jueves, 3 de diciembre de 2009

Malpertuis: Una vez que entras a esta casa, ya no podrás escapar.

“Malpertuis” (1971), es una cinta de terror del director Harry Kümel, la cual está protagonizada por Orson Welles, Susan Hampshire y Mathieu Carrière.

Cuando su barco llega a un pequeño pueblo holandés, un marinero llamado Jan (Mathieu Carrière) decide ir en busca de la casa en la cual se crió, solo para descubrir que esta se incendió algunos años atrás. Luego de ver a lo lejos a una mujer que se parece a su hermana, él la sigue al interior de un burdel donde termina perdiendo el conocimiento tras involucrarse en una pelea. Cuando despierta, se entera que está al interior de Malpertuis, un caserón antiguo habitado por su tío Cassavius (Orson Welles), quien se encuentra gravemente enfermo. Antes de morir, Cassavius indica en su testamento que si sus familiares desean obtener su tajada de la fortuna familiar, deberán permanecer al interior de la mansión hasta que solo uno de ellos quede vivo.


Tras el éxito de la cinta de vampiros “Daughters of Darkness” (1971), el director Harry Kümel tuvo los medios suficientes para comenzar a trabajar en un proyecto que había llamado su atención hace ya bastante tiempo; la adaptación de la novela “Malpertuis”, del escritor belga Jean Ray, quien suele ser recordado por sus macabras historias cortas, las cuales en numerosas ocasiones han sido comparadas con la obra de escritores tales como Edgar Allan Poe o H. P. Lovecraft. La adaptación de dicha novela se presentaba como todo un desafió para el director, ya que presentaba una compleja estructura narrativa en la que la historia era narrada por cuatro personajes diferentes. Pese al evidente riesgo que significaba embarcarse en este proyecto, la productora United Artist decidió financiar el film, lo que le permitió a Kümel contratar a Orson Welles para interpretar a uno de los personajes más importantes de la historia. Aunque el mítico actor y director solo trabajó durante tres días en la producción, de todas formas hizo gala de su excéntrica personalidad. Para ese entonces, el actor se comportaba de manera cada vez más errática, y para colmo grabó prácticamente todas sus escenas completamente borracho. Debido a los problemas que causó con su comportamiento, Welles se ofreció a trabajar otro día más sin goce de sueldo, para así poder rodas todas las escenas en las que estaba involucrado su personaje.

“Es hermosa, pero es un poco difícil de entender… De alguna manera me hace pensar en todo tipo de cosas, pero no estoy seguro de que cosas me recuerda exactamente”. De esta forma describió Kümel en una ocasión a “Malpertuis”, un cinta tan compleja que parece casi imposible encasillarla en un género específico. Desde la llegada de Jan a su pueblo natal, se hace patente la atmósfera onírica que domina al relato. De hecho, no pasa mucho tiempo antes de que el protagonista decida embarcarse en una pesadillesca aventura que involucra a una hermosa mujer que se asemeja bastante a su hermana, lo que lo lleva a adentrarse en las siniestras calles de la pequeña localidad holandesa, para luego desembocar en el colorido y caricaturesco burdel regido por una mujer llamada Bets (Sylvie Vartan). Aunque el tono surrealista del film continúa con igual fuerza una vez que Jan llega a Malpertuis, su ingreso al gigantesco caserón marca el inicio del verdadero trasfondo dramático de la historia. Y es que en aquel tenebroso y oscuro lugar, Jan se verá obligado a confrontar su cruel destino y a conocer a su manipulador y despótico tío, quien controla a todo su entorno postrado en una cama.

Será tras la revelación del testamento de Cassavius que las cosas al interior de Malpertuis se complicarán aún más. Y es que el patriarca de la familia no ha encontrado nada mejor que confinar a toda su familia al interior de la mansión por el resto de sus vidas, o de lo contrario perderán su millonaria herencia. Evidentemente, la ambición no tarda en nublar la mente de la gran mayoría de los integrantes de esta particular familia disfuncional, lo que de inmediato eleva los niveles de tensión al interior de la casa, y posiciona al asesinato como una alternativa de burlar la extravagante clausula impuesta por Cassavius. Lo que sin lugar a dudas resulta curioso con respecto al film de Kümel, es que los personajes y sus respectivas personalidades resultan esenciales a la hora de descifrar el secreto que se esconde al interior de Malpertuis, el cual parece tener estricta relación con las deidades griegas. Como es de esperarse, los personajes resultan ser tan complejos como la misma historia. Mientras que Jan es un joven marino incapaz de recordar su pasado, el cual mantiene una relación algo incestuosa con su hermana Nancy (Susan Hampshire), y que posteriormente se enamora de su prima Euryale (Susan Hampshire), Lampernisse (Jean-Pierre Cassel) es el perturbado primo del protagonista, el cual tiene por costumbre hablarle a las ratas que circulan al interior de Malpertuis, y cuyo mayor temor es quedar en la más completa oscuridad.

Aun cuando Kümel se demora alrededor de una hora en desarrollar el escenario en el cual transcurre la historia, el espectador no puede evitar sentirse atraído por el encanto casi hipnótico del siniestro castillo habitado por Cassavius y compañía. Una vez que el director presenta el conflicto principal de la trama, se decanta por explorar dos subtramas que tienen estricta relación con Malpertuis; mientras que por un lado Kümel le dedica gran parte del metraje a los intentos de Jan por descubrir el secreto que se esconde tras los extraños acontecimientos que ocurren al interior de la casa, por otra parte el director juguetea constantemente con la idea de que el resto de los integrantes de la familia de Cassavius no tardarán en perder por completo la cabeza, desatando un baño de sangre que parece inminente. Lamentablemente, a raíz de que Kümel intenta abarcar demasiadas cosas al mismo tiempo, este no logra desarrollar las diversas subtramas de manera satisfactoria. Aún cuando Jan logra unir ciertas piezas del rompecabezas que conforma el relato, al final del día estas carecen de importancia ya que por momentos gran parte de los elementos que le dan vida a la historia resultan ser tan inconexos que carecen de sentido. Y es que aparentemente la lógica no está invitada a Malpertuis, un lugar que arrastra a la locura tanto a los personajes que interactúan en el film, como al mismo espectador.

Ya en el último tramo del film, Kümel le entrega algunas respuestas al espectador no sin antes plantearle nuevas interrogantes. Esto provoca que la resolución de la historia no solo se presente de golpe, sino que además resulte ser tan críptica que cuesta descifrarla del todo. Y es que el anárquico final se presenta a través de una red de sueños entrelazados, lo que refuerza la idea de que “Malpertuis” es una cinta completamente delirante. Para colmo, el hecho de que la producción concluya citando la frase de Lewis Carroll, “¿qué es la vida, sino un sueño?”, dificulta aún más la tarea de distinguir que hechos son reales y cuales son tan solo el producto de la febril imaginación del protagonista. En cuanto al aspecto interpretativo del film, si bien el elenco en general realiza un buen trabajo, quien más se destaca es Susan Hampshire ya que al menos interpreta a cuatro personajes, cada uno de los cuales posee una personalidad y una apariencia bien definida. En el caso particular del Orson Welles, este interpreta a la perfección a un hombre consumido por sus propias ansias de poder, el cual no solo es déspota y glotón, sino que además es un alquimista en extremo manipulador, cuyo plan maestro resulta ser demasiado macabro como para ser comprendido por el incauto protagonista.

En relación al aspecto técnico de la producción, esta cuenta con el maravilloso y atmosférico trabajo de fotografía de Gerry Fisher, con la efectiva banda sonora del compositor Georges Delerue, y con el deslumbrante diseño de producción de Pierre Cadiou de Conde, quien es el gran responsable de que Malpertuis se convierta en un personaje más de la historia, gracias a que los oscuros y tenebrosos pasillos, las interminables escaleras de caracol, los bellos jardines, y la lúgubre catedral que se encuentra en su interior, le otorgan una innegable e inconfundible personalidad al caserón dominado por Cassavius. “Malpertuis” es una cinta extraña que apela más a estimular los sentidos del espectador que a contar una historia. Tal y como sucede con los sueños, el film de Kümel resulta ser tan delirante y surrealista que resulta imposible otorgarle una sola interpretación. Es a raíz de esto que cuando los ejecutivos de la United Artist vieron la versión original de la cinta, obligaron a Kümel a reducir el metraje de dos horas de duración, a tan solo una hora y media, lo que inevitablemente convirtió a la producción en una experiencia aún más críptica de lo que ya era. Aún cuando la obra de Kümel es claramente imperfecta, “Malpertuis” ha sido descrita en múltiples ocasiones como un film de culto, el cual fusiona sin pudor alguno erotismo, horror visceral, surrealismo, teología, alquimia, y elementos sobrenaturales, lo que da como resultado que esta sea considerada como una de las producciones más peculiares en las que alguna vez participó Orson Welles.



por Fantomas.

7 comentarios:

Dialoguista dijo...

Ah pero eso de que no expliquen del todo, seguro que me va a enojar, jaajjajaja. La trama esta buenísima. Y que este Welles, por supuesto debe sumar.
Justo pensaba en una peli, seguro que vos sabes cual es, en la que Welles hace de ciego ¿cómo se llama?
Pero siguiendo con esta, también me atrae ver ese castillo, yo adoro los castillos!!!
Poe y Lovecraft, que grandeeeee. Este último creo que es mi preferido ;-) Parece que esta peli tiene muchos ingredientes para que me guste!!!
Saludos Fantomas!!!
P.D.: ¿cómo van esos examenes?

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No conocía la cinta, pero la sinopsis es bastante pormetedora. Lo que me echa un poco para atrás es que la decribas como extraña y onírica, dos términos que pueden hacer de la película algo tan único como dificil de digerir.

No me queda otra que comprobarlo por mi mismo xD

Saludos ;I

Fantomas dijo...

- Dialoguista: Esta sin duda es una película interesante, pero su mayor problema es lo críptica que resulta ser. En cuanto a la película de Welles, creo que se trata de "Jane Eyre" (1944), aunque no estoy 100% seguro. Lo de los exámenes, en estoy momentos estoy de cabeza estudiando, muchas gracias por preguntar!!

- Pliskeen: Creo que esta película es mejor verla con la mente abierta. La verdad es que yo la ví esperando otra cosa, pero de todas formas me pareció una película bastante interesante.

Gracias por sus comentarios,
Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Hola, me encanta esta fase de la carrera de Orson Welles donde tenia que actuar en peliculas "dudosas" para sobrevivir. El que habia sido el Dios maldito del septimo arte. Siempre otorgaba dignidad a esos papeles. No conocia esta cinta, y sin duda promete.

Enhorabuena por ser tan fiel a tus principios y escribir sobre lo que realmente te apetece, se nota que no quieres hacer "mas de lo mismo" y con una blogosfera cinefila tan poblada, se agradece mucho.

Saludos!

Fantomas dijo...

- Dr. Quatermass: Orson Welles en general tiene una carrera bastante interesante, donde incluso sus obras más menores merecen ser rescatadas del olvido. Por otro lado, me alegro que te resulten interesantes las reseñas de este sitio. En ocasiones pienso que es un riesgo postear reseñas de películas tan desconocidas, pero al mismo tiempo se que es importante dar a conocer algunas de estas obras.

Gracias por tu comentario,
Saludos.

Wannabegafapasta dijo...

A mí la película se me hizo bastante pesada, aunque su comienzo era prometedor. En cuanto a la explicación, sí me quedó bastante clara, ya que, si no me equivoco, lo que hace Cassavius es mantener prisioneros a sus "familiares", que en realidad son otro tipo de personajes... (y no digo más, que me cargo la peli).

Fantomas dijo...

- Wannabegafapasta: Es cierto, por momentos la película se vuelve algo pesada, pero en lo personal no me resultó tediosa. Y en cuanto a lo del final, tienes razón en lo que comentas (tampoco entraré en más detalles). Mi problema es el con el "salto temporal" que se ve al final de la cinta.

Gracias por tu cometario, espero verte de nuevo por acá.
Saludos!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...