domingo, 4 de julio de 2010

Black Jack: Un médico poco convencional.

“Black Jack” (1996), es una cinta de anime de los directores Osamu Dezaki y Fumihiro Yoshimura, la cual está basada en el manga del mismo nombre creado por Osamu Tezuka.

Black Jack es un cirujano clandestino que posee una destreza extraordinaria para realizar intervenciones consideradas imposibles. Pero este extraño doctor está a punto de enfrentarse a algo absolutamente desconocido: Un numeroso grupo de superdotados aparece en el campo del deporte y del conocimiento. Pese al entusiasmo inicial que despiertan estos "súper humanos", un extraño virus comienza a atacarles, poniendo en peligro al resto de la población. Sólo Black Jack será capaz de enfrentarse a esta terrible epidemia antes de que esta se propague sin control por el mundo.

Entre el público adulto en Japón, “Black Jack” resultó ser el manga más exitoso de Osamu Tezuka (el padre del anime), probablemente porque este era su trabajo más personal, ya que antes de dedicarse al mundo del manga y el anime, Tezuka estudió medicina en la universidad. Black Jack, a quien Tezuka consideraba su alter ego, es un brillante cirujano con capacidades sobrehumanas (de hecho, en el manga incluso llega a realizar una cirugía en la más completa oscuridad, asistido solamente por su memoria fotográfica y sus extensos conocimientos de anatomía), quien nunca adquirió la licencia para ejercer la medicina debido a que no se muestra de acuerdo con algunas de las imposiciones éticas de la profesión. Si bien él ofrece sus servicios a quien esté dispuesto a pagarle exorbitantes sumas de dinero, y la mayoría de sus colegas consideran que es un rebelde insensible debido a su naturaleza enigmática y su personalidad antisocial, este siempre se muestra dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias con tal de curar a sus pacientes.

La verdad es que Black Jack es un personaje sumamente complejo, que si bien por momentos se muestra en extremo bondadoso, en otros deja en evidencia su naturaleza más cruel y violenta. Su rostro, marcado por una gran cicatriz, viene a representar la dualidad de este peculiar héroe. Dicha cicatriz tiene su origen en un accidente ocurrido cuando Black Jack tenía ocho años de edad, donde él y su madre resultaron gravemente heridos en una explosión. Mientras que su madre perdió las cuatro extremidades para luego caer en coma y fallecer, Jack fue salvado milagrosamente por la cirugía efectuada por el Dr. Jotaro Honma. Dicha operación no sólo provocó que Jack ahora luzca un injerto de piel más oscura en la mitad superior de su rostro (que viene a representar la dualidad antes señalada), sino que además marcó su vida de tal manera que este decidió que su destino era convertirse en médico. Por último cabe señalar que Black Jack siempre se muestra acompañado de una pequeña niña llamada Pinoko. El origen de Pinoko es a lo menos peculiar; ella fue creada por él a partir de un “Cistoma Teratógeno”, una suerte de gemelo parásito que vivió durante 18 años en el cuerpo de uno de sus pacientes, hasta que este lo extrajera y le diera un cuerpo formado por un exoesqueleto plástico. Cuando su hermana gemela la rechazó, Jack la adoptó como si fuera su hija, y por lo general lo ayuda en las labores domésticas e incluso durante algunas cirugías.

Toda esta introducción al manga y a sus personajes principales es necesaria debido a que en el film poco y nada se explica del pasado del protagonista. Sólo se menciona que es un doctor que cobra grandes sumas de dinero para realizar cirugías que nadie más se atreve a efectuar. La cinta comienza en medio de las Olimpiadas de Atlanta de 1996, donde un par de deportistas acaban de romper records que parecían humanamente imposibles. Esto sorprende a todo el mundo, quienes tildan a estos deportistas de “súper humanos”. Dos años después de estos logros deportivos, han aparecido otros “súper humanos” tanto en el deporte como en el aérea del arte y el conocimiento. Sin embargo, gran parte de este grupo de elite comienza a experimentar algunos extraños síntomas, donde el principal es una sensación de calor constante, la cual está acompañada de una sudoración extrema y el deterioro de la totalidad de los órganos. Cuando uno de los pacientes de Black Jack fallece tras presentar los mismos síntomas, este comienza a ser contactado por una misteriosa mujer llamada Jo Carol, quien no especifica sus intenciones. Sólo cuando esta secuestra a Pinoko, Black Jack accede a ayudarla en la investigación que busca determinar que está causando la muerte de las personas que en algún momento fueron considerados como “súper hombres”.

Eventualmente, Black Jack se entera que los síntomas son provocados por un virus cuyo origen es una extraña droga que aumenta la producción de endorfinas. Cuando su consciencia no le permite continuar con la investigación, a Jo Carol no le queda más opción que contagiarlo con el virus, presionándolo de esta forma a encontrar una cura que le permita utilizar la droga sin inconvenientes. Desde ese momento, el protagonista no sólo se verá involucrado en una carrera contra el tiempo para salvar su vida, sino que también deberá encontrar a Pinoko y cuidarse de los asesinos enviados por la empresa farmacéutica responsable de la droga, quienes buscan borrar toda evidencia que los involucre con la muerte de los “súper hombres”. La primera mitad del film se centra bastante en el actuar de Black Jack y en los procedimientos médicos que este realiza. De hecho, este tramo de la cinta fácilmente podría catalogarse como un drama médico con tintes de ciencia ficción. Ya durante la segunda mitad, la historia entra en el terreno del thriller a medida que se presenta a los dos grandes villanos del film: Jo Carol, quien está obsesionada con el uso de la misteriosa droga que le permitiría al ser humano alcanzar un nuevo nivel evolutivo, y la empresa farmacéutica para la que trabaja, que desde las sombras busca eliminar todo rastro del desastre que han provocado.

La trama en sí resulta bastante única dentro del mundo de anime, donde pocas veces se toca el tema de la medicina de manera tan profunda y cercana. Los personajes en general resultan ser interesantes. Black Jack es un personaje misterioso del cual nunca llegamos a saber demasiado, pero que de todas formas evidencia que su ética personal de trabajo está regida por la preocupación que le provocan aquellas personas que se convierten en sus pacientes, no importando si estas merecen recibir cualquier tipo de tratamiento. Además demuestra un gran cariño por Pinoko, con quien tiene una relación de padre e hija. Pinoko por su parte, es una niña de buenos sentimientos que aparece como la encargada de aportar algunas dosis de humor a un film más bien oscuro. Jo Carol en cambio, si bien es un personaje siniestro dominado por su deseo de utilizar una droga que según ella puede ser de utilidad para la humanidad, por momentos deja entrever su lado más humano y sensible, el cual quedó sepultado en gran medida debido a su duro pasado.

La animación si bien es visualmente atractiva, por momentos no es demasiado fluida. Tal vez lo más criticable en ese sentido, es la poca expresividad del rostro de Black Jack, algo que en todo caso no llega a molestar. La banda sonora compuesta por Eiji Kawamura resulta efectiva tanto para incrementar la tensión de algunas escenas, como para impregnarle cierto sentimentalismo a otras. La cinta está marcada por la gran cantidad de diálogo existente, el cual si bien en algunos momentos parece algo innecesario, afortunadamente no es demasiado técnico por lo que al espectador no le costará entender el dilema médico al que se enfrenta el protagonista. Aunque la primera mitad del film corre más bien a un ritmo pausado, esto cambia en la segunda mitad donde la cinta entra en el terreno del thriller, presentando altas dosis de tensión e incluso algunas escenas de acción. Cabe mencionar que existen algunos “cameos” de otros de los personajes creados por Osamu Tezuka, específicamente Astroboy y Kimba. Me atrevería a decir que “Black Jack” se presenta como una película única dentro del mundo de la animación, al combinar un drama médico con elementos más propios del thriller y de la ciencia ficción. Afortunadamente se puede ver sin problemas aún no habiendo leído el manga (incluso sin leer la "introducción" que he escrito se puede entender fácilmente la historia). En definitiva, posiblemente “Black Jack” no es una de las mejores cintas de anime, pero de seguro es una de las más interesantes que me ha tocado ver.




por Fantomas.

8 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No la conocía, pero resulta muy curioso su argumento, e incluso diría que único, ya que no me suena ninguna otra cinta anime con esta temática y tono.

Procuro ser bastante selectivo con los animes. He visto otras cintas que has recomendado en tu blog y me han gustado, así que sólo por eso, esta me la apunto.

Saludos ;)

PEPE CAHIERS dijo...

Magnífico manga que no tuvo la merecida promoción, como lamentablemente sucede con muchas de las producciones japonesas de anime. Por cierto, el argumento me recuerda vagamente a "Atmósfera cero", donde había también una droga que potenciaba el ritmo físico en el trabajo, pero con efectos secundarios nefastos.

Cinemagnificus dijo...

PD: ¡Vivan los Feebles!!!!!!!! XD

Cinemagnificus dijo...

Tengo unas enormes ganas de verla. Adoroa Tezuka.

Fantomas dijo...

- Pliskeen: La verdad es que no podría asegurar si esta temática no se ha tocado en otro anime, pero sin duda es una película única. Espero que te guste, y obviamente estaré esperando tu opinión cuando la veas.

- Pepe Cahiers: Después de ver la pelicula me han dado ganas de revisar los ovas que fueron lanzados en 1996. En cuanto a "Atmósfera Cero" creo que tienes razón, no se me había ocurrido hasta que lo mencionaste, eso que hace un tiempo escribí la reseña de esa peli en este blog.

- Cinemagníficus: Pese a que Tezuka es el padre del anime, creo que no es lo suficientemente recordado debido a que es común asociar el anime con las producciones de la Ghibli, más aún cuando se trata de personas no muy familiarizadas con la animación japonesa (a todo esto, en mi otro blog hace un tiempo escribí un artículo de Tezuka por si te interesa). En cuanto a los Feebles, apoyo completamente la moción.

Gracias a todos por sus comentarios,
Saludos ;)

PD: No se olviden de votar en la encuesta que hasta ahora tiene como ganador a las Cintas de la Hammer.

Zeitzler dijo...

Mi cinta de anime favorita es Do you remember love(en algunos países creo que se la conoce como Macross) sobre la primera parte de lo que sería la mítica serie de Robotech.

¿se podría comentar?

Esta tiene algunas señales de la misma en el diseño, pero es que el diseño del anime suele ser más o menos semejante en la mayoría de sus películas...

Fantomas dijo...

- Zeitzler: Hasta donde yo se, creo que la película que mencionas es una suerte de historia alternativa de lo que después se conocería como Robotech. La verdad es que no la he visto pero la busco y me pongo a trabajar en una reseña. Probablemente para fin de mes ya esté publicada en el blog. Si tienes otra petición no dudes en mencionarla.

Saludos ;)

Zeitzler dijo...

Oh, es frecuente caer en la confusión; DYRL es una versión de Macross (la primera parte) hay una continuación titulada shadow chronicles pero no la he visto.

La verdad es que sobre el anime estoy más fuerte en series viejas que en películas de largometraje nuevas. Así que no tengo muchas para recomendar, pero si veo alguna interesante ya la mencionare.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...