domingo, 24 de mayo de 2009

The Pit and the Pendulum: Los vestigios de la Inquisición.

“The Pit and the Pendulum” (1961), es un film de terror del director Roger Corman, el cual está protagonizado por Vincent Price, Barbara Steele, John Kerr y Luana Anders.

España, 1546. Tras enterarse de la muerte de su hermana Elizabeth (Barbara Steele), Francis Barnard (John Kerr) viaja a España para presentarle sus respetos a su cuñado, Nicholas Medina (Vincent Price), hijo de un famoso inquisidor, y de paso para averiguar las verdaderas razones de la muerte de su hermana, pues las explicaciones que ha dado Nicholas han sido nulas.

Aun cuando “The Fall of the House of Usher” (1960), la primera adaptación de la obra del escritor Edgar Allan Poe realizada por el director Roger Corman, gozó de un inesperado éxito al momento de su estreno, la productora norteamericana American International Pictures jamás pensó en realizar una serie de adaptaciones de la obra del afamado escritor. Sin embargo, al ver la oportunidad comercial y artística que se le presentaba, Corman presionó a los ejecutivos de la AIP para que aprobaran la adaptación del relato “The Masque of the Red Death”, el cual según el director era una de las mejores obras de Poe. Lamentablemente para Corman, el reciente estreno en los Estados Unidos de la cinta del sueco Ingmar Bergman, “The Seventh Seal” (1957), lo obligó a cambiar de planes. Y es que según Corman, la película de Bergman presentaba demasiados elementos que también estaban presentes en el relato de Poe, por lo que se inclinó a posponer su proyecto y adaptar primero “The Pit and the Pendulum”.

A medida que el proyecto tomaba forma, los ejecutivos de la AIP decidieron contratar a gran parte del equipo de producción y al guionista de “The Fall of the House of Usher”, para asegurarse de que el resultado comercial y artístico fuese el mismo. Al momento de escribir el guión del film, Richard Matheson optó por alejarse lo más posible del relato original de Poe, y reciclar algunos de los elementos presentes en “House of Usher”. De esta forma, de la historia original Matheson solo conservó el horror de la Inquisición y la maquinaria que utilizaban en ese entonces para torturar a los prisioneros. Es necesario considerar que el relato de Poe estaba ambientado en el año 1808, y era narrado por un prisionero no identificado de la Inquisición española, el cual es sometido a numerosas torturas antes de ser rescatado por oficiales franceses. La versión de Matheson en cambio, se centra en la muerte y el entierro prematuro de una hermosa mujer llamada Elizabeth, cuyo marido, Nicholas Medina, últimamente ha estado comportándose de manera extraña. La llegada del hermano de la mujer al castillo de los Medina, no solo revolucionará la vida del siniestro hombre, sino que además dará inicio a una serie de curiosos acontecimientos que parecen indicar que Elizabeth ha regresado de la tumba.


En una entrevista realizada por Tom Weaver para su libro “Return of the B Sciencie Fiction and Horror Heroes”, Matheson reveló que las adaptaciones de la obra de Poe no le provocaban mayor interés. Según palabras del mismo guionista: “Solo estaba tratando de ganarme la vida con ellas. Tenía que criar a cuatro niños y como el primer film, `House of Usher`, tuvo éxito, decidí seguir adelante. Pero como tú puedes ver, para cuando comencé a trabajar en la tercera adaptación, ´Tales of Terror´, no pude seguir tomando el trabajo en serio y comencé a insertar toques de comedia en el resto de las adaptaciones”. En otra entrevista, Matheson añadiría: “El proceso de construcción del guión de ´The Pit and the Pendulum´ fue ridículo, porque nosotros tuvimos que tomar una historia corta acerca de un tipo tendido en una tabla con una filosa navaja balanceándose sobre él, y crear un relato más complejo a partir de eso. Lo único que pude hacer fue construir una trama utilizando la premisa básica de una vieja cinta de suspenso”. Durante el transcurso de los años, han sido varios los historiadores que han asegurado que la cinta a la cual se refería Matheson era “House on Haunted Hill” (1959), de cuyo guión habría extraído la idea de los amantes ilícitos que deciden llevar a cabo un siniestro plan para quedarse con los bienes del marido engañado.

Tal y como sucede en “The Fall of the House of Usher”, en esta ocasión también se le otorga a la residencia de los protagonistas una cierta atmósfera malsana, capaz de influenciar el comportamiento de quienes habitan el lugar. Al mismo tiempo, se le otorga un especial grado de importancia a la historia familiar y a los recuerdos reprimidos del protagonista, elementos los cuales son descritos como generadores de cambios en el comportamiento de Nicholas Medina, quien eventualmente no puede evitar hacer uso de las peculiares técnicas de tortura que aprendió de su padre, un famoso inquisidor español. Por otro lado, este film es recordado por haber introducido el tema de la mujer dominante versus el hombre sumiso, el cual sería revisado en gran parte de las producciones que dirigió Roger Coman basándose en la obra de Poe. Desde un principio resulta evidente que el personaje de Price realmente se encuentra acongojado por la reciente y extraña muerte de su esposa, a quien prácticamente idolatraba. Lamentablemente para él, aparentemente el espíritu de su esposa está decidido a acompañarlo por toda la eternidad, ya que durante las noches escucha su voz susurrando en los pasillos del castillo en el cual reside, amenazando con fragmentar por completo la cada vez más frágil psiquis del atormentado Nicholas.


En el ámbito de las actuaciones, Vincent Price se destaca como Nicholas Medina, un hombre marcado por la tragedia cuyos manierismos melodramáticos no solo convierten al protagonista en un personaje memorable, sino que además lo sitúan como la encarnación de la atmósfera pesimista y enfermiza que domina a la historia. Si bien el resto del elenco también realiza un estupendo trabajo interpretando sus respectivos roles, cabe resaltar el caso de Barbara Steele. Si bien la actriz poseía ciertas características físicas e interpretativas que la alzaban como la elección perfecta para protagonizar melodramas góticos y thrillers de época, lamentablemente fue subutilizada por Corman. Pese a eso, Steele realiza una espléndida labor proyectando la presencia fantasmal de su personaje, y las pocas escenas que protagoniza resultan ser algunas de las más memorables del film. En cuanto al aspecto técnico de la producción, esta cuenta con la efectiva pero olvidable banda sonora del compositor Les Baxter, con el maravilloso trabajo de fotografía de Floyd Crosby, y con el magnífico diseño de producción de Daniel Haller, quien es en gran medida responsable del atractivo visual y de la peculiar atmósfera que presenta el film. Y es que el castillo de los Medina, el cual está ubicado cerca de un acantilado donde se escucha el rugido del océano, se caracteriza por estar compuesto por fríos corredores oscuros, habitaciones tenuemente iluminadas por la luz de las velas, pasadizos secretos, y una espeluznante sala de torturas que cobra especial importancia durante el último tramo del relato.

Pese a haber sido rodada en un plazo de tan solo dieciséis días y contar con un escasísimo presupuesto, “The Pit and the Pendulum” no solo resultó ser un éxito de taquilla, sino que además en su momento fue bien recibida por la crítica especializada. Y es que centrándose en una perturbadora historia de fantasmas con algunos giros de tuerca, Corman desarrolla la narración de la historia revelación tras revelación, hasta llegar a un climático final el cual lamentablemente resulta algo predecible. Pese a este último detalle, es innegable que “The Pit and the Pendulum” es un entretenido relato de misterio, crimen e intriga, el cual presenta un marcado y llamativo estilo gótico con algunos toques realmente delirantes, y un protagonista claramente memorable y desequilibrado, cuya violenta catarsis final está plagada de momentos brillantes. Es por todo lo antes mencionado que este film en uno de los más recordados del exitoso ciclo de adaptaciones de los escritos de Edgar Allan Poe realizado por Roger Corman, quien por algo es apodado “el Rey Midas del cine de bajo presupuesto”.



por Fantomas.

8 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Lástima que par amuchos, Corman siga siendo ese productor que hacía serie B con cuatro duros (que no es que no sea cierto, pero con cuatro duros también hizo grandes joyitas)

Saludos ;)

babel dijo...

Corman es un director que me interesa mucho, me parece que hizo un trabajo infravalorado por mucha gente, relegándolo a la serie b a modo de etiqueta peyorativa. Hace como 15 años pasaron todas las películas Corman-Price-Poe en un canal de televisión en España, para variar a altas horas de la madrugada. Grabé casi todas, en VHS, aunque alguna se me ha estropeado. Igual me decido, las paso a CD y hago... algo en el blog con ellas.

Buena reseña. Saludos!

Dr. Quatermass dijo...

Babel, me acuerdo perfectamente de ese ciclo, me las tragué todas, y pensar que la TV de entonces nos parecía mala.

No creo que ésta sea la mejor necesariamente, la máscara de la muerte roja, la del entierro en vida (no recuerdo el título), hay tantas... sobre la retroinfluencia Hammer es del todo cierto, pero no olvidemos a Mario Bava que por aquel entonces tambien estaba en un terror gótico en similares parámetros.

Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Definitivamente.

Saludos, siga con la Hammer, siempre interesante, y tan extensa.

Sam_Loomis dijo...

Grandiosa combinación de talentos para traer a la pantalla la historia de Poe. Tremendo. Sigue rescatando éstos títulos en tu blog Fantomas. Buen trabajo.


¡Saludos!

Lucifer, Becario del Mal dijo...

Yo me enganché con el ciclo Corman por TV hace años ya. Aunque valoro más las imaginativas adaptaciones de Corman y el retormentado Price que la obra original de Poe. Me encantó también The Raven, con el debut de Jack Nicholson, Boris Karloff y Peter Lorre. Tiene algunos efectos visuales interesantes.

Darkerr dijo...

No es de mis favoritas del ciclo de Poe, aun asi ver a Vincent Price y a Barbara Steele, esta ultima aunque sea unos pocos minutos, creo yo son de vistazo obligatorio.

Cinediondo dijo...

Estas es una gran piedra que tengo en mi zapato, nunca la e visto, no por falta de interes sino más que nada por olbido, que verguenza jaja.

saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...