lunes, 28 de julio de 2008

The Masque of the Red Death: La adaptación más ambiciosa de la obra de Poe realizada por Corman.

“The Masque of the Red Death” (1964), es un film de terror del director Roger Corman, el cual está protagonizado por Vincent Price, Hazel Court y Jane Asher.

En el siglo XII, un pequeño pueblo está siendo asolado por una epidemia conocida como “La Muerte Roja”. Debido a esto, el Príncipe Prospero (Vincent Price), quien es un reconocido seguidor de Satán, invita a todos los nobles del lugar a refugiarse de la enfermedad en su castillo. Con el objetivo de entretener a sus invitados, Prospero organiza un baile de máscaras, sin imaginarse que a este llegará un misterioso invitado vestido completamente de rojo, el cual amenazará el reinado de libertinaje y depravación del siniestro aristócrata.


Cuando en el año 1964 James H. Nicholson y Samuel Z. Arkoff, quienes eran los dueños de la productora American International Pictures, cerraron un contrato de coproducción con la compañía Anglo-Amalgamated, viajaron de inmediato a Inglaterra para arreglar los detalles de su próxima producción. Como el director Roger Corman sabía que esta sociedad le permitiría utilizar un presupuesto mayor en su próximo trabajo, cuando los ejecutivos de la American International Pictures le preguntaron cuál sería su séptima adaptación de la obra del escritor Edgar Alan Poe, este rápidamente respondió “The Masque of the Red Death”, ya que llevaba varios años queriendo filmar dicho relato. Varios años más tarde, Corman relataría su experiencia como director del film: “Este era el proyecto más grande y atractivo de los films de Poe, y era el primero que filmábamos en Inglaterra. Teníamos un calendario de filmación de cinco semanas, lo cual era bastante más tiempo del que usualmente utilizamos para rodar el resto de las cintas. Lamentablemente, en ese entonces no sabía que los equipos de filmación británicos eran mucho más lentos que los norteamericanos. Por lo que cinco semanas en Inglaterra eran equivalentes a cuatro en los Estados Unidos. Pese a esto, de todas formas tuve tiempo para preocuparme del aspecto estético de la producción”.

La tarea de escribir el guión de “The Masque of the Red Death” recaería en las manos de Charles Beaumont y R. Wright Campbell, quienes aún cuando cambiaron una serie de elementos presentes en la historia de Poe, supieron mantener intacta la esencia de la misma. Entre los cambios que realizaron se encuentra el hecho de que mientras que el relato de Poe se desarrolla en un periodo de varios meses, el guión condensa la acción en unos pocos días. Al mismo tiempo, mientras que Poe describe a Prospero como un hombre intrépido y sagaz que cree ser más inteligente que el resto, el Prospero de Beaumont y Campbell es un seguidor de Satán cuyo exceso de confianza en sí mismo eventualmente lo arrastra a su propia perdición. En este punto es necesario mencionar que tanto lo dupla de guionistas como el mismo Corman, no solo se inspiraron en el relato de Poe a la hora de definir ciertos aspectos del film, sino que además adoptaron como una de sus grandes influencias a la cinta “The Seventh Seal” (1957), del director Ingmar Bergman. Y es que tanto Corman como Bergman exploran el tema del significado de la vida, y se cuestionan la existencia de Dios y del Diablo. Lo que resulta aún más importante, es que en ambos films estos temas se exploran bajo la inminente amenaza de una plaga.

Dentro de las subtramas que presenta la cinta, quizás la más importante es aquella que tiene relación con una joven aldeana llamada Francesca (Jane Asher), quien es retenida en contra de su voluntad al interior del castillo por Prospero, quien la desea para satisfacer sus perversas inclinaciones. Y es que en el castillo del aristócrata se vive una orgía hedonista que ha convertido a los cultos cortesanos que participan en ella, en verdaderas bestias que celebran la inhumanidad de su anfitrión. En cuanto a la relación de Prospero y Francesca, esta se encuentra repleta de simbolismos, los cuales en su mayoría hablan de la pureza de la muchacha y de su exposición a la figura corrupta del aristócrata. Ambos personajes son claros representantes del bien y mal, por lo que no resulta extraño que se enfrasquen en una peculiar batalla durante gran parte del film. A diferencia de la gran mayoría de las protagonistas femeninas de los films de horror gótico previos de Corman, en esta ocasión Francesca se presenta como una rival digna para la maldad de Prospero. Pese a los múltiples intentos del villano por quebrantar la voluntad de la muchacha, será su fe y su integridad lo que finalmente no solo la llevará a soportar los constantes embates del siniestro Prospero, sino que además le permitirán desafiar al aristócrata en algunos momentos clave del relato.

Cabe mencionar que los simbolismos no solo se limitan a la relación de Prospero y Francesca, sino que traspasan todo el relato. Una de las secuencias más recordadas y controversiales del film, es aquella en la que Juliana (Hazel Court) sufre una serie de alucinaciones protagonizadas por un grupo de figuras demoniacas que la atacan con armas afiladas, mientras ella yace sobre una piedra como ofrenda para el Diablo. Dicha secuencia fue condenada por los organismos de censura de la época por considerarse demasiado sexual y explicita. Con respecto a esto, Corman mencionaría en una ocasión: “Hazel interpretaba la unión carnal de su personaje con el Diablo, pero solo mediante las expresiones de su rostro. Se encontraba completamente vestida, por lo que su actuación fue lo que provocó la ira de los censores. Eran otros tiempos, por lo que probablemente ellos sintieron que estábamos mostrando demasiado. Hoy en día la secuencia podría ser exhibida en la televisión y a nadie le importaría”. Obviamente todo esto habla del poderío visual que presenta el film de Corman, el cual en gran medida es responsable del estatus que hoy en día posee la producción.

En cuanto a las actuaciones, la totalidad del elenco realiza un maravilloso trabajo. Vincent Prince no solo interpreta a uno de los villanos más memorables de su carrera, sino que además logra que su personaje proyecte la idea de que se trata de un hombre de poder terrenal infinito, cuya ciega creencia en el mal lo hace pensar que todo saldrá de acuerdo a sus planes. Jane Asher por su parte, interpreta de manera creíble a la inocente Francesca, quien en gran medida es la viva encarnación de la fe cristiana. Por último cabe destacar a Hazel Court, quien realiza un encomiable trabajo interpretando a la pareja del retorcido Prospero, y a Patrick Magee, quien hace una labor similar interpretando a uno de los sádicos seguidores del Príncipe. En lo que respecta al apartado técnico de la producción, resulta destacable la efectiva pero olvidable banda sonora del compositor David Lee, y el magnífico diseño de producción de Daniel Haller, quien contrasta de manera brillante la podredumbre de los cuartos de tortura del castillo, con la suntuosidad de los cuartos principales en los cuales Prospero reúne a sus invitados. Mención especial merece el espectacular trabajo de fotografía de Nicolas Roeg, cuyo uso del color en gran medida es responsable del ya mencionado poderío visual que presenta la cinta.

Si bien al momento de su estreno en los Estados Unidos la cinta resultó ser todo un éxito, en Inglaterra Corman y compañía tuvo que enfrentar una serie de problemas ocasionados por los organismos de censura locales. Luego de que el Consejo Británico de Calificación Cinematográfica amenazara con prohibir la exhibición del film en Gran Bretaña, el director se vio obligado a editar ciertos pasajes del film, particularmente aquella en la que el personaje de Hazel Court participa en una misa negra. La combinación de escenarios, personajes y temas oscuros que presenta “The Masque of the Red Death”, le permitieron a Corman crear un relato surrealista de horror gótico que respeta la esencia de la historia original de Poe, y que además rescata ciertos elementos de la ya mencionada “The Seventh Seal”. Es por este motivo que no resulta sorprendente de que “The Masque of the Red Death” sea considerada como una de las mejores películas de Roger Corman, y como el punto más alto del ciclo de adaptaciones de la obra de Edgar Allan Poe que realizó el director norteamericano. Y es que sencillamente se trata de un film brillante, tanto visual como temáticamente, el cual es de visionado obligado para los amantes del género.


por Fantomas.

14 comentarios:

Horror dijo...

Increible pelicula, me encanta en todos los aspectos, desde los tecnicos, la puesta en escena, las actuaciones... en fin, todo. Muy interesante y completo informe.
Saludos!

Pliskeen dijo...

Tengo pendiente el Ciclo Poe de Corman. A ver si algún día consigo hacerme con las películas.

Saludos ;)

Major Reisman dijo...

Buenas

En mi modesta opinión es la mejor de Corman. Y la escena de la entrega de Hazel a los demonios es realmente cautivadora.

Un saludo y feliz verano

Liddel Hart dijo...

No estoy de acuerdo con que sea la mejor de Corman, pero sí una de las mejores.

La historia no puede dar de sí para una pelícla completa, aunque sí para un buen cortometraje. Pero los esfuerzos de la escenografía, por un lado, y la feliz idea de fusionarla con Hop-Frog redondean la historia.

Sobre el pozo y el péndulo, he oído decir que se ha filmado una versión nueva hace algún tiempo ya. Y que en ella se introdicía un personaje real: el inquisidor español Torquemada.

Y se combinaba con otro relato: El Barril de Amontillado.

¿Qué sabe ud. de eso, señor fantomas?

Fantomas dijo...

Hola a todos,
Gracias por sus comentarios...

Liddel Hart: Lo que mencionas sobre el pozo y el péndulo es cierto; en 1991 Stuart Gordon realizó un remake de la historia (que aún no he podido ver), combinandola con "El barril del amontillado" y agregando al personaje de Torquemada, interpretado por Lance Henriksen.

Saludos!

Sam_Loomis dijo...

Completísima reseña Fantomas. Definitivamente otro clásico de Vincent Price y Roger Corman, y como bien mencionas se hace un trabajo magnífico en expandir la corta historia de Poe en formato cinematográfico.

Muchos saludos

Anónimo dijo...

hola Fantomas, cine terror no son mis favoritas,pero tu comentario la hace tan entretenida que tratare de verla. Felicitaciones por tu premio al esfuerzo,te lo mereces realmente.

alejandra szeplaki dijo...

hola, me encanto el resumen de tus blog preferidos. te invito a pasar por el mio, es un diario de rodaje, saludos ale

Álvaro dijo...

Vaya pues tendré que verla porque ni me sonaba la verdad
Por cierto te invito al foro que tenemos los mismo que hacemos el blog,si quieres registrate y escribe cuanto quieras

http://cinevip.mforos.com/

Igor Von Slaughterstein dijo...

Una autentica maravilla, y como bien dices toda una gozada para gourmets del terror clásico. Corman llegó a lo más alto de su estilo con esta entrega de su ciclo Poe, regalándonos además una buena cantidad de interpretaciones geniales.

Por cierto, en mi blog te he nominado para que participes en la cadena "las 10 películas más raras que hayas visto", por si te apetece.

Saludos!!

darkerr dijo...

Uf, esta me falta ver, pero no tengo ninguna duda de que es una maravilla, ademas tu post confirma que se trata de una gran pelicula. Ya la veré con mucho entusiasmo. Saludos¡¡¡¡

bones dijo...

uiii, al ver tu post me a entrao ganas de verla, proximamente la vere, espero.

a ve si te puedes pasar por mi nuevo blog.

nos vemos.

chaooooooooooooo

IRIAN-HALLSTATT dijo...

Saludos.

La verdad es que no hay muchas películas de terror de la Hammer que realmente me gusten.
Esta por ejemplo me gusta por el personaje de Price, y el discurso que lleva consigo, por el simbolismo que acertadamente comentas, y que está presente en toda la película. Pero las ambientaciones de la Hammer me siguen pareciendo en la mayoría de los casos muy empalagosas y burdas.

L. Queenies dijo...

Gracias por este post! Esta película nos encanta!
De hecho, nos gusta ucho la obra de Edgar Allan Poe.
Y Jane Asher luce fantástica en ella!
xoxo

janeasher-source.blogspot.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...