jueves, 25 de febrero de 2010

Houdini: La vida de una leyenda de la magia.

“Houdini” (1953), es un film biográfico del director George Marshall, el cual está protagonizado por Tony Curtis y Janet Leigh.

Biografía de ficción del gran mago y artista del escape Harry Houdini (Tony Curtis), en la que se reconstruyen muchos de sus trucos más famosos.


En los años posteriores a su muerte, la legenda de Harry Houdini gradualmente tomó más importancia que la verdadera vida del famoso mago. La Paramount consciente de esto, a principios de la década del cincuenta decidió realizar una cinta biográfica del reconocido ilusionista. Los ejecutivos del estudio contrataron al guionista Philip Yordan para “adaptar” la biografía “Houdini: His Life Story”, escrita por Harold Kellock, y al veterano director George Marshall para filmar el proyecto. Con el fin de que la película resultara comercialmente llamativa, los ejecutivos del estudio contrataron a la pareja de recién casados, Tony Curtis y Janet Leigh, para interpretar a Houdini y a su esposa Bess. Sin embargo, en aquel entonces ambos actores se encontraban bajo contrato con otros estudios (Curtis con la Universal y Leigh con la MGM), por lo que la Paramount tuvo que negociar su participación en la cinta. A causa de las condiciones contractuales gracias a las cuales la pareja de actores pudo ser cedida a la Paramount, estos en cierta medida se vieron perjudicados económicamente. Según recordaría Curtis en su autobiografía, “los estudios recaudaron un montón de dinero con el film, pero nosotros solo obtuvimos nuestros salarios regulares”.

“Houdini” fue realizada bajo la supervisión técnica de Joseph Dunninger, un mago veterano que heredó un buen número de los artefactos utilizados por Houdini en sus actos de magia, luego del fallecimiento de Bess en 1943. Pese a que el equipo de filmación y el elenco hicieron lo posible por recrear de manera fidedigna algunas de las ilusiones más famosas de Houdini, solo la llamada “metamorfosis” pudo ser filmada en una sola toma. Durante la mayoría de las escenas que implicaban trucos de magia, el director George Marshall prefería realizar varias tomas que ayudaran a crear la ilusión de que el truco realmente había sido efectuado (aparentemente, tanto Marshall como el productor George Pal pensaban que la magia de la edición era tan impresionante como las ilusiones de Houdini). Tiempo después, Curtis recordaría que él no había entrenado los trucos de magia con Dunninger, sino que había sido entrenado por el ilusionista George Boston. “Trabajé con él ensayando escapes y juegos de prestidigitación casi todos los días durante cuatro meses antes de comenzar a filmar la película. Fui un estudiante bastante rápido, y lo que aprendí se quedó conmigo de por vida. Todavía practico algunos trucos, y fui reclutado por la Sociedad de Magos aquí (Norteamérica) y en Japón”.

La cinta comienza con Houdini trabajando en una feria de fenómenos, en la cual personifica a un supuesto hombre salvaje, además de realizar algunos sencillos trucos de magia. Es ahí donde conoce a su futura esposa, Bess, quien se encuentra de paseo con algunas de sus amigas del instituto. Desde ese punto en adelante, el film se encarga de relatar como Houdini se casa con Bess, como este comienza su humilde carrera actuando en pequeños teatros junto a su esposa, quien oficiaba de asistente, para luego dar el gran salto en Europa desde donde regresaría a los Estados Unidos convertido en una estrella, lugar donde más tarde fallecería. Si bien la cinta en muchos momentos funciona como una comedia romántica, es durante el primer tramo de la historia donde esto se hace más evidente. Pese a las dificultades iniciales que tiene la pareja de protagonistas, Houdini es retratado como un hombre con una mentalidad positiva, cuyo amor por la magia lo mete en algunos problemas. En otros momentos, la cinta entra más de lleno en el plano dramático, en especial cuando Bess se percata que la peligrosa obsesión que tiene su marido con el reconocimiento público y la muerte, la cual desafía en cada uno de sus actos sin importarle las consecuencias de esto.

Son pocas las situaciones presentes en “Houdini” que se correlacionan con la realidad. Si bien la cinta se preocupa de representar la fijación del ilusionista con su madre, así como también sus obsesiones y su atracción por lo sobrenatural, son muchos los hechos de su vida que fueron cambiados por el guionista con el fin ensalzar la leyenda de Houdini. No solo la cinta presenta algunas ilusiones que el mago jamás realizó, sino que también se presenta a Houdini como hijo único (tenía seis hermanos), y se cambian los detalles de su muerte, entre otras cosas (mientras que en la cinta el protagonista muere a causa de una ilusión fallida, la verdad es que el mago falleció a causa de una peritonitis tras estar una semana internado en un hospital). Probablemente si Houdini hubiese estado vivo para supervisar esta producción, hubiese tergiversado los hechos de su vida de la misma forma que lo hizo el guionista Philip Yordan. Durante su carrera, el ilusionista en numerosas ocasiones exageró sus logros y distorsionó algunos hechos de su vida con el fin de adquirir mayor notoriedad.

Si bien ni Tony Curtis se parece físicamente a Houdini, ni Janet Leigh se parece a Bess, la pareja de actores realiza un estupendo trabajo interpretando sus respectivos papeles. Ambos tienen una gran química en la pantalla, y sus interpretaciones son acordes al tono de la cinta. El elenco secundario, encabezado por Angela Clarke, quien interpreta a la madre de Houdini, y Torin Thatcher , quien interpreta al asistente del ilusionista en el último tramo de su carrera, el cual la verdad jamás existió, también realizan un estupendo trabajo. Por otra parte, la cinta cuenta con un estupendo trabajo de fotografía de Ernest Lazlo, quien le saca el máximo provecho a los coloridos pero sencillos escenarios que presenta el film, y una más que adecuada banda sonora compuesta por Roy Webb. En muchos sentidos, “Houdini” presenta una historia donde la fantasía es un elemento importante. Esto probablemente se deba a que el productor George Pal estaba involucrado en el proyecto, y como es sabido, Pal sentía cierta debilidad por los mundos fantásticos, lo que en cierta medida se termina reflejando en el film.

“Houdini” es la celebración de la leyenda del renombrado mago/escapista Harry Houdini, y en ningún momento pretende ser una representación absolutamente fidedigna de la vida del ilusionista. El hecho de que la historia se centre mayormente en algunas de las ilusiones más famosas del mago, que presente errores históricos, o que de frentón excluya algunas partes de la vida de Houdini (como su incursión en el mundo del cine como actor, director y productor), son prueba de esto. George Marshall no hace más que entregarnos una entretenida película que mezcla el drama con la comedia romántica, la cual cumple con el objetivo de convertir a Houdini en una figura llamativa y mística. La cinta ha envejecido de buena manera, y logra captar sin problemas la atención del espectador de principio a fin. Quizás lo más criticable de la producción sea su final, el cual no es del todo satisfactorio. En definitiva, “Houdini” probablemente sea la cinta más icónica acerca de la vida del mago, pese a no representar de manera fidedigna su vida y obra. Pero como el mismo Houdini probablemente hubiese asegurado, la realidad a veces puede ser algo sobrevalorada.



por Fantomas.

7 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Parece ser que todas las películas sobre Houdini se toman muchas licencias para hacer su vida mucho más cinematográfica, es decir, más impactante y/o trascendental.

No he visto esta versión, pero sí la más reciente, "El último gran mago", y lo cierto es que la encontré bastante mediocre. Con que ésta sea algo mejor, me conformaría, aunque para ver una gran película de este famoso escapista, aún habrá que esperar.

Saludos ;)

Alí Reyes H. dijo...

Si no estamos hablando de un documental, creo que las licencias literarias, o guionistas en este caso son válidas. Si la película tiene verosimilitud -que no es igual que decir "veracidad"- y deja en la boca el buen sabor de haber visto algo que valió la pena...Entonces es así...Vale la pena

Dialoguista dijo...

Concuerdo con Ali, a veces, el personaje real es solo el puntapie inicial para otra historia, lo que no deberia malograr la peli en si misma, pero sí, se debe aclarar al comienzo que esta basada o mejor dicho, inspirada en tal o cual personaje sin corresponder a una biografia exahustiva.
A mi me llama la atención esta peli, voy a ver si la encuentro. Vi la Norton, y me gustó, aunque hay cosas que me quedaron en el aire ;-)
Saludos!!!

Möbius el Crononauta dijo...

Aun se tiene que rodar el biopic definitivo de Houdini, pero bueno, no está de más echarle un vistazo.

Saludos

Pablo Martinez dijo...

Coincido Ali y Dialoguista :D

Me encanta este blog!

ATENCIÓN: Empezó la cuenta regresiva para la entrega de los PREMIOS PALITOH. Ya está disponible en mi blog la encuesta que definirá la terna de "EL PREMIO DE LA BLOGÓSFERA CINÉFILA", así como también las demás categorías cuyos candidatos daré a conocer el 1ro de Marzo.

Los espero a todos participando!


Un abrazooo!!!

PM

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Si las licencias sirven para hacer una buena película, bienvenidas sean, por supuesto. Pero en el caso que he citado, el resultado no es para nada satisfactorio.

;)

Fantomas dijo...

- Pliskeen: Lo de las licencias en las cintas de Houdini se debe a que la leyenda del ilusionista es más interesante que la vida de este. Según se dice, era un tipo más bien aburrido que gracias a su capacidad para comercializar sus actos logró la fama que hoy ostenta. Concuerdo contigo con que "El último gran mago" es bastante mediocre.

- Ali Reyes: A mi gusto "Houdini" es una estupenda película, precisamente porque intenta ser un tributo a la leyenda del ilusionista y no un biografía ciento por ciento pegada a la realidad.

- Dialoguista: Un poco lo mismo que lo que le respondí a Pliskeen y Ali. La película de Norton que mencionas, "El Ilusionista", hasta donde yo recuerdo es de un mago pero no tiene relación alguna con Houdini.

- Möbius: Es dificil que se filme una película que relate de manera fiel la vida de Houdini por lo mismo que mencioné anteriormente, pero por el momento te recomiendo esta peli que por lo menos es sumamente entretenida.

- Pablo: Yo también coincido con Ali y Dialoguista. Me estaré pasando por tu blog para ver los premios que estás organizando.

- Pliskeen: Veo que tu primer comentario causó "polémica" ;) Yo creo que todos estamos de acuerdo que las licencias drámaticas en ocasiones sirven para realizar una buena película como en este caso. Por lo menos yo, creo haber entendido que tu crítica iba apuntada específicamente a "El último gran mago".

Gracias a todos por sus comentarios!

PD: por el terremoto que ayer azotó Chile, probablemente no tenga mucho acceso a internet en estos días. Afortunadamente, dentro de lo posible, soportamos "bien" el terremoto para haber sido uno 8,8 en la escala Richter. Lo peor ya pasó, ahora solo queda reconstruir. Sin más que decir me despido.

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...