domingo, 3 de enero de 2010

Evil Under the Sun: En busca de la coartada perfecta.

“Evil Under the Sun” (1982), es una cinta de misterio del director Guy Hamilton, la cual está protagonizada por Peter Ustinov, James Mason, Maggie Smith y Diana Rigg.

La actriz Arlena Marshall (Diana Rigg) es una auténtica prima donna, lo que le ha traído numerosos enemigos. Por esto no resulta extraño que un día, mientras se encontraba de vacaciones en una isla griega, aparezca misteriosamente muerta. Afortunadamente, el célebre detective Hércules Poirot (Peter Ustinov) decide tomar el difícil caso, en el cual todos los sospechosos parecen tener una coartada invulnerable.

“Evil Under the Sun” sería la cuarta y última adaptación cinematográfica de la obra de la escritora Agatha Christie, que realizarían los productores Richard B. Goodwin y John Brabourne. Basada en la novela del mismo nombre, la cual fue publicada en 1941, la cinta contaría con un guión de Anthony Shaffer, quien había trabajado anteriormente en otra adaptación de la obra de la escritora británica, y Barry Sandler, cuyo trabajo finalmente no sería acreditado por los productores. Si bien la dupla de guionistas hizo todo lo posible por mantener gran parte de los elementos presentes en la novela original, de todas formas realizaron algunos cambios entre los que se incluyen el traslado de la acción desde el condado de Devon, a una isla ficticia ubicada en el Mar Adriático llamada Tyrania, la remoción de algunos personajes secundarios menores, y la inserción de algunos elementos cómicos que no estaban presentes en el escrito de Christie, otorgándole con esto un cariz distinto a la investigación realizada por Hércules Poirot.

Al igual que el resto de las adaptaciones de Agatha Christie realizadas por Goodwin y Brabourne, en esta ocasión la cinta contaría con un elenco estelar comandado por Peter Ustinov, quien ya había interpretado anteriormente al afamado detective belga Hércules Poirot en el film “Death on the Nile” (1978). En lo que podría considerarse como un verdadero reciclaje de talentos, la dupla de productores también contrataría a Maggie Smith, Jane Birkin, Dennis Quilley, Colin Blakely y al director Guy Hamilton, quienes al igual que Ustinov, ya habían trabajado en alguna de las adaptaciones de las novelas de Christie. Finalmente, el elenco lo completarían actores de la talla de James Mason, Roddy McDowall y Diana Rigg, quienes dotarían a la producción del “star power” necesario para asegurarle un futuro éxito comercial. Una vez que el elenco fue conformado, Hamilton y su equipo de filmación se dividirían entre los estudios Lee International y algunas locaciones situadas en Mallorca, las cuales servirían para ambientar la exótica isla ficticia donde transcurre el relato.


Como suele suceder en todos los relatos de misterio, prácticamente todos los personajes involucrados en la historia son presentados como potenciales sospechosos. Y es que en este caso, durante toda su vida Arlena Marshall se preocupó de poner sus propias necesidades por sobre las del resto, pasando por encima de todo aquel que se atreviera a interferir con sus objetivos. A raíz de esto, no son pocas las personas que desean verla muerta. Entre los numerosos sospechosos se encuentra su marido, Kenneth Marshall (Dennis Quilley), quien recientemente se ha enterado que Arlena le es infiel con Patrick Redfern (Nicholas Clay), un joven profesor de latín que ha viajado a la isla de Tyrania junto a su esposa Christine (Jane Birkin). En el lugar además está Rex Brewster (Roddy McDowall), un amanerado escritor al cual la actriz le prohibió publicar su biografía; Odell Gardener (James Mason) y su esposa Myra (Sylvia Miles), una pareja de productores que en múltiples ocasiones han sido rechazados por Arlena; Linda Marshall (Emily Hone), quien está cansada de los malos tratos de su madrastra, y Daphne Castle (Maggie Smith), quien es dueña del hotel donde todos están alojados y cuya historia de rencillas con Arlena Marshall se remonta a varios años atrás.

Más allá de los numerosos motivos por los cuales cada uno de los sospechosos desea ver muerta a Arlena Marshall, en “Evil Under the Sun” cobran especial importancia las distintas coartadas de los personajes, las cuales en apariencia son completamente sólidas. Y es que en teoría, al momento del crimen todos se encontraban en compañía de alguien más, lo que hace suponer a Hércules Poirot que la actriz fue asesinada por un desconocido. Sin embargo, gracias a su indiscutible agudeza mental, el detective eventualmente logra encontrar una grieta en las declaraciones de los acusados, revelando la solución del misterio durante el climático final de la cinta. Cabe mencionar que Guy Hamilton decide ocultarle cierta información al espectador con el objetivo de no solo mantener la solución del crimen en el más profundo secreto hasta el momento en que es revelado por el protagonista, sino que además para incentivar al espectador a oficiar de detective junto a Poirot durante todo el transcurso del relato.


La cinta básicamente se puede dividir en tres segmentos; durante el primer segmento son presentados los personajes y se exponen sus problemas con la víctima, el segundo tiene estricta relación con la investigación conducida por Hércules Poirot y con las coartadas de los sospechosos, y finalmente en el tercero se presenta la solución del crimen, el cual es reconstruido por completo por el afamado detective. En lo que a las actuaciones se refiere, la totalidad del elenco realiza un estupendo trabajo, en especial Peter Ustinov, quien sobresale gracias a su gran interpretación del banal pero brillante detective belga. Por otro lado, resulta destacable el trabajo de fotografía de Christopher Challis, quien le saca el máximo provecho posible a las espectaculares locaciones en las que fue rodado el film. Finalmente, cabe resaltar la magnífica banda sonora del compositor Cole Porter, la cual sin lugar a dudas se alza como uno de los puntos altos de la película.

Si bien el misterio que plantea la historia es realmente interesante, el hecho de que Guy Hamilton le dedique gran parte del film a la presentación de los personajes y sus respectivos conflictos, inevitablemente ralentiza el ritmo narrativo de la cinta. Por otro lado, resulta destacable el hecho de que el director y la dupla de guionistas se hayan atrevido a insertar ciertas dosis de comedia en el relato, convirtiendo a Poirot, quien usualmente es retratado como un personaje serio y algo quisquilloso, en el principal generador de comedia del film. Aún cuando no es una película perfecta, “Evil Under the Sun” se presenta como una buena adaptación de la obra de Agatha Christie, la cual pese a que tener una primera mitad algo lenta, de todas formas termina siendo una cinta entretenida cuyo misterio central resulta ser un verdadero desafío tanto para el gran Hércules Poirot, como para el mismo espectador.


por Fantomas.

9 comentarios:

Pliskeen (David Ribet) dijo...

En general, las películas basadas en una novela de Christie me suelen gustar (aunque no suelen ser maravillas), y como ésta no la he visto, me la apunto.

Saludos y Feliz Año ;)

Fantomas dijo...

- Pliskeen: Es cierto, las adaptaciones de las obras de Christie por lo general no son películas destacables, pero cumplen con la misión de intrigar y entretener al espectador, y creo que en ese sentido esta película no se queda corta.

Gracias por tu comentario,
Saludos y Feliz Año.

Dialoguista dijo...

Con razón me dijiste que viniera a leer este post!!! Ya me vas conociendo los gustos!!!!;-)
Por supuesto que esta cinta me interesa, muchísimo. La foto del sombrero y la arena me suena muy conocida. He visto pelis de Poirot, pero hace ya tantoooo, que no recuerdo ninguna con precisión.
Y que bueno esto de revisar los artículos y mejorarlos, la verdad es que no me extraña en lo absoluto que lo hagas, se nota que te apasiona y que hay una busqueda genuina de información relevante, felicitaciones por el esmero ;-)
Saludos

Fantomas dijo...

- Dialoguista: Nunca está demás ver una buena película de misterio y menos si Poirot es el protagonista. En cuanto a lo de la "restructuración" de algunos artículos creo que fue motivada por el hecho de que mis primeros posteos abarcaron varias de mis películas favoritas, y ahora que llevo más tiempo en esto, consideré que merecían mejores artículos que les hicieran justicia.

Gracias por tu comentario,
Saludos!

Möbius el Crononauta dijo...

Cualquier día de estos voy a tener que revisar artículos yo también.

Las películas y series de la obra de Agatha Christie siempre suelen ser entretenidas, independientemente de su calidad cinematográfica. Y ésta es de las mejores, por cierto.

Saludos

Astor dijo...

Pues eso de revisar artículos es una buena práctica, y ojalá todos la tuvieran.

El cine poíciaco tiene un problema básico: a diferencia de la novela, donde el lector puede hacer altos en medio de la lectura y releer pasajes ya vistos para fijarse mejor o cerrar el libro y ponerse a cavilar, en el cine la película corre sin parar y, a menos que sea en vídeo (cosa que no existía en la fecha de este film) pues le pone más difíciles las cosas al espcetador.

Sólo Holmes ha tenido supervivencia en el cine; pero es que con él lo importante es la "explicación" de lo elemental que es la deducción que en principio parecía extraordinaria, más que la solución del caso, propiamente dicha.

Zeitzler dijo...

Pues muy interesante sobre el defecto del género políciaco en el cine. Generalmente sus películas con más éxito son las que enfatizan la acción sobre la deducción.

Pero más interesante todavía lo que dices de Holmes.

En efecto, en sus historias lo importante no es quén es el criminal; son la sucesión de "explicaciones de lo elemental que era la deducción" que sin explicación alguna parecía arte de magia, el verdadero soporte de el relato. Y por eso aún ahora se lleva al cine. (como la nueva versión en ciernes que ya viene)

Con Chiristie lo importante es adivinar quién es el culpable y por eso se prestan menos al cine; especialmente teniendo en cuenta que casi nunca hay nada de acción.

Una variante fué Columbo: el juego psicológico de acose al criminal era el núcleo de la trama, porque el espectador ya sabía quién era el culpable desde el principio. (algo que se supone que es imposible que funcione en el "buen" género policíaco) y el duelo entre el asesino y Columbo (que era atípico como inspector hasta no poder más) lo era todo, porque acción no había...

¿cuantos casos conoce usted de género policial en el cine, SIN ACCION que hayan sido un éxito en el cine, señor Fantomas?

Me pica la curiosidad. Estoy seguro de que usted podrá satisfacerla. Le veo a usted muy bien informado, y mejor dispuesto a el análisis. Revisar los artículos "lo delata" como buen conocedor, y nunca mejor usada la expresión...

Fantomas dijo...

- Astor: Es muy interesante todo lo que mencionas. La verdad es que yo no estoy tan familiarizado con las cintas que tienen como protagonista a Holmes (creo que he visto 4 o 5 y fue hace bastante tiempo), pero intentaré observar la que tu mencionas.

- Zeitzler: Primero que todo, gracias por tu interesante comentario. La verdad es que la pregunta que me haces jamás me la había planteado. En este momento la única película del género policial que recuerdo que fue exitosa al momento de su estreno fue "Murder on the Orient Express" (1974), que precisamente es una adaptación de una de las novelas de Christie. Ahora, si te interesa ver una película que retrate el método deductivo utilizado a la hora de analizar un crimen, pero que sin embargo no pertence al género policiaco como tal, te recomiendo que veas "12 Angry Men" (1957), si es que aún no la has visto. Lamento no haberte podido ayudar de mejor manera.

Gracias a ambos por sus comentarios,
Saludos!

Astor dijo...

Uy, pues no crea: yo tampoco he visto casi ninguna de Holmes, pero sí he oído decir que ha sido caracterizado por muchos actores, como Peter Cushing y Christopher Plummer, entre otros. Por eso digo que ha sido llevado más veces al cine.

(Y la nueva que viene ni siquiera la he visto, ecepto los trailers: pero como sé que es una versión moderna, pues entonces digo que aún esta vigente en el cine actual).

Pero la observación de Zeitzler me parece válida; con Christie lo importante es adivinar quién es el asesino, y como no es fácil nunca, y no tienes apenas tiempo para meditar, pues rara vez puedes adelantarte a Poirot.

(De todos modos, yo nunca he podido adivinar quién es el asesino hasta justo antes del final, ni en las versiones escritas, que sí he leído algunas).

Lo dicho por Zeitzler sobre Columbo es curioso: se supone que si desde el principio sabes quién es el culpable, la historia NO puede funcionar, pero el hecho es que funcionaba, y no una sola vez, sino muchas, porque era una serie...

(¿Cómo se podría explicar tal cosa? Es algo así como el pájaro que NO podía ni debía volar).

También hay películas en que se mezcla el juego deductivo sin que sean policiales. En La Clave Esta En Rebeca se combina el género bélico con el duelo de intrigas entre el espía alemán y el oficial Británico. Es curioso que el papel del alemán lo hace precisamente el inspector Stasky. Aunque Stasky y Hutch era el epítome de la serie policial de acción, sin deducción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...