domingo, 2 de noviembre de 2008

To Catch A Thief: La última colaboración de Grace Kelly con Alfred Hitchcock

“To Catch a Thief” (1955), es un film de suspenso del director Alfred Hitchcock, el cual está protagonizado por Cary Grant y Grace Kelly.

John Robie (Cary Grant), es un ladrón de joyas reformado que alguna vez fue conocido como “El Gato”. De un día para otro, Robie se convierte en el principal sospechoso de una nueva serie de robos de piedras preciosas, cometidos en los más lujosos hoteles de la Riviera francesa, por lo que se ve en la obligación de limpiar su nombre. Es así como conoce a la caprichosa heredera Frances Stevens (Grace Kelly), cuya madre pronto se convertirá en el blanco del esquivo y misterioso ladrón que está buscando la policía.


Luego de finalizar el rodaje de “Rear Window” (1954), los ejecutivos de los estudios Paramount le sugirieron a Hitchcock que hiciera una película basada en la novela de David Dodge, “To Catch a Thief”, cuyos derechos cinematográficos habían sido comprados por el estudio varios años antes, al poco tiempo después de que fue lanzado el libro. El simple hecho de que la historia transcurriera en la Riviera francesa, entusiasmó al director a quien le gustaba combinar el placer con el trabajo, razón por la cual le encomendó al guionista John Micheal Hayes la tarea de adaptar la novela. Rápidamente, Hitchcock se lanzó a la tarea de seleccionar el elenco de la producción, llamando en primer lugar a la sugestiva Grace Kelly, por quien el director sentía una innegable fascinación. Sin embargo, para ese entonces la actriz se había comprometido a participar en tres cintas, por lo que a Hitchcock no le quedó otra opción que esperar cinco meses para comenzar el rodaje de su nuevo proyecto.

Una vez que recibió el guión terminado, Hitchcock fue en busca del protagonista masculino. Eventualmente contactó al carismático y jovial Cary Grant, quien pese a tener el doble de edad que Grace Kelly, se alzaba como una pareja cinematográficamente aceptable para ella. Sin embargo, en aquel entonces el actor había anunciado su retiro de la actuación. Contrario a lo que se podría pensar, esto no desmotivó al director, quien no se dio por vencido e invitó a Grant a almorzar con el fin de explicarle los puntos centrales de su nueva película. Si bien el actor accedió a leer el guión, le advirtió a Hitchcock que era mejor que no se hiciera ilusiones con respecto a su participación en la producción. Fue ahí cuando el realizador le comentó a Grant: “Tal vez pueda ayudar a que tomes una decisión mientras lees el guión, el saber que Grace Kelly accedió a tomar el papel de la muchacha, y que una buena parte de la película será filmada en la Riviera francesa”. Como era de esperarse, tras esta breve pero tentadora aclaración, el actor finalmente decidió unirse a la producción para alegría del realizador británico.


Una vez terminadas las grabaciones en la Riviera, el equipo de filmación regresó a Hollywood para rodar las escenas restantes al interior del estudio. Lamentablemente, Hitchcock no estaba enteramente satisfecho con lo que a sus ojos seguía siendo un irregular e informal thriller humorístico, por lo cual intentó imprimirle mayor tensión a las escenas finales. Con esto en mente, el director volcó sus esfuerzos en la elaborada secuencia de la fiesta de disfraces que ocurre en el segmento final de la cinta, cuya función no solo era mostrar a Grace Kelly vestida con un resplandeciente traje dorado, sino que además daba paso a la revelación de la verdadera identidad del ladrón que pone en problemas al personaje de Grant. Cabe mencionar que incluso bajo la presión que sentía en ese entonces el director, este se las arreglaba para hacer gala de su negrísimo sentido del humor. Con respecto a esto, John Michael Hayes recordaría que durante el rodaje de la secuencia final del film, Hitchcock le pidió que subiera al punto más alto de un andamio. “Mírelos a todos ahí abajo”, le dijo al guionista, “creen que estamos discutiendo algo importante o profundo. Pero solamente quería saber si a usted le dan tanto miedo las alturas como a mí”.

Pese a las dudas que le provocaba la cinta a Hitchcock, la verdad es que esta se caracteriza por presentar un espléndido guión y un excelente apartado técnico. Mientras que a Hayes se le atribuye la construcción de los personajes, los cuales se caracterizan por su realismo, su emocionalidad y su marcado sentido del humor, a Hitchcock se le atribuye la inclusión de gran parte de los diálogos más atrevidos del film, y de una serie de sutilezas de carácter sexual tanto visuales como verbales, que provocaron que la cinta expandiera los límites del humor adulto predominante en la década del cincuenta. Un claro ejemplo de esto se puede encontrar en el diálogo que se produce entre los protagonistas, durante la recordada escena en la que ambos se encuentran conversando en una pieza de hotel, mientras ven a la distancia un espectáculo de fuegos artificiales. En esa instancia, una sexy Grace Kelly se acerca al personaje de Grant y le dice: “Si realmente quieres ver los fuegos artificiales, es mejor con la luz apagada. Tengo la sensación de que esta noche va a presenciar usted uno de los espectáculos más fascinantes de la Riviera. Me refiero a los fuegos artificiales por supuesto.”


En lo que respecta al aspecto interpretativo del film, la labor tanto de los protagonistas como la de los actores encargados de encarnar a los personajes secundarios, resulta realmente destacable. Mientras que Cary Grant se luce como el ingenioso y seductor ladrón retirado, Grace Kelly brilla como la caprichosa e incisiva Frances Stevens, al punto que fue ampliamente elogiada por su veterano colega. La importancia de la participación de la actriz en la cinta no solo es relevante desde el punto de vista interpretativo de la misma, sino que también responde un aspecto temático presente en gran parte de las obras del director. Para Hitchcock era de suma importancia abordar todo lo relacionado con la sexualidad bajo un halo de suspenso, para así lograr el efecto deseado. Por este motivo, el realizador solía escoger a actrices rubias y sofisticadas, que dieran la impresión de ser mujeres de mundo, con el objetivo de presentarlas como verdaderas prostitutas en la intimidad, lo que en gran medida respondía a sus propias fantasías. Por otro lado, resulta destacable el trabajo de fotografía de Robert Burks, quien fue nominado al Oscar por su labor en este film, y la estupenda banda sonora compuesta por Lyn Murray, la cual termina siendo tan sugerente como las mismas imágenes.

Si bien “To Catch a Thief” es básicamente una comedia romántica con algunas dosis de suspenso, que presenta una interrogante que es revelada en el tramo final del relato, esta se presenta como una obra atípica dentro de la filmografía de Alfred Hitchcock. Esto responde al hecho de que el director durante años, se había mantenido alejado de las historias cuyo punto de interés fuese la autoría de un hecho determinado, debido a que prefería captar la atención del espectador sin la necesidad de recurrir a rebuscados giros de tuerca, o a ingeniosas trampas narrativas. Sin embargo, esta vez decidió romper su propia regla tácita, debido a lo atractivo de los elementos que conformaban el relato, y a la posibilidad de trabajar con un elenco soñado en condiciones inmejorables. Como dato curioso, cabe mencionar que durante el rodaje de la producción, Grace Kelly conoció al Príncipe Rainiero de Mónaco, con quien eventualmente contraería matrimonio, lo que la llevaría a abandonar la actuación de manera definitiva. Por otro lado, en varias ocasiones se ha mencionado que durante la secuencia en la que los protagonistas participan en una persecución de coches, estos pasan por el mismo lugar donde varios años más tarde Grace Kelly perdería la vida en un accidente automovilístico. Más allá de los datos anecdóticos de la producción, “To Catch a Thief" se alza como una película entretenida e inteligente, la cual debido a sus múltiples virtudes hoy en día es vista como una de las mejores obras del llamado maestro del suspenso.




por Fantomas.

15 comentarios:

Guillermo dijo...

Interesante artículo sobre esta maravillosa película, de todas maneras mi favorita es "Con la muerte en los talones".
Muchas gracias por tu comentario y por visitar mi blog, descuida que ya estás agregado.
Espero que sigamos leyéndonos y hablando de cine.
Saludos y encantado.

troncha dijo...

Hitchcock es un valor seguro, podremos ver películas más o menos interesantes, pero todas tienen algo destacable, validas siempre para cualquier momento y además a casi todo el mundo acaban gustando.

Saludos...

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Debo admitir que ésta de Hitchock no la he visto. Apuntada queda junto al resto de pendientes.

Saludos ;)

P.D.: Yo tb soy fan de "Con la muerte en los talones", usando tb el macguffin para desencadenar todos los acontecimientos.

Ariel Luque dijo...

Excelente reseña señor, como siempre. Con dosis de chismeríos, información de rodaje y analisis del film en general. Film que vale la pena ver, que no esta dentro de mis preferidos del maestro, pero que resulta igualmente imprescindible de ver como todos sus filmes. Un abrazo grande!

Ariel.

Möbius el Crononauta dijo...

Pobre Hitch, creo que no se recuperó tras perder a la sensual Grace.
Estupenda película, que sin llegar a la caza mayor de otras de la década, es una buena presa. Cary tan genial como siempre.

Mañana hablaré también yo de Hitch.

Saludos

darkerr dijo...

Definitivamente has hecho un gran articulo sobre esta pelicula, que no he visto aun, pero recuerdo que los pocos filmes que he visto de Hitchcock no me han defraudado para nada. Excelente post¡¡¡¡ Saludos.

Carlos dijo...

Debe ser una de las pocas que no he visto de Hitchcock, aunque con semejantes mimbres: un enorme director, uno de los mejores actores de la historia y la mujer más guapa que ha pisado la faz de la tierra, no puede dar como resultado más que un cóctel de calidad explosivo.

Sam_Loomis dijo...

No he visto éste filme. Pero recuerdo que en un capítulo de "Los Simpson" hicieron homenaje a éste personaje, "El Gato". Definitivamente, como todas las de Hitchcock me imagino que vale la pena verse. Agrego ésta a mi larga lista de películas pendientes.

Muchos Saludos

Igor Von Slaughterstein dijo...

Grande donde las haya!! Y es que Hitchcock no hizo una pelicula mala en su vida.

Saludos!!

Alex dijo...

Gran Película.

Hitchcock es uno de mis directores favoritos, justo después de Tarantino como no!

Saludos

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Hitchcock fue un genio. Hasta las consideradas "pelis menores" eran buenas.

ATRAPA A UN LADRÓN está más cerca de las obras maestras pero no llega al nivel de otras muchas que hizo: VERTIGO, CON LA MUERTE EN LOS TALONES, LA VENTANA INDISCRETA, etc... Aún así, genial.

Saludos!!!

DDLM's. dijo...

it's not sotheby's, it's DDLM's:

http://mx.youtube.com/watch?v=ByMXvaeAt38

best regards, DDLM's.

Serpiente dijo...

Si no me hubiese dejado llevar por sus recomendaciones, jamás habría descubierto lo difícil que es hallar videotecas con semejantes monumentos....
Que suene a halago, y a “métale para delante nomás”… tienes un buen blog…

pablo dijo...

Muy buena película, si señor. Pero quizá para mi, el guión es un "poquejo" flojo, y lo digo, no se, pero es que es una de las pocas películas de D. Alfredo en donde uno se imagina como más o menos va a ser su desenlace final. Saludos. Y verderamente genial tu post, amigo Fantomas.
http://pablocine.blogia.com

David C. dijo...

parece buena. voy a buscarla.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...