martes, 15 de diciembre de 2009

Decision Before Dawn: La delgada línea entre el heroísmo y la traición.

“Decision Before Dawn” (1951), es un drama bélico del director Anatole Litvak, el cual está protagonizado por Richard Basehart, Oskar Werner, y Hans Christian Blech.

Durante la Segunda Guerra Mundial, al teniente Rennick (Richard Basehart) le asignan la misión de conseguir algunos soldados alemanes que acepten trabajar como espías con el fin de detectar la posición del ejército alemán. Rennick terminará confiándole la peligrosa tarea a “Tiger” (Hans Christian Blech), un prisionero alemán que solo busca su propio beneficio, y al cabo Karl Maurer, alias “Happy” (Oskar Werner), quien desea que la guerra termine pronto para así evitarle más sufrimiento a sus compatriotas.


Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, la industria hollywoodense comenzaría a reemplazar de manera gradual las cintas bélicas por los westerns. Sin embargo, cuando comenzaron las hostilidades al interior de Corea, fueron muchos los productores que intentarían revivir el género bélico. Mientras que algunos estudios como la Warner continuarían produciendo cintas que destacaran el patriotismo norteamericano durante la guerra, agregando uno o dos cuestionamientos morales, la Fox comandada por Darryl F. Zanuck, prefirió desarrollar una mirada más reflexiva y respetuosa de los conflictos bélicos, los cuales siempre terminaban demandando más de un sacrificio personal de los involucrados, con el fin de buscar el bien común. Dentro de ese contexto se filmó “Decision Before Dawn”, una compleja cinta de espías basada en la novela “Call It Treason”, del escritor George Howe, la cual cuestiona el verdadero significado de los términos “traidor” y "héroe".

Para 1951, los espectadores ya habían presenciado varias películas filmadas en las ruinas provocadas por los bombardeos en Alemania, como por ejemplo “A Foreign Affair” (1948), de Billy Wilder, o “The Search” (1948), de Fred Zinnermann. En el caso de la cinta que hoy nos ocupa, esta se encuentra ambientada justo antes de la invasión aliada a Alemania, cuando el Tercer Reich se estaba desmoronando. A diferencia de muchos de los films de la época en los cuales se recreaban los escenarios y las maquinarias utilizadas en la guerra, la producción de "Decision Before Dawn” tuvo acceso a recursos que pronto desaparecerían, como por ejemplo algunos camiones y tanques alemanes auténticos. Además, al menos una hora de metraje transcurre en diferentes ciudades alemanas en las cuales aparecen trenes y otros medios de transporte auténticos. Y es que Litvak y su equipo de filmación tuvieron ciudades enteras a su disposición, las cuales conformaron el espectacular telón de fondo de la historia.

“Decision Before Dawn” es un película bélica de espionaje que se distingue del resto debido que involucra cuestionamientos acerca del patriotismo y la moral, y que además funciona como una suerte de puente fílmico entre las historias de los trabajos de inteligencia durante la guerra, y el calculado mundo del espionaje que azotaría la pantalla grande algunos años después. La premisa de la cinta es simple; los aliados están a punto de ingresar a suelo alemán, por lo que los encargados de la inteligencia norteamericana piensan que es conveniente reclutar soldados enemigos que puedan traerles información acerca de las líneas enemigas, evitando de esta forma encontrarse con alguna sorpresa. Esto básicamente significa que los aliados pretenden reclutar traidores, los cuales en su mayoría se encuentran encarcelados en los campos de prisioneros de guerra manejados por los aliados. Entre esos prisioneros se encuentra el cabo Karl Maurer, quien tras ver como los otros prisioneros asesinan a su amigo por sugerir que los aliados están por ganar la guerra, decide ayudar a los norteamericanos a terminar con el conflicto lo antes posible.

Posteriormente Maurer logrará infiltrarse en suelo alemán, donde intentará reunir información acerca de la posición de los enemigos en un plazo de cinco días. Su sorpresa no será menor cuando descubra las ruinas provocadas por los bombardeos aliados, que si bien son funcionales, distan de ser eficientes. Las bajas civiles son inevitables, lo que quedará evidenciado con algunas de las personas que el protagonista irá conociendo durante su misión, las cuales o han sufrido daños físicos durante la guerra, o han terminado perdiendo a algún ser querido (donde la mujer interpretada por Hildegard Knef viene a ejemplificar esto último). Esto no será lo único que lo lleve a cuestionar su misión; más tarde descubrirá que uno de los puntos que los aliados desean bombardear, se encuentra cerca del hospital en el que trabaja su padre. Resulta curioso e interesante a la vez que una película hollywoodense muestre el drama del lado alemán durante la guerra. Por lo general, gran parte de las películas que retratan lo acontecido durante la Segunda Guerra Mundial tienden a retratar a los alemanes como victimarios, nunca como víctimas. En ese sentido, podemos decir que el protagonista no busca la victoria aliada, sino que su intención es evitarle más sufrimiento a un cada vez más alicaído pueblo alemán (lo que viene a redefinir por completo el concepto de traidor).


Por supuesto que el film no solo contiene cuestionamientos morales y dramatismo, sino que también presenta unas buenas dosis de suspenso, en especial desde que el protagonista conoce a un corrupto soldado alemán interpretado por Wilfried Seyferth. Desde ese punto las cosas se complicarán para el cabo Maurer, quien pronto verá su como su nombre aparece en las listas de los hombres perseguidos por el ejército alemán, lo que lo obligará a ocultarse entre las sombras mientras planea su huída. Por otro lado, las actuaciones en general son estupendas. Oskar Werner no solo logra que su personaje sea creíble, sino que además termina capturando la simpatía del espectador, quien espera que este logre completar con éxito su misión. Hans Christian Blech también realiza un excelente trabajo, interpretando al poco confiable “Tiger”, el cual además de actuar como contraparte del protagonista, aporta con algunas dosis de tensión debido a que para el espectador, es inevitable pensar que en algún momento terminará delatando a su compañero. Y es que el elenco alemán de la cinta sin duda logra opacar a Richard Basehart, que de todas formas realiza un buen trabajo.

“Decision Before Dawn” es una estupenda cinta que mezcla con éxito el drama con el suspenso. Hay escenas realmente espectaculares las cuales involucran algunas calles alemanas que están siendo bombardeadas, lo que deja en evidencia el espléndido trabajo de fotografía de Franz Planer. Anatole Litvak le imprime un ritmo narrativo más que adecuado al inteligente guión de Peter Viertel, cuyo tema central es la delgada línea que separa a la traición del heroísmo. Tal vez la única observación que se le puede realizar a esta película, es lo “molesto” que resulta que todos los alemanes hablen solo en inglés, lo cual obviamente le resta algo de realismo al relato. De todas formas, la cinta fue nominada al Oscar a la mejor película y a la mejor edición. Como dato curioso, el film es uno de los primeros trabajos cinematográficos de Klaus Kinski, quien interpreta a uno de los prisioneros alemanes que se ofrece para oficiar de espía. “Decision Before Dawn” nos entrega una mirada distinta y más profunda de la Segunda Guerra Mundial, donde todos los involucrados en el conflicto bélico terminan siendo víctimas, sin importar de que lado se encuentren.


por Fantomas.

6 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Con lo que me gustan las películas bélicas y, sobretodo, las que atañen a la II GM, me veo en la obligación de conseguir esta película.

Gracias por descubrírmela ;)

Saludos :)

Kiryu dijo...

Buena reseña, voy a intentar conseguir esta película principalmente por el aspecto que has comentado de la ambientación, ya que creo que me va a ser realmente útil para complementar la información sobre la II Guerra Mundial que recibo en mi carrera (estoy en camino de ser historiador) puesto que me ha parecido muy interesante el hecho de que aparezcan elementos originales.

Un saludo!!

Fantomas dijo...

- Pliskeen: Aunque no soy un gran fánatico de las cintas bélicas, al igual que tu me llaman la atención aquellas que están ambientadas en la 2da Guerra Mundial. Intentaré postear más cintas de este tipo en un futuro.

- Kiryu: La ambientación es precisamente uno de los puntos altos del film. Espero que tengas la oportunidad de ver esta cinta.

Gracias por sus comentarios,
Saludos!

Volkov Borlaff dijo...

Hola Fantomas!

Soy Volkov Borlaff. He estado leyendo tu blog y me he visto un par de peliculas que no conocia y que me han gustado bastante de entre las que recomiendas aqui, Shock y The Thing. Me gusta mucho el genero que tratas en este blog y me encantaria añadirte a mi lista de recomendados de mi nuevo blog La Pequeña Creperia de los Horrores, donde recomiendo peliculas de todos los generos, con un toquecito de humor.

Si te interesa el link es http://creperiedeshorreurs.blogspot.com/
y el nombre es La Pequeña Creperia de los Horrores.

Un abrazo.

http://deathmovies.blogspot.com/ dijo...

hey! primera vez ke entro y seguro no sera la ultima! muy bueno
saludos
http://deathmovies.blogspot.com/

Fantomas dijo...

- Volkov Borlaff: Primero, me alegro que te haya gustado el blog. Ya me he pasado por tu sitio y lo he agregado a mi lista de blogs amigos. Espero que este no sea tu último comentario en este sitio, sino el primero de muchos.

- Deathmovies: Espero tus opiniones en otros artículos. Y ya te he agregado a la lista de blogs amigos.

Gracias por sus comentarios,
Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...