martes, 22 de junio de 2010

Without a Clue: Detrás de cada gran detective, hay un ayudante que hace todo el trabajo.

“Without a Clue” (1988), es una comedia de misterio del director Thom Eberhardt, la cual está protagonizada por Michael Caine y Ben Kingsley.

El Dr. John Watson (Ben Kingsley) es un brillante detective. Sin embargo, para proteger su reputación como doctor, contrata a un actor llamado Reginald Kincaid (Michael Caine) para que personifique a Sherlock Holmes, el personaje que ha creado para ocultar su verdadera afición. Cuando en medio de un complejo caso Watson desaparece, el inepto “Holmes” deberá intentar resolver la situación antes de que sea demasiado tarde.

La idea que dio vida a esta inusual historia del detective más famoso del mundo, surgió luego de que el guionista Gary Murphy viera la adaptación televisiva de la segunda novela de Sir Arthur Conan Doyle protagonizada por Sherlock Holmes, “The Sign the Four”, en la cual Holmes humilla sin contemplaciones al Dr. Watson en frente de algunos detectives de Scotland Yard. Fue en ese momento que Murphy pensó en la posibilidad de desarrollar una historia donde Watson fuese en realidad el sagaz detective, y Holmes fuese sólo el encargado de llevarse el crédito de las investigaciones, convirtiéndose en una suerte de “imagen corporativa”. Con esta idea en mente, Murphy y su colega Larry Strawther desarrollarían el guión que posteriormente sería llevado a la pantalla grande por el norteamericano Thom Eberhardt. En cuanto al elenco protagónico, el productor Marc Stirdivant no dudaría en contratar a Michael Caine y Ben Kingsley, dos actores que a esas alturas ostentaban unas exitosas carreras. Las filmaciones comenzarían en noviembre de 1987, en Gloucester, Inglaterra.

Un poco antes de que comenzara el rodaje, Michael Caine declararía con respecto al film: “Es una comedia. Si tú piensas que yo voy a interpretar a Holmes y que el tipo que interpretó a Gandhi va a estar en el rol de Watson, que otra cosa podría ser además de una comedia”. En otra entrevista, Caine declararía: “A la fecha probablemente existen cientos de películas acerca de Sherlock Holmes, pero esta sin duda es única en su especie. Para mí, había solo una forma de interpretar a Holmes, y esa era de la forma más cómica posible”. Caine tendría una función fundamental al momento de filmar la cinta. Según la actriz Lysette Anthony, quien se encargó de interpretar a Leslie Giles, el guión en el papel no era ni la mitad de lo cómico e inteligente que terminó resultando una vez que se plasmó en la pantalla. Esto se debió en parte a que cierto día, el director tras presenciar uno de los ensayos llevados a cabo por Caine y Kingsley, pensó que sería mejor darle cierta libertad a los actores, en especial a Caine, para que estos pudieran improvisar cuando lo creyeran conveniente. Afortunadamente para él, el tiempo le daría la razón.

La cinta comienza con un par de ladrones quienes están intentando llevar a cabo el robo de sus vidas en la Royal Gallery de Londres. De pronto, entre las sombras aparece la figura inconfundible de Sherlock Holmes, quien acompañado por el Dr. Watson se enfrenta a los criminales quienes pronto se verán acorralados por Scotland Yard y el inspector Lestrade (Jeffrey Jones). Aunque el reconocimiento por la captura de los criminales cae sobre los hombros de Holmes, una vez que los detectives abandonan el lugar se revela la increíble verdad; es Watson el cerebro de las investigaciones, mientras que Holmes no es más que un perdedor incapaz de lograr una conjetura medianamente inteligente por sí mismo. Para colmo, Reginald Kincaid, el verdadero nombre del tipo contratado por Watson para personificar a Holmes, es un jugador, bebedor y mujeriego empedernido, lo que de todas formas no impide que este se lleve todos los créditos de las investigaciones en las que se ve involucrado, no importando lo obvio de sus observaciones o lo idiota de sus deducciones. Cansado de esta situación, Watson decide despedirlo para probar suerte con su nuevo producto; “John Watson, el doctor del crimen”.

Sin embargo, la charada que ha sostenido por tanto tiempo le impide que las autoridades o los admiradores de Holmes lo tomen en serio, por lo que cuando se involucra en el caso del robo de unas placas utilizadas para imprimir los billetes de cinco libras, el cual puede terminar por arruinar al Imperio Británico, a Watson no le queda más remedio que traer de regreso a Kincaid para la última investigación de Holmes. Desde el inicio de la cinta nos podemos dar cuenta de que estamos frente a una comedia de enredos y chistes visuales. El Holmes de Caine es bastante similar al Inspector Clouseau de Peter Sellers, en el sentido que constantemente está provocando enredos y dejando en evidencia su incompetencia, inclinándose más por el humor absurdo y dejando de lado toda sutileza. Durante la segunda mitad de la cinta, nos encontramos con el obligado giro argumental que hace hincapié en las interrogantes que plantea la investigación torpemente llevada a cabo por Holmes, lo que lamentablemente influye negativamente en el resultado del film. Al carecer la investigación de todo misterio (un poco antes de la mitad del relato nos enteramos que es el Profesor Moriarty quien está detrás del robo de las placas), el único punto de interés que esta presenta la cinta es la posible “redención” como detective de Kincaid/Holmes y los errores que este continúa cometiendo pese a sus buenas intenciones.

La principal razón por la que esta película funciona tan bien es debido a la química innegable que existe entre Caine y Kingsley. Caine es comiquísimo como el irresponsable, cobarde y torpe Holmes, quien protagoniza gran parte de las escenas más divertidas de la cinta, al mismo tiempo que se complementa de manera perfecta con el brillante pero ninguneado Dr. Watson, a quien le cuesta resignarse a la idea de que su creación se lleve todos los aplausos. Por su parte, tanto Jeffrey Jones como Lysette Anthony, realizan un gran trabajo como Lestrade y Leslie Giles respectivamente. No deja de resultar divertida la constante batalla de “intelectos” que se lleva a cabo entre Holmes y Lestrade, donde este último al no percatarse de la farsa que sostienen Watson y su amigo actor, intenta imitar por completo a Holmes. Lo que definitivamente llama la atención con respecto a la cinta, es su tono clásico y la estupenda dirección de arte de Terry Ackland-Snow y Robin Tarsnare, quienes construyen unos escenarios más que acordes con la época y el lugar donde transcurre la historia. Igualmente satisfactorios resultan ser el trabajo de fotografía de Alan Hume, y la banda sonora compuesta por Henry Mancini.

“Without a Clue” no presenta una historia con demasiadas sorpresas y por momentos se torna demasiado teatral. Sin embargo, dentro de los cientos de adaptaciones de las aventuras del archiconocido Sherlock Holmes, esta película se presenta como una refrescante y original revisión del personaje. Además refleja un momento de la vida de Conan Doyle, quien cansado de su personaje más famoso, intentó “asesinarlo” sin mayor éxito. Más allá de las posibles fallas que pueda presentar esta cinta, “Without a Clue” es una divertida y eficaz comedia que vale la pena revisar, principalmente por la impecable interpretación de sus protagonistas, un puñado de situaciones realmente hilarantes, y por lo original de su premisa. En definitiva, a mi gusto esta es una de las mejores películas del siempre irregular Thom Eberhardt, y es una verdadera joya olvidada que merece ser redescubierta, en especial por los espectadores asiduos a las aventuras del incomparable Sherlock Holmes y su siempre fiel compañero el Dr. Watson.




por Fantomas.

12 comentarios:

Nosferatu dijo...

Hola. Te invito a que conozcas mi blog sobre cine de terror. Si te gusta y te interesa, te propongo un intercamnio de enlaces. La dire del blog es www.terrorifilo.blogspot.com

Nos leemos...

Fantomas dijo...

- Nosferatu: Agregado quedas a este blog y a Cinemauniverse. Suerte con el proyecto que veo que acabas de emprender y espero que sigas comentando por estos lares.

Nos leemos,
Saludos ;)

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Simplemente genial, tanto la película, por su original y muy bien llevada premisa, como por Caine, que con su torpeza resulta de lo más divertido. Los diálogos son muy acertados (propios incluso del mejor Wilder), así como algunos momentos más Slapstick que el director se permite especialmente en el tramo final.

De todas las vueltas de tuerca que se han hecho sobre el personaje de Doyle, ésta me parece, sin lugar a dudas, la mejor. Y personalmente no le encuentro fallas de ningún tipo. A lo sumo, que el personaje interpretado por Lysette Anthony tuviera algo más de presencia, pero tampoco me parece remarcable.

También me parece la mejor película de Eberhardt, pero no porque fuera irregular, sino porque directamente era un director bastante mediocre.

Saludos ;)

P.D.: Como diseñador gráfico, te aconsejaría cambiar el color del texto de blanco a negro para mejorar la legibilidad del mismo sobre un fondo gris tan clarito. O bien modificar el fondo, ya que la lectura resulta un tanto incómoda.

Luis Cifer dijo...

A mí me gustó mucho esta peli en su día, es una nueva y refrescante visión del mito de Holmes y Watson, además cuenta con unos actores en estado de gracia.

Fantomas dijo...

- Pliskeen: Totalmente de acuerdo contigo. Esta es una de las mejores vueltas de tuerca que se han hecho del clásico detective. En cuanto a Eberhardt, creo que tienes razón...esta es la única película que logra redimir una carrera mediocre. Gracias por la observación acerca del tono de las letras/fondo...espero que ahora resulte más cómodo leer el blog.

- Luis Cifer: Sin duda que lo de Caine y Kingsley es destacable. Lo mejor de todo, es que la película ha envejecido de muy buena manera.

Gracias a ambos por sus comentarios,
Saludos ;)

PD: Ayer agregué una encuesta al blog que tiene por objetivo seleccionar un "tema" al que se le dedicará todo el mes de agosto. Si aún no han votado, los invito a participar en la encuesta.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

Así creo que se lee mejor ;)

Yo he votado esta mañana por Hammer Films :)

Quimerico Inquilino dijo...

Pues de acuerdo con toda tu reseña. Un film divertido pero que se queda en mera anécdota. Siempre pensé que de no habersele confiado al gris Thom Eberhardt esta cinta podría haber sido un gran film.

Saludos

Zeitzler dijo...

Sigue usted comentando con el mismo acierto de siempre señor Fantomas.

Hoy acudo a su blog para averigüar un dato sobre una investigación que estoy haciendo sobre el cine.

La cuestión es esta: hay muchas películas de cine negro o cine bélico que hacen denuncia y crítica de la derecha ya en forma trágica o satírica (como leones por corderos, W, y pájaros de papel, y tantas otras) pero me han encargado averiguar si en uno cualquiera de los dos géneros, hay el caso contrario: películas que denuncian los errores y excesos de la izquierda o hagan sátira de ellos.

El problema es que para que la cosa no sea muy obvia están prohibias las películas que critiquen el período stalinista. Deben ser de crítica de hechos de los 50 para adelante, no anteriores. Están elminados Topaz, Children of glory y la vida de los otros porque son muy conocidas.

¿Cuales títulos quedarían?

Es una pregunta difícil, por eso apelo a sus conociemientos si es que puede serme usted útil una vez más.

Ipcress dijo...

Uy pues esa sí que es una pregunta dura, la verdad es que cuando uno se pone a pensar...

Es curioso, pero a mí me parece que no hay ninguna.

No sé si el señor Fantomas pueda encontrar algún título. Lo veo crudo.

Fantomas dijo...

- Quimérico Inquilino: A mi gusto es una pena que esta película no sea lo suficientemente recordada cuando se piensa en las cintas protagonizadas por Sherlock Holmes. Con un par de mejoras, perfectamente esta peli podría haberse transformado en un clásico imperdible (aunque a mi gusto, es una película que si o si merece ser vista).

- Zeitzler: Bastante complicada la pregunta que me haces...la verdad es que las únicas dos películas que puedo recordar que pueden cumplir con lo que estas buscando serían "Good Bye Lenin" y "La Muerte de un Burócrata". Si me acuerdo de otra te aviso a través de los cometarios del blog...

- Ipcress: No te había visto por estos lados y espero que no sea tu última visita ni tu último comentarios.

Si aún no lo han hecho, les pediría que participan en la encuesta que pretende seleccionar el "tema" que va a ser revisado durante todo agosto.

Gracias a los tres por sus comentarios,
Saludos :)

babel dijo...

Hola Fantomas, Caine por todos lados en tus blog, eh! Tengo un vago recuerdo de esta película, buena ocasión para rescatarla. Ya te dejé una opinón en Cinema Universe. También he votado la encuesta: ha sido un voto interesado al giallo, más que nada porque así me ilustro y aprendo. Por cierto, estos fondos que has agregado hacen atractivos visualmente tus blog, me gustan.

Un saludo!

Fantomas dijo...

- Babel: Generalmente selecciono a los actores o directores a los cuales voy a dedicarles un artículo en Cinemauniverse dependiendo de las películas que veo en la semana. Justo la semana pasada me tocó ver esta y "The Ipcress File" así que la opción lógica era escribir un artículo de Michael Caine. Gracias por votar y me alegro que te guste el nuevo diseño de los blogs.

Saludos ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...