lunes, 26 de octubre de 2009

Angel Heart: Una historia de detectives con tintes sobrenaturales.

“Angel Heart” (1987), es un thriller del director Alan Parker, el cual está protagonizado por Mickey Rourke, Robert De Niro y Lisa Bonet.

Harry Angel (Mickey Rourke) es un detective privado que es contratado por un estudio de abogados para realizar una investigación para uno de sus clientes, el señor Louis Cyphre (Robert De Niro). Su misión será buscar a un famoso cantante de los años treinta llamado Johnny Favorite, que desapareció durante la Segunda Guerra Mundial de forma misteriosa. Aunque en principio parece una tarea sencilla, durante su investigación Angel se topará con una serie de personas brutalmente asesinadas, lo que lo hará temer por su propia vida.


A mediados de la década del ochenta, el director Alan Parker descubriría la novela “Falling Angel”, del escritor William Hjorstberg, en la cual un detective llamado Harry Angel se veía enfrentado a magia negra, asesinatos, y tabúes sexuales durante el curso de uno de sus tantas investigaciones. Interesado en llevar la historia a la pantalla grande, Parker rápidamente se puso a trabajar en la confección de un guión. Una vez terminado el escrito, el director emprendió la tarea de seleccionar al elenco de su nueva producción. Tras descartar a nombres como Al Pacino, Jack Nicholson y Marlon Brando, el realizador contrató a Robert De Niro y a Mickey Rourke para interpretar los roles protagónicos masculinos. En cuanto al rol protagónico femenino, una joven madre soltera llamada Epiphany Proudfoot, la cual está involucrada en rituales vudú, el director se decantó por la actriz Lisa Bonet. Sin embargo, Parker jamás imaginaría los problemas que le traería dicha decisión. Bonet era conocida por haber trabajado durante años en la serie familiar “The Cosby Show” (1984-1992), por lo que cuando se supo que debía participar en algunas escenas de sexo, los fanáticos de la serie emprendieron una cruzada en contra de la cinta, lo que eventualmente terminó influyendo en el resultado de la misma.

La cinta se ambienta en la década del cincuenta y su protagonista, Harry Angel, es un detective caído en desgracia que se encuentra desesperado por encontrar un nuevo trabajo. Es ahí cuando se presenta el misterioso y algo excéntrico Louis Cyphre, quien le ofrece una considerable cantidad de dinero por encontrar a un famoso cantante que mantiene una deuda con él. Aunque en apariencia se trata de un trabajo sencillo, Angel no tardará en darse cuenta que tras la figura del artista, se esconde un oscuro secreto que debe ser protegido a toda costa, lo que provoca que muchas de las personas involucradas en la investigación comiencen a aparecer brutalmente asesinadas. De esta forma, durante el transcurso del film el espectador es testigo de cómo Angel rastrea a cada una de las personas que conocieron al ahora desaparecido Johnny Favorite, entre las cuales se encuentra un facultativo adicto a la morfina, un guitarrista que solía acompañar al cantante en sus presentaciones, y una mujer de clase acomodada que exhibe un marcado interés por el ocultismo, entre otros.

Eventualmente, Harry Angel llega hasta Epiphany Proudfoot, quien es la hija de la amante que tenía Johnny Favorite antes de la guerra. La atractiva muchacha de 17 años de edad no solo llama la atención del detective por su innegable belleza, sino que también por el hecho de que desde la muerte de su madre, ella tiene una conexión directa con el mundo del ocultismo ya que ejerce como sacerdotisa vudú. Entre ambos personajes no tarda en desarrollarse una marca tensión sexual, que terminará estallando en la bullada escena de sexo del film. Si bien es innegable que dicha escena es bastante gráfica y violenta, también resulta evidente que está repleta de simbolismos, y que fue incluida por el director con la intención de arrojar cierta luz con respecto al misterio que rodea a la investigación del detective. Y es que durante el acto sexual, comienzan a ocurrir ciertos sucesos paranormales que parecen indicar que se trata de una unión prohibida, dominada por fuerzas oscuras e invisibles, que terminará acercando al protagonista a una verdad que era mejor mantener oculta.

Esta no es la única escena en la que Alan Parker introduce ciertos simbolismos, los cuales a lo largo del film oscilan entre lo sutil y lo grotesco. Al mismo tiempo, existen diversas referencias a la religión católica durante el transcurso de la historia, así como también son apreciables otras relacionadas con la iconografía satánica y el vudú. Por otro lado, el director se esmera por otorgarle un carácter sobrenatural a algunos objetos cotidianos como ventiladores o ascensores, cuya presencia pareciera augurar el descenso de algunos personajes al infierno. Las pistas que presenta la cinta son innumerables, e incluso se encuentran ocultas en las frases algo metafóricas que suele mencionar Louis Cyphre en cada una de sus apariciones. Por último, a medida de que la investigación avanza, Angel comienza a tener extrañas pesadillas y a sufrir una serie de cambios, que terminarán definiendo su destino en esta intricada y peculiar historia de detectives.

En lo que respecta a las actuaciones, la totalidad del elenco realiza un trabajo magnífico. En aquella época Mickey Rourke estaba en la cima de su carrera, y eso queda demostrado con su estupenda interpretación de un detective que acorralado por sus necesidades económicas, termina aceptando un trabajo que amenaza con destruir su cordura e que incluso puede costarle la vida. Lisa Bonet por su parte, si bien realiza una encomiable labor interpretando a la seductora Epiphany Proudfoot, lamentablemente su participación fue opacada por la polémica relacionada con la ya mencionada escena de sexo. Por último cabe destacar a Robert De Niro, cuya interpretación de la encarnación del Diablo resulta inolvidable. Fue tal el impacto que provocó el actor con su personaje, que Alan Parker declaró en una ocasión que evitaba confrontarse con De Niro en determinadas escenas, ya que se sentía intimidado por su papel. Por otro lado, la cinta además cuenta con el brillante trabajo de fotografía de Michael Seresin, quien logra dotar a las calles de la ciudad de Nueva Orleans de una atmósfera por sobre todo escalofriante. Cabe mencionar que el hecho de que la película haya sido rodada utilizando tonalidades monocromas, responde al deseo del director de filmar la historia en blanco y negro, idea que a los ejecutivos de la productora Carolco no les resultó demasiado atractiva. Por último cabe destacar la estupenda banda sonora del compositor Trevor Jones, que ayuda a reforzar la atmósfera siniestra que caracteriza al relato.

“Angel Heart” no solo es una cinta por sobre todo provocadora, sino que además presenta una interesante mezcla de géneros. Si bien comienza como una típica historia de detectives, en la más pura tradición de las novelas de Raymond Chandler, lentamente empieza a mutar en un relato de terror sobrenatural, lo que obviamente la convierte en un producto llamativo. Y es que en muchos sentidos se trató de una película innovadora para la época, y hoy en día puede apreciarse su influencia en algunas producciones de corte similar. Curiosamente, debido a que el largometraje contiene altas dosis de violencia y sexualidad, este tuvo que ser editado en su momento por Alan Parker, debido a las presiones de los organismos de censura. Es por este motivo que existen tres versiones del film, las cuales varían en el grado de crudeza de algunas escenas, y en la inclusión de algunos flashbacks que tienen relación con lo sucedido con Johnny Favorite durante la guerra. Pese a que el desenlace puede resultarle algo predecible a algunos espectadores, “Angel Heart” se alza como una de las mejores producciones rodadas durante la década del ochenta, la cual pese al paso de los años ha sabido conservar intacto su peculiar encanto.



por Fantomas.

8 comentarios:

Sam_Loomis dijo...

La vi hace algunos años ya, pero recuerdo haber pensado que a película fue bastante memorable aunque sea por sus actuaciones y su trama en veces bizarra. La buscaré y la volveré a ver definitivamente.

Saludos

Don_fofo - Cinediondo dijo...

no la veo hace años, pero recuerdo que todo ese royo con el Vudú me encanto, muy oscura.

Me dieron ganas de volverla a ver.

Saludos

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Una de las mejores cintas de Rourke, en una época en la que parecía que iba a comerse el mundo.

Resulta un tanto farragosa la primera vez que la ves, pero no está nada mal.

Saludos ;)

Luis Cifer dijo...

Para mi es todo un peliculon de los pies a la cabeza. Una obra tan oscura y compleja como fascinante. MARAVILLOSA.

Fantomas dijo...

- Sam Loomis: La trama es de hecho fue bastante bizarra para la época,sin embargo hoy en día existen otras películas con más de una similitud a esta cinta.

- Don fofo: Ahora yo la vi nuevamente para escribir la reseña, y la verdad es que la cinta no pierde su capacidad de impacto.

- Pliskeen: Concuerdo contigo que es una de las mejores cintas de Rourke. Afortunadamente, el actor ha retomado su carrera con bastante fuerza.

- Luis Cifer: Para mi es una de las mejores películas de Alan Parker, que dicho sea de paso, es un director bastante diverso.

Gracias a todos por sus comentarios,
Saludos!

Rick dijo...

Wow, me ecanta esta película. Es de las grandes películas que hizo Mickey Rourke cuando era una estrella en los 80. Está fantástico en el rol de ese detective de medio pelo. No le va a la zaga al gran De Niro. La trama es muy buena y la estética de la película es turbadora. Uno de los grandes thrillers de los 80.

Dialoguista dijo...

Que reparto!!!!!!!! Y todos los nombres que se pensaron como posibles, guauuuu, todos actorazos!!!
Yo pensaba que esta peli no era tan así, se ve que por la mala fama que vos nombras que tuvo. Asi que le voy a dar una oportunidad. Me encanta que aclares cuando las escenas son explícitas o no.
Saludos!!!

Darkerr dijo...

Muy buena, suelo olvidar que merece considerarse como una buena pelicula de terror, por mucho que parezca una de detectives. Gran actuación de Mickey Rourke.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...