sábado, 14 de noviembre de 2009

Witness for the Prosecution: Agatha Christie en el juzgado.

“Witness for the Prosecution” (1957), es un drama judicial del director Billy Wilder, el cual está protagonizado por Tyrone Power, Marlene Dietrich y Charles Laughton.

Un afable personaje llamado Leonard Vole (Tyrone Power), es acusado del asesinato de una rica dama, la señora French (Norma Varden), con quien mantenía una relación de carácter amistoso. El posible móvil del crimen es la herencia de la difunta, la cual beneficia a Vole. A pesar de que las pruebas en su contra son demoledoras, el prestigioso abogado criminalista de Londres, Sir Wilfrid Roberts (Charles Laughton), acepta defenderlo debido a que cree en la inocencia del acusado.


En 1925, Agatha Christie publicó una historia corta titulada “Witness for the Prosecution”. Algunos años más tarde, dicha historia se convertiría en una exitosa obra teatral en Londres, éxito que se repetiría cuando esta fue estrenada en Broadway a fines de 1954. Mientras que varios estudios hollywoodenses competían por obtener los derechos de la obra, el productor del show los adquirió por $400.000 dólares, una suma impensada para una obra teatral. Sin embargo, él cometería el error de venderle los derechos al productor de cine independiente, Edward Small, por tan solo $435.000 dólares. Small se había percatado del potencial que tenía la ingeniosa historia de Christie, razón por la cual se acercó a su colega, Arthur Hornblow Jr., quien había trabajado durante años al interior de los grandes estudios, para ofrecerle participar en el proyecto. Para Hornblow, los dramas judiciales le otorgaban al espectador la oportunidad de involucrase en la acción, y de asumir momentáneamente los roles de juez y jurado. Sin embargo, también era consciente de que en algunas ocasiones, estos perdían su encanto debido al exceso de diálogo.

Es por esta razón que cuando Billy Wilder aceptó dirigir “Witness for the Prosecution”, él se aseguró de contar con un guión que evitara cualquier tipo de lagunas verbales. Para desarrollar dicho guión, el director seleccionaría a Harry Kurnitz, un experimentado autor de historias de misterio. Durante la construcción del escrito, ambos hombres se percataron que lo que necesitaba el relato era un poco de humor. Fue así como nació el personaje de la enfermera Plimsoll (Elsa Lanchester), quien durante gran parte del metraje se enfrasca en jocosas discusiones con Sir Wilfrid, quien se niega a seguir el tratamiento necesario para resguardar el problema cardíaco que lo aqueja. Por otro lado, Wilder también estaba consciente de que Marlene Dietrich no participaría en la producción, si esta no incluía por lo menos un número musical, cosa que le fascinaba a la actriz. Fue por este motivo que Wilder y compañía incluyeron en el guión un vistoso flashback que retrata la vida del personaje interpretado por Dietrich en la Alemania post-guerra, época en la cual conoce a Leonard Vole, quien posteriormente se convierte en su flamante esposo.

En lo que respecta al resto del elenco, el productor Arthur Hornblow Jr. quería que William Holden interpretara a Leonard Vole. Sin embargo, el actor se vio imposibilitado de participar en la producción debido a que tenía compromisos previos. Por este motivo, Wilder intentó convencer a Tyrone Power, quién rápidamente rechazó el ofrecimiento del director. Sin embargo, luego de que al actor le aseguraran su participación en la cinta “Solomon and Sheba” (1959), este accedió a participar en el film de Wilder. Irónicamente, Power no pudo completar su trabajo en “Solomon and Sheba”, debido a que fallecería tempranamente a causa de un infarto cardíaco, siendo reemplazado por Yul Brynner. En cuanto a Charles Laughton, Wilder siempre sintió admiración por el veterano actor, por lo que consideraba que era el hombre indicado para interpretar al astuto abogado encargado de defender a un hombre acusado de homicidio.

Básicamente, “Witness for the Prosecution” es una cinta de misterio en la cual durante todo el transcurso de la historia, el director juega con la posibilidad de que Leonard Vole sea realmente culpable. Aunque el protagonista tiene razones de sobra para haber cometido el asesinato, Sir Wilfrid Roberts está convencido de su inocencia, razón por la cual utilizará todo su intelecto en la defensa de su más nuevo cliente. Por otro lado, Wilder también le otorga importancia a la relación existente entre Sir Wilfrid y la enfermera Plimsoll. Entre ambos personajes se produce una relación amor/odio, la cual está marcada por las numerosas artimañas del mañoso abogado, y la admiración a toda prueba que la señora Plimsoll siente por él. Por último, Wilder se preocupa de retratar la evolución de la relación marital de Leonard Vole y Christine Helm, y como esta finalmente termina afectando de manera directa la resolución del complejo caso judicial.

En el ámbito de las actuaciones, el elenco en general realiza un estupendo trabajo. Tyrone Power sin ser un actor extraordinariamente expresivo, interpreta de buena manera al vilipendiado Leonard Vole, mientras que Marlene Dietrich cumple a cabalidad con su rol de mujer fatal. Sin embargo, es Charles Laughton quien se destaca por sobre el resto del elenco, principalmente por el tono cómico que posee su personaje, y por la gran química que este tiene con el personaje interpretado por Elsa Lanchester, quien era su esposa en la vida real. De hecho, ambos actores serían nominados al Oscar por su participación en este film. Por otro lado, la cinta cuenta con los magníficos decorados de Alexander Trauner, el vistoso trabajo de fotografía de Russell Harlan, y la correcta banda sonora de Matty Malneck. En cuanto a Wilder, este no solo sería nominado a un Oscar su por labor en esta producción, sino que además esta sería recordada como uno de los mejores trabajos de su brillante carrera.

“Witness for the Prosecution” suele ser recordada como uno de los mejores dramas judiciales de la historia del cine, principalmente por la calidad de su guión, el excelente trabajo de su elenco, y la mano experta de Billy Wilder. Como dato curioso, cabe mencionar que su sorprendente final fue utilizado como gancho publicitario por los productores del film. Mientras que los miembros del elenco y del equipo de filmación tuvieron que firmar un contrato que les prohibía contar detalles del desenlace de la historia, Billy Wilder lanzó un rumor falso que afirmaba que los actores habían recibido un guión incompleto, con el único objetivo de que estos no pudieran conocer el final del relato por adelantado. Aunque el famoso desenlace de la película ha sido ampliamente criticado por considerarse “tramposo”, la verdad es que es un buen ejemplo de la genialidad que siempre caracterizó a Wilder. En definitiva, “Witness for the Prosecution” es una excelente película, que sin lugar a dudas se alza como una de las mejores adaptaciones cinematográficas de la obra de Agatha Christie.


por Fantomas.

6 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Genial película. Y creo que si no fuera por ese nota de humor, la cinta no sería tan buena.

A Tyrone Power lo encontré correcto sin más, pero Laughton hace un gran trabajo.

El final sorprende como pocos, pero sí es cierto que es un poco tramposo. SPOILER -- La parte del disfraz siempre me chirrió un poco -- FIN SPOILER

Sin duda, otra muestra de que el maestro Wilder podía con cualquier género que se le pusiera delante.

Saludos ;)

Möbius el Crononauta dijo...

Película de cadencia perfecta con el pulso de Wilder y un Charles Laughton enorme, y la Dietrich maravillosa. Hasta Tyrone Power llega a actuar y todo.

Todo un clásico.

Saludos

Fantomas dijo...

- Pliskeen: Tienes razón. El elemento cómico que presenta la cinta hace que esta funcione de buena manera. A mi gusto, aunque parezca exagerado, esta es una de mis películas favoritas de Wilder.

- Möbius: Se trata de una película casi sin errores, donde su elenco (incluyendo a Power) es uno de los puntos más altos de la misma.

Gracias por los comentarios,
Saludos!

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Para nada exagerado. También es una de mis favoritas, por encima de otras más famosas.

;)

Eloy Domínguez Serén dijo...

Un análisis amplio y acertado.
Me alegro de estar de acuerdo contigo en tu crítica. Sin duda alguna es una cinta que marcó un precedente en el cine de género judicial. Te invito a que te eches un vistazo a la crítica de 'Witness fot the prosecution' que he publicado en mi blog:
http://criticaycine.blogspot.com/2009/02/testigo-de-cargo-witness-for.html
Un cordial saludo.
Eloy Domínguez Serén

Fantomas dijo...

- Pliskeen: Me alegra que pensemos igual :).

- Eloy: Sin falta me estaré pasando por tu sitio.

Gracias por los comentarios,
Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...