sábado, 21 de noviembre de 2009

Piranha: Campistas en peligro de extinción.

“Piranha” (1978), es un film de terror del director Joe Dante, el cual está protagonizado por Bradford Dillman, Heather Menzies, Kevin McCarthy y Keenan Wynn.

Maggie McKeown (Heather Menzies) es una investigadora privada que es contratada para investigar la desaparición de dos adolescentes, los cuales fueron de excursión y jamás regresaron. Con la ayuda de Paul Grogan (Bradford Dillman), un hombre que vive cerca del río donde los jóvenes desaparecieron, ella descubre una base militar secreta que presenta una piscina en la que supuestamente se encontraba una camada de pirañas genéticamente mejoradas, las cuales ahora se dirigen río abajo poniendo en riesgo la vida de cientos de veraneantes.


Tras el éxito del film “Jaws” (1975), del director Steven Spielberg, una buena cantidad de cineastas intentaron copiar la fórmula de su éxito. Los directores a cargo de estas copias/tributo, los cuales en su mayoría eran italianos, fracasaron en sus intentos por lograr lo realizado por Spielberg, principalmente debido a lo burdo de los guiones con los cuales trabajaban, y al escaso presupuesto con el que contaban dichas producciones. A raíz de esto, solo un número limitado de estas cintas lograron tener éxito y brillar con méritos propios. Este es precisamente el caso de “Piranha”, el primer film en solitario del director Joe Dante, quien hasta ese entonces trabajaba como editor en la modesta productora New World Pictures, la cual había sido fundada por Roger Corman. Curiosamente, sería el mismo Corman quien amenazaría con cancelar la producción en numerosas ocasiones, principalmente por diversos problemas presupuestarios. Al parecer, el productor no estaba dispuesto a invertir más de $650.000 dólares en el film, lo que ya era un presupuesto alto para los parámetros de la New World Pictures. Sin embargo, una vez que la productora United Artist se comprometió a distribuir la cinta internacionalmente, Corman accedió a invertir $750.000 dólares, siempre y cuando le permitieran tener un cierto grado de control sobre el proceso de rodaje.

En “Piranha”, la investigadora privada Maggie McKeown es enviada a una zona rural de Texas para localizar a dos adolescentes perdidos. Lo que ella no sabe, es que los jóvenes que debe encontrar fueron asesinados cuando por error se metieron en un tanque de agua ubicado en una base militar secreta, el cual estaba lleno de hambrientas pirañas. Junto a un leñador llamado Paul Grogan, quien conoce bien el área donde se perdieron los adolescentes, eventualmente Maggie descubre evidencia de la existencia de la base militar. Lamentablemente, la improvisada dupla de investigadores por accidente libera a las pirañas, las cuales rápidamente proceden a dirigirse rio abajo hacia una playa que está repleta de veraneantes. Para colmo, la única persona que se encuentra al interior de la base militar, el Doctor Robert Hoak (Kevin McCarthy), les comenta que las pirañas fueron modificadas genéticamente con la intención de utilizarlas como arma en la Guerra de Vietnam. Con el tiempo en contra y completamente solos, Maggie y compañía tendrán que buscar la forma de detener a la hambrienta camada de pirañas que se están alimentando de todo lo que se encuentra a su paso, antes de que estas lleguen a las cercanías de un campamento infantil y de un populoso complejo vacacional, y acaben con la vida de cientos de personas inocentes.

Con el fin de captar la atención del espectador durante todo el transcurso del film, Sayles introduce una serie de situaciones cargadas de suspenso para así imprimirle ciertos matices a un relato más bien lineal. Por ejemplo, los protagonistas no solo se ven obligados a utilizar una precaria balsa para intentar alcanzar a las pirañas que se dirigen rio abajo, sino que además se ven involucrados en una contra el tiempo que involucra tanto al encargado de la represa que conecta el rio con las zonas utilizadas por los veraneantes, como a las letales pirañas. Al mismo tiempo, Dante y compañía se atreven a atentar contra una de las reglas implícitas del cine en general: un niño jamás debe ser asesinado de manera gráfica frente a la cámara. La simple posibilidad de que esto ocurra en un determinado momento de la cinta, inevitablemente aumenta la ansiedad de un espectador poco acostumbrado a ver ejemplos tan brutales de violencia infantil. Por otro lado, el film también incluye un potente discurso social, el cual no solo busca criticar el uso malicioso de la ciencia, sino que además apunta al aparente amor por la violencia reinante en la sociedad norteamericana, a la corrupción existente en las altas esferas del poder político y militar, y a la deshumanización inherente a los conflictos bélicos.

Desde el principio del film resulta evidente que “Piranha” sigue el modelo narrativo implementado por Spielberg en “Jaws”. Sin embargo, en cierto sentido la propuesta de Dante resulta ser mucho más aterrorizante que la implementada por su galardonado colega. Mientras que la idea de un tiburón devorando las extremidades de un ingenuo bañista resulta ser atractiva desde el prisma del horror, la imagen de cientos de pequeñas pirañas atacando a decenas de bañistas es aún más atrayente. Lamentablemente, todo esto funciona mejor en el papel que en la pantalla grande. Al final del día, la imagen del gigantesco escualo intentando devorar a un grupo de incautos bañistas queda grabada con más fuerza en la memoria del espectador, que aquella que involucra el accionar de un grupo de pequeños peces asesinos nadando río abajo en busca de comida. Sin embargo, esto no significa que el trabajo de Dante sea un completo fracaso. El director no solo le imprime un ritmo narrativo magnífico al film, sino que además privilegia la atmósfera en desmedro de los desnudos y la violencia gráfica innecesaria, lo que en gran medida contribuyó al hecho de que “Piranha” haya soportado de buena manera el paso del tiempo.

En el ámbito de las actuaciones, el elenco en general realiza un correcto trabajo interpretando a personajes mayormente unidimensionales. Algo que sin lugar a dudas resulta destacable con respecto al elenco, es que Dante pudo contar con la presencia de Kevin McCarthy, quien suele ser recordado por haber protagonizado del film clásico de ciencia ficción, “Invasion of the Body Snatchers” (1956), y con Barbara Steele, una de las divas del cine de terror italiano. Pese a que la participación de ambos actores es más bien breve, su sola presencia de inmediato eleva la calidad de una producción inteligentemente construida, la cual además ostenta un estupendo apartado técnico. Y es que el film no solo cuenta con la atmosférica banda sonora del compositor Pino Donaggio, sino que además presenta los llamativos efectos especiales de Rob Bottin, quien utilizó el escaso presupuesto que tenía de la mejor forma posible. Con respecto al trabajo de Bottin, llama la inclusión de una escena que presenta una serie de efectos en stop-motion que no tienen ninguna relación con la trama de la cinta. Se dice dichos efectos solo se incluyeron porque cuando Dante se dio cuenta que por razones presupuestarias no podría incluir una gran cantidad de efectos creados con la técnica del stop-motion, decidió saciar su sed artística e incluir al menos una escena que utilizara dicha técnica, sin importar si esta tenía o no relación con el resto del film.

“Piranha” presenta gran parte de las falencias propias de las producciones realizadas en el contexto de la en ocasiones denostada serie B; su guión resulta algo inconexo por momentos, sus protagonistas son demasiado unidimensionales como para despertar el interés del espectador, y sus efectos especiales resultan ser algo irregulares. Sin embargo, es innegable que Dante logra convertir una película de bajo presupuesto destinada a ser una de las tantas copias de “Jaws”, en una producción con identidad propia que ha logrado trascender en el tiempo, convirtiéndose por méritos propios en un clásico del llamado terror animal. De hecho sería tal el éxito del film de Joe Dante, que algunos años más tarde James Cameron filmaría una secuela titulada “Piranha II: Flying Killers” (1981), la cual pese a acercase muchísimo más al cine del director Roger Corman, resulta ser una cinta infinitamente inferior a la original. En definitiva, “Piranha” no solo es un film entretenido que presenta algunos de los temas que se volverían recurrentes en el cine de Joe Dante, como por ejemplo su amor por el mundo de la televisión y su rechazo por las instituciones militares, sino que además la cinta tiene la virtud de que jamás se toma demasiado en serio, razón por la cual hoy en día es considerada como uno de los mejores homenajes/parodias de la renombrada cinta de Spielberg.


por Fantomas.

8 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

A pesar de ser un film bastante irregular, como comentas, y tener muchos "vicios" adquiridos de la baja producción, resulta bastante entretenida y resultona. Hubo un boom de amenazas acuáticas a partir de "Jaws" y algunas son muy dignas sucesoras.
Saludos

Fantomas dijo...

- Crowley: Si, definitivamente esta es una de las mejores "copias" de "Jaws" que fueron lanzadas durante los setenta y ochenta. Como tu comentas, hubo otras dignas sucesoras de la obra de Spielberg, aunque en su gran mayoría eran producciones bastante desastrosas.

Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Yo diría que ésta es la única digna sucesora de Jaws, aún asumiendo que no es gran cosa (simpática serie B)

Hace más de 10 años que no la he vuelto a ver, pero la escena inicial de la piscina se me quedó grabada xD

Para la secuela, se dice que los productores metieron tanta mano, que el resultado fue más de ellos que de Cameron. Viendo las siguientes películas del director, no es de extrañar que así fuera.

Saludos ;)

Möbius el Crononauta dijo...

No era "Tiburón" desde luego, pero la recuerdo entretenida. Saludos

Fantomas dijo...

- Pliskeen: No sabia ese dato de la secuela de esta cinta, pero considerando la calidad que presenta lo más probable es que hubiese pasado lo que comentas.

- Möbius: Como "Jaws" creo que no existe ninguna cinta, pero si hay bastantes "copias" entretenidas.

Gracias por los comentarios,
Saludos.

Don_fofo - Cinediondo dijo...

Hace demasiado tiempo que no veo esta y creo que ya es hora de darle una repasada.

Como siempre un muy letrado artículo.

Saludos

francisco Acuña dijo...

Estoy deacuerdo, piraña es una joyita,,,pura explotacion!!

saludos!!

Darkerr dijo...

Buena pelicula, yo aun la tengo en VHS, ejemplar de la tienda Blockbuster, je, je. y la cuido como si fuera oro. Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...