jueves, 28 de enero de 2010

Batman: Pow! Biff! Thwack!

“Batman” (1966), es una comedia de acción del director Leslie H. Martinson, la cual está protagonizada por Adam West, Burt Ward, Cesar Romero, Burgess Meredith, Frank Gorshin, y Lee Meriwether.

Cuando Batman (Adam West) y Robin (Burt Ward) reciben el aviso de que el Comodoro Schmidlapp (Reginald Denny) corre peligro a bordo de su yate, emprenden una misión de rescate. Pero la advertencia es una trampa organizada por cuatro de los más peligrosos villanos del mundo, que pretenden derrotar al Dúo Dinámico de una vez y para siempre para así poder llevar a cabo sus siniestros planes que implican la conquista del mundo.


Tras el éxito de la primera temporada de “Batman” (1966-68), el productor William Dozier consideró prudente realizar un largometraje con el fin de promover la serie internacionalmente. Curiosamente, Dozier había planeado realizar un largometraje antes de que comenzara la serie, para presentarlo como una suerte de episodio piloto. Sin embargo, los niveles de audiencia de la ABC en 1965 eran tan bajos, que era imposible que los ejecutivos se arriesgaran a invertir dinero en un producto que no había sido probado. Ahora que las cosas habían cambiado, Dozier consiguió un presupuesto cercano al millón y medio de dólares, gracias a lo cual pudo comenzar a desarrollar un proyecto bastante más ambicioso que el que había planeado en un principio. Para escribir el guión, fue contratado Lorenzo Semple Jr., quien ya había escrito algunos de los guiones de la primera temporada de la serie. Por otro lado, sería Leslie H. Martinson, un director con una larga carrera en televisión, el escogido para dirigir el film.

Con el fin de que la cinta presentara un mayor atractivo comercial, la historia cuenta con la presencia de los cuatro villanos más populares de la serie: el Pingüino (Burgess Meredith), Gatúbela (Lee Meriwether), el Guasón (Cesar Romero), y el Acertijo (Frank Gorshin). La trama es bastante sencilla; los cuatro villanos han secuestrado a un millonario que ha inventado una máquina capaz de deshidratar por completo a las personas convirtiéndolas en polvo. Mientras Batman y Robin intentan evitar que los villanos cumplan sus planes, Bruce Wayne y su alter-ego se enamoran de una periodista del Moscow Bugle llamada Miss Kitka, que resulta ser nada menos que la misma Gatúbela. Durante los 105 minutos de metraje, somos testigos de las distintas trampas que los villanos ponen en el camino de los protagonistas, donde las aventuras de estos están relatadas en el particular tono camp que poseía la serie sesentera del famoso encapotado.

Prácticamente todos los elementos que terminaron convirtiendo a “Batman” en una serie de culto están presentes en la película, como por ejemplo la comedia absurda, que es sin duda uno de los elementos claves de la cinta. Escenas como la del tiburón explosivo, el aterrizaje del baticóptero en un cerro de colchones, o la famosa escena de la bomba la cual termina con Batman diciendo: “Hay días en que uno no puede deshacerse de una bomba”, son perfectos ejemplos de aquello. Lo mismo sucede con los acertijos del Acertijo, cuyas soluciones escapan a toda lógica: “¿Qué nace blanco para convertirse en blanco y amarillo?” pregunta Batman, “un huevo” responde Robin. “¿Cómo divides 17 manzanas en 16 personas?” pregunta Batman, “haces pastel de manzana” responde el chico maravilla. Si bien ya las respuestas resultan curiosas, el razonamiento es aún más curioso; “Manzanas en un pastel de manzana, la unificación en una suave mezcla. Un Huevo, un perfecto contenedor natural, el contenedor de todas nuestras esperanzas futuras. ¿La unificación y un contenedor de esperanza? La Organización de las Naciones Unidas”. Pese a lo “incoherente” que pueden resultar este tipo de situaciones, es la seriedad que le imprimen los actores a sus personajes lo que termina convirtiendo gran parte de estos gags en algo realmente cómico

En términos de producción, Dozier y compañía decidieron incluir una serie de artefactos que obviamente resultan llamativos. De esta forma además del ya clásico batimóvil, podemos ver el baticóptero, la batilancha, o el baticiclo, a lo que se suma el submarino manejado por los villanos. Si bien nos encontramos con estas pequeñas novedades, es evidente que el presupuesto de la cinta era más bien modesto debido a que el diseño de producción no dista mucho de lo que se podía ver en la serie. En ese sentido, cabe destacar el diseño de la baticueva, la cual pese a aparecer tan solo unos minutos en la cinta, es uno de los puntos altos en lo que a diseño de escenarios se refiere. Por otro lado, la narración es bastante episódica, y en parte la película bien podría ser considerada como la unión de un par de episodios. Al igual que la serie, el film sigue un patrón donde se nos presenta el plan de los villanos, Batman y Robin intentan detenerlos, se meten en un problema que bien podría costarles la vida, para luego salvarse e intentar desmantelar la siguiente estratagema de los villanos.

Las actuaciones son en general bastante correctas. Adam West realiza un estupendo trabajo como Batman, imprimiéndole seriedad a su personaje pese a lo absurdo de las situaciones en las cuales se involucra el héroe encapotado. Además, el actor explota bastante el humor físico, siendo protagonista de varias de las escenas más memorables de la cinta. Burt Ward por su parte, cumple una función similar a la del Batman de Adam West, con la diferencia de que su personaje exuda inocencia. En lo que a los villanos se refiere, todos realizan un buen trabajo interpretando al maquiavélico cuarteto de criminales, destacándose la interpretación de Frank Gorshin, quien personifica a un maniático Acertijo. Cabe mencionar que si bien Julie Newmar era quien interpretaba a Gatúbela en la serie de televisión, debido a que ella se había comprometido para participar en una película, tuvo que ser reemplazada por Lee Meriwether quien terminó haciendo un correcto cometido como la sensual villana. Por otra parte, el trabajo de fotografía de Howard Schwartz, y la banda sonora compuesta por Nelson Riddle, no se alejan demasiado de lo visto en la serie, por lo que son correctas sin ser nada especial.

Obviamente “Batman” no tiene ni la profundidad dramática ni la espectacularidad técnica de las cintas de Tim Burton o Christopher Nolan. Es evidente que desde que comenzó la serie, tanto el productor William Dozier como el equipo de guionistas, quisieron adaptar las aventuras de Batman desde el prisma de la comedia, lo cual no dejó a todo el mundo satisfecho. Y es que de hecho, el humor que maneja la película no es para todos los gustos, por lo que si uno no acepta desde un principio el tono de las situaciones que presenta el film, es preferible hacer un paso al costado. Por lo contrario, si uno ve la cinta con el ánimo indicado, resulta ser un entretenido pasaje a la nostalgia, donde no eran necesarios demasiados artificios para lograr divertir al espectador. En definitiva, “Batman ´66” es una humilde producción que exuda originalidad, y cuyo tono caricaturesco le da un encanto especial. Obviamente no es la mejor adaptación de la historieta de Bob Kane, pero probablemente es una de las más divertidas.



por Fantomas.

5 comentarios:

Zeitzler dijo...

En efecto, el tono de comedia absurda era el sello de la serie. Y esta fielmente reproducida. Para unos era lo mejor de la versión del personaje. Para otros, lo peor. Y esta cinta demuestra que en definitiva, según se mire unos y otros tienen razón. Es todo un choque cultural comparar con las versiones del cine moderno que se han ido haciendo después.

Pliskeen (David Ribet) dijo...

No recuerdo haber visto ninguna de las películas, pero de pequeño sí veía la serie. Yo soy de los que la consideraba terriblemente mala, muy casposa y sin gracia, pero eso era algo que, a esa temprana edad, no me importaba demasiado.

A nivel cómico, siempre encontré mucho más disfrutable Get Smart (conocida en España como "Superagente 86"), aunque por lo general las series de humor no eran mis favoritas.

Obviamente, este Batman no se puede ni se debe comparar con el de Burton o el de Nolan, simplemente porque está enfocado desde otro punto de vista muy distinto, y con un toque camp muy particular de aquella época.

Saludos ;)

Dialoguista dijo...

Y esta Gatubelaaaaaaa ;-)
Justamente eso me produjo ver la imagenes, mucha nostalgia. Si tengo que ponerme al día y ver todo lo que de Batman ahi por alli filmado, jajaja. Que hace muy poquito vi las de Nolan, cuenta pendientisima que tenia. Pero añun me faltan muchas. Ésta parece ser una peli con un aire mucho más fresco y despreocupado, entretenimiento nostalgico.
Lo del "baticiclo" jajajajjaa, me hizo reir!!!
Saludos Fantomas!!!
P.D.: No sé si ya la viste pero ya esta la entrada de Holmes en el blog, dedicada y todo ;-)

Fantomas dijo...

- Zeitzler: Creo que esta película (y la serie) o te gusta o te desagrada, no hay puntos medios. Obviamente hay que verla como una comedia y no esperar mucho más para disfrutar esta película. La profundidad que se le da a las adaptaciones modernas del cómic aparte de ser interesante desde cintas de Nolan han pasado a ser casi un requerimiento de las películas de superhéroes actuales.

-Pliskeen: En mi infancia también disfrutaba viendo "Superagente 86" (de hecho todavía lo hago). "Batman" es casposa a más no poder, pero no puedo evitar tenerle un cariño especial. En todo caso, como dije anteriormente esta película (y su serie) o te gusta o la rechazas por completo, no existen los puntos medios.

- Dialoguista: Aunque sea difícil de creer, hay una adaptación del cómic del hombre murciélago aún más "desastrosa" en terminos de producción; la realizada en la década del cuarenta. El traje de Batman es peor que el que uno podría encontrar en una tienda de disfraces. Esta adaptación sesentera, en lo particular me hace bastante gracia. Muchas gracias por la dedicatoria, te deje un comentario en la entrada ;)

Gracias a todos por sus comentarios,
Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

¡Bendita herradura! Viva el batman kitsch y Julie Newmarr

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...