me puede usted añadir 5 clásicos que reunan esas características, pues mejor que mejor.

Darkerr dijo...

No la he visto, pero aun asi digo: qué joya¡¡¡. Esos fotogramas son cautivantes. Tengo que ver esta pelicula. Gran post. Saludos¡¡.

Fantomas dijo...

- Astor: Difícil tarea me has enconmendado. Mira encontré las siguientes películas que posiblemente cumplen lo que tu pides:

Torn Curtain (1966) 6,6
Topaz (1969) 6,2
Mogambo (1953) 6,6
The Cardinal (1963) 6,6
The Robe (1953) 6,7
The Snows of Kilimanjaro (1952) 6,3

Espero haberte ayudado, y ojalá te vuelva a ver por estos lugares.

- Darkerr: La película es sumamente entretenida, y su parecido estético y temático al giallo la convierten en una obra bastante interesante.

Gracias por sus comentarios,
Saludos!

Anónimo dijo...

La marca del escorpión, estrenada en España en 1973

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...