lunes, 6 de febrero de 2017

El “Cine Caníbal” y Breve Reseña del Canibalismo en el Cine.


Dentro de los muchos subgéneros existentes dentro del mundo del cine, hay uno que llama particularmente la atención debido a su crudeza y a lo controversial de su contenido. Dicho subgénero comúnmente se conoce como Cine de Caníbales, y tuvo su nacimiento en la década del setenta, de la mano de directores italianos como Umberto Lenzi, Ruggero Deodato y Sergio Martino, entre otros. Sin embargo, la historia del canibalismo en el cine comenzó varios años antes, puntualmente en el año 1917, cuando se estrenó el filme “The Enchanted Kiss”, del cual posiblemente no existen copias en la actualidad. A lo que sí es posible tener acceso, es a la historia corta de O. Henry en la que está basada la cinta, la cual relata como un hombre enamorado descubre que el secreto de la eterna juventud, consiste en comer la carne de mujeres jóvenes. Lo que es aún peor, es que él intenta probar dicha teoría comiendo la carne de la mujer de la que supuestamente está enamorado. Varios años más tarde, el tema del canibalismo volvería a aparecer en la primera de muchas adaptaciones cinematográficas de “Sweeney Todd” (1926), la historia del vengativo barbero que decide convertir a sus víctimas en pasteles de carne. Dicho relato sería replicado nuevamente en  1928, 1936, 1970, 1982, 1997, 2006, y 2007. El tema nuevamente sería repasado en la cinta “Doctor X” (1932), donde un psicópata interpretado por Lionel Atwill, canibaliza a sus víctimas, y en el thriller “Circus Queen Murder” (1933), donde algunos de los integrantes del circo en el que se centra la trama resultan ser caníbales. 

Con el arribo del Código de Producción Cinematográfica y sus numerosas restricciones a principios de la década del treinta, el tema del canibalismo fue desplazado a la oscuridad durante muchos años. Recién en 1959, en uno de los episodios de la serie de televisión “Alfred Hitchcock Presents” (1955-1962), titulado “Specialty of the House”, volvería a emerger utilizando como vehículo una historia en la que los miembros de un club gastronómico, consumen carne humana sin saberlo. Cuatro años después, el director Herschell Gordon Lewis plasmaría su particular visión del tema en el filme “Blood Feast” (1963), el cual relata los esfuerzos de un proveedor de comida por revivir a una diosa egipcia, mediante el uso de los restos de sus víctimas. Ya en 1966, se estrenaría la película “The Undertaker and his Pals”, un macabra comedía de horror en donde un enterrador y dos de sus amigos que poseen un restaurante, comienzan a asesinar personas con el fin de establecer un lucrativo negocio; mientras que sus amigos utilizan los restos humanos para ofrecerlos como parte del menú de su restaurante, el enterrador gana dinero cobrándole por sus servicios a los familiares de las víctimas. Un año más tarde, se estrenaría la cinta de culto “Spider Baby” (1967), en la que un chofer interpretado por Lon Chaney Jr., oficia de cuidador de una familia que padece una enfermedad mental genética que los convierte en asesinos casuales.  


Recién iniciada la década del setenta, la película “The Mad Butcher” (1971), del director italiano Guido Zurli, hacía su irrupción en las salas de cine contando la historia de Otto, un hombre que tras salir de un hospital psiquiátrico, intenta retomar su vida y su viejo trabajo de carnicero. Sin embargo, esto no será sencillo, ya que termina asesinando accidentalmente a su esposa tras una fuerte discusión con ella. Horrorizado ante la posibilidad de regresar a la institución psiquiátrica, Otto procesa el cadáver de su esposa y lo comienza a comercializar como salchichas. Tras numerosos coqueteos con el tema del canibalismo, casi siempre en tono de comedia negra, la industria cinematográfica italiana estaba lista para dar el paso que convertiría al mundo del canibalismo en un subgénero que estaría marcado por la controversia. Es posible reconocer dos influencias claras en el surgimiento del Cine de Caníbales; la primera es gran parte del cine de aventuras realizado antes de la década del setenta, el cual se desarrollaba en escenarios como la selva tropical o en lugares alejados de la civilización. Algunas de estas producciones incluso presentaban a tribus primitivas, que bien pudieron servir para configurar ciertos elementos del cine moderno de caníbales. Un buen ejemplo de esto es la película “The Naked Prey” (1965), del director Cornel Wilde, en la que un hombre es perseguido por una tribu de nativos africanos debido a que los miembros del safari en el que participaba ofendieron a su líder.

La otra pieza fundamental en el nacimiento del cine de caníbales fue el western de Elliot Silverstein, “A Man Called Horse” (1970), en el cual el protagonista tras ser capturado por una tribu de nativos americanos, aprende a respetarlos, adopta sus costumbres, y eventualmente se convierte en su líder. Tomando la idea central de la cinta de Silverstein como base, el director italiano Umberto Lenzi filmó “The Man From Deep River” (1972), producción que es reconocida como la iniciadora del llamado Cine de Caníbales. Los cambios implementados por Lenzi fueron pocos pero efectivos; sustituyó a los indios americanos por caníbales de la selva tropical, incluyó un par de escenas eróticas, y unas pequeñas dosis de violencia, que palidecen en comparación a lo que el subgénero entregó en muchas de sus entradas más recordadas. Y es que gran parte de las producciones que conformaron lo que los fanáticos llamaron el “Boom Caníbal”, más que confiar en sus argumentos, los cuales solían involucrar a un grupo de personas aventurándose hacia un territorio inexplorado, las que terminaban siendo capturadas, torturadas y eventualmente devoradas por una tribu primitiva, descansaban en la inclusión de violencia sexual, gore, y en ocasiones maltrato animal, lo que provocó que fueran víctimas de una fuerte censura en aquella época, al punto que la exhibición de muchas de ellas fue prohibida en el Reino Unido y en Australia, mientras que otro puñado de estas películas tuvo que ser sometida a un riguroso proceso de edición antes de ser exhibidas al público en general. 


viernes, 3 de febrero de 2017

Denuncia de Plagio de Artículos.

Lamentablemente en las últimas semanas, gracias a los amigos del sitio Cinemaldito.com, me he enterado que el administrador de otro blog de cine cuyo seudónimo es Pepe Derteano, ha plagiado un buen número de los artículos que he subido a mi blog durante todos estos años. Independientemente que todo esto haya nacido como un hobbie para mí, implica bastante trabajo y dedicación, por lo que no puedo dejar de expresar mi indignación al respecto contra una persona que no tiene inconveniente alguno en adjudicarse la labor del resto, algo que penosamente parece ser cada vez más común. Escribo esto con la esperanza que esta denuncia traspase los límites de mi blog, y que el responsable al menos quede expuesto ante otros internautas amantes del cine, y ante aquellas personas que durante un buen tiempo han seguido este humilde blog.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...