miércoles, 23 de julio de 2008

Dirty Harry: Do you feel lucky, Punk?

“Dirty Harry” (1971), es un thriller de acción del director Don Siegel, el cual está protagonizado por Clint Eastwood.

La ciudad de San Francisco se encuentra asolada por un asesino serial conocido como Scorpio (Andrew Robinson), un francotirador que mata al azar a sus víctimas y exige que la ciudad le pague un cuantioso rescate para terminar con las matanzas. El encargado de atrapar a este maniaco es el Inspector Harry Callahan (Clint Eastwood), un policía con serios problemas de actitud, que se verá enfrascado en una carrera contra el tiempo para evitar que el asesino cobre una nueva víctima.


“Dirty Harry” fue la cuarta colaboración entre Don Siegel y Clint Eastwood. Previamente habían trabajado juntos en las cintas: “Coogan´s Bluff” (1968), “Two Mules for Sister Sara” (1969) y “The Beguiled” (1971). Pese a que el proyecto fue concebido en un principio para que fuera protagonizado por Frank Sinatra y dirigido por Irvin Kershner, debido a una lesión en la muñeca que había sufrido el actor y cantante diez años atrás, que le dificultaba sostener la pesada Magnum 44, la Warner se vio en la obligación de sondear la disponibilidad de otros conocidos actores como Steve McQueen, John Wayne o Paul Newman para el rol protagónico del hasta entonces proyecto. Finalmente, el papel cayó en manos de Clint Eastwood, quien le propuso a su amigo Don Siegel la posibilidad de dirigirlo y coproducirlo.

Una vez con Siegel en el proyecto, el siguiente paso era encontrar al actor que iba a interpretar al asesino, Scorpio. Audie Murphy era la primera opción para hacerse cargo del papel. Sin embargo, el actor fallecería en un accidente de avión antes de que pudiese tomar una decisión acerca del rol que se le estaba ofreciendo. Fue entonces cuando por recomendación de Eastwood, el director llamó al relativamente desconocido Andrew Robinson. El actor, contratado por su cara de “niño de coro”, realizó una interpretación tan potente y creíble, que luego del estreno recibió una serie de amenazas de muerte, obligándolo a cambiar su número telefónico. Curiosamente, el actor era un pacifista que detestaba las armas, el cual en un principio se estremecía violentamente en cada una de las escenas donde debía manejar algún tipo de arma de fuego, teniendo que ser enviado con un experto para que le enseñara a disparar sin cerrar los ojos. Pese a esto, es difícil pensar en una mejor elección para interpretar al demente y violento asesino que debe atrapar el rudo Harry Callahan.

Si bien en “Coogan´s Bluff”, Siegel y Eastwood habían logrado reubicar el perfil del “hombre sin nombre” en medio de las modernas ciudades, fue en “Dirty Harry” donde terminaron de elaborar aquella idea. En esta cinta, el personaje de Eastwood se convierte en un hombre con historia: Harry Callahan estuvo casado y perdió a su esposa en un accidente de tránsito. Años de trabajo policiaco lo han endurecido, convirtiéndolo en un hombre imprudente tanto con sus compañeros como con él mismo. Además es un individuo obsesionado con administrar la ley utilizando su “distorsionado” sentido de la justicia, obedeciendo a la frase “el fin justifica los medios”. El mejor ejemplo de esto es la escena del robo del banco; él prefiere caminar directamente hacia los asaltantes apuntando su pistola, en vez de siquiera pensar en tomar algún tipo de resguardo o seguir las normas de la policía. Aunque este tipo de comportamiento pueda parecer heroico en un Western, aquí indica que el protagonista presenta unas tendencias suicidas bastante latentes, que lo llevan a quebrantar las normas de manera constante.

La razón por la cual un héroe de tales características funciona tan bien, es porque al frente tiene a un villano cuyos actos son de un sadismo indescriptible, al punto que incluso utiliza la ley para castigar y provocar a Harry. Scorpio (personaje basado en el “asesino del Zodiaco”, el cual operó en San Francisco a fines de los sesenta) resulta tan repulsivo para el espectador, que termina justificando la escalada de violencia que se ve en el film, a la vez que resulta inevitable desear que el criminal sea castigado de la manera más brutal posible por sus salvajes actos. La aceptación y celebración de la violencia explícita está inteligentemente inducida por los guionistas, en especial por John Milius, quien se encargó de retocar algunas partes del guión, y que se caracteriza por mantener posiciones pro armamentistas en todos sus trabajos. Esto causó un profundo impacto en la sociedad de los setenta, al punto que la cinta terminó influenciando fuertemente a las producciones de la época, masificando la brutalidad en el cine, efecto que se mantiene hasta el día de hoy. Actualmente, el espectador promedio de una cinta de acción desea la muerte del villano de turno. Y es que cuando el nivel de sadismo aumenta, el héroe debe responder con medios similares o peores.

Pero este film no sólo promueve la violencia y masifica el culto a las armas. En su tiempo fue altamente criticado por presentarse como una realización que llamaba a saltarse la ley, actuar violentamente, ignorar los derechos de los sospechosos, y aplicar una justicia radical contra los criminales. De hecho, incluso fue llamada fascista y reaccionaria, una verdadera defensora de la figura del justiciero que está por encima de las normas establecidas, y que en su búsqueda de justicia incluso cree válido utilizar las mismas armas que los criminales. Según declaraciones del mismo Eastwood, la película provocó este tipo de reacciones debido a que en aquel entonces, no se pensaba mucho en las víctimas de crímenes violentos. La mayor parte de la prensa se encontraba obsesionada con los derechos del acusado, pero en gran parte de la sociedad yacía un malestar debido al favorecimiento de los derechos del delincuente por sobre los de la víctima.

Las actuaciones son impecables, al igual que la estupenda fotografía de Bruce Surtees, y la magníficamente adecuada banda sonora de Lalo Schifrin. La cinta cuenta con un guión estupendo, el cual contiene una gran cantidad de diálogos que están grabados a fuego en la memoria de un sinnúmero de cinéfilos. Pese a todas las críticas que se le realizaron a la cinta al momento de su estreno, y que algunos grupos moralistas continúan realizando, la valiente propuesta de Don Siegel no hace más que retratar a un hombre que se enfrenta al sistema, y a una sociedad amarga e insegura ante la violencia imperante en aquella época. Al mismo tiempo, la cinta exhibe la elevada dificultad de la labor policial, como el criminal utiliza las leyes impuestas para su propio beneficio, y finalmente la desilusión del mismo Callahan hacia el estamento policial. En definitiva, "Dirty Harry" es una obra poderosa y controversial, que además es una de las películas de acción más influyentes de todos los tiempos, y que a estas alturas se ha convertido en uno de los grandes clásicos del cine mundial.




por Fantomas.

13 comentarios:

Alejandro the Wyvern dijo...

una de mis sagas favoritas

clint eastwood uno de los grandes de la cinefilia for ever

quizás escriba algo sobre anti-heroes en mi blog y dirty harry seria uno de ellos

oh que casualidad¡¡¡¡ mi ultimo post es uno sobre los imperdonables, la gran peli de clint pasa a verla

nos vemos

Möbius el Crononauta dijo...

¡Obra maestra! Y que atómicas eran las frases de John Milius.

Imprescidible

Jefe Dreyfus dijo...

clasicazo que se criticó hace un porrón de tiempo también en nuestra página.. gran peli!!!

Zeitzler dijo...

Una crítica muy acertada. Personalmente creo que lo peor de la cinta es la justificación del uso de las armas indiscriminadamente en manos de todo el mundo. Como cine no es que sea gran cosa, pero tampoco estoy de acuerdo con los que dicen que un filme malo malísimo.

Pero tengo una duda: yo creía que el candidato competidor de Clint fué Robert Mitchum. ¿Por que no se le menciona?

Fantomas dijo...

Hola a todos,

Gracias por sus comentarios; Zeitzler tienes toda la razón! Revisando por ahí leí que tanto Robert Mitchum como Burt Lancaster rechazaron el rol de Harry Callahan antes de que llegara a las manos del buen Clint.

Saludos.

Charly Ramone dijo...

Obra maestra del cine de acción. Todo lo que hicieron Eastwood y Siegel es digno de admiración.

Saludos!!

darkerr dijo...

Peliculon¡¡¡, y rescatas la frase célebre. Eastwood confirmó que es mitico en ésta cinta, y de ahi para adelante. Andrew Robinson es muy recordado por éste film, y creo haber visto que incluso años despues solía hacer paseos con turistas por las locaciones donde se filmó la pelicula. ¡¡Magnifico post¡¡¡

FACU dijo...

Fantomas se que no soy de dejar muchos comentarios en este blog, lo que no quiere decir en ningun aspecto que no lo visite a menudo.
Si te fijas, yo te tengo en mis links favoritos, y te visito a menudo. El problema es que soy un pendex, que no vio demasiadas pelis de estas, por lo que no me gusta opinar sobre cosas que no vi.

Es dificil ver todas estas pelis por el simple hecho de que son reliquias que se pierden en su mayoria con el DVD. Algunas tuve la suerte de ver ("Duel" de Spielberg!), pero otras no. Pese a que si son de mi agrado....

Igual, en estas horas he recibido el premio al esfuerzo personal por la labor hecha en mi blog, y he decidido que tu blog tammbien se lo merece, e incluso mas que el mio. Tenes un blog verdaderamente magnifico, asi que me gustaria que te pasaras por mi blog para recibir el mas que merecido "Premio al Esfuerzo Personal".

Abrazo y Felicitaciones!!!!!!!!!!

Álvaro dijo...

La vi una vez pero creo que tenía una expectativa tan alta que por eso no me gustó demasiado,le daré otra oportunidad

Andrés Olaizola Pérez dijo...

Hola! Como va? Soy asiduo lector de tu blog y me parece que hacés un muy buen trabajo.

Por eso decidí seleccionarte para el Premio al Esfuerzo Personal.

Te dejo el premio en mi blog.

Muchos saludos y nos vemos!

Jorge - cinenovedades dijo...

Si, coincido totalmente. Un clásico indiscutido del cine de acción. Impresionantes actuaciones (Lo es Eastwood es fenomenal), y por sobre todo (y como bien dices), poseedora de un gran guión y fotografía.
En definitiva, una cinta muy recordada por cualquier cinéfilo de alma.
Tremenda reseña, Saludos!

Pliskeen dijo...

Mítico personaje y que grande lo hizo el tito Eastwood :)

Las películas de este tipo, como puede ser tb "Death Wish" de Charles Bronson, tienen el siempre inconveniente de ser tildadas por la crítica de fascitas y cosas por el estilo.

Pese a ello, no se puede negar el gran trabajo que hizo Seagel tras la cámara e Eastwood delante de ella.

El nivel del resto de secuelas tiende a los altibajos, pero se dejan ver con agrado.

Saludos ;)

Monica dijo...

hola Fantomas,gran reseña para una cinta de accion requete entretenida.Buena actuacion de Eastwood personificando a un policia frio y rudo. Felicitaciones

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...