miércoles, 25 de noviembre de 2009

It Came From Outer Space: La cruzada de un astrónomo por salvar el planeta.

“It Came From Outer Space” (1953), es una cinta de ciencia ficción del director Jack Arnold, la cual está protagonizada por Richard Carlson, Barbara Rush, y Charles Drake.

John Putnam (Richard Carlson), un astrónomo aficionado, y su pareja Ellen Fields (Barbara Rush), una noche ven como en el desierto de Arizona cae un objeto del cielo. Ellos creen que es un meteorito, pero en realidad es una nave espacial que queda enterrada por un desprendimiento de tierras. Al poco tiempo de su llegada a la Tierra, los extraterrestres comenzarán a aparecer en el desierto, lo que preocupará a Putnam que piensa que pueden convertirse en víctimas de una invasión alienígena.


En lo que podría ser considerado como una versión más inocente de la cinta de Edgar Ulmer, “The Man from Planet X (1951), el film de ciencia ficción que hoy nos ocupa sirvió para lanzar la carrera de varias figuras claves dentro del género. Fue la primera colaboración entre el productor William Alland y el director Jack Arnold, los cuales posteriormente trabajarían juntos en “The Creature from the Black Lagoon” (1954), “Revenge of the Creature” (1955), y “The Space Children” (1958). Lo que es aún más importante, esta cinta marcó la primera incursión del escritor Ray Bradbury como guionista. Él había escrito una historia titulada “The Meteor”, la cual finalmente terminaría adaptando para la Universal. Según relata el mismo Bradbury en su introducción de la antología, “They Came from Outer Space”, “ellos obtuvieron, en esencia, un guión por la suma de trescientos dólares, el cual sería mi salario final por las cuatro o cinco semanas que pasé en el estudio. Con el borrador en mano, me despidieron y contrataron a Harry Essex para realizar el guión final”. Aunque para esa época Bradbury ya era conocido por sus visionarias novelas “The Martian Chronicles” y “Fahrenheit 451”, fue el éxito de “It Came From Outer Space” lo que le permitiría trabajar en otras cintas como guionista.

Esta cinta además era la primera incursión de la Universal en el género de la ciencia ficción, y la primera producción del estudio en ser filmada en 3-D. Esta tecnología había sido introducida a la industria cinematográfica el año anterior por la película de aventuras “Bwana Devil” (1952), revolucionando por completo el medio. Ambientada en el pueblo imaginario de Sand Rock, Arizona, “It Came From Outer Space” fue filmada en locaciones ubicadas alrededor de los pueblos de Palmdale y Victorville, y en el desierto de Mojave. Arnold se preocupó de mantener vigilado el set durante las filmaciones, con el fin de proteger el elemento sorpresa de la película (la aparición de los alienígenas). Con respecto a esto, los maquilladores habían ideado dos diseños para los extraterrestres; el que fue rechazado, terminó siendo utilizado posteriormente en la cinta “This Island Earth” (1955). Como es de esperarse de una producción con un presupuesto humilde, la apariencia de los extraterrestres no es precisamente el punto más alto del film. El mismo Bradbury sería quien en una ocasión declararía: “le advertí a los ejecutivos del estudio que no revelaran al ´monstruo´. Ellos ignoraron mi consejo. Los malos momentos del film son precisamente aquellos en los cuales el monstruo es revelado; es en ese punto cuando se detiene el misterio, para dar paso a una risa descontrolada”.

“It Came From Outer Space” podría ser considerada como una mezcla entre “The Day the Earth Stood Still” (1951), de Robert Wise, debido al mensaje aparentemente benigno de los extraterrestres (la verdad es que naturaleza de las intenciones de los extraterrestres es uno de los elementos que Arnold utiliza para imprimirle suspenso al film), y la posterior “Invasion of the Body Snatchers” (1956), de Don Siegel, debido a la capacidad que tienen los extraterrestres de la cinta de Arnold de adoptar la forma de personas, animales, o cosas con el fin de ocultarse del asedio humano. Con respecto a este último punto, el director utiliza la habilidad de los extraterrestres para imprimirle una sensación de constante peligro a la historia. Arnold le comunica al espectador que los extraterrestres están siguiendo los pasos de los protagonistas, ya sea mediante una toma que parece provenir del ojo de uno de los extraterrestres (en lo que podría denominarse como "efecto burbuja), o utilizando una música claramente sugerente. Esta idea de omnipresencia que rodea a los supuestos invasores, ayuda bastante a que al espectador le resulte difícil adelantarse a los hechos.

En esta increíble situación, será John Putnam quien se verá atrapado en medio de una peligrosa encrucijada. El protagonista no solo tendrá problemas para que el resto de los habitantes del pueblo y los representantes de la ley, crean que ha sido una nave extraterrestre lo que ha caído en medio del desierto, sino que además tendrá que enfrentar al Sheriff del pueblo (Charles Drake) cuando este intente acabar con la vida de los visitantes interplanetarios, pese a las advertencias de que a la menor intromisión humana ellos tendrán que ocupar la fuerza para escapar de nuestro planeta. El Sheriff es lo más cercano a un antagonista que presenta la cinta. Es un hombre obstinado que debido a su extremo celo con Ellen Fields, está decido a desprestigiar y a entorpecer a Putnam, a quien considera una mala influencia para su amiga/interés amoroso. Será precisamente él quien pone en peligro a nuestro planeta cuando impulsivamente se lanza a la caza de uno de los extraterrestres que ha tomado la forma de uno de los hombres del pueblo. Las consecuencias de sus actos y la revelación de las verdaderas intenciones de los extraterrestres, son los elementos que conforman el estupendo clímax de la cinta.

Las actuaciones en general son correctísimas. La totalidad del elenco logra que sus personajes parezcan creíbles, demostrando de buena manera lo que el ser humano tiende a hacer cuando se enfrenta a algo desconocido. La actitud del sheriff y de su pandilla de linchamiento si bien no es la correcta, resulta comprensible si consideramos que ellos actúan en base a su sentido de supervivencia. Por otro lado, la estupenda fotografía de Clifford Stine es complementada de buena manera por la banda sonora de Harry Mancini, Irving Gertz, y Herman Stein, elementos que en conjunto construyen la atmósfera inquietante que reina durante el transcurso de la historia. En cuanto a los dichos de Bradbury, si bien es cierto que el diseño de los extraterrestres no es lo mejor de la cinta, tampoco resulta demasiado molesto. Su forma es grotesca sin llegar a ser ridícula, por lo que uno podría considerar que los comentarios de Bradbury son un poco exagerados.

“It Came From Outer Space” sin duda es uno de los grandes clásicos del cine de ciencia ficción. La historia es simple, pero es manejada de forma estupenda por Arnold, quien al ocultarle información al espectador, termina por capturar por completo la atención de este durante todo el transcurso del metraje. El mensaje anti-xenofóbico del film es evidente, al igual que aquel que hace alusión a las nefastas consecuencias de las acciones gatilladas por el miedo. Sin lugar a dudas esta cinta es un perfecto ejemplo de que cantidad no es sinónimo de calidad. Esta producción no solo fue un éxito de taquilla al momento de su estreno, sino que también sirvió de influencia para múltiples directores como por ejemplo Steven Spielberg, quien en una ocasión declaró que no podría haber realizado “Close Encounters of the Third Kind” (1979), sin haber visto seis veces “It Came From Outer Space” cuando era niño.




por Fantomas.

5 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Las cintas de Arnold siempre me han resultado muy amenas, y ésta no es una excepción.

Su obra magna, no obstante, es y será siemrpe "El increíble hombre menguante", de la manod e otra grande de la ci-fi, Richard Matheson.

Saludos ;)

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues mira por donde, estimado Fantomas, que esta le he visto la semana pasada y he de decirte que, nuevamente, ahs hecho un post magnífico al que ni le sobra ni le falta nada. Y sin duda "El increíble hombre..." es su obra maestra.
Saludos

Fantomas dijo...

- Pliskeen: Estoy completamente de acuerdo contigo; "El increible hombre menguante" es la mejor obra de Arnold, quien dicho sea de paso, aportó varias joyitas de ciencia ficción serie B como la ahora reseñada.

- Crowley: Me alegro que te haya gustado el artículo. Hace algún tiempo atrás escribí un par de reseñas de otras cintas de Arnold ("El increible hombre menguante" y "Tarántula"), las cuales si aún no las has leido pueden resultarte interesantes.

Gracias por los comentarios,
Saludos.

The Film Connoisseur dijo...

Tengo que admitir que estoy un tanto atraz con peliculas de esta epoca en particular (los 50) pero recientemente tuve el placer de ver la version original de Warl of the Worlds y me quede atonito con la excelencia de la produccion y los efectos especiales, los cuales eran excelentes para su epoca.

De seguro esta pelicula influencio mucho, esa idea de un meteorito cayendo con extraterrestres se ven en peliculas como Invaders from Mars, The Blob (ambas versiones) y hasta Night of the Creeps.

Gracias por esta reseña tratare de darle un vistazo a esta pelicula, y otras de su epoca.

Y de paso, te felicito por el excelente blog, escribes y desarollas las ideas de una manera muy clara.

Saludos!

Fantomas dijo...

- The Film Connoisseur: Primero, me alegro que te haya gustado la reseña. Segundo, la década de los cincuenta está plagada de joyas de la ciencia ficción, muchas de las cuales ys he reseñado en este sitio. Obviamente me quedan muchas por revisar, y iré publicando algunas más en un futuro cercano.
Espero verte seguido comentando por acá.

Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...